La loca dieta de los locos del gimnasio

Por: | 04 de junio de 2013

Vigor4.jpg

Esos pechos no son naturales. / ALFONSO RIVERA

 

Al mundo de la alimentación no le faltan fenómenos extraños: dietas a cada cual más chiflada, gente que deja de comer determinados productos sin motivo real para hacerlo, pintorescas teorías acientíficas que dictan que cocinar con calor es malo o que los lácteos son veneno... Habiéndome enfrentado dialécticamente a seguidores de estas tendencias cual padre Karras ante niña de El exorcista, no me debería extrañar nada sobre la faz de la tierra, pero el domingo entré en contacto con un grupo humano cuyos hábitos nutricionales me impresionaron: el de los adictos a la musculación.

Fue a través de un documental titulado Vigor, que se estrena hoy en Madrid y que TVE emitirá el día 15. La película retrata el universo de la vigorexia en España a través de la experiencia de tres fornidos chicos que, además de pasar media vida en el gimnasio y la otra media mirándose al espejo, se administran todo tipo de anabolizantes y medicamentos para inflar sus carnes sin pensar en los enormes riesgos para su salud. Además, con el objeto de no acumular grasa corporal, se someten a una dieta tan estricta que yo la calificaría de nazi.

En un momento del documental se ve la nevera de uno de los protagonistas, que podría valer como símbolo: está hasta arriba de huevos, atún y carne. "La dieta del vigoréxico", explica el guionista y codirector del filme, Alfonso Rivera, "se caracteriza por la escasez de hidratos de carbono y un exceso de proteínas, tal como dice en la película la doctora Carmen Gómez Candela, de la Unidad de Nutrición del Hospital de La Paz en Madrid. Los dulces y las grasas están prohibidos en su religión".

Poco puede sorprender que los hipermusculados no se zampen tartas de chocolate ni cocidos completos. Lo que llama la atención viendo la película son sus peculiares rutinas alimentarias. Comen de cinco a siete veces al día, en pocas cantidades, todo muy medido y controlado. Nunca toman hidratos para cenar, y los que ingieren durante el día se cuentan por gramos. La radicalidad de su dieta llega a impedirles socializar de una manera normal. "Diego, uno de los protagonistas de Vigor, lo cuenta a cámara: si sus amigos se iban a un restaurante, él prefería irse a casa a comer un filete a la plancha o una ensalada", relata Rivera. "Jamás ingería un helado o una hamburguesa, y no acudía a restaurantes italianos con sus amigos por miedo a la pasta. David, otro de los retratados, confiesa que, cuando sus amigos iban a un restaurante, él se tomaba una Coca Cola light y luego, en la calle, se zampaba el pollo o pavo a la plancha que había llevado en un tupper".

 

La ausencia de carbohidratos malignos y aceites mortales se suple con una buena batería de batidos, suplementos y demás morralla seudonutritiva. Productos que, por cierto, están al alcance de cualquiera y son publicitados y promovidos en gimnasios y tiendas deportivas. "El problema no está en la presencia de estos productos en el mercado, sino el abuso en el consumo de los mismos y en que se sustituya drásticamente una alimentación natural por otra artificial", reflexiona Rivera.

Además de deteriorar su salud física, la dieta pobre en hidratos tiene además un inesperado efecto en las mentes de los vigoréxicos: la "pérdida de grises". Esther Gómez, una psicóloga que aparece en Vigor, afirma que el cerebro necesita muchos nutrientes para trabajar con normalidad. Si se le niegan, cuenta con menos energía y economiza reduciendo los mecanismos mentales a lo básico y extremando sus razonamientos: bueno o malo, blanco o negro. No hay regulares. "De este modo, cualquier problemilla se convierte en un problemón", cuenta Rivera. "Uno de los personajes que entrevistamos, en pleno proceso de consumo de anabolizantes (lo que ellos llaman 'ciclo') empezó a ponerse agresivo con nosotros, haciendo una montaña de cualquier detalle del rodaje. Tuvimos que dejar de filmar con él porque su estado era muy irascible".

Vigor 3.jpg
Espejo, espejito: ¿quién es el más musculoso del gimnasio? / A.R.

A los que sepan algo de anorexia o bulimia, todo esto les habrá sonado muy familiar. Como mal que nace, entre otros factores, de una falta de aceptación del propio cuerpo, la vigorexia está emparentada con dichos transtornos alimentarios. Sin embargo, no está tan estudiada y catalogada como ellos. "Y eso que hay mucha más gente afectada de la que creemos", apunta Rivera. En concreto, en Vigor se habla de un 10% de las personas que frecuentan habitualmente los gimnasios... y de unas tasas de mortalidad mayores que las de la anorexia.
 
Queda preguntarse dónde está el origen de este culto enfermizo al cuerpo. Del bien llamado "complejo de Adonis". Para los autores del documental, la vigorexia es fruto y reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde el look y las apariencias priman por encima de otros valores. "Sus afectados son capaces de decir no a placeres tan gratos como los que ofrece una dieta completa a cambio de ser foco de las miradas ajenas, jugándose la salud hasta extremos insospechados", señala Rivera. "Por eso, uno de los títulos que barajamos al comienzo del proyecto era Yonkis del músculo".

Vigor se proyecta hoy a las 20.30 en la sala Azcona de la Cineteca de Madrid. A la presentación y coloquio asistirán los directores del documental y varios expertos en vigorexia.

Hay 232 Comentarios

Pienso que la gente cada vez se tiene que cuidar más ya que hacemos menos ejercicio en el trabajo y dedicamos muchas horas a los ordenadores y televiores. Yo no voy a criticas a aquellas personas vigorexicas, cadauno hace lo que quiere con su cuerpo.
saludos

Buenas tardes,
el tema de la vigorexia y todo lo que conlleva e sun tema muy complejo y complicado.
miraré el vídeo sin falta
un saludito

Veo que tardais bien poco en eliminar los comentarios que os dejan en evidencia, que patético señor@s...

VIendo que ya desde el primer párrafo, descalificas y faltas el respeto de una forma un tanto cobarde, ya que lo escondes en términos y expresiones que crees que eres el único calificado para tratar... he dejado de leer este artículo sin llegar a la mitad. Creo que dices más disparates por segundo que cosas mal hechas por parte de los criticados en este artículo. Uun buen redactor es alguien que antes de empezar a criticar a terceras personas, se involucra en el tema y no se basa en un simple documental. Esto es un claro ejemplo de la ignoracia que hay en los periodicos

los extremos no son buenas y las cosas con calma salen mejor, un saludo y buen artículo

Para opinar, mejor ver el documental. Lo dan en www.filmin.com. vale la pena.

Estaría bien documentarse antes de realizar un documental sea de la índole que sea. Un fabuloso modo de demonizar la disciplina del fitness de cara a la sociedad, metiendo a todos los practicantes en el mismo saco, y con conjeturas erróneas. Por supuesto es mucho más sano quedarse en el sofá, haciendo zapping.

El documental se podrá ver a partir del 15 de julio en la web de filmin. ¡No os lo perdáis, es la bomba!

un reportaje que sacan a 3 impresentables que no tienen ni idea de los esteroides y abusan de ellos, y metemos en el saco al millón de personas que van al gimnasio.......
sin concretar, sin analizar, Y lo de meter en el mismo saco a la impresionante hormona del crecimiento, con esteroides que tienen 50 años clama al cielo.....

¿Pero alguien ha visto el documental? Yo no lo encuentro, si alguien lo sabe, que ponga el link, gracias!

Todos los extremos son malos, y bajo mi modesto punto de vista la vigorexia y la anorexia están en el mismo saco de enfermedades.
No se debe confundir nunca el ir al gimnasio con la vigorexia, aunque desgraciadamente un gran numero de los q van la sufren estar 'guapos' (desfigurados diría yo).
¿lo mejor para estar bien? Ejercicio moderado y sobre todo, comer bien y sano

Yo voy al gimnasio desde hace años y nunca se me ha ocurrido hacer una dieta tan estricta, no necesito marcar mis músculos al extremo para ligar, porque al fin y al cabo esa es la razón por la que se hacen estas dietas. Como estoy me gusto, no necesito más.

Dos consejos voy a daros, uno a los preplayas o ratas de gimnasio:
Leed, informaros bien antes de empezar una dieta. 200 gramos de proteína y 40 de hidratos al día no es sano, aunquelo hayáis leído en un foro de Internet u os lo haya dicho un to fuerte de vuestro gym.

Y a los que nos criticáis por el simple hecho de levantar una pesa:
Me gusta leer, escribir, la música... vamos, que mi materia gris va de maravilla. Ayer bajé y subí una escalinata de varios kilómetros sin enterarme demasiado, y como "batido de proteínas" me tomé unas cuantas cervezas. Como controlo lo que me como, me lo puedo permitir. Venga, no rallarse :)

El cuerpo, al no recibir la cantidad de alimento que necesita el organismo, genera una señal de estrés (consecuencia de la drástica reducción calórica y principalmente nutricional) resultando en una elevada producción de cortisol (la hormona del estrés). Estrés y cortisol van de la mano. Cuando se libera un exceso de esta hormona, como en una dieta extrema prolongada, se presenta en el cuerpo una elevación significativa del azúcar en sangre, obesidad abdominal y del tronco en general

Cualquier dieta desiquilibrada trae consecuencias. Un ejemplo - Para meterse en la piel de Steve Jobs y encarnarlo en una película, Ashton Kutcher tomó medidas extremas, intentó hacer la dieta que Jobs practicó por años (solo ingerir frutas y verduras sin almidon) Kutcher fue internado por presentar problemas severos en el páncreas y porque las sustancias que este órgano secreta estaban “completamente fuera de control” Y por otro lado, Steve Jobs no superó su cáncer de páncreas.

En esta vida esta comprobado que todas las cosas que se llevan a extremos son perjudiciales pero yo creo que en este aspecto deberíamos ser especialmente cuidadosos, porque sino puede que en un futuro tengamos bastante de lo que arrepentirnos.

Chapó por el que ha escrito esto... (nótese la ironía..)

Parece mentira las formas con las que habla, de la manera que llamas a las personas que hacemos deporte en un gimnasio, está claro que todo en exceso es malo, pero una persona que va al gimnasio, corre, juega a tenis o cualquier otro deporte y encima cuida lo que come, eso es malo? joder...

la mayoría de la gente, funcionan al revés de estos musculosos, tan malo es controlar los gramos de todo lo que se come, como obsesion de ser el mas musculoso, como no controlar nada, como hace la gran mayoría de la gente, hay que controlar lo que se come y si se puede gramo a gramo, pero hay que comer de todo en su justa medida y en las proporciones correctas, si esto fuera habitual habría mucha menos gente con obesidad

Esta mañana, a las doce, como tentempié, me he comido una barrita de proteínas de esas y estoy medio malo. ¿De qué están hechas? ¿cómo se me pasa este mal cuerpo?

Con retraso ahí voy. Es obvio viendo los comentarios que tanto "asteroide" y anabolizante ataca directamente al cerebro. Vaya locas, hijos de shaolines de segunda mano. En fin, contaré una anécdota. Un día un alumno mio, señalando a otro me dijo "profe, no hay nada que hacer. Este es un ciclao". Y yo, sediento de estar a la última y humillado días antes cuando se me ocurrió decirles que les iba a hacer una perdida (paleolítico superior), pregunté que era un ciclao. Los que están todo el día en el gimnasio y hablando del ciclo de anabolizantes, de ciclo de esteroides y demás.
Visto lo visto, es así. Larga vida Comidista, ¡los que te queremos semos muchos más!

Pregunto que por qué lo dices porque puede que estén operados, estén rellenos de synthol u otra cosa o porque es que hace mucho ejercicio y ya, es que si es porque hace mucho ejercicio entonces sí serían naturales ¿o no?

Dices que "esos pechos no son naturales" , pero ¿por qué lo dices?

Es muy inportante cotrolar todo lo que se bebe, se come y se fuma.

He sido Jugador de Voleibol 15 años y ahora soy preparador físico, nutricionista y entrenador personal. En mi opinión, cualquier cosa que no mantenga equilibrio y se extremice no es buena, y como en este caso dañina. He estado en niveles de competición muy altos y nunca he dejado de tener una dieta muy variada y rica en absolutamente todo y nunca me he privado de los placeres de la vida, trabajo con mucha gente, trabajo con musculación y en gimnasios y aseguro que hay de todo, les transmito lo mismo, dieta variada, constancia, equilibrio y mucho deporte, pero si sacamos esto también la crítica de contexto estamos haciendo lo mismo que ellos, así que ojo, el artículo está muy bien, enhorabuena, pero no hay que ponerse a su nivel tampoco, el tiempo pone cada cosa en su sitio, la anorexia y la bulimia que se menciona, son enfermedades y nunca se criticaron de esta manera. Saludos.

Bueno bueno..como se ve que este articulo ha dado al talon de Aquiles de muchos, se ve mucho vigorexico o ''gente sana" por aqui queriendole saltar al cuello a Mikel..Jo! Enrobuena por el documental ya hacia y falta, y a Mikel por supuesto leerle es siempre una pasada..escriba lo que escriba.

Bueno bueno..como se ve que este articulo ha dado al talon de Aquiles de muchos, se ve mucho vigorexico o ''gente sana" por aqui queriendole saltar al cuello a Mikel..Jo! Enrobuena por el documental ya hacia y falta, y a Mikel por supuesto leerle es siempre una pasada..escriba lo que escriba.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal