La cerveza que aprendió del vino

Por: | 12 de septiembre de 2012

Abbaye saint bon chien
La grande es de barrica. / AINHOA GOMÀ

 

Que el universo de la cerveza vive un boom de nuevas marcas artesanales lo sabe cualquier aficionado a esta bebida. Lo que quizá no sea tan conocido son los experimentos que están llevando a cabo algunos pequeños productores con una técnica asociada hasta ahora al vino o al whisky: el envejecimiento en barrica. De Estados Unidos a Bélgica, distintas marcas elaboran cervezas que adquieren matices muy diferentes a los habituales tras convivir con maderas en las que antes han dormido tintos, blancos o licores diversos.

En mi reciente viaje quesero a Suiza, tuve la inmensa suerte de visitar la Brasserie des Franches-Montagnes (BFM), una pequeña fábrica en la región de Jura donde se produce la mejor cerveza de este tipo del mundo según el New York Times. Técnicamente, la Abbaye de Sant-Bon Chien es una ale fuerte de 11 grados, que pasa 12 meses en barricas de vino y aguardiente y llega al consumidor en botellas de 75 centilitros con su correspondiente añada en la etiqueta. En la práctica, la sensación que tuve al tomarla es que no estaba bebiendo cerveza, sino una bebida diferente, nueva, cercana de alguna manera al tinto por la profundidad de su sabor y su regusto afrutado.

"Es una cerveza que se bebe como un vino", nos explicó Carole Waser, una de las responsables de la empresa. "No se toma para calmar la sed, sino que se degusta a temperatura ambiente". Yo diría que es una bebida más adecuada para acompañar comidas potentes, como las carnes, que para refrescar el gaznate en verano.

Saint bon chien 2
Así se bebe la Abbaye. / A. G.

 

El precio de la Abbaye también anima al consumo pausado: a razón de 15 euros la botella de tres cuartos de litro, si tienes sed mejor te tomas una Mahou. Pero hay que pensar que se trata de una producción limitada -20.000 litros al año-, artesanal y más compleja y larga que la de una cerveza convencional. Sus artífices insisten en que si lo comparas con un vino, tampoco resulta tan cara.

Imagino que convencer al público cervecero para que gaste más de lo acostumbrado no ha debido de ser fácil. Sin embargo, el alto coste no impide que la Abbaye haga furor, especialmente en Estados Unidos, donde BFM vende el 80% de la producción (alabado sea el New York Times, sea por siempre bendito y alabado). El boom ha dado alas a la empresa, que actualmente elabora 10 tipos de cerveza diferentes, desde La Salamandre, su primera creación, a La Dragonne, que en teoría se debe servir a una temperatura de 50 grados.

Brasserie franches montagnes
Brasserie franches montagnes 2

Las barricas donde envejece la Abbaye, y aspecto de una botella de BFM. / A. G.

 

Todas son obra del enólogo Jérôme Rebetez, quien fundó BFM en 1997 a los 23 años tras ganar el concurso televisivo Le rêve de vos 20 ans. El premio del programa para jóvenes emprendedores consistía en facilitar el cumplimiento de un sueño, y el de Rebetez era montar una cervecera. Hoy cuenta con 10 empleados y produce 200.000 litros de cerveza artesanal, a las que da personalidad añadiendo en la fermentación de la malta especias, hierbas aromáticas como el cilantro y la salvia, jengibre o piel de naranja amarga desecada.

Algo de ese espíritu creativo y juguetón se respira en BFM, cuya apariencia se aleja de la fábrica convencional. En la entrada tiene un bar con mesas, bancos corridos y algún juego como el futbolín, que funciona tanto para clientes como zona de recreo para los empleados. Lo que más me gustó -aparte de la cerveza, claro está- es el sentido del humor que impregna la imagen de la marca, capaz de rendir homenaje en sus denominaciones a revolucionarios o a ciclistas. L'Abayye de Saint Bon-Chien, sin ir más lejos, se ríe un poco de las tradicionales cervezas de abadía: San Buen-Perro no era otro que el antiguo gato de la fábrica, llamado así por su afabilidad y entusiasmo caninos.

Hay 32 Comentarios

fotones

La cerveza tiene múltiples beneficios, y en contra de algunas creencias ayuda en muchos aspectos a favorecer nuestra salud (pelo, piel, y estado anímico se ven beneficiados con un consumo responsable de este producto). Este y otros consejos podéis encontrar en http://www.facebook.com/modelarlasilueta

Mi tradición cervecera se asienta sobre los solidos cimientos de haber ingerido incontables litronas. El bodeguero que las vendía bien podría haberse dedicado a fabricar algo más monacal, a la vista de su rotunda panza y una coronilla pelada. Pero no, el hombre no daba para más. Vendía aquellas botellonas de color ambar, un vino indescifrable que manaba de una tinaja periodicamente rellenada por un camión con matrícula de Ciudad Real, y también banderillas de La Torera.


En un reciente viaje a Polonia descubrí lo rica que es la cerveza artesanal, que hacen en muchos baretos y se echan al coleto los polacos y las polacas en cantidubi.


Aquí, MLI, somos más de tomar birras congeladas (incluso "glaciares") y vinos... de otro modo sería imposible vivir en un país que saca en la sección de cultura de los informativos la noticia del toro de Tordesillas (hay que ser hijo de puta) y que en algunos de sus periódicos tienen de portada la celebración del gol de la selección un día después de que chorromil personas salgan a la calle con una reclamación... Así semos... me voy a comprar unas litronas!!


Buen día!

Pues muy interesante aunque no me guste la cerveza ni el vino, bueno, sí, el único vino que me gusta es el Riesling, supongo que porque es dulce, no tengo remedio...
Mikeltxu, te tengo que felicitar, por tu nueva y semanal colaboración en la radio y por tu próximo libro (me vas a arruinar!), me alegro un montón, ya sabes que te dije hace tiempo que tú llegarás muy lejos; por cierto que las que no somos tuiteras nos enteramos de las cosas casi por casualidad.
¿Y qué tal las holidays?, besinos!

Vaya invento. Habrá que probarlo.

Carla
www.lasbolaschinas.com

-La tecnica es diferente, pero ¿los ingredientes son los mismos que una cerveza normal? Lo de tomar un liquido a 50 grados no sé, si hasta el café o la sopa me los tomo frios

La cerveza artesanal gana espacio y en iniciativas como ésta se ve que hay espacio todavía por ganar. Desde luego yo sigo recomendando hacer la propia cerveza artesanal casera ( http://bit.ly/R5qgrd ) y deleitarse en esperimentar.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal