De alimentos a consoladores

Por: | 18 de febrero de 2013

Dildomaker en accion
La máquina con la que siempre habías soñado. / FRANCESCO MORACKINI

 

No, no es un tema para todos los públicos. Pero algún día había que tratarlo. Así que si eres menor, estrecho o puritano es mejor que dejes de leer (aquí es donde imagino a todos los menores, estrechos y puritanos zambulléndose en la lectura con ese morbo que les caracteriza).

Desde que cultivó el primer pepino allá por el Neolítico, el ser humano ha llevado a cabo ciertas prácticas con éste y otros productos que poco tienen que ver con la nutrición. Calabacines, zanahorias o plátanos con forma fálica han sido utilizados toda la vida como juguetes sexuales por hombres y mujeres sedientos de placer. El problema viene cuando la forma de dichas frutas y verduras no es exactamente la que mejor se adapta a nuestra anatomía. O cuando no tenemos más que un trozo de queso en la nevera. Y es ahí donde la moderna tecnología debe venir en nuestro rescate.

El diseñador afincado en Viena Francesco Morackini acaba de idear un artefacto capaz de transformar cualquier alimento en un maravilloso consolador. De hecho, puede transformar también velas o trozos de madera, pero como éste es un blog de comida (ejem), nos centraremos en los usos vegetales y animales. Inspirado en un legendario diseño de los años treinta de Raymond Loewy, el Dildomaker funciona como una especie de sacapuntas capaz de tornear verduras, patatas o embutidos para otorgarles la mágica forma del pene. Para los materiales blandos, como las salchichas, Morackini recomienda una congelación previa del producto para obtener resultados óptimos. Dildomaker
Dildomaker salchicha
Dildomaker zanahoria

Enmarcarlos no es obligatorio. / FRANCESCO MORACKINI

 

Como suelen hacer muchos diseñadores, el inventor ha tratado de darle una coartada intelectual al artefacto. "Jugando con el cliché de 'el sexo vende', la intención del Dildomaker es darle a los usuarios lo que realmente quieren: 'placer', y más concretamente, 'placer sexual", escribe en su web. "El Dildomaker es sólo una herramienta que no da placer directamente. La distancia creada aquí a propósito trata de plantear preguntas sobre nuestra relación con los productos manufacturados". Pues vale.

Antes de que los más viciosos saquéis la tarjeta de crédito y corráis a buscar dónde se vende, os decepcionaré anunciando que por ahora el Dildomaker es sólo un prototipo. Todavía falta que algún fabricante se anime a producirlo. En cualquier caso, creo que es una gran idea, y que en estos tiempos de crisis económica podría ser un exitazo. Siempre se ha dicho que los vegetales eran los consoladores del pobre, y un artilugio como éste nos podría ayudar a elaborar réplicas caseras baratas de los lujosos dildos que se venden en tiendas y tuppersexes. Y más ecológicos, siempre que usemos verdura local y de temporada. 

Dildomaker objetos
Objetos con los que podrías utilizar el Dildomaker. / FRANCESCO MORACKINI

 

El Dildomaker también podría prevenir algunas lesiones que se producen con la inserción en el cuerpo de vegetales de tamaño o forma incorrectas. Reíos, pero según me contaba hace algún tiempo una enfermera, los hospitales atienden con relativa frecuencia a personas con toda clase de alimentos introducidos en sus rectos y vaginas. Y es que antes de darse gustito con un calabacín o una morcillaca, es conveniente seguir las recomendaciones de los expertos, que resumo como colofón de este apasionante artículo: no elijas ejemplares ni demasiado grandes (si no eres una experimentada actriz porno, puedes hacerte daño) ni demasiado pequeños (un descuido y se irán para adentro), y recúbrelos siempre con un preservativo lubricado, porque las verduras pueden tener bacterias o pesticidas que acaben montándote un sindiós en las mucosas. Ah, y antes de tener sexo con tu producto favorito, vigila que no te puedan pillar tus padres, tus hijos o tu pareja.

 

 

Hay 88 Comentarios

Recuerdo que en Madrid había hace años un restaurante de comida erótica con formas de penes y tetas por doquier, personalmente prefiero disfrutar los placeres con sus materias primas originales. Para placer zamparse este dulce de chocolate, naranja y moscatel.. Quéreis pecar ? http://elpucherodehelena.blogspot.com.es/2013/02/bizcocho-de-chocolate-naranja-y.html

Viendo el abanico de posibilidades con el que se puede usar el Dildomaker (gran nombre, por cierto) me queda claro que el que no se consuela es porque no quiere...

Qué bueno. Y qué raro que nadie haya puesto todavía el grito en el cielo...
http://gastrocinemia.blogspot.com.es/

Joer Comidista, luego dirás que en consultorio de los viernes se habla de lo que se habla... ;)

Como hoy también se descuelgue alguno con una receta muy similar de su web, me meo...
Y por favor, prestad atención: sin que sirva de precedente, en esta 'receta' del Comidista NO HAY QUE USAR EL HORNO. (Tampoco le pongáis especias o hierbajos rarunos a lo que salga del aparatito; criaturas...)

La idea no es mala, pero desde luego nostros preferimos disfrutar de la comida de otra forma. Yo creo que cada cosa es para lo que es y sirve para lo que sirve. Teniendo en cuenta la facilidad de acceso a utensilios que se usan para eso, ya no hay reuniones de AVON o TUPPER, ahora hay reuniones de TUPPERSEX. Y están a la orden del dia.
¿Qué necesidad hay de que algo te irrite, te de alergia, te pueda rasgar sin sentido?. Si habrá quien los use pero por favor, ya existen juguetes apropiados probados, testados, y que seguro reportan mucho más placer que ciertas cosas con las que uno puede correr peligro.
.
Nosotros disfrutamos de la comida como os contamos en nuestra web.
Recomendaros restaurantes para esta época de crisis de la que vemos dificil salir.
http://www.menfoodspain.com
http://www.facebook.com/menfoodspain/

Jajajaa, muy bueno, óptimo para estos tiempos litúrgicos de "interiorización". Los materiales propuestos están bien, pero se echa de menos el clásico palo de la fregona, lo que atraería a numerosas maris para esas mañanas solitarias...

Para endulzar el momento, hoy en cocinarconciencia una deliciosa mermelada de fresas:

http://cocinarconciencia.blogspot.com.es/2013/02/mermelada-casera-de-fresas-y-manzana.html

Hombre, lo del heladito no lo veo muy apetecible, salvo para apagar calentones imprevistos. Y luego, ¿quién se lo come? No están los tiempos para tirar la comida, mejor seguimos con los métodos tradicionales.

A ver ahora quién es el valiente que le pide con la soltura y la naturalidad de quien sólo ama las ensaladas, un pepino, una chirivia o un calabacín a su frutero de toda la vida.

Seguro que hoy no hay tantos comentarios diciendo que en su casa, su madre lo hacía mejor, jajaja

Esto me recuerda a una escena cumbre de Leoló, aquella película canadiense de culto de los años 80, con un redondo de ternera o similar. Está todo inventado.

Es preferible utlizar articulos diseñados para el placer y evitar sorpresas. Os recomiendo www.intimissimoaranda.com

Jodo. Como está el patio y eso que es lunes. Cualquiera se anima hoy a pedir una crema de zanahoria o un frankfurt. Empezar la Cuaresma dando caña.
Comidista eres un campeón.
El diletante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal