Aló, Comidista: "¿Hay algún truco para que el tupper no sepa a trabajo?"

Por: | 10 de mayo de 2013

El consultorio gastronómico-psiquiátrico Aló, Comidista se publica uno de cada dos viernes, salvo festivos, puentes y bajas por enfermedad. Envía ya tus dudas, tus problemas, tus complejos y tus paranoias a elcomidista[arroba]gmail.com. No dejes escapar la oportunidad: te puede cambiar la vida.

Olivier L.: ¿Dónde se pueden comprar turrones en este tiempo o en verano? ¿Se fabrican?

Querido Olivier, veo que tu ordenador también está infectado por ese extraño virus que impide buscar en Google. Hay un montón de marcas que venden turrón por Internet todo el año: Vicens, Enrique Rech, Turrones y Dulces... Además, muchas horchaterías siguen ofreciéndolo en verano. En caso de que no encuentres ninguna o seas un señor de 70 años de esos a los que les da miedo comprar online, siempre puedes pedírselo a amigos o conocidos que hayan recibido en las tres últimas décadas alguna cesta de Navidad: seguro que en el fondo de su despensa hay alguna tabletita sirviendo de casa a las arañas.

Miguel A. Rodríguez: Para los que tenemos que comer de tupper en el trabajo, ¿qué se puede hacer para que la comida recalentada en el microondas (a veces congelada y descongelada) no sepa a de todo menos al cariño con el que se hizo? Porque entre los olores del comedor, los ruidos de los compañeros al comer y el sabor a trabajo, cualquier día nos indigestamos.

Querido Miguel A., no sabía que además de participar en tertulias televisivas y causar accidentes por conducir borracho como un higo comías de tupper y escribías a consultorios gastronómicos. Que sepas que eres muy bienvenido: en el repertorio de freakos que han pasado por aquí faltaba alguien con tu perfil. Estoy de acuerdo contigo en que muchos comedores de empresa son capaces de asesinar organolépticamente a la comida más deliciosa. Recuerdo con especial pavor uno subterráneo que había en uno de los medios en los que trabajé, en el que se respiraba una tristeza capaz de llevar a las drogas y el suicidio a la mismísima Amélie. Te recomiendo varias cosas: unos auriculares con música o salir a comer a la calle ahora que hace buen tiempo, recalentar siempre a potencia media, manejar platos adecuados que no sufran con esta práctica y superarte en todo lo que puedas con la calidad de la comida. Aquí tienes algunas recetas tuppereables de El Comidista, más las muy recomendables creaciones de Mònica Escudero en su por ahora extinto blog A Vueltas con el Tupper.

Eli: Al hacer pollo guisado, cuando el guiso empieza a cocer, por los cortes de las piezas empieza a berberar sangre coagulada que mezclada con la salsa hace que ésta sepa a rayos. ¿Hay alguna técnica para quitar la sangre del pollo en crudo?

Querida Eli, pollos, berberaciones de sangre coagulada, salsas que saben a rayos... ¿Seguro que estás cocinando y no haciendo vudú? Ten cuidado que estas mandangas son peligrosas y se pueden volver contra ti: si estás peleada con la vecina llámala a las cuatro de la mañana y cuelga, esparce basura en su puerta y sal corriendo o cualquier otra técnica propia de gente de bien, pero déjate de santerías que las carga el diablo. No conozco ninguna técnica para quitarle la sangre al pollo en crudo -la única que he practicado es el blanqueado, es decir, llevarlo a hervor en agua-, así que lo único que se me ocurre es que le pidas a tu carnicero (¿o a tu pollero?) que te sirva pollos bien desangrados.

Lizbety-gonzc3a1lez-giral-011
Eli, preparando un pollo en su piso de Móstoles.

 

Zorrupia: Desde hace años me tengo que llevar tuppers al trabajo y uno de mis platos estrella cuando llega el buen tiempo es la ensalada de garbanzos. Normalmente, abro un bote de garbanzos y arramplo con todo lo que haya en la nevera. Pero los garbanzos de bote tienen una gelatina que me da un poco de currupipi. Yo pensaba que estarían llenos de conservantes y cosas tóxicas  pero el otro día vi en los ingredientes de uno que ponía "garbanzos, agua y sal". Entonces, ¿de dónde diantres viene ese líquido asqueroso?  ¿Qué opinión te merecen los garbanzos de bote respecto a los cocidos en casa?  

Querida Zorrupia, lo primero darte las gracias por escribir y permitirme llamar así a una lectora sin que me echen del periódico. El "líquido asqueroso" del que hablas puede ser agua con el almidón que sueltan los garbanzos, sin más. Si quieres eliminarlo, no tienes más que lavarlos. Y mejor aún si les das un hervor en agua limpia, porque así les quitarás el sabor a bote y quedarán algo más naturales. En mi escala de valoración garbancil, los de bote son los peores, luego vienen los hechos en casa, y luego los comprados en buenos cocederos de legumbres, que son la perfección hecha garbanzo. Por desgracia, me temo que este tipo de establecimientos no son habituales fuera de Cataluña y la Comunidad Valenciana, hecho que nunca me he llegado a explicar. De todas formas, en los súpers existen también garbanzos cocidos y envasados de corta duración, que suelen estar en la sección de productos refrigerados y son algo más llevaderos.  

Manolo: El otro día compré un kilo de mejillones en la pescadería de un híper, las conchas debían tener un tamaño medio de unos seis o siete centímetros, los lavé bien, les quité las barbas y con el filo romo de unas tijeras los dejé bien lustrosos. Luego los abrí al vapor en una cacerola con un pequeño chorro de vino blanco. Mi sorpresa vino cuando una vez abiertos todos tenían un bicho de chichinabo. Mi pregunta es ¿hay alguna forma de reconocer el tamaño del molusco que habita entre las dos valvas sin tener dotes de mentalista o la clave está en el precio? Otra ¿es cierto que los mejillones anaranjados son chicas y los pálidos o amarillentos chicos? Caso de ser cierto ellas son mucho más atractivas.  

Querido Manolo, te puedes hacer una ligera idea de lo que te van a dar por el peso: si ves que cabe mucho cascarón en medio kilo, es que hay poca chicha dentro. El otro criterio es, desde luego, el precio: personalmente, yo prefiero pagar un poco más y que sean de roca, que siempre tienen más sabor. En cuanto a la pregunta sobre el género del mejillón, en efecto, las hembras son anaranjadas y los machos amarillo chuchurrío. Lo que me lleva a sospechar que Mexi-Llón, la horrenda mascota de la Vuelta a España, es un transexual.

Mexi-llon2
Y os reíais del Naranjito.

Serge: Hola Mikel, somos una pareja de atractivos e invertidos publicistas de Barcelona a los que un simple arroz blanco no nos sale bien ni a tiros. Por mucho que lo lavemos sigue quedando plastoso y nos cuesta horrores que quede suelto. ¿Qué es lo que hacemos mal? ¿Quizás la culpa la tiene la marca del arroz?

Querido Serge, seréis muy atractivos, muy invertidos y muy publicistas, pero también muy zoquetes, porque el arroz blanco es nivel -1 de cocina para monguers. ¿Qué tal si en vez de lavarlo 20 veces para que quede como los chorros del oro lo cocéis en agua hirviendo abundante con sal unos 15 minutos, y cuando esté hecho lo pasáis por agua fría? Gastar menos dinero en farlopa y en poppers e invertirlo en la adquisición de arroces dignos también ayuda, y si son de variedad bomba o basmati, aún más.

Luisa: Querido Mikel, te mando el enlace de este video para tu deleite. El arenque, ¿realmente se come o es para hacer la guerra química?

 

Querida Luisa, estos arenques parecen pertenecer a esa especie que se deja fermentar y se come una vez al año en Suecia. Huele a pescado podrido, pero por algún gen raro que deben de tener los nórdicos, a ellos les encanta. En cualquier caso, no se come a pelo, como en este vídeo, sino poniendo una pequeña cantidad sobre un pan especial bien untado de mantequilla, con cebolla y patatas. Así el repugnante aroma del arenque se reparte y se aprecia mejor. 

Chema: Hago pasta fresca -adoro esa máquina, que Dios la bendiga- y me he empeñado en ir de purista por la vida. De modo que, pasando de la receta de harina y huevo que trae el prospecto del aparato italiano, yo quiero hacer la masa sólo de harina y agua. Al hervirla se convierte en gachas, Mikel. Masa informe/ ovillo de hilos de pegamento/ cemento Portland. Consigo que los espaguetis no se peguen unos con otros aún tiernos. También consigo que el hervor, en abundante agua salada, no se interrumpa al echarlos. Los tengo minuto y medio, o sea que pasados tampoco están... ¿qué falla? ¿Debo claudicar?

Querido Chema, las personas normales reciben la máquina de pasta cuando se la regalan, intentan hacerla una vez, ven que es un engorro de narices, que ensucian toda la cocina y que cuando cuecen los churriespaguetis se disuelven. Entonces proceden a guardar el artefacto en lo más profundo del armario más remoto de la cocina y a comprar la pasta hecha como todo hijo de vecino. Finalmente se cambian de casa y en la mudanza tiran el trasto a la basura. Pero parece claro que tú no eres una persona normal, sino un perturbado que aspira a ser italiano. Por supuesto, haces muy bien en no seguir la receta del prospecto: tú vete a lo difícil, que pa'chulo tu pirulo. En fin, ¿has probado a usar sémola junto a la harina? Yo recuerdo que hace nueve años conseguí hacer unos tagliatelle así, antes de asumir que no valía la pena el esfuerzo... 

Neus: ¿Es arriesgado pensar que cualquier receta de pollo se puede hacer también con conejo? ¿La receta de codornices en escabeche de tu libro puede hacerse con algún animal que no sea un pajarito (sí, soy de esas urbanitas fifis que llorarían comiendo un ave más pequeña que el pollo...)? Me encantaron las almóndigas: si en tu familia vasca y en mi familia catalano-aragonesa se dice así, es que deben de ser almóndigas, ¿no?

Querida Neus, en mi familia se llamaba "bolitas" a las albóndigas. ¿De dónde te sacas lo de las almóndigas? No serás otra de esas que se pone a leer fumada La cocina pop de El Comidista, ¿verdad? A ver, que yo entiendo que así hace más gracia, pero luego me atribuís cosas que yo no he escrito. Cualquier receta de pollo no se puede hacer con conejo, pero la mayoría de las de pollo guisado sí que admiten la sustitución. Eso sí, ajustando los tiempos de cocción y teniendo cuidado, porque la carne de conejo pasada es esparto del de las alpargatas. Bugs Bunny, Tambor y Roger Rabbit también funcionan muy bien en escabeche, así que los puedes usar para evitar los pajaritos que tanto repelús te dan.

Santi: El otro día, en clase de francés, la profesora nos preguntó si, al igual que en Francia, en España tenemos recetas "con nombre propio". Es decir, guisos, postres o recetas en general a los que se haya dado el nombre de una persona concreta. Ninguno de los alumnos supimos darle ningún nombre. Después busqué en Wikipedia y encontré muchas recetas a las que se han dado nombres de personas inglesas, francesas, estadounidenses, alemanas e incluso danesas o suecas. En esa lista sólo he encontrado platos con nombres de tres italianos: fettucini Alfredo, pizza Margherita, y pizza Di Rosso. Ningún español, portugués o griego. ¿Por qué este vacío histórico? ¿Ves alguna relación entre esta ausencia y la actual crisis económica? ¿O el origen y consolidación del capitalismo y la propiedad privada?

Querido Santi, en efecto, la cocina española no ha sido una gran exportadora de platos con nombre propio. Échale la culpa a la escasa proyección internacional de nuestra gastronomía hasta tiempos muy recientes, al atraso histórico sufrido por este país durante siglos o a un complot del capitalismo financiero, pero es asín. Ahora bien, te diré que te olvidas de un caso relevante, y bastante de actualidad, por cierto: el pollo Pantoja. Yo tengo el legendario libro de la tonadillera, Recetas con arte, y creo que le voy a volver a dar uso porque me encanta preparar platos de delincuentes.

Gif2v

 

Rubén: Te escribo porque desde que mi abuela se enteró que en mi más tierna infancia me gustaban más los espaguetis que los macarrones, en vez de hacernos los unos, nos preparaba los otros. El problema radica en que preparaba los espaguetis igual que los macarrones; con chorizo, tocino y tomate y a mí me parece que perdían la gracia, pero me daba pena decirla la verdad. Además, por si fuera poco siempre me les cortaba con las tijeras para que no me manchara. Actualmente pese a la edad que tengo me sigue cortando los espaguetis. ¿Qué opinión te merece mi abuela y ese tipo de personas que cortan los espaguetis? ¿Cómo la digo que para preparar los espaguetis así prefiero macarrones?

Querido Rubén, no LA digas nada a la pobre mujer, a ver si LA vas a dar un disgusto. Te comes los espaguetis en plan fideos con chorizo y tocinaco y sanseacabó. Cortar los espaguetis es ETA, pero en el caso de tu abuela no tanto porque será una persona mayor que no tiene por qué saber que está cometiendo un atentado terrorista gastronómico.

Cuatro Malenis: Somos cuatro compañeras de trabajo que chuscan lo suficiente (hemos creído conveniente aclararlo). Allá van nuestras observaciones: preparamos habitualmente el brownie de tres minutos al microondas y hemos descubierto que añadiéndole nueces bañadas en chocolate marca Hacendado, nos sale un postre que nada tiene que envidiar a los coulants de 'Masterchef'; otra cosa, ¿consideras que los huevos que no cuajan en una tortilla de patatas se sienten tan fracasados como para tirarse por un puente? ¡Ah! un éxito total tu receta de sobaos empapaítos de leche condensada, un minuto de placer y 'gordas pa siempre'. Y por último, ¿crees que los helados prefabricados con caparazón tipo coco o limón son viejunos? Muchas gracias, esperamos que hayas chuscado bien y estés tan relajado como para contestarnos delicadamente. No cambies, guapetón.

Queridas Cuatro Malenis, no he chuscado todo lo necesario en estos últimos 15 días, y como comprenderéis me irrita bastante que vosotras sí lo hayáis hecho. ¿Estáis liadas entre vosotras o tenéis maromos que os cubren? Es sólo curiosidad, eh, no es que me quiera meter en vuestra vida privada. En fin, os respondo por puntos. 1) Si el referente de calidad en la cocina son los churros que preparan los chicos de Masterchef, apaga y vámonos. 2) No entiendo qué quiere decir esta pregunta de los huevos; sí entiendo que no deberíais meteros en Internet ebrias. 3) Me alegro de que os gustara el pastel, y más aún de que haya contribuido a vuestro vacaburrismo. 4) Las frutas rellenas de helado son, en efecto, ultraviejunas. De hecho, me estoy planteando entrevistarlas en la próxima entrega de comida viejuna, si es que localizo alguna.

Alfredo: Hola Mikel, el otro día compré una pequeña planta de albahaca para hacer un pesto pensando que mejor natural la hoja que envasada y que la utilizaría toda ella para el pesto en cuestión, pero la dejé ahí y se ha puesto la tía hermosísima, así que ahora tengo que seguir sacándole partido. ¿Alguna receta para darle salida?

Oscar: Soy un auténtico fanático de la albahaca. El caso es que en varias webs italianas he visto que en el Código Penal italiano establecen penas de trabajos forzosos a quien corta la albahaca con cuchillo. Si además lo hacen sobre una tabla de madera, le aplican varias penas de muerte. Parece ser que la albahaca sólo se corta a mano o, como mucho, con tijeras. ¿es cierto ésto? ¿por qué? ¿Esto ocurre sólo con la albahaca, o pasa también con más hierbas? 

Queridos Alfredo y Óscar, es motivo de orgullo y satisfacción que me preguntéis por la albahaca, una hierba que me encanta. Aunque he de decir que no está de más moderarse un poco con su uso en estado fresco y sin calor, porque su aroma y sabor son bastante invasivos y si te pasas el plato no te sabe a otra cosa. Alfredo, una simple salsa de tomate para una pasta puede ganar enteros si le pones un buen puñado de albahaca picada en el último momento. Lo mismo ocurre con cualquier ensalada. El gazpacho de albahaca y hierbabuena, los guisantes con albahaca y huevo mollet o los fusilli con tomates secos, nueces y albahaca son tres buenas opciones concretas. Óscar, no sé si es como para aplicar la pena de muerte -yo creo que con unos simples latigazos bastaría-, pero sí hay chefs que recomiendan trocear la albahaca y en general todas las hierbas con las manos o cortarlas con cuchillos cerámicos o de plástico, para que la oxidación no merme sus propiedades aromáticas. Sinceramente, no sé si mi olfato y mi paladar podrían advertir la diferencia... pero en cualquier caso, resulta muy placentero usar las manazas, y en algunos platos quedan mejor los pedazos anárquicos que el picadito cuadriculado. 

Fusilli-tomates-secos-cherry
Fusilli con albahaca por un tubo. / AINHOA GOMÀ

 

Gerardo: Saludos desde Venezuela. Me gustaría saber si hay una tabla de referencia o algún consejo específico para añadir SAL a los alimentos. Todas las recetas llevan sal y en la mayoría de los recetarios se indica de que sea al gusto o probando a la hora de la cocción. Quisiera saber si hay alguna forma de medir la cantidad de sal para algún guiso, ensalada etc. Me parece clave esto ya que muchos chefs españoles insisten que la SAL esté en todo alimento.

Querido Gerardo, me alegro de que en los centros de salud mental de Venezuela también os dejen conectaros a Internet. Tienes razón, los chefs españoles insisten en ponerle SAL a la comida. Desde luego, ¡cómo son los tíos! Ven un tomate, y venga, SAL. Una carne, y zasca, SAL al canto. Ni las verduras cocidas se salvan, oye: ellos tienen que ponerle SAL a todo. Y es una cosa que sólo se hace aquí, porque en el resto del mundo nadie usa SAL ni productos que la lleven. Pero bueno, tú relájate: con la SAL no hay medida que valga, la pones a tu gusto -sin pasarte, no te vaya a dar un chungo por la hipertensión- y ya está. No necesitas pedirle a tu primo la balanza de precisión que usa para la hierba, ni nada parecido. Ahora tómate la medicación y descansa.

Aida: Estimado Comidista, ¿podrías por favor explicarle a mi querido novio por qué me pone histérica que, cuando sobra verdura cocida, pretenda "conservarla" echándole encima agua del grifo? Y de paso, ¿podrías proponerle otro método a ver si, con suerte, a ti te hace caso?

Querida Aida, dile al mangarrán de tu novio que por qué no se mete él en la bañera todas las noches para conservarse, a poder ser poniendo un chorrito de lejía en el agua. No sé si la humanidad perdería gran cosa, pero la gastronomía, desde luego, ganaría. Las verduras cocidas hay que meterlas en recipientes herméticos, a poder ser con papel de cocina debajo y encima que absorba la humedad. Y sobre todo, consumirlas rápido.

Haiti-la-cascada-del-vudu1
Aída, tras descubrir que su novio ha vuelto a poner las verduras cocidas en agua.

 

Yak Separ: ¿Para cuándo una receta de migas de las de verdad? Con sebo y nada de mostaza francesita. ¿Acaso tienes miedo de que la APJ (Asociación de Pastores Jubilados) te encorra a gayatazos? Saludos desde los verdes prados del norte.

Querido Yak Separ, es justo lo que apetece ahora que empieza el calor: unas buenas migazas con sebo. Creo que voy a esperar a finales de julio para publicar la receta, cuando haga 40 grados. Seguro que así tiene más me gustas en Facebook.

Hay 81 Comentarios

¡Y las galletas María!

Que foto mas horrible!!
vade retro satanás, Detrás de todo eso solo hay desesperación, muerte y un posesión dibolica.
recomiendo. www.http://blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/

¿Platos con nombre propio español? No nos olvidemos de los nachos.

Respecto a la escasez de nombres españoles en el campo comidil, mi padre lo suplió hace muchos años en el campo musical acudiendo al Real a un concierto y preguntando si era ahí el concierto de Boqueroni.

Que hartá de reír me he dado hoy con todos: GRACIAS!

Yo debo de ser una muñones porque se me mueren todas las albahacas.

Y coincido, lo de Masterchef es haber perdido el norte en materias culinarias. Muerte al coulant!

Es que los nombres españoles no quedan bien para bautizar platos. Mi madre bautizó a unos espaguetis, hace mil años, como espaguetis Rosellini. Buenísimos, oiga. Y los helados viejunos siempre triunfan, el limón helado y la comtessa, mmmhhh.
Y os metéis con Naranjito pq no sabéis lo que es el buen gusto, pero seguro que había bofetones por una camiseta de la época. Ah, y un recuerdo para su amigo Citronio, que era casi más guay todavía.

Mexi-Llón mola. Es como el Chiquilicuatre. Es vintage. Es muy nuestro. Y los arenques, si fueran queso, también podrían molar. En fin, tomaremos algo contra el mal gusto.
https://www.cervezartes.com/

Para que no sepa a trabajo la comida de túper yo he descubierto un secreto: los túpers de porcelana. No es que sean del mismo material que las bailaoras de flamenco, sino que son más o menos plástico aporcelanado; mucho más duro y "platil".

La diferencia es enorme.

El aló comidista de hoy no tenía desperdicio! Hoy puedo dormir tranquila, he aprendido muchas cosas nuevas, aunque la mejor de todas sin duda el pollo a la Pantoja, yo también soy aficionada a cocinar recetas de delicuentes y la verdad es que estas recetas escasean (aunque los delincuentes por desgracia no). Un beso!

Comidas españolas con nombre propio. Es verdad que estos nombres no están dedicados a Reyes, Duqes y princesas o generales, sino más bien a Santos y santas, pero igual, creo, valen. Se me ocurren algunas: tarta de Santiago (puede que el apóstol no sea español, pero está claro que la tarta es española...), yemas de Santa Teresa (esta es española), los panecillos de San Antón, las rosquillas de Santa Clara, las lágrimas de San lorenzo, la tarta de San lorenzo (típica de Valladolid)...y muchas más que ahora no recuerdo. Por cierto, ¿no había unos pasteles en Asturias en honor a la princesa llamados 'Letizias'??. Gracias Mikel por esta entrada. Muy divertida, como siempre.

Mi parte favorita: "Querida Zorrupia, lo primero darte las gracias por escribir y permitirme llamar así a una lectora sin que me echen del periódico. "

El de esta semana ha sido algo más flojete. Aunque no ha faltado la pareja gaylord de siempre.

Si buscas helados que usan la propia fruta como envase, en Mercadona tienes naranjas, limones, piñas, cocos, mangos, y melones. Y, excepto el último, que no me convence nada, están absolutamente brutales de buenos. Serán viejunos pero...

Joder, es que el Mexi-Llón es un dolor, es peor que naranjito, porque es ochentero en trazo y estilo pero en el año 2013

Otra receta con nombre propio: la tortilla Adrià

La máquina de pasta es una tradición de mi familia italiana desde hace al menos 3 generaciones y os puedo asegurar que la de mi madre (al huevo) es absolutamente deliciosa, con enorme diferencia con cualquier pasta comprada ya sea seca o fresca, y no se deshace. Creo que estás añadiendo demasiada agua a la masa y por eso se te deshace. Quizás al hacer la pasta al huevo, necesitas menos agua para que fije. La pasta debe quedar dura, no blanda, y antes de cocerla debes dejarla secar.

Genial el consultorio, buenísimo!. Para Chema y su pasta casera que trate de conseguir la sémola de trigo duro De Cecco, la tenían en El Rincón del Gourmet del ECI, llevo tiempo sin comprarla así que no sé si la tienen aún (tuve que desprenderme de la máquina y la echo en falta). Hay tiendas online que la venden, la pasta cambia radicalmente. Mi secreto, cuando me quedaba sin harina y me quedaba muy poquita sémola en el paquete era hacer la pasta al huevo (no con la receta de la máquina, nooo!), dejarla reposar media hora y luego pasarla por los rodillos de la maquinita unas 5 veces. Hechas las tiras de masa, dejarlas reposar sobre la mesa "ensemolada" y tapada con un paño. A la hora, proceder con la máquina a cortarlas o, si no se quiere, hacerlas tipo "malfatti" o cortadas a cuchillo. Para mí, el secreto reside en el grano de la harina, el agua (calcárea), y el tiempo de descanso de la masa. Lleva horas, pero la gracia está ahí. Te aseguro que no se pega al cocerla y mucho menos si al agua va un chorrito de aceite con una hojita de laurel. Toda una ceremonia y me alegra que haya gente que disfruta de este proceso, jamás los comprados frescos en España salen como los hechos en casa!. Las frutas rellenas las he visto en la casa de congelados la Sirena, si mal no recuerdo... Cada tanto, en algún blog -no de España-, aparece alguien que presenta granizados en cáscaras de frutas!. Saludos a todos!. Gracias por este consultorio Mikel.

Buenos dias y buen fin de semana a tod@s....Mikel, espero leerte el Domingo en el Semanal, siempre lo empiezo por el final buscando tu reportaje y tus recetas.....mientras, disfruto leyendo el consultorio de hoy...no tiene desperdicio por cierto.....buenísimo!!!!!
Saludos cordiales desde "Mi cocina"....y como cocina malagueña os dejo como preparar unas buenas arencas de nuestra tierra http://micocinacarmenrosa.blogspot.com.es/2013/03/arencas-arenques-en-aceite.html

Por cierto, Masterchef es patético. El fallo del programa es de planteamiento: en la versión americana son cocineros profesionales, en la española son cocinillas. Por tanto, muchas de las pruebas carecen de sentido: ¿pero es que alguien en su casa prepara menús para un cuartel? ¿Algún cocinillas casero compra un bonito y se lo lleva a casa indemne para destrozarlo con un cuchillo de pelar patatas, con lo bien que lo hace el pescatero? Y encima se burlan de ellos. Cualquiera de estos días les piden deshuesar un pollo y la tenemos...
¿Y esos gritos que pega la Frida Kalho esa que se apellida como Colate en plan: ¡en la cocina se atiende al chef y se obedece!, pero dónde se cree que está esa desinsustanciada?

Efectivamente hay muchos trucos y uno de ellos es no cocinar cosas que se deban consumir en el momento y que pierdan sus propiedades al recalentar. Otra opción que hacen en mi trabajo es buscar un restaurante en nuestra web con oferta y meten en el tupper la comida para llevar http://www.capitanfood.com

Hoy me he puesto cachondo con las cuatro malenis y sus cupcakes y la negra perturbada. Será que no chusco desde hace dos días...
El arroz blanco perfecto:
Sofreirlo ligeramente en aceite, añadir sal, cubrirlo con un dedo de agua. Llevarlo a ebullición. Tapar la cacerola con su tapa y bajar el fuego al mínimo, pero mínimo. Se hará en su propio vapor. Cuando no quede nada de agua porque el arroz la ha absorbido, apagar del todo el fuego y dejar reposar nos minutos sin destapar.
El resultado es un arroz entero y perfecto.
Yo uso arroz SOS, que es al que he cogido el truco.

Me identifico con Rubén y sus espaguetis a tijera. Algún familiar también perpetra algún delito gastronómico conmigo, pero personalmente yo aprecio más el cariño con que lo hacen que la calidad del resultado. Un buen plato lo puedo conseguir en muchos restaurantes, en cambio el cariño "ni se compra ni se vende".

Brutal hoy, Mikel!!
Desde el pollo sangrante, los arenques podridos y las 4 malenis! ¡ole, ole y ole!

El más inteligente del vídeo de los arenques es el crío que dice disimuladamente: "I go home..."
Jajaja

Pero qué es eso de un mejillón en bicicleta??!! ¡¡Qué nos rescaten!!, ¡¡Qué nos rescaten!! Me alegra saber que no soy la única que ve La 2 ;-)

http://areaestudiantis.com

Hoy me has dejado hecho polvo, Comidista: No tenía ninguna necesidad de conocer la existencia de Mexi-llon. Es como un pastillero con tricornio de guardia civil, bajando a toda leche una cuesta...un atentado contra la Benemérita, contra la seguridad vial y contra los más básicos preceptos de la estética. Mexi-llon es ETA!!!!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal