La comida ecológica, ese supuesto lujo para pijos

Por: | 18 de septiembre de 2012

DSC_26861

Lentejas rojas ecológicas de El Pagès d'Or. / AINHOA GOMÀ

 

Defensores de lo ecológico, preparad los lanza-melones bío. Detractores, armáos de pistolas de pesticidas. La publicación de un estudio de la Universidad de Stanford, que niega la superioridad nutricional de la comida orgánica frente a la convencional, ha desatado una nueva batalla entre los que prefieren los productos con menos química y los que consideran tal preferencia como una monumental chorrada.

No es la primera vez que estudios de este tipo ponen en cuestión las virtudes de la comida ecológica con similares argumentos. En 2009 ya hubo otro rifirrafe después de que la British Food Standard Agency diera a conocer un informe que concluía que una dieta ecológica no resultaba más beneficiosa para la salud que una normal. Hay quien sugiere que los informes obedecen a oscuros intereses de la industria de tratamientos fitosanitarios, fertilizantes y semillas transgénicas, aunque yo, que soy un poco cándido, prefiero no caer en lo conspiranoico y confiar en las buenas prácticas de unas instituciones a priori bastante serias.

Personalmente, el informe de Stanford ha cambiado más bien poco mi percepción del asunto. Para mí, la nutrición no es un factor fundamental a la hora de elegir entre un alimento ecológico y otro que no lo es. Si alguna vez compro un tomate, un litro de leche o una chuleta bío no es porque asuma que contiene más vitaminas o minerales, sino porque

a) trato de meterme en el cuerpo menos pesticidas, fertilizantes químicos, hormonas o antibióticos -algo que el informe reconoce como ventaja-,

b) creo que le hago un pequeño favor al medio ambiente y promuevo un trato digno a los animales, y

c) tengo la esperanza de que sepa bien al haber sido cultivado o producido de una manera más tradicional. Aunque siendo sincero, he de reconocer que más de una hortaliza ecológica me ha decepcionado en este último apartado, en el que me da la sensación de que otras cuestiones -variedades, maduración, frescura- son bastante más decisivas que el factor eco.

Lo que me sorprende es la virulencia con la que algunos detractores de la comida ecológica atacan a las personas que la defienden, tachándolos de pijo-progres y esnobs que se permiten el lujo de pontificar desde su posición económica privilegiada. El último en sumarse a ese discurso es el chef británico Marco Pierre White, que se ha quedado a gusto tras publicar un artículo sobre el tema en el diario Daily Mail. En él arremete contra cocineros como Jaime Oliver o Hugh Fearnley-Whittingstall, a los que denomina "la altanera mafia orgánica" y acusa de promover una especie de clasismo alimentario que distingue entre ricos compradores de productos bío y pobres humillados ante la imposibilidad de acceder a ellos.

"Si la industria entera se volviera ecológica, no podríamos alimentarnos", escribe. "¿Cuál sería el precio del pan? ¿Y de los huevos? ¿Y de las galletas o la mayonesa hecha con esos huevos? [...] El pollo sería un artículo de lujo. La idea de que algo tan simple -y nutritivo- como un pollo debería negarse a las familias con pocos recursos es francamente aterradora".

En esta misma línea se manifiestan teóricos como Bjorn Lomborg, autor del libro El ecologista escéptico. Lomborg reconoce que evitar los pesticidas podría reducir hasta un 20% de las muertes por cáncer en EEUU. Pero añade que, de imponerse, el alto coste de los productos ecológicos -entre un 10 y un 174% más- reduciría el consumo de frutas y verduras, lo que tendría unas consecuencias aún peores para la salud de los ciudadanos con menor poder económico. El campeón anti-eco en España es el profesor José Miguel Mulet, que en su blog Los productos naturales, ¡vaya timo! insiste en que la agricultura ecológica es poco eficiente, minoritaria y "muy pija".

Que la comida ecológica que llega a nuestras tiendas es más cara es un hecho incuestionable. Y hasta cierto punto lógico, porque hoy por hoy es más costoso producirla. Es razonable que si estás a la cuarta pregunta, prescindas de ella, y desde luego no creo que te debas sentir culpable si no te alcanza el dinero para comer pollo criado en libertad y alimentado con maíz cultivado sin pesticidas.

Sin embargo, no está tan claro que la agricultura sostenible sea incapaz de alimentar a la Humanidad: expertos e instituciones como la ONU comienzan a verla como una vía que a la larga puede ser más productiva que la industrial, y más eficaz a la hora de combatir las desigualdades.

Considerar los productos bío como un capricho lava-conciencias para pijos me parece tan injusto como creerte superior por consumirlos. Si eres tan afortunado de tener el dinero suficiente para comprarlos y los consigues de buena calidad, resulta coherente seguir apostando por ellos. La demanda hace que los productores y distribuidores amplíen la oferta, y siempre será bueno para el medio ambiente que esta manera de proceder se extienda. Además, un mayor interés de los consumidores debería llevar a las autoridades a promover y facilitar la producción ecológica (si es que las autoridades tienen algún tipo de sensibilidad hacia estos asuntos, claro).

Por otro lado, creo que gracias a la tecnología cada vez es más fácil acceder a este tipo de comida a un coste razonable. Internet permite el contacto directo entre el consumidor y los productores, y la actual variedad de webs que venden cestas ecológicas a domicilio entre las que elegir era impensable hace apenas unos años. Más competencia y menos intermediarios, igual más oportunidades de encontrar buenos precios.

En lo que sí coincido con los anti-organic es en que a veces el furor por lo ecológico puede llegar a excesos ridículos. Pienso en esas personas que creen que se van a morir por comer alimentos convencionales o en esas actrices norteamericanas que evangelizan sobre lo orgánico desde sus mansiones de Hollywood. No olvidemos que existen productos fantásticos que no cuentan con el sello de agricultura o ganadería ecológica, entre otras cosas por lo caro que resulta obtenerlo. Que la proximidad es tan importante (¿o más?) que dichos sellos. Y que "ecológico" no es necesariamente sinónimo de "saludable": hablo de los refrescos u otros productos procesados blanqueados, o más bien reverdecidos, con la etiqueta bío.

 

"¿Es USDA Organic, Organ-Organic o Portland Organic?": ecofreaks en la serie 'Portlandia'. 


Hay 178 Comentarios

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/08/valencia/1310121673.html En ese enlace una interesante entrevista al autor del libro Los producto anturales ¡vaya timo! que cita en este artículo. Muy inetresante para todos los que habláis de ete tema

Agricultura ecológica?alimentos organicos?? Creo que habria que preguntarle primero al Sr. MONSANTO. luego estan los intermediarios, que son los que hunden a la agricultura y a la calidad de los alimentos

hahahaha a la idea del autor de utilizar el ejemplo del capitulo de Portlandia para mostrar a una pareja de "pijos" organicos. Portlandia exagera los comportamientos de los habitantes de la ciudad de Portland (que nunca crecen, todos son DJ's o tocan en una banda). La serie ridiculiza los estereotipos de esta ciudad y aunque el capitulo del pollo es destornillante (crecio con amigos... vamos a verlo y volveos, cuidanos la mesa) y los dialogos pateticos... asi es como funciona mucha gente. Portlandia es un reflejo de la sociedad en Oregon (bueno, solo de Portland).

¿Nadie lo ha visto? El tal Lomborg dice: "it might avoid up to 20 cancer deaths per year in the United States".
Eso no es el 20%, es un 0,003%!!
A ver si nos fijamos!!

Mikel, ¿te has fijado que gracias a aquella consulta de "Aló comidista" sobre los tipos de huevos, hay muchos lectores que dicen comprarlos ahora de gallinas camperas? A mí me pasó lo mismo, no tenía ni idea que había distintos tipos. Estás creando escuela, en serio. Un saludo.

Este debate es absurdo, puesto que no estamos tan lejos de una agricultura 100 % ecológica por necesidad. Consideremos que 6 de cada 7 calorias ingeridas en Europa dependen directamente del petróleo (En USA 9 de cada 10) La llamada revolución verde es una falacia puesto que depende totalmente de los combustibles fósiles (Tal vez seria mejor llamarla revolución negra) De acuerdo en que considerar el factor proximidad es casi tan importante como la ausencia de pesticidas o fertilizantes industriales, al menos de cara al medio ambiente.

En Fin! A quien quieren engañar? Varias cosas, en el anunciado: "niega la superioridad nutricional de la comida orgánica frente a la convencional" Esta afirmación puede ser cierta, yo cojo dos manzanas igual de nitritivas pero a una le inyecto mercurio, pues si declaro en viento y marea que son igual de nutritivas no digo ninguna mentira, en efecto: tienen los mismos nutrientes, al principio y al fin, yo a los nutrientes no les he hecho nada. Que es orgánica? la comida de toda la vida? la de nuestros antepasados? y comida convencional? La tratada con contaminantes? No es mas lógico llamarle a la comida sin tratado quimico comida a secas y a la tratada pues comida con elementos quimicos? A que se debe esta perversión del lenguaje? Que la mal llamada comida ecológica es cara? Quin paga el coste de la perdida de biodiversidad y de organismos que quizás en un futuro tenian la clave para enfermedades como el Sida? El Amazonas es una farmacia en eso. Quin paga el coste de que un pepino de zimbawe lo manden via avión a bruselas? Quin paga el coste de que los alimentos sanos y nutritivos, pero feos sean eliminados del mercado por las grandes superficies?
En fin, como engañan a la gente, es como el anuncio del ministerio de sanidad de hace años en que denunciaron que las bayas gojis tenian pesticidas, y otros materiales pesantes. manda bemoles!!! Las bayas no tienen pesticidas a no ser que alguien se las meta o plante en terrenos contaminados leche!!! Yo tengo un arbusto de gopji en mi jardín y lo riego con agua de lluvia. y por ultimo: concluyen que una nutrición ecológica no es mejor que una normal. Que chorrada es esa!! defineme dieta normal!!! Fritos, donuts, congelados???? La gente bio o ecológica integra en la comida su manera de leer el mundo, por lo que acostumbra a tener un estilo de vida mas saludable, si le das a cualquier persona con un estilo de vida pasivo, de sofá y zapping, y le ofreces unas patatas y huevos ecológicos el primero se hace una ensalada campera con ello, el segundo se lo zampa frito. Han comido los mismos productos, pero la nutrición no es la misma. Que manera de engañar a la gente por dios!!!!

@Carlos, eso no es ajvar, sino pindjur. Ajvar lleva solo pimiento rojo... Te lo dice una serbia natural. ;)

@comidista: ¿A qué te refieres cuando dices:

Y que "ecológico" no es necesariamente sinónimo de "saludable": hablo de los refrescos u otros productos procesados blanqueados, o más bien reverdecidos, con la etiqueta bío.

@kalekatu pregunta: ¿se puede ser vegetariano y comer ecológico en invierno?

La respuesta es: CLARO QUE SI! No vas a comer mucha fruta y verdura fresca, pero hay otras cosas que se pueden comer, preparadas en el otoño: chucrut, toda clase de verduras en piquillo, marmeladas, etc. También hay legumbres, que son una fuente extraordinaria de proteinas (cuanto más los hierves, más proteína hay), así como un abanico enorme de cereales (mijo, quinoa, arroz, bulgur, trigo sarraceno, etc). La cosa es que los vegans, vegetarianos etc. comen muchas cosas que a uno que come carne ni se pasan por la cabeza, y por lo tanto, creen que si les quitas el chuletón, no hay nada más pa comer. :):):) Tofu, seitan, cus-cus (que puede utilizarse en la elaboración tanto de comidas saladas, como postres) etc... Para los que les gusta dulce, un helado heho de un plátano congelado y fruta roja es (y está) mejor y más sabroso que cualquier otro helado de leche. Y también tenemos frutos secos de todo tipo, cacao, cuyas innumerables combinaciones dan innumerables manjares sanos y sabrosos.

El cuerpo humano no necesita para NADA nada de origen animal, todo lo que necesita se puede encotrar en las plantas. Solo hay que tener un poco de curiosidad y enterarse cómo se puede disfrutar de comida sin que ningún ser vivo tenga que sufrir.

me puede decir alguien un buen sitio en internet para comprar alimentos de la huerta ecológicos y que no esté mal de precio?

gracias por vuestra ayuda

He leido el estudio de la universidad de standford y cuenta que su investigacón se basa en otros estudios la mayoria poco fiables, sin pruebas cientificas y sin demostrar que ocurre a medio-largo plazo con una alimentación ecologica

Pues yo compro bio de vez en cuando, pero entiendo las críticas. Son mucho más caros (internet o hiper), pero lo fundamental es que no suelen ser mejores que los no bios. Otra cosa es tener una huerta, que conozco a algunos, y a eso sí le encuentro una diferencia real.

Hola Susana. Gracias por la aclaración, pero creía que los sitios que vendían online productos frescos "ecológicos" eran directamente de los propios productores (vamos, como si yo soy agricultora y vendo mis productos por internet). No sabía que siguieran existiendo intermediarios.

Si no indica el origen, PREGUNTA. Yo no vendo nada que no sé de dónde viene. Es un derecho que tienes que defender. Pregunta y pregunta...Y sobre la etiqueta, es la manera de saber que ha pasado los exámenes de los consejos reguladores, pero lo más importante es saber lo que compras y para eso está el etiquetado y qué el tendero o la tendera te atiendan y te escuchen y solucionen tus dudas...

Y otra cosa: yo compro en supermercados, y un problema que veo es que, por ejemplo, en los productos frescos, no hay manera de concoer su origen. En cuanto a los productos envasados, ¿el hecho de que no lleve la etiqueta de BIO o ECO es sinónimo de que llevan más pesticidas y demás, o es que la marca no ha querido pagar porque su producto tenga le etiqueta?

Pues es muy sencillo. Las tiendas online, son exactamente igual que las tiendas físicas. Compran a los mismos proveedores. Lo de los intermediarios, es si vas tú a las huertas, si no, pagas el margen comercial. Ahora, por mi experiencia, y llevo 8 años vendiendo productos ecológicos, el margen no es grande ni mucho menos, ronda el 20% ( hablando claro, y sobrevivimos de milagro. Los casos que yo conozco ) y para los gastos de una tienda es lo habitual en alimentación ( los líos que hacen con el dinero en las grandes superficies y los atracos a los agricultores, no se hacen en ecológico. GARANTIZADO. No sé si con el tiempo, cuando se metan los grandes, pero por ahora no ). Y los márgenes de las tiendas online, no sé cuales son, yo te cuento lo que yo conozco, que es sobre las tiendas a pie de calle.

Ahora resulta que el reclamar la calidad y el no veneno en las comidas es de pijos. También aquí las multinacionales de lo cutre quieren imponer la moda que coincide con sus intereses económicos. Estos institutos, instituciones y opinólogos bienintencionados, de qué viven? les ayudan algo los laboratorios de transgénicos y pesticidas? o también contribuyen a su opinión los laboratorios farmacéuticos ansiosos de enfermos crónicos a los que vender sus productos?. Es de cajón cuanto más natural mejor.

Realmente, creo que el articulo es muy acertado, ya que no es la carencia de nutrientes lo que lleva a consumir productos ECO. Es más bien estar libres de químicos de síntesis y por la salud del planeta. Y con respecto a que sean alimentos pijos, comprando directamente al agricultor, pueden ser mas baratos que los convencionales. Siempre y cuando el transporte no los encarezca demasiado. Aun así mucha gente ya está organizada en Grupos de Consumo y consiguen abaratar los portes (por su gran volumen) hasta conseguir un precio razonable para todos.

Un saludo

me encantaria comer ecologico y darselo a mi familia, pero tengo una realidad, un sueldo y a esto me debo ceñir. Lo demas es muy interesante, es bueno que haya personas que se preocupen, pero no todos podemos darnos ciertos lujos. Siempre leo el Comidista, pero no dejo de lado cual es mi realidad y la de tantos en este mundo.

Yo lo que no entiendo muy bien (y a ver si alguien que se dedica a ello me lo puede aclarar) es que la diferencia entre el precio al que el agricultor vende al intermediario y lo que compramos nosotros es abismal. Pero luego, los sitios que venden productos ecológicos online son mucho más caros que los supermercados. ¿Por qué es así si prescinden de intermediarios y lo venden directamente?

@gurru
Ni el tuyo en educación.

@kalekatu
Totalmente de acuerdo contigo. Gran análisis!
@fafa
Lo que dice kalekatu es que en escandinavia se consume eco todo el año, lo cual es imposible dadas sus condiciones climáticas y ahí entran externalidades como los transportes y su contaminación (por consumir eco).
Si los escandinavos estuvieran tan concienciados con el medio ambiente, no podrían consumir más que bacalao salado y conservas.
Ah y aquí en invernadero sí que se planta en invierno.

Me parece un artículo muy interesante porque contempla casi todos los puntos de vista, tanto de detractores como de defensores. Produzco un vino ecológico por las razones a, b y c expuestas y por alguna más que aquí no caben... Creo que el producto tiene que gustar para que sea consumido. El ser ecológico es un plus de calidad, o de salud, y si está certificado es además una garantía de que no tiene pesticidas, abonos químicos y otros elementos no muy recomendables. Lo que para los productores ecológicos es realmente chocante es que tenemos que pagar unas tasas por ese certificado que garantiza la producción ecológica. Cada etiqueta que comercializamos paga una tasa y cada año pagamos una cuota para que alguien diga que no contaminamos. ¿No deberían pagar esa tasa los que contaminan? Así quizá serían más económicos los productos ecológicos y se animarían más productores a no contaminar, si contaminar les costase dinero.
Salud!!

Yo tengo un huerto, pero no es ecológico (riego con un motor de gasolina), tampoco es biológico, controlo las malas hierbas con herbicida y creo que el suelo, antiguo suelo de labor agrícola, tendrá varios componentes "ajenos" de épocas pasadas. También la huerta está a 100 km de mi casa por lo que cada vez que "cargo" dejo huella C02 con el coche. Por eso quiero decir que ojo con lo mal llamado ecológico o biológico.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal