Patatas a la riojana

Por: | 24 de octubre de 2012

Patatas riojana
Placer en estado puro. / AINHOA GOMÀ

 

En la lista de los 10 platos que me gustaría tomar en mi última cena, justo antes del fin del mundo o de mi ejecución en la silla eléctrica, creo que encontrarían un hueco las patatas a la riojana. No es sólo que el tubérculo cocido con chorizo suponga para mí una cumbre culinaria de la humanidad, sino que se trata de un guiso capaz de transportarme a la infancia.

Las patatas con chorizo son los veranos en La Rioja, las visitas a mis primos en Lapuebla de Labarca y mis primeros contactos con el vino en su bodega. También me recuerdan a las comidas en casa de mis padres en Bilbao, cuando se convertían en uno de los pocos platos que suscitaba aprobación unánime sin que a nadie se le ocurriera empezar con la matraca del "a mí no me gustan".

Desconfío por sistema de las patatas con chorizo con el caldo muy líquido y la patata bien entera. Sí, ya sé que quedan más bonitas. Pero para mí, todo el sentido del plato está en conseguir un caldo cremoso y unas patatas a punto de deshacerse. En este caso, me la refanfinfla profundamente la estética, porque lo que me importa es el aroma, el sabor y el tacto en la boca. Por eso casco las patatas con un tenedor en vez de cortarlas, tal como me enseñó mi señora madre: no sé si será ciencia o hechicería culinaria, pero ella decía que el caldo engorda mejor así, y yo no soy nadie para contradecirla.

Hay gente que les pone pimiento rojo o verde, pimentón o incluso jamón a este guiso. Yo prefiero su versión más esencial, para la que es importante contar con un auténtico chorizo riojano y unas patatas que no hayan sido recogidas en la Edad Media.

Dificultad

Para participantes en Gandía Shore Marilós Monteros.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kg de patatas
  • 300 g de chorizo riojano curado (dulce o picante, o mezcla de los dos)
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos choriceros o una cucharadita rasa de su pulpa (se vende en botes)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Sumergir los pimientos choriceros en agua muy caliente para que se rehidraten. Dejarlos un mínimo de media hora.

2. Picar fina la cebolla y ponerla a rehogar en una olla grande con un chorro de aceite a fuego suave unos 15 minutos.

3. Si se quiere un guiso más ligero, cocer el chorizo en agua hirviendo unos 10 minutos para que suelte grasa. También se puede desengrasar el plato una vez acabado, quitando con un cucharón la grasa rojiza que flota en la superfice.

4. Pelar las patatas y cascarlas en trozos de unos 4-5 cm con la ayuda de un tenedor (hay que pincharlas con éste, e ir rompiéndolas).

5. Cortar el chorizo en tacos gruesos y añadirlos al sofrito de cebolla junto a los dientes de ajo sin pelar. Rehogar un par de minutos.

6. Sacar la carne de los pimientos choriceros con una cuchara, desechando la piel. Añadirla junto a las patatas al guiso. Rehogar junto al chorizo un par de minutos.

7. Mojar con el agua suficiente para cubrir las patatas, salar, subir el fuego, y cuando hierva, bajarlo a suave y tapar dejando una rendija para el vapor. Cocer las patatas unos 30 minutos hasta que estén muy hechas, moviendo la cazuela de vez en cuando para que el caldo engorde. Si se quedan secas, ir añadiendo agua.

8. Dejar reposar 10 minutos y corregir de sal. Si el caldo ha quedado muy líquido, aplastar una patata, devolverla al guiso y remover. Si ha quedado muy espeso, añadir un poco de agua. Es mejor comerlas en el día para que no pasen por la nevera, porque allí la patata pierde textura.

Hay 108 Comentarios

Genial la dificultad!!!!!

Perfecto. <3

Mikel, a eso que te enseñó tu madre a hacer con la patata, yo lo llamo "triscar". Es cierto que engorda el caldo porque las aristas que quedan en las patatas se deshacen al ser cocinadas.

También se triscan las patatas en el marmite y en todos los guisos de patata en general.

Me encanta tu blog, me da ideas y me río muchísimo, cosa que se agradece.

Cómo apetece un plato calentito de los de toda la vida...me guardo la receta que aún no he hecho nunca...Saludos

Hay que ver la patata como está presente en nuestra vida y en nuestros recuerdos desde la infancia. En mi caso mi madre me prepara unas patatas con falda de cordero y zanahorias que son el buque insignia culinario de toda mi familia.

@Atila ;)

Se transplantará el alma del cerdo con el que si hizo el chorizo en nuestro cuerpo???? ajajaja muy bueno!

@Vindicator... no, las patatas con chorizo son originarias del interior de Angola, donde se preparaban con mandril. Luego vinieron los de Barbate y las pusieron atún y estos a su vez fueron plagiados por los riojanos que cambiaron el mandril y el atún por chorizo... Hay una versión de Saturno que está muy rica, pero es casi desconocida, que se hace con chifornios. Anda queeee...

Lo mejor el grado de dificultadddddd jajajajaja

para carmen:
creo que mucha gente utilizamos laurel para esta receta (y muchas otras). Supongo que es algo que en la zona se ha hecho siempre con muchos guisos. Le da un aroma muy bueno.
Un saludo,

http://ensalsaverde.wordpress.com

Me encantan las patatas con chorizo. Cuando me dieron la receta me dijeron que echase además de todos los ingredientes laurel ¿Hay alguien que también la haga así?

Sólo quiero matizar que, aunque se llamen Patatas a la Riojana, en realidad son originarias de Barbate. En la receta original, con patatas de Chipiona, se hacían con atún rojo, pero al copiárnosla riojanos y alaveses, gente de interior, lo sustituyeron por chorizo. Un saludo.

O_O hoy me comería esto o unas buenas lentejas... VIVA EL GUISO!!!

pues........ a mi no me gustan

Una vez hace muchos años estaba perdido por un pueblecito de la Rioja y le pregunte a un señor con un tractor donde podíamos comer y me dijo "Casa Toni".
El local era muy Popero pero me hizo realmente gracia porque tenía fotos de Vips comiendo, me acuerdo de "Pedro Piqueras"... De menú tenemos patatas a la riojana y entrecot nos dijo la cocinera Cuando las probé las patatas, aluciné de lo buenas que estaban. Le dije a la camarera que felicitara el cocinero y cual era el secreto y me dijo que el chef, hacía giras gastronomitas por toda España y que las patatas y sobretodo el agua se la llevaba del pueblo.... Una delicia.
Felicidades Mikel, he buscado 1000 veces la receta y no veía ningún tipo de credibilidad, ahora si, esta seguro que cae.... Salu2.

Excelente la receta, tiene una pinta buenísima la voy a probar enseguida. Creo que podrias haber comentado la clase de patatas (no todas son iguales) y el chorizo que utilizas para hacer el guiso. Por cierto ¿donde hay PLATOS SOPEROS como el de la foto? ¿donde se pueden conseguir esos utensílios tan bonitos y prácticos?, el de la foto es muy chulo!.

Cuando estuvo Paul Bocusse en la Rioja en el año 79 dijo sobre un plato de patatas con chorizo que estaba comiendo:
«Son ustedes tontos, porque esto está mucho mejor que lo que les voy a dar luego.»

Se puede leer en la hemeroteca de este periódico.

http://elpais.com/diario/1979/06/03/sociedad/297208810_850215.html

Como todas las recetas hay variantes, mi madre, en La Rioja, cerca de Lapuebla, lo hacía igual pero añadiendo al final un sofrito de ajo y pimiento molido, como llamamos allí al pimentón, le da más color y sabor. No las concibo de otra forma. Yo las casco con el cuchillo, probaré con el tenedor, parece un poco difícil.

Justo el domingo las hice para comer, eso si, con su hojita de laurel que les da muy buen sabor. Tambíen las escacho para que estén espesitas y el chorizo prefiero que no pique.

Yo me enamoré de ellas hace cuatro años que estuve con mi pareja en La Rioja y me volví adicta (y mi chico también)

Me encanta que tambíen te ocupes de los platos tradicionales. Deberías hacerlo más a menudo y recorrer toda la geografía española.

Besos

Inaxio, Álava también es La Rioja

para Yolanda: coincido contigo plenamente. En mi casa también se han utilizado siempre dos hojitas de laurel.

Un saludo,

http://ensalsaverde.wordpress.com

En mi casa (La de mis padres siempre lo será; la que será del banco y después de la gata) se hacen, además, con costillas guardadas de la matanza y con alcachofas. Mi suegra, cuando se siente espléndida, le pone un puñado de almejas y le quedan muy buenas. Y nosotros hemos renunciado al chorizo por eso del colesterol que mi mujer va regalando con generosidad, así que nos quedamos con las alcachofas de Tudela, vecinas de La Rioja; pero le ponemos una cucharada de un pimentón ahumado de La Vera; para que al menos tenga esa reminiscencia de chorizo (snif)

Vaaaale, Inaxio, son originarias de Alava, podemos aceptar ese "error" en su denominación... Hay que ver, la manía que tenemos de acotar tanto las fronteras. ¿están buenas? ¿se comen indistintamente a uno y otro "lado"? Pues eso es lo que importa.

Si es que los platos de campesino español son la ostia. Ahora faltan el arroz con chorizo, las habas con chocos y todos aquellos platos obreros que proporcionaban (y lo siguen haciendo) a nuestros antepasados calorías, vitaminas, proteínas, grasas e hidratos que les hacían falta para tirarse arando 12 horas al día.

Y el pimiento rojo y verde???Y ese color light del caldo???muy light todo,estamos PERDIENDO EL NORTE,y nunca mejor dicho......

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal