Vino a granel, pero del bueno

Por: | 09 de enero de 2013

Sacando frasca
La sumiller María José Vázquez, sacando una frasca. / JUAN FÉLIX RUIZ

 

Pobre vino. Hace años te bebía todo el mundo, cuando buena parte de tu producción era burda y peleona. Y ahora que te elaboran bien en cualquier región de España, cada vez te tomamos menos. Has caído en las garras de los sibaritas, los entendidos y los gourmets, que han proyectado una imagen de exclusividad esnob que no mereces. Por su culpa, aburres a unos, das miedo a otros y despiertas indiferencia generalizada entre los más jóvenes. La cerveza te está ganando la partida.

Para que no te deprimas, me gustaría informarte de una iniciativa que trata de devolverte al pueblo llano, sin que eso suponga degradar tu calidad. Bodega Urbana es un local de Bilbao que actualiza las viejas bodegas de ciudad en las que se vendían -y aún se venden- vinos a granel. La novedad reside en la buena calidad de los caldos -ni rastro de los vinachos con resacón garantizado habituales en esta clase de establecimientos- y la tecnología con la que se transportan y conservan.

Cuando entras en la tienda, a la derecha te encuentras unas estanterías con botellas etiquetadas de bodegas pequeñas y poco conocidas. Nada demasiado diferente a una vinoteca convencional. Pero a la izquierda unos depósitos metálicos almacenan cientos de litros de vino sin marca, separado según sus variedades: albariño, cabernet sauvignon, godello, merlot, mencía, sauvignon blanc, syrah o tempranillo. Todos se pueden comprar a cinco euros la botella.

Al fondo hay un bar en el que se puede picar algo acompañandolo de una copa de estos vinos o de otros de marca. Y al lado, una mesa en preparada para jugar al quimicefa del enólogo, en la que preparas tu propia mezcla de variedades para llevártela después a casa embotellada. Para ello cuentas con la asesoría de la sumiller María José Vázquez, no vayas a crear un frankenvino imbebible al juntar dos vinos que no se lleven bien.

En el colmo de la personalización, también puedes pedir que en las etiquetas de las botellas que adquieras ponga lo que tú quieras, siempre que te lleves una caja como mínimo. Yo compré tres de tempranillo y cabernet sauvignon López Iturriaga Convention con las que di el golpe en el encuentro familiar anual de cada puente de diciembre.

"Al participar en la preparación de la mezcla siempre consideraremos el vino un poco nuestro, y lo disfrutaremos más", afirma una de las socias del negocio, la enóloga de 53 años Ana Martín. "Además, de alguna manera estás haciendo cultura de vino. Primero prueban distintas variedades que igual no conocían, y luego les orientas sobre unos equilibrios de olores y sabores que hay que buscar. Se pueden sentir enólogos por un día".

SOBRE BODEGA URBANA CABECERA
VINO A MEDIDA5

TABERNA BODEGA URBANA BILBAO8

JUAN FÉLIX RUIZ

 

Bodega Urbana nació de las cabezas de Martín y otro enólogo, Pepe Hidalgo, tras unas cuantas charlas sobre el retroceso del consumo de vino en nuestro país. "Siempre llegabamos a la conclusión que los del vino nos estábamos volviendo bastante insoportables", cuenta Martín con una sinceridad de agradecer. "En lugar de acercar el vino al consumidor haciéndolo mas fácil, se hacía cada vez más elitista, hablando con una terminología para críticos, especialistas y muy fanáticos. Pero ése es un grupo muy pequeño, y la mayoría de la gente lo único que quiere es disfrutar con el vino. Por eso pensamos que era necesario algo mas asequible, no marear tanto y hacer una venta directa más cercana, pero con conocimiento de lo que vendes".

Después de años trabajando en el sector, Martín e Hidalgo contaban con los conocimientos y los contactos necesarios para encontrar buenos vinos a precios razonables por toda España. "Los vinos los seleccionamos porque tengan realmente carácter varietal, y luego porque sean vinos equilibrados, no complicados. Es decir vinos ricos. Este mismo criterio lo aplicamos al seleccionar los vinos embotellados. Todos son de bodegas pequeñas, que elaboran vinos especiales y que aportan algo diferente".

Ana Martín, que trabajó con la Diputación de Vizcaya en los noventa para transformar el txakolí en una bebida de altura, y después fue enóloga de Castillo de Cuzcurrita o Traslanzas, se muestra razonablemente satisfecha de cómo ha funcionado su invento hasta ahora. "Los primeros días la gente entraba sólo a ver, como quien va a una exposición. Pero después de tres meses ya hay muchos habituales. Lo que más me gusta es que al principio no sabían cómo pedir, pero ahora entran diciendo: 'Ayer tomé Mencía, ¿hoy que pruebo?".

Los dueños de Bodega Urbana tienen previsto exportar su modelo a otras ciudades españolas y extranjeras, "pero poco a poco". Por tu bien, amado vino que tantos momentos de placer -y de ebriedad- me has dado, espero que sea cuanto antes, y que éste u otros negocios te hagan parecer de nuevo una bebida divertida para todos los públicos.

Hay 85 Comentarios

Bien está, que hay mucho bocazas (y nunca mejor dicho) con tanto retrogusto y frutas del bosque y qué sé yo qué... A ver si aprendemos a disfrutar de lo natural sin tanto jeribeque ni tanto "marquetin"...
http://gastrocinemia.blogspot.com.es/

En Sanlucar he comprado manzanilla a granel y alli de luxe total, me parece muy buena idea esta iniciativa si conlleva, precio bajo y buena calidad, no me hace falta que tenga mucha imagen ni diseño el local , lo que quiero pagar es un buen vino y la profesionalidad de los que comercializan, el resto me sobra.
http://elpucherodehelena.blogspot.com

Recuerdo el acompañar a mi abuelo a comprar pan y de paso ir a la bodega en busca de vino a granel en una garrafita.
Espero que les vaya muy bien.

Una idea genial! almu
http://www.mavieenroseblog.com/

Qué chuloooooooooooooooo. Yo tb quiero una cerca de casaaaaaaaaaaaa. Definitivamente, tengo que ir a Bilbao.

Yo particularmente compro el vino a Jose Christian Garcia Herrero en Colmenar de Oreja (Madrid), Calle Diego Serrano 8, que lo hace el mismo y tiene la mejor calidad precio de esa zona de Vinos de Arganda. Si vas a verle te enseña la bodega y como dice mi mujer lo tiene todo como los chorros del oro. Me gusta más el blanco fresquito, pero es muy peligroso porque entra fácil.
El vino de la Ribera del Duero Segoviano se lo compro en Tetrabrik de 15 litros a Vinos Peres Veros en Aldehorno - Segovia. Me gusta sobre todo el rosado.

Joder me parece una idea cojonuda, por lo que se ve la inversión a realizar es bastante alta para como está la economía. A ver si algún grupo se aventura a montar una igual aquí en Sevilla

Pues me parece una buena idea, todo lo que sea (en estos momentos) acercar productos de calidad a un mayor número de gente, mejor.


Saludos y feliz día,
http://www.demipueblo.es

El mejor vino que he tomado fue una botella de cosechero sin etiqueta que me regalaron por arreglar una filtracción, las cosas regaladas saben mejor

En Barcelona , en Noubarris, hay una bodega a granel de las de toda la vida, con botas y toneles empotrados, que tiene una garnacha decente y un priora ti a granel que se bebe con gusto. No es tan de diseño como la de Bilbao - huele a vinagre - pero resiste los avatares de la crisis.
El diletante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal