Consejos prácticos para una barbacoa antichorizos

Por: | 18 de julio de 2013

BarbacoaPP

Contra la chorizada. / #ACAMPADASOL

 

¿Puede una barbacoa derribar un gobierno? No parece probable, salvo que hablemos de obligar al Ejecutivo a escuchar la canción homónima de Georgie Dann durante 24 horas seguidas. Sin embargo, sí puede servir como acto simbólico de protesta contra los que mandan, sobre todo si lo que ponemos en la parrilla son chorizos. Así lo han entendido los convocantes de la llamada #BarbacoaDestituyente, una serie de manifestaciones frente a las sedes del PP de toda España que se celebrarán esta tarde para pedir la dimisión de Rajoy & Co. por el escándalo Bárcenas.

Hay quien aplaude la iniciativa por diferente, festiva y humorística, en una época en la que si no nos tomamos un poco a risa las cosas nos tiramos directamente a las vías del metro. También hay quien la critica por frívola, reclamando acciones políticas más serias, o quien la rechaza por pensar que supone un acoso injustificado a un partido. Pero en este blog lo que nos preocupa es la ejecución técnica de la choricer barbequiu, porque siempre hemos pensado que la revolución no debería estar reñida con el buen comer. Para que vuestras viandas parrilleras os sepan a sobresueldo de 50.000 euros, no tenéis más que seguir estos consejos prácticos. 

MONTAJE

Organizarse bien es igual de importante en una acción revolucionaria que en una barbacoa: tener 200 silbatos y ninguna pancarta es tan terrible como que todo el mundo traiga carne y nadie carbón. Las redes sociales –los eventos de Facebook, por ejemplo– son una buena manera de distribuir tareas a gran escala, para que después cada grupo se organice de manera interna. Por ejemplo, los activistas de la PAH pueden aportar sillas, mesas y menaje; los de Escuela Pública de Todos para Todos, los libros de cocina, sus compañeros de Sanidad, los antiácidos (todo el mundo sabe que los chorizos son complicados de digerir), y así. Lo que nosotros –y seguramente todos los citados anteriormente– esperamos es que no aparezca un sector del funcionariado dispuesto a repartir leña.

EQUIPAMIENTO

En este tipo de eventos nunca se sabe si te va a tocar salir corriendo, así que mejor dejar los platos de Sagardelos, la cubertería de la abuela y las copas Riedel para otra ocasión. Aunque en El Comidista siempre abogamos por lo sostenible y lo que no genera residuos, igual hoy sí es el día para llevar menaje de un solo uso (si no te desalojan antes y tienes que abandonarlo a su suerte, tíralo en el contenedor que toca para minimizar daños). Atar unos cordeles a las puntas del mantel puede ayudar a improvisar un hatillo en cuestión de segundos en plan mantero y llevarse el contenido del mismo a casa para desayunar, que no está la cosa para ir tirando comida por el camino.

ELECCIÓN DEL CHORIZO

Con la intención de reactivar la economía nacional, es importante que los chorizos que se utilicen sean 100% españoles, a poder ser de tu región. Además, teniendo tan buen material local, para qué ponerse exóticos con criollos y demás: no olvidemos que hay que ponderar, que de eso dependen los brotes verdes. Para los que no hayan hecho una barbacoa en su vida, conviene recordar que los choris adecuados son los frescos, no los curados y mucho menos los de Pamplona o similares. Aunque no se suelen ver mucho, no está de más llevar un par de barras rústicas por si a alguien le apetece un chorizo español emparedado.

ASADO DEL CHORIZO

Los másters de la parrilla recomiendan marcar primero el chorizo en la zona más caliente de las brasas, para después moverlo y dejar que se haga lentamente en los bordes de la barbacoa. Dicen que hay que escuchar al chorizo, como si le estuvieras oyendo declarar: si no hace un ligero ruidillo, es que se está quemando.

ALTERNATIVAS PARA NO CANSARSE

El chorizo es un producto muy español y, por lo tanto, muy heavy. Para no atiborrarte y, como diría José David de Masterchef, tener "recuerdos de cerdo con ajo y pimentón" hasta el 15-M, es aconsejable introducir otros productos adecuados para el asado. Si son carnes, no recomendamos cortes gruesos que requieran una cocción muy prolongada, por lo que pueda pasar. Un lomo de cerdo marinado con hierbas, ajo y limón, que se hace en tres minutos vuelta y vuelta, o unos contramuslos de pollo deshuesados y en filetes con romero y tomillo serán una buena manera de equilibrar la potencia del chorizo.

Otra opción es una hamburguesa de solomillo de buey con pepinillo, alcaparras y salsa Perrins, que siempre se puede comer cruda como un tartar si las autoridades deciden, por un casual, que es ilegal encender un fuego en medio de la calle. Y pinchitos de verduras con tofu o seitán, que en el mundo del activismo hay muchos vegetarianos (no he encontrado ningún estudio serio al respecto, pero lo sé).

Pollo-al-Ayuntamiento
Juegos de palabras populares.

 

BEBERCIO

Teniendo en cuenta que la ley 1.642/2000 prohibe el consumo de alcohol en la vía pública, esta debe ser una barbacoa abstemia. Para luchar contra el calor –a las ocho de la tarde el asfalto de Génova puede estar más caliente que Carmen de Mairena en una convención de bomberos nudistas, y el de la sede de Sevilla ni te cuento–, vendrán bien unas aguas frutales, tés helados y una sangría sin alcohol (con base de mosto) para no perder el espíritu festivo. Un cubo y unas cuantas bolsas de hielo ayudarán a que todo se mantenga fresco.

EL TRAPO COMO AMIGO

Como pasa cuando vas a la playa con el pareo, que lo mismo sirve para secarse que para improvisar un disfraz de romano, un pañuelo de buen tamaño se puede convertir en tu mejor aliado en este evento. Por un lado, te puede servir para limpiar manos y morritos de grasaza choricera y demás, y por otro puede ejercer de protección para las bombas lacrimógenas –si las hubiera– si se empapa en vinagre. Otro buen motivo para aliñar la ensalada allí mismo, además de asegurarse de que no se queda blandurria.

ACOMPAÑAMIENTOS

En ninguna barbacoa pueden faltar ensaladas “para desengrasar” (esa fantasía que solo funciona en la cabeza del que se lo cree, pero nunca en sus caderas, su trasero o su tripa), ni unas sabrosas patatas asadas. Por todo lo mencionado anteriormente, mejor escogerlas de tamaño mediano-pequeño, envolverlas en papel de plata y meterlas entre los rescoldos cuando ya no estén muy calientes durante unos 20-30 minutos, dependiendo del tamaño. Para acompañarlas, una mantequilla y un aceite especiados que podéis llevar frente a vuestra sede más cercana en una tartera de plástico, no sea que consideren los tarros de cristal como arma arrojadiza.

Patatas asadas
Patatuelas choriceras. / EL COMIDISTA

Mantequilla de especias

Ingredientes
Para 8 raciones

  • 150 gramos de mantequilla en pomada
  • 1/2 cucharadita de comino en grano
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de sal de apio
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ½ cucharadita de tomillo seco

Preparación

Tostar ligeramente las semillas de comino y majarlas en un mortero junto al tomillo seco. Pasar a un bol con el resto de ingredientes y mezclar hasta que se integren perfectamente.

Aceite rojo

Ingredientes
Para 8 raciones

  • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 6 tomates secos en aceite o hidratados en agua caliente
  • Una cucharada de carne de pimiento choricero
  • Entre ½ y una cucharadita de chile en copos
  • ½ cucharadita de sal

Preparación

Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta que quede integrado. Dejar resposar un par de horas para que se mezclen los sabores.

Si queréis compartir vuestra experiencia en la barbacoa choricera, mandad vuestras fotos a elcomidista[arroba]gmail[punto]com.

Hay 41 Comentarios

¡Al ataque!

Alabo tu atrevimiento al dar cabida en tu sección las reivindicaciones frente a los desmanes que venimos sufriendo en los últimos tiempo y contra tanto político chorizo y corrupto.
Yo también muestro mi apoyo y me parece bien que sea por cualquier vía, siempre que sea movilizadora para poder ir superando la abulia social en la que hemos caído.
Saludos,
Carlos, de Vegetal... y tal
http://vegetalytal.com

Yo por aquello de la variedad de chorizos repartiria a los españoles en las sedes del PP y del PSOE porque aqui además de Barcenas tenemos los chorizos de los ERE que también son de muy buena calidad.. en fin que los quemaba a todos en la BBQ

Pues a mí me encantan las barbacoas en los parques públicos. Envidio a ciudades europeas donde están permitidas. Eso sí, la gente recoge y deja limpio el espacio.
Basta ya de choriceo en este país, mientras los ciudadanos nos morimos del asco en el paro, nos deshaucian de nuestras casas, nos recortan en sanidad y educación públicas y no vemos la manera de llegar a fin de mes. A reventar las calles hoy.

El pollo y el chorizo (además de en la receta del ayuntamiento) son de las cosas que mejor quedan y más ganan en una buena barbacoa!!!


Buena entrada, felicidades!
http://www.demipueblo.es

Ingenioso aunque no creo que sirva de nada en este país, nunca mejor dicho, de CHORIZOS. Miren un claro ejemplo de que en este país de pandereta mientras más tramposo eres más triunfas: http://xurl.es/dzjlq

¡Me apunto!

Pues yo soy muy simple, y me gustan las barbacoas choriceras!!!

El simplismo es la madre de la felicidad: Sara Builes, la novia del narco colombiano
http://www.warrantsyquinielas.com/p/la-chica-de-wyq.html
Sara Builes es una modelo colombiana, novia del famoso narco colombiano
Jhon Fredy Manco, alias El Indio, detenido en Brasil cuando se dirigía a ver un partido de la Copa Confederaciones
Vivía con él en una lujosa urbanización de Madrid, donde también reside Cristiano Ronaldo y otros famosos y futbolistas.

Las patatas asadas en los rescoldos en 20-30 minutos... ni de coña. Ni haciéndolas al estilo mares del sur dentro de un hoyo cubierto. Es sangrante la mala hostia del pollo al ayuntamiento. Pero masco algunas cosas que no las puedo tragar(con música de jota). En Matalebreras(Soria) cerca de Añavieja(increíbles patatas fritas) hay un cartel que pone: chorizo bárcenas 10 euros. Van a acabar con los chorizos de Ólvega y de San Pedro Manrique y no dan abasto los gorrinos para tanto chorizo.

Muy buena propuesta, porque es cierto que mejor tomarse de vez en cuando la realidad con un poco de humor. (Y no, señor silberio, protestar contra este gobierno no es un deporte nacional, sino una necesida ética...)

Me ha encantado el post de hoy!! Estoy segura que será una minfestación multitudinaria. Lo de "desengrasar" ha sido lo mejor. Yo me lo creo siempre!!! ;)

http://areaestudiantis.com

Sin lugar a duda una de las entradas más atrevidas y divertidas que he leído últimamente.

La verdad es que con tanto chorizo en los medio de comunicación, llevo unos días con unas ganas locas de hacer una barbaquiu y acabar con los chorizos de la PPozilgas... pero uff, que empache (mejor ir de claca a las sedes)

http://cocinadeemergencia.blogspot.com

Genial Mikel. Me acordaré de todos estos consejos cuando esté frente a "can PP" para intentar reservar mesa para comer... Espero que la leña no la proporcionen ellos, y que nos dejen a nosotros montarnos la bbq sin su ayuda..

yo apoyo la iniciativa! y tus consejos muy buenos

He de reconocer que tiene su coña. Pero seamos civilizados, que lo cortés no nos quite lo valiente. Estoy hasta las gónadas de las barbacoas en parques de mi ciudad como para ahora aplaudir que se celebren en el centro.
Quien quiera protestar en plan festivo que se lleve el bocata o el tuper, pero que no encienda ni un p. fuego.

En esta propuesta se unen dos de los deportes nacionales, la barbacoa y protestar contra el gobierno

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal