Aló, Comidista: "¿'Pesadilla en la cocina' es una farsa?"

Por: | 23 de noviembre de 2012

Aló, Comidista es un consultorio en el que vale todo: dudas culinarias, enigmas gastronómicos, cuestiones personales o problemas psicológicos y metafísicos. Sólo tenéis que enviarme un mail a elcomidista[arroba]gmail.com. Responderé a vuestras cuitas cada 15 días, un viernes sí y otro no (si no hay puentes o cosas raras).

Noa: Ayer me dieron a probar un cruasán relleno… de tortilla de patatas. Descubrí que por lo visto es una nueva 'delicatessen' que se está poniendo de moda en algunas de esas cadenas de pastelerías-panaderías que proliferan en la ciudad. ¿Por qué? ¿A quién se le ocurrió? Es como comer hormigón, con el trocito de tortilla reseco como un trozo de desierto sin agua dentro de la masa aún más reseca del cruasán, y encima, ENCIMA, tortilla tostada por los bordes de haberlo metido en el horno. Lo que me preocupa es que esos engendros los venden al peso junto a otros dulces salados de esos que las señoras llevan a merendar cuando van de visita y que creen que son lo más.

Querida Noa, comparto tu condena y estupor ante la necedad de meter tortilla de patatas reseca en los curasanes (porque seguro que no son cruasanes), y encima de tener el morrazo de venderlo como una exquisitez. Por lo visto en España no hemos tenido suficiente con torturar a este clásico de la bollería francesa apelmazándolo, inflándolo a grasa vegetal chunga y embadurnándolo de los glaseados más pringosos. También había que humillarlo sodomizándolo con un buen taco de tortilla. La buena noticia es que no somos nada patriotas, y que maltratamos por igual lo ajeno que lo propio. ¿Que nuestra amada tortilla de patatas se queda como un bloque de argamasa si la metes al horno? ¡Qué más da, hombre, si se lo van a comer igual! ¡Venga, dale fuerte a 220 grados pa' que se dore!

Maceta del Sur: ¿Por qué en ninguna receta se aprovecha el aceite de las conservas? Entiendo que para algunas cosas el atún debe ir escurrido, pero es que hay algunas recetas en las que te hacen escurrir el atún ¡para después echarle más aceite! ¿Por qué, entonces, nos molestamos en comprar buenas conservas en aceite de oliva, si después vamos a tirarlo? Como sé que eres un adalid de la cocina de aprovechamiento y del "aquí no se tira nada que hay mucha hambre en el mundo", espero que des contestación a esta duda mía.

Querida Maceta del Sur, el aceite de las conservas se tira por un motivo muy simple: suele ser de baja calidad. ¿O acaso te crees que a las conserveras les sale a cuenta envasar con aceite de oliva virgen extra de primera? Tampoco tendría mucho sentido, porque cuando tú compras una lata de anchoas o de bonito, lo que quieres es que el pescado sea bueno, no prepararte una ensalada con el aceite. Además, en muchas ocasiones, aunque ponga "en aceite de oliva" sólo un pequeño porcentaje del líquido en el que flotan las conservas lo es en realidad, y el resto son "grasas vegetales" de vaya usted a saber qué procedencia (así de maravillosa es la legislación española, que lo permite con estos productos y con otros como las patatas fritas).

David: Comidista, el consultorio sin su puntito gay ha perdido gracia, aunque lo sigo religiosamente, cual liturgia. Se ha perdido el misterio, la verdad... O subes una foto en un jacuzzi rodeado de señoritas al más puro estilo Jesús Gil, o ya sabemos todos de que pie cojeas. A lo que vamos que me pierdo, después de que me digas qué escuchar mientras cocino, se me ha ocurrido darle un giro al asunto y preguntarte qué cocinarías al escuchar 'The Cave', de Mumford & Sons. 

 

P.S.: Cásate conmigo (segunda vez que te lo pido, no te hagas el difícil sabemos que vas por Barcelona regalándote).

Querido David, quien te haya dicho que voy por Barcelona regalándome te ha informado mal. Sigo cobrando por mis servicios religiosamente, y mis clientes quedan muy satisfechos. Veo también que te perdiste el último Aló, que más que tener un "puntito gay" parecía GayRomeo un viernes a las 8 de la tarde. La canción de Mumford & Sons me inspira algo muy campestre y muy británico, y a la vez un tanto épico. Un rosbif con yorkshire pudding, por ejemplo.  

María Ángeles: Necesito para una receta MANTEQUILLA DE ROUX, no sé qué clase de mantequilla es y donde se compra. Nunca la había oído.

Querida María Ángeles, yo tampoco había oído nunca a la MANTEQUILLA DE ROUX. Nunca me ha hablado, ni me ha comentado nada, ni me ha venido a cantar debajo de la ventana, por una sencilla razón: NO EXISTE. El roux no es ninguna mantequilla, sino una ligazón compuesta por esta grasa y harina a partes iguales. Se cuece a fuego lento, y se utiliza en unas cuantas salsas clásicas de la cocina francesa. Si te hubieras molestado en mirarlo en la Wikipedia LO SABRÍAS.

Beatriz: Cuando me enamoré de mi novio, era un adonis de 70 Kilos. Ahora, años después ha superado los 95 K. y me da mucho palo decirle que está gordo en la cara. Le tiro indirectas pero no las pilla. Hace un mes, pasé a la acción y estoy sometiéndole a un régimen oculto: hago pollo a la plancha, consomés, lentejas sin chorizo ni panceta, ensaladas... pero se lo come todo rociado de mostaza, ketchup o parmesano y luego de postre, va a la cesta de los quesos a ponerse como El Tenazas. No sé qué hacer, ayúdame, dime frases certeras para que lo pille o algún ingrediente milagroso. He pensado también emborracharme y soltarlo todo. Una pregunta más: ¿cómo consigo que, al hacer espagueti con nata / bacon, la nata se me pegue en los mismos y no caiga como aguachirri?

Querida Beatriz, te animo a que le sueltes indirectas sutiles como "cariño, ¿voy trayendo el pico y la pala para ensanchar las puertas?", "por cómo está el colchón parece que ha caído un meteorito en tu lado de la cama" o "¿crees que el Big Bang con el que empezó el universo fue algo como lo tuyo?". Si no reacciona, elimina progresivamente de la despensa todas esas salsas de bote, sírvele raciones salvajes de verdura bien aderezadas con especias. O ponle batidos de fruta a saco antes de cenar, que llenan un huevo. Respecto a tu pregunta final, esos espaguetis de los que hablas -muy adecuados para la dieta de tu novio, por cierto- no pretenderán ser unos carbonara, ¿verdad? ¿O eres de esas personas que destruyen esta pasta con huevo y bacon echándole nataza? ¡Y encima quieres espesarla! Claro mujer, para que te quede una buena plastorra bien engordante. ¿Te gustaría que viniera un italiano y te sirviera un gazpacho con medio kilo de chorizo picado? ¿No? Pues entonces no seas analfabeta y no le eches nata a los carbonara.

Lucía: Mikel, qué ilusión me hizo verte en 'Pesadilla en la Cocina'. Mi duda con respecto a estos 'realities' es: ¿de verdad son en directo o tienen guión? Y en cuanto al restaurante: ¿crees que se mantendrá? ¿No hacen un seguimiento unos meses después? ¿No quisiste pegarle una patada en la boca a la tal Cristina-cuqui?

Delia: El otro día estuve viendo la versión española de 'Pesadilla en la cocina'. Con la estadounidense ya me había quedado claro que era una farsa, pero la española me confirmó esta teoría, y además me di cuenta de que es una forma bestial de hacerle 'publi' al restaurante en cuestión. Cuando estaba divagando en estas cuestiones, ¿¿¿a quién veo en el programa??? ¡A ti! Oh My God! Ahora necesito saber si esa camarera estaba realmente chalada o fue una actuación. ¿Ya ibas a ese restaurante antes de que Bruno Oteiza lo arreglara? Porque en teoría era un desastre total. ¡Y yo que me fiaba de tus recomendaciones!

Queridas Lucía y Delia, os contesto a las dos a la vez porque tratáis el mismo asunto. Contaré lo que yo vi: un restaurante de verdad, un dueño de verdad, unos camareros de verdad y una Cuqui, por desgracia para la Humanidad, de verdad. Yo sólo estuve en el momento de la comida como invitado, y no asistí al rodaje anterior o posterior. Pero me cuesta creer que esta gente y la que ha salido en anteriores programas estuviera interpretando un papel, porque en España no hay tantos actores buenos (otra cosa es que algunas situaciones se exageren o se guionicen). Ya sé que es duro pensar que existen seres como la Cuqui o como Cristina la Sucia, cocinera del programa de ayer, ¿pero quién no se ha encontrado con alguien así en algún momento de su vida? ¿Personas cuya única explicación es que los haya enviado el Maligno o sean adelantados de una invasión extraterrestre? Más respuestas: yo no había ido nunca a El Último Agave, y probablemente nunca volveré, pero sé que sigue funcionando. Y Delia, a ver si dejas de divagar y de ver fumada la televisión, que se te están empezando a cruzar los programas. ¡Que Bruno Oteiza es el de 'Cocina con Bruno' y 'Pesadilla' lo presenta Alberto Chicote, abuela!

Photo
El momento álgido. / DANIEL R. CARUNCHO

 

Noel: Siempre escucho que las botellas de agua no se pueden reutilizar (supongo que las empresas que venden agua estarán encantadas con este rumor). En algunos sitios de internet dicen que da cáncer rellenar las botellas y en otros que no es para tanto. En casa tenemos botellas de hace casi un año que las rellenamos cada 3 días. Como gurú de la alimentación que eres me gustaría saber tu opinión sobre esto y de ser negativa saber cuánto tiempo me queda para ir poniéndome con el testamento y eso.

Querido Noel, tú sigue visitando sitios de internet en los que hablan de cosas que dan cáncer, que ya verás cómo acabas comiendo alfalfa en una secta hippie de las Alpujarras. Llevar tres años rellenando las mismas botellas de plástico no me parece la mejor idea, más que nada porque se van degradando y todas las sustancias que puedan soltar os las estáis metiendo en el cuerpo. Te informo de que existe un material nuevo y revolucionario, que no sólo permanece inalterable sino que además es bastante más limpio y bonito que el plástico. Se llama CRISTAL.

Feli: Es mi primera vez, y espero que seas condescendiente (¿concesdesciente?), porque no me gustaría nada de nada que me llamaras 'monger' o algo por el estilo, que últimamente estoy muy sensible. Verás, resulta que tengo un problemilla con la cobertura que le pongo a la tarta de queso. Cuando saco la tarta del frigo, resulta que el chocolate es como si hubiera "sudado", y ese líquido ha formado una mancha que afea el aspecto de la tarta un montón. Ha sido mi amiga Carmen quien me ha sugerido que te haga la consulta, porque dice que eres muy muy simpático y que, aunque se te da muy bien lo del consultorio sentimental, sabes mucho de cocina. 

Querida Feli, no te preocupes mujer, todos hemos tenido una primera vez. Ven, acércate, que al principio te dolerá un poquito pero luego lo pasarás bien. Lo que te ocurre se puede deber a que no atemperas el chocolate. Este proceso, un tanto complicado, consiste en fundir el chocolate a una temperatura, bajarlo a otra y volver a subirlo, para que quede brillante y no con manchurrones blancuzcos. En Chocolatisimo tienes una buena explicación de cómo hacerlo. Y dile a tu amiga Carmen que no se invente trolas: ni soy muy muy simpático ni sé mucho de cocina.

 

Jon: Hola Mikel, soy un chico de Bilbao trabajando en Inglaterra desde hace dos años. Últimamente viajo bastante por trabajo, normalmente con British Airways. ¿Podrías explicarme porque la gente tiene esa obsesión con el zumo de tomate o en su defecto con el 'bloody mary' en los aviones de esta compañía? Su olor impregna todo el avión y es bastante desagradable.

Querido Jon, me parece que eres la típica histérica a la que le molesta todo. No te condenaré por ello porque con los olores yo soy igual. A los ingleses les encanta el zumo de tomate, y tienes que aprender a convivir con ello. Piensa que la gente que se descalza en los aviones y le cantan los tachines es peor. O los que llevan ropa acrílica y huelen rancio. 

Jordi: Esto más que una pregunta es una confesión. Ya hace tiempo que utilizo tus recetas en mi web, aunque les doy un uso diferente al habitual. Digamos que me inspiro en ellas para diseñar juegos eróticos. He aquí un ejemplo, espero que te guste.

Masturbación de duende mentiroso

Querido Jordi, me has dejado ultrapicueto. No sé si me gusta mucho que utilices los textos y las fotos de mi blog por el morro, pero debo rendirme ante una idea tan perturbada como la de combinar recetas con fantasías calenturientas. Además me declaro fans absoluto de títulos tuyos como Masaje aftersport en contexto guarrillo con oscuridad y palabras sucias, Castigo de nalgas más o menos severo con consuelo orgásmico manual o Abuso de cliente cachondo a camarer@ coaccionado con cava y propina orgásmica. Y relacionarlos con una tortilla de patatas, unas sardinas y un atún respectivamente es lo máximo. De verdad que no tengo palabras.  

Elma: Vivo culinariamente atormentada por una imagen de mi pasado. Es este caso, dicha imagen se remonta a los experimentos realizados en la clase de biología del instituto. En uno de ellos, el profesor nos mostraba trozos de mortadela y chopped de distintas marcas, les añadía un reactivo y se teñían. Era la prueba irrefutable de que estaban hechos de almidón. Desde entonces no puedo comer embutidos de color rosa sin pensar en un lento envenenamiento (soy médico y sé que el almidón no mata ni engorda, pero sigo sintiéndolo...). ¿Hay algo de razón en todo esto o me he perdido bocatas de mortadela con aceitunas de manera inútil?

Querida Elma, en efecto, muchos embutidos llevan almidón, jarabe de maíz, soja y otros aditivos que funcionan como intensificadores del sabor o texturizantes. Pero no es que estén hechos de almidón, como tú dices. Esta sustancia está presente de forma natural en las patatas o el arroz, y no es ni mala ni buena en sí misma. Ahora bien, cuanto menos mandangas de este tipo contenga un embutido, de mejor calidad será (y menos engordará).

Jaisbon: Aburrido en la oficina, leyendo tus consultorios, me ha parecido entender que cuando se precalienta un horno se hace con la puerta abierta, para luego cerrarla una vez metamos la comida. ¿Lo entendí bien? Si así me gustaría conocer los fundamentos físicos en los que se basa dicho procedimiento.

Querido Jaisbon, tu pregunta es firme candidata a los Premios Cortimer&Monger 2012 en dos categorías:  Mejor Desinformación Absoluta por Falta de Comprensión Lectora y Mejor Dilema que Resolverías Tú Solo Si Tuvieras Medio Gramo de Cerebro. Déjame plantearte a ti algunas cuestiones. ¿Dónde he dicho yo que el horno se precaliente con la puerta abierta? ¿Cómo voy a proferir semejante atentado a la inteligencia y al sentido común? Cuando en la calle hace un frío que pela y quieres caldear tu casa, ¿tú enciendes la calefacción y abres las ventanas al mismo tiempo? ¿Has probado alguna vez a pensar?

NAZ-AR-IN. Me gusta la repostería y prefiero montar la nata en casa. Es lo único que monto últimamente. Pero aunque creo que hago todo bien (meto antes en el congelador el recipiente de acero y las varillas, y la nata está también muy fría), con el paso del tiempo se me viene abajo, la nata y otras cosas también. Oh, ilumina mi camino, Gran Maestro.

Sara: Soy una loca enfervorecida de la repostería y en especial, de la bricorepostería. Se me van los ojos cuando descubro nuevas recetas de cupcakes, cake pops, layer cakes y todo aquello que sea un dulce y sea bautizado con otro nombre. Me vuelvo loca cuando descubro ingredientes desconocidos: pasta de toffee, buttermilk... Recientemente he descubierto en la red un estabilizador para montar nata alemán que ardo en deseos de poseer: Sahnefest o sahnefein. Parece ser que con esto, la nata montada pasa a tener la textura del cemento armado y no hay decoración tarteril que se te resista. ¿Qué ingredientes tiene el Sahnefein de marras? ¿Es radiactivo? ¿Habría alguna opción menos artificial para que la nata 'se te ponga' dura?

Queridos NAZ-AR-IN y Sara, parece que estamos picarones hoy, ¿no? ¿De dónde salís, de una película de Esteso y Pajares???? La nata que mejor se monta es la que tiene un alto porcentaje de materia grasa, idealmente superior al 32%. El frío es otro factor importante, por lo que además de meter todo en el congelador o en la nevera antes, no es mala idea poner el bol sobre otro más grande con hielo. Ahora bien, conseguir natas montadas para la eternidad es imposible, salvo que le añadas algún estabilizador químico como el Sahnefein. Yo no lo he usado, y la verdad es que no me apetece mucho hacerlo, pero supongo que para la repostería cursi, hortera, ultraedulcorada y americanizada que tanto le gusta a Sara funcionará bien. Por cierto, cariño, nos ha quedado bastante claro que estás como una chota.

Ismael: ¿Alguna vez has probado la leche humana? ¿Sabes si hay algún pueblo del mundo que la haya incorporado a su recetario? Ya que ingerimos la de vaca, animal que aunque a veces cueste distinguirlo no es humano, ¿qué habría de malo en industrializar la producción de la nuestra propia? Adjunto una fotografía que ilustra bien el punto al que quiero llegar.

Mujer con tazas

Querido Ismael, por supuesto que he probado leche humana. La de mi madre cuando era un lactante, más concretamente. Pero de mayor no me ha dado por ahí porque no soy un pervertido como tú. No sé de ningún "pueblo que la haya incorporado a su recetario" -de verdad que estáis fatal-, pero sí que en Estados Unidos hay gente que hace queso con leche materna, y que en Londres una heladería vendió en su momento un helado elaborado con ella bajo el nombre de Baby Gaga. 

Fernando: Hace poco fui con unos amigos a un restaurante de mi ciudad, Vigo, y pedí un 'risotto' con setas. Me sirvieron una masa viscosa sospechosamente blanca. Pregunté a la camarera si el plato llevaba algún tipo de lácteo, y me dijo que nata y queso, como todos los 'risottos'. Mi idea de 'risotto' es que se trata de una forma de preparar el arroz en la que el líquido o caldo se liga con la fécula del arroz para que adquiera su textura característica. Me marché a casa pensando quién tendría razón. ¿El 'risotto' debe llevar siempre nata o queso, o las dos cosas?

Querido Fernando, el risotto suele llevar queso y mantequilla. Es un plato originario del norte de Italia, donde se utiliza con bastante frecuencia este tipo de grasa en vez de aceite de oliva. Lo de la nata no creo que sea tan habitual, y la verdad, yo no se la añadiría porque ni me parece necesaria ni creo que en Italia la usen para esto.

Mariquita Pérez de Valencia: Mi marido dice que cuando llegué a esta casa hace ya más de 10 años vine con una “libretica debajo del brazo” (sic) y que no sabía hacer nada digno de chuparse los dedos. Aún reconociendo que mis dotes culinarias han mejorado con los años estoy harto de que no corrija su inicial error de percepción y por eso recurro a ti, que eres nuestro gurú del buen yantar, para que le llames bien la atención. Se llama Marcial. Dile algo, porfi. Y ahora mi duda. ¿Es necesario enjabonar la olla de cocer los espaguetis o puedo enjuagarla sólo con agua? Nota: yo no le pongo aceite al agua de cocción.

Querida Mariquita de Valencia, estoy un poco harto de lidiar en las disputas culinarias de todos los matrimonios gays de España, así que arréglatelas como puedas con Marcial. Y si no déjale, búscate otro más bueno y vuélvete a enamorar, como decía Raffaella. Yo friego la cazuela después de hacer pasta aunque no le haya puesto aceite. ¡Que no cuesta nada, cacho vaga! 

 

Mariquitas que se van al sur con Raffaella. / YOUTUBE

 

Puntitos: Mi chico y yo somos 'fanses' de tu blog y por otra parte, mi chico es 'fans' de los tomates kumato. Al principio me parecían que estaban bastante bien, un sabor dulce, diferente... pero no para comprarlos como el tomate del día a día (como es su caso) y tampoco son para tanto teniendo en cuenta lo que cuestan. ¿Qué opinión te merece este producto hortícola? ¿Están sobrevalorados?

Querida Puntitos, a mí no me disgustan los kumato. Sólo les encuentro dos pegas: que suelen tener la piel bastante dura -para mí están mucho mejor pelados- y que a veces, aunque dulces, resultan un tanto insípidos. Desde luego, yo no los comería todos los días, pero pueden sacarte de un aprieto si el resto de tomates que te encuentras en la tienda son de porexpan. 

Luis: He encontrado esta receta de verduras en internet y creo que me puede gustar... De hecho, hasta me puedo hacer vegetariano de esta...

Huevos benedictine

Ahora en serio, ¿alguna manera más fácil de hacer la salsa holandesa, algún truco infalible? Lo he intentado un par de veces y no lo consigo...

Querido Luis, gracias por compartir esta deliciosa y ligera receta de verduras. Me encanta. La salsa holandesa es un poco pesadillesca de hacer, pero acaba saliendo. Pongo una cazuela grande con agua al fuego, y otra más pequeña (o un bol metálico) dentro para hacer un baño maría. Aparte, derrito mantequilla y dejo que se temple un poco. Cuando el agua está caliente pero no hirviendo (que tenga burbujas), echo las yemas de dos huevos y un par de cucharadas de agua en la cazuela pequeña o bol. Bato hasta que se forma una espuma semicoagulada con textura espesa. Añado poco a poco la mantequilla fundida y voy batiendo para montar una especie de mayonesa. La aderezo con un chorro de zumo de limón, sal y una pizca de pimentón picante, y ya está. Ojo porque la holandesa hay que mantenerla al calor: si se enfría, se corta. ¡Y hablo de la salsa, salidos!

Noemi: Este jueves en EEUU es el Día de Acción de Gracias. Como no tenemos a nuestras familias cerca, nos reunimos unos cuantos expatriados y hemos decidido cocinar el pavo. ¿Sabes de alguna receta que no sea muy complicada? He encontrado una de pavo con pasas y ron de tu hermana. Imagino que sería por el estilo, ¿no?

Querida Noemi, siento haber llegado tarde a tu Día de Acción de Gracias. Pero tengo una duda: ¿de qué receta de mi hermana hablas? Mis hermanas no son cocineras ni publican nada en internet, así que no sé de dónde te sacas que hay un pavo con pasas y ron de alguna de ellas por ahí. Hay dos posibilidades. Una es que me estés hablando del capón con frutas secas y canela de mi cuñada Ruth (capón, pavo; cuñada, hermana... ¡qué más da!). Otra es que me confundas con Arguiñano y sea una receta de Eva. Viendo la gigantesca empanada mental que lleváis muchos de los que escribís aquí, me inclino por lo segundo. Aunque también te entiendo: hay veces que resulta difícil distinguir a unos vascos de otros.

Hay 94 Comentarios

Como Elena Francis no tienes precio, Mikel. Aunque hay que reconocer que tu público ayuda mucho: el del precalentamiento a horno abierto me ha dejado muerta. En cuanto a tu aventura Chicotesca, me vas a perdonar la grosería pero los tienes CUADRAOS. Con las cocinas que se ven!! ¿Serán de verdad? ¿Los recortes han acabado también con los inspectores de sanidad? En cuanto vi el ratón en la freidora decidí que a partir de ahora sólo como en japos y restaurantes con la cocina a la vista.

No entiendo el aspaviento sobre la tortilla de patata dentro del "cruasan", si he visto zillion de veces meter el pedazo de rortilla dentro de un trozo de pan,

Ayer vi, por primera vez, el programa de pesadilla en la cocina.
No se quien me pareció más falso, si el dueño del restaurante o la cocinera.
Para verdad verdadera, estos niscalos con chistorra http://www.flickr.com/photos/adaja/5196411836

Joder el del horno abierto. La respuesta: Insuperable

Pues con los derivados de leche materna, algunos y algunas iluminadas pretenden paliar el hambre en el tercer mundo (países emergentes); e incluso montan centrales lecheras maternas; así que cuando vean las barbas de su vecino pelar echen las suyas a remojar…

¡Ya tengo tu libro! Genial, como siempre.... Nos vemos en la presentación

Felicidades Sr. MLI, me ha encantado este Aló. Me ha hecho Ud. reír como hacía tiempo que no me reía, y con los tiempos que corren, se lo agradezco mucho.


Con su permiso, lo he copiado e impreso para mi santa "mamma", porque lo de leer en pantalla no se le da bien.


Buen fin de semana a todos.

Confirmo lo Juan Garcia sobre el risotto basándome en la autoridad obispal de mi suegra, que es de Parma. La mantequilla no hace falta, el queso se añade al final -si se quiere- y los vegetales son los que se tengan a mano: el risotto de pimientos fritos en aceite de oliva es poco habitual pero legítimo y está de muerte. Lo importante es el empaste del arroz. Esto es, hay que convertir el plato en una "paella totalmente fracasada" en palabras de un resabiado de aquí. Por cierto, Mikel, estos locos que te escriben, ¿son de verdad? ¿O tienes el consultorio "guionado"? Sea como sea, me río mucho.

No me gusta cocinar, pero me encanta leer libros de cocina (después le paso las recetas a mi hermana, que sí le gusta), y este blog no tiene desperdicio. Sobre todo el consultorio; no suelo cocinar pero nunca se me ocurriría hacer las burradas de algunos que escriben a Mikel. Me troncho de risa, literalmente. Gracias por seguir en ello.

La primera y última vez que leo esto. Me he quedado muerto con célebre Comidista; qué poquita gracia hasta para insultar.

Me acabo de dar cuenta de una diferencia entre "Pesadilla en la cocina" española y la americana: en USA, en las cocinas (y en la sala también) suele haber un porrón de personal, hasta el punto de que a veces es ése precisamente el problema, que el chef de turno no sabe organizar a toda esa gente o pretende hacerlo todo él, con desastrosos resultados.
En España, en cambio, lo que ocurre es lo contrario, por lo menos en los programas emitidos: en las cocinas hay una sola persona o a lo sumo dos (que incluso pueden no ser cocineros profesionales, sino pinches), que deben sacar adelante todo el trabajo.
No sé si es porque en Estados Unidos la mano de obra es más barata, el despido libre y todo eso, o simplemente porque aquí somos más cutres...aunque yo apuesto por esta última razón.

Palabras terapéuticas online: ultrapicueto!! jajajajjaja... :-)

Qué manera de reirme!
Lo mejor el del horno!!

Hoy veo a la peña un poco desmadrada y a Mikel genial, devolviéndolo todo desde el fondo de la pista. Lo de los premios Cortimer/ Monger 2012 tendría su puntito, ya estoy pensando en los políticos, mediáticos y celebrities en general que se podrían nominar.
Para Fernando y sus problemas existenciales con el risotto, dejo éste de ajetes, espárragos y gambas, con un poquito de parmesano y sin nata.
http://persucar-hipa.blogspot.com.es/2012/04/risotto-de-ajetes-esparragos-y-gambas.html
Saludos!

Pues a mí el zumo de tomate en el avión me sabe buenísimo y me apetece, en cambio en tierra firme casi nunca lo pido.

Mola el ritual de abrir los sobrecillos con la sal y la pimienta, espolvorearlos sobre el zumo, agitarlo con el bastoncillo ese de plástico... Según qué compañías te ponen también media rodaja de limón.

Besos y gracias a Mikel por el consultorio y al resto por los comentarios

El secreto del risotto está en la temperatura de los líquidos que se le van a añadir, siempre caliente.

Guau. Este 'Aló, Comidista' es todo un compendio de la naturaleza humana.

Hola,

hago una anotación, que pueda ayudar a comprender lo que es un restaurante por dentro y lo digo en alusión a los comentarios vertidos sobre el realiti "Pesadilla en la cocina", que sigo cuando cuadra de estar la tele encendida en casa, esto último no lo hago nunca, pero no estoy solo...

Pues bien, he sido propietario de algunos restaurantes , tanto en Mexico , como en España y ese es el motivo por el cual me gusta ese programa, me trae recuerdos del fracaso (eso si intermitente) de los locales a los que hago mención y os puedo asegurar, que durante los 11 eternos años que me dediqué a dicha actividad, TODOS los personajes que han salido en los días que he visto el programa (que ha sido en tres ocasiones), absolutamente todos, los he "sufrido"personalmente, para bien y para mal . Y en algunos casos , los televisivos son versiones light de los que he conocido y estoy seguro de que la gran mayoría de los que se verán en los programas venideros, también me recoradarán a los "míos"...
O sea que de montaje nada, os puedo asegurar que la realidad supera a la ficción con creces es este caso.

Un saludo

Eso de "Pesadilla en la cocina" da auténtica pena. Como ficción que es, los personajes y situaciones están mal trabajados. Unos cambian de personalidad demasiado rápido y otros están sobredimensionados en sus características. No son creíbles y aunque uno intente pactar la ficcionalidad y dejarse llevar, no lo consigue.
Me he reído mucho hoy. Un saludo

Estoy en el trabajo partiéndome de risa y esperando las alubias.
Muy bueno el blog. Me lo paso pipa.

A quien duda, o no, de lo que he dicho, repito que se lo oí a un investigador del PRBB a cargo de esta investigación, es decir, del impacto del uso del plástico PET en el organismo humano. Es obvio que no me voy a inventar una cosa así, estaría chalada... sí, ya sé que es condición compartida en este consultorio, pero éste no es el caso.

Sí que hay botellas de CRISTAL, pero cuestan una pasta. Mejor usar botellas de VIDRIO, que además se recicla.

Genial, Mikel! cada (dos) viernes, mejor!
Con lo de los cruasanes hay que ver lo que pasa aquí en estas Canarias, que si no le ponen mechada, queso, mayonesa y huevo frito, parece que es de 'señoritas'. Dejo este enlace por aquí, un genialidad de un sitio muy conocido aquí en Tenerife de maxi cruasanes de 50 pedazo de centímetros, para que veas como nos las gastamos:
http://www.popys.es/big-croisant.html
Cristina es todo un hallazgo, al nivel de los mejores personajes del Kitchen Nightmares, no me extrañaría verla catapultada a la fama catódica en norias y demás! Por cierto, que vozarrón tienes...

Genial el consultorio de hoy, aunque si sigues a este ritmo, combinando cocina con dudas sobre tu sexualidad, al final te veo de cocinero en el Sálvame :-p


Por otro lado, para que la nata quede dura he leído en otro blog de cocina que conviene que sea de, por lo menos, un 35.1 de materia grasa (ojo, ese 0.1 de más marca la diferencia entre unas y otras).

Yo aprendí de una señora italiana (joyas del canal cocina) una forma estupenda de hacer risotto sin emplear un kilo de parmesano ni recurrir a la nataza: batir el ingrediente que se vaya a añadir al arroz con un poco de aceite, emulsionándolo, y utilizar el resultado como base para el guiso. Con los champiñones frescos y con los espárragos trigueros funciona fenomenal. Pones al fuego la mezcla y luego ya añades el arroz y el agua. Puedes terminar con queso, pero no es imprescindible para conseguir la textura melosa.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal