'Hit parade': 10 crímenes contra la paella

Por: | 20 de septiembre de 2013

El Comidista inicia hoy una serie de entradas con listas gastronómicas al margen de lo convencional. Se llamarán 'Hit parade', y se publicarán un viernes de cada mes alternando con el consultorio 'Aló, Comidista' y los planes para el fin de semana.

Pregunta a un extranjero por un plato español, y te responderá 10 de cada 9 veces "paela". No hay especialidad más popular en el mundo entero que arroz típico valenciano. Ni más vejada: no sólo es sorprendentemente difícil comer una buena en España, sino que su nombre se utiliza para vender auténticos engendros cuarteleros a turistas y locales. Contra la paella se cometen constantes tropelías, y muchas de ellas son tan delirantes que resultan cómicas. Por eso las he elegido como tema para estrenar esta sección de hit parades.

En la elaboración de la lista he contado con unos colaboradores de excepción: los miembros de la Comunidad de la Paella, un colectivo que trata de difundir el conocimiento sobre este clásico reivindicando los restaurantes donde lo preparan bien y desenmascarando a los que lo hacen mal. Con la etiqueta #paellafails recopilan grandes desastres paelleros a través de Twitter y Facebook. Éstos son los mejores.

10. Paella 'crisis alimentaria'

Por mucho que Jamie Oliver se empeñe, la paella valenciana no lleva chorizo. Ni guisantes. Ni tres kilos de chistorra. Sin embargo, este "arroz con cosas a la pirámide alimentaria”, como lo define el creador de la Comunidad de la Paella Guillermo Navarro, se salta a la torera la tradición incorporando toda clase de ingredientes a porrillo. "Debe ser un envío solidario: nutre a una familia en Chad durante 5 años".

Crisisalimentaria

 

9. Paella con huevo

Paella, arroz a la cubana, huevos a la flamenca valencianos... ¡qué más da! Todo vale en el mundo del mestizaje. Además, cualquier plato está güeno si le cascas un huevo encima y le plantas cuatro lonchas de Navidul. "Suponemos que el chef es un auténtico fan de la cocina española: sus amigos le pidieron solo un plato pero le fue imposible disociar los huevos con jamón de una buena paella", sugiere Guillermo Navarro.

Paellahuevos

 

8. Sushi-paella

"O cuando la cocina fusión se te va de las manos", explica Guillermo Navarro. ¿Realmente era necesario japonizar la paella? ¿Y sobre todo, hacerlo creando esta especie de mocordos de arroz amarillo con espumarajos por encima? Yo creo que no.

7003356638_47e2e8c9da

 

7. Paella removida

Regla número uno del cocinado de una paella: el arroz no se remueve. ¿Por qué? Porque no queremos que suelte el almidón y se nos convierta en engrudo para juntar ladrillos. Algo que no parece tener en cuenta este cocinero que, "una de dos, o no ha hecho una paella en su vida o piensa que está haciendo alioli", según afirma otro miembro de la Comunidad, José Maza.

Removeremover

 

6. Paella 'pollo con arroz basmati'

-Ey, chicos, vamos a hacer una paella.

-Pero si sólo tenemos arroz indio.

-Da igual. Matamos 24 pollos, los ponemos por encima y así cuela.

"Es lo que pasa cuando te pasas por el forro la receta de la paella", comenta Maza. "Que tenemos una nueva especie en peligro de extinción".

Polloextincion

5. 'Paella tartare'

"Aberraciones paelleras han existido siempre, pero nadie las había nombrado tan exquisitamente", ironiza Maza ante esta monumental cursilada.

Tartarpaella

 

4. Arroz con cosas

¿Qué son esas pelotillas marrones? ¿De dónde salen esas hojillas? ¿Es necesaria una patata frita encima de la paella? ¿Es legal ponerle un tomate cherry encima? "El Omeprazol no combate este atentado contra la salud pública", sentencia Maza.

Omeprazole

 

3. Paella sincronizada

"Homenaje arrocístico a la natación sincronizada", describe Guillermo Navarro. "Ojo a la coreografía del pollo, del pimiento y del melón. Todo bien coordinado. Si Gemma Mengual pasa por allí, tampoco se escapa". No tengo nada más que añadir.

Pollosincronizado

2. Paella circo

"¿Qué hacer con el arroz que sobró ayer? En Stuttgart lo tienen claro", informa Navarro. Estas deliciosas paellacroquetten alemanas seguro que están para chuparse los dedos. O para usarlas en la kale borroka. Y sí, yo también prefiero no saber qué será el "manchego a la marinera".

Croquetapaella

 

1. Paella de postre

Mi paellafail favorito de todos los tiempos incluye un ingrediente muy típico de los arroces secos españoles: la sandía. "Es una aportación extra-ordinaria", reconocen en la Comunidad. "¡Viva la comodidad de servir el plato principal y el postre a la vez!".

 

Paellapostre

 

 

Hay 313 Comentarios

¡Que les corten la cabeza! Ay, mare....ah, jocapuga, no se mueve, no vayas a la escuela de cocina, de verdad. QUIERES que el arroz se pegue un poquito, y QUIERES que se queme un poco, créeme. QUIERES socarrat.
A continuación, algo útil que recibí hace tiempo, no se lo pierdan, sobre todo los no valencianos. Todos seremos más felices.

Manual para comer de la Paella
Si come de la Paella, vd. debe saber:

La paella es como una caja de quesitos en porciones.

Los jugadores están distribuidos alrededor de la paella de forma equidistante

A cada jugador le corresponde solo el quesito que tiene delante de sus narices.

El cubierto oficial del juego es la cuchara de metal o madera.

Si el jugador quiere exprimir limón en su área, deberá tener autorización verbal de sus dos vecinos, a los que procurará no salpicar.

El juego comienza cuando el macho dominante de la manada dice "Vinga que es gela l'arròs!" (Tr.: ¡Venga, que se enfría el arroz)

Si la paella está buena, el elogio al cocinero se hará de forma intermitente cada dos cucharadas durante toda la comida.

Los tropezones que hay en cada sector son propiedad del jugador titular de ese espacio. Si algún elemento integrado en su zona no es del gusto del jugador lo depositará delicadamente en el centro de la paella para que lo disfrute otro jugador.

Las piezas de carne cuando salen de la paella no pueden volver, ni por partes, ni en los huesos.

Si alguien invade el espacio de otro jugador sin permiso, será amonestado, a la segunda oirá aquello de "eres un poc fill de puta" (Tr.: Eres un poco malandrín) y tendrá que pagar los carajillos.

Se entiende que un jugador abandona, cuando apoya la cuchara en el borde del caldero y dice "Estic fart, ja no puc més!" (Tr.: Estoy harto, no puedo más) En ese momento su zona queda franca y puede ser ocupada.

Queda terminantemente prohibido girar la paella para acceder a otro punto donde aún queda arroz.

Si la paella baila alguien deberá coger del asa para estabilizarla. El/los jugador(es) que se ocupen de este cometido recibirán elogios del resto, que se emplearán a fondo para mantener siempre llena la copa de vino del esforzado estabilizador durante toda la comida.

Cuando se toca hierro con la cuchara, en las postrimerías de juego, los valencianos se enfrentan al "Socarrat", es un momento glorioso donde el nerviosismo cunde. El frenesí es tal, que aquello parece a una prospección petrolífera. Los que no participan en el festín deben relajarse y esperar el postre.

La partida acaba cuando los jugadores se retiran o ya no queda nada en el caldero, señal indiscutible que estaba buena o había mucha hambre.

El día en que mi madre en vez de agua y echó aguardiente de Orujo a la paella…

Si no se mueve se pega, asi que si que hay q moverla, al menos es como me enseñaron en la escuela de cocina

Que gracia tienes. Parecen increibles las fotos.
Antes se se ponía chorizo a todo para darle gusto y color, ya que no habia mucho dinero para carne. Ahora debe ser que la carne no tiene gusto ni color.

Y la RAE dice de Paella.

(Del valenciano paella).

1. f. Plato de arroz seco, con carne, pescado, mariscos, legumbres, etc., característico de la región valenciana, en España.

2. f. Sartén en que se hace.

Ahora vamos...todos a por la real academia de la lengua: sacrílega!

el crimen, malditos hipocritas, es lo que haceis para comer vuestra asquerosa paella, malditos maltratadores..

De acuerdo totalmente con lo que dice Mondel en su comentario, a mi personalmente me asombra como en los últimos años se ha ido desarrollando este fanatísmo, purista y retrogardo que pretende salvaguardar a la "auténtica Paella" la "única".
Me pregunto a que viene esa obsesión de pedir Paella en el resto del planeta tierra (tomando a valencia com el centro del mundo) para despotricar luego de lo que les han servido. Si dentro del concepto "paella" (recipiente metálico dónde se cocina) se quiere reivindicar LA MEJOR, como la Paella Valenciana, adelante: no voy a entrar en ese debate, la paella Valenciana es el mejor arroz en paella del mundo, hecho en la mejor tierra del mundo,"la terreta" (la millor terreta del mon) forma parte de su idiosincracia. Y sí, siento informarles que paella, es arroz con cosas, cocinado en ella.

En Inglaterra, el supermercado Tesco, aparte de ofrecer su engendro de paella precocinada con pimientos, cebolla y ajo, también ofrece su sándwich de paella. Para vomitar.

nunca os habeis preguntado por que tiene que ser minimo para dos personas?

La mía es "a la uruguaya", receta de mi viejo: lleva boniatos. Ah! Y queso rallado por encima, como debe ser!

Que el chorizo le quite el calificativo de "valenciana" a la paella de Jamie Oliver, no significa que no esté buena. No sé si habéis vivido en Inglaterra, pero prefiero 100 veces la paella con chorizo que cualquier cosa de las que se comen allí.

Por cierto, os habéis pasado con el comentario "Debe ser un envío solidario: nutre a una familia en Chad durante 5 años".

Creo que falta aquí un "pecado mortal" que cada vez se ve con más frecuencia: El uso de arroz largo o vaporisado (creo que se dice así).

En cierta ocasión fui a visitar a un líder de la oposición, entonces ilegal y muy perseguida por "Hassan II, que Dieu ait son âme", a Chauen (o Chef-Chauen), que me había invitado a comer; y me prepararon una enorme "paella" de sardinas, y boquerones frescos (el único pescado que entonces llegaba allí... en la paella el pescado iba por un lado y las raspas por otro) con grandes trozos de cordero y cabrito; cocinada con abundante aceite de argane prensado por ellos mismos (sin refinar)... el regreso fue interminable, parando a devolver cada pocos kms., después estuve una semana con unos ardores que me mataban...

Para Carbide, de un valenciano: es normal que consideres las paellas de la provincia de Valencia "unas de las peores" teniendo en cuenta que no te gusta el arroz suelto y algo duro (tal y como expresas en tu comentario) que es como debe estar el de una paella como toca. Pero creo que no has entendido el asunto del artículo. No se trata de meterse con los arroces, si no de que el término "paella" se aplica a una sola manera de cocinar el arroz. Todo lo demás son "arroz de ....." Butifarra, bogavante, garbanzos, verduras, guisantes o cualquier otra cosa que le quieras poner (y NUNCA debe estar en una paella). La paella es ÚNICA. Y maneras de hacer el "arroz de....." hay tantas como productos culinarios seas capaz de imaginar.

¡Muchas gracias Charlie! Es muy bueno.
Parte de valencia es manchega. Les obligan a aprender catalán y ahí no me meto, pero que no les quiten su gastronomía, que La Mancha es un paisaje, no una división política, y el gazpacho manchego es un plato valenciano también.

Lo mejor, una paella con piña y melocotón de bote que me pusieron en un hotel de Fuerteventura. Y olé!

Para aquellos interesados en el tema he subido un mini-libro con recetas tradicionales de una región de Valencia (que incluye alguna adopción culinaria como el Gazpacho manchego): https://db.tt/cgFoXgZX

Vivo en el Reino Unido y me han preguntado bastante veces lo de poner basmati; y todo por culpa de un programa de la Delia Smith que hizo una paella a la que por supuesto ademas le echo chorizo. En el mismo programa rompio los spagetthis (mis colegas italianos dicen que si sus madres les ven hacerlo, los echan de casa). Eso pasa por poner tanto chef de tercera en la tele .

Paella en catalán, poêle en francés, padilla en castellano, paila en leonés.

Al sr. Vicente Ferrando:
¡¡Qué triste!!. Por su nombre había supuesto que sería valenciano. No sé si lo será, pero en mi tierra (soy de València) la paellera es la señora que hace paellas. En nuestro idioma a una sartén se le llama paella. No hay más. No comemos "paellas", comemos arroz hecho en la paella. En castellano seguro que no se le ocurriría pedir una "sartenera" para hacer una sartén de patatas fritas.

No me lo creo, eso lo ha hecho la gente adrede para que se publique su foto... No puede ser, eso son atentados al sentido común, pese a ser el menos común de los sentidos.

En españa ya todo lleva " chorizo" ... menudos tiempos .

Siempre me ha parecido una tontería el purismo culinario. Hay debates bizantinos sobre si la paella debe llevar ajo o no. Si nos ponemos finos, en España ya no se toma gazpacho. Porque de la elaboración normal de hoy en día, a la que practicaba mi abuela, que hacía gazpachos para los cortijos, va un mundo. Y mira, todo en el fondo es una chorrada. La comida tiene como finalidad nutrir al cuerpo y agradar al paladar. Lo demás es todo un cuento, porque cada paladar tiene sus reglas, sus gustos. Me parece una chorrada cuando llega un pedante a decirte con qué armoniza este vino, sobre todo, porque si le haces un prueba de doble ciego a los cinco finalistas del concurso mundial de somelieres, ninguno acierta a decirte la uva y la procedencia del vino, como ya pasó este año. Es decir, que hay mucho de esnobismo y de chorrada en todo esto. Si a un tío le gusta ponerle chorizo a la paella, que se la coma con mucha salud. Y si le gusta acompañarla con gin-tonics, pues más de lo mismo. Tanto rollo al final para qué, tu alma no se va a ir a ningún nirvana por usar cebolla del Somontano, y no cualquier otra, para hacer tal o cual plato. Comer bien y disfrutar de la comida es mucho más sencillo que todo eso, menos pelmazo, más libre y más democrático.

Anda que no me he reído... :)

Muy divertida la entrada. Me ha encantado el queso manchego a la marinera del restaurante de Stuttgart, aunque está mal traducido: realmente significa queso manchego en escabeche! Delirante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal