Receta (solidaria) de fin de mes: lentejas con arroz y calabaza

Por: | 23 de octubre de 2013

Lentejas con arroz y  calabaza

Siria siempre ha estado muy alto en la lista de los países que me apetece visitar. Como fans fatal de la cocina de Oriente Próximo, sueño con probar en directo las delicias que se cocinan en aquel país, del que todo el mundo habla maravillas en términos gastronómicos.

Por desgracia, este no es el mejor momento para un viaje, puesto que allí se vive una guerra civil cuyas horribles consecuencias vemos casi cada día en los medios. Es más bien el momento de mostrar solidaridad con la población civil que sufre la contienda. Por eso cuando la gente de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, se puso en contacto conmigo para ver si podía echarles un cable, no lo dudé ni un segundo. Su propuesta era sencilla: me pedían que publicara una receta con los ingredientes que reciben los refugiados sirios como ayuda de emergencia.

Los paquetes de comida que reparte ACNUR en campos como el de Zataari en Jordania incluyen sémola de trigo, pasta, lentejas, arroz, azúcar, sal, té, aceite vegetal, pan y, ocasionalmente, atún de lata. A veces, los desplazados intercambian estos materiales por comida fresca con los locales (de ahí que en el potaje lentejil que he preparado como receta de fin de mes aparezcan algunas verdurillas).

Este plato sirve para recordar dos cosas. Primero, que la comida más simple y humilde puede ser deliciosa. Segundo, y mucho más importante, que las condiciones de vida de los dos millones de refugiados sirios, cerca de la mitad niños, son durísimas, que todos podemos ayudarles apoyando a ACNUR a través de su web o llamando al teléfono 902218218.

Dificultad

Nula.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 250 g de lentejas
  • 150 g de arroz
  • 250 g de calabaza
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 puerro pequeño (o medio grande)
  • 1 limón
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de curry (opcional)
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo (opcional)
  • Aceite vegetal
  • Sal

Preparación

1. Dejar a remojo las lentejas desde el día anterior (no es obligatorio, pero acortará la cocción).

2. Escurrirlas y ponerlas en una olla a presión o normal con un litro y medio de agua aproximadamente. Pelar la cebolla, el ajo y las zanahoria y quitar la capa exterior del puerro. Juntar estos cuatro ingredientes en una redecilla para cocer (si no se tiene, echarlas tal cual). Añadir un chorrito de aceite y sal, y llevar a hervor con la olla destapada.

3. Cuando hierva, retirar la espuma que se forma en la superficie con una espumadera y tapar. Si se hacen en olla a presión, en unos 15 minutos estarán hechas; en una normal, unos 40 aproximadamente. Lo mejor es ir probando y cocer hasta que estén tiernas, porque cada clase de lenteja tiene su tiempo particular.

4. Mientras se hacen las lentejas, cocer el arroz en otra olla con agua abundante hirviendo y sal unos 15 minutos. Comprobar que está hecho, escurrir, pasar por agua fría y reservar.

5. Triturar la zanahoria, la cebolla, el ajo y el puerro del potaje con un pasapurés, y devolverlos a las lentejas. Sumar también el arroz cocido. Menear la cazuela hasta que todo se mezcle bien. Todo esto se puede hacer con antelación.

6. Picar la calabaza en dados pequeños, y saltearla con un chorro de aceite en una sartén grande con el comino, el curry y sal unos 5-10 minutos, hasta que esté tierna y empiece a dorarse (es importante que caramelice un poco, porque así se potenciará el sabor).

7. Servir las lentejas en boles o platos y repartir la calabaza por encima. Terminar con un chorrito de zumo de limón.

Hay 47 Comentarios

La comida sencilla, de origen vegetal, puede ser completa y equilibrada. Y más sana que la comida al uso en los países occidentales (excesiva grasa y proteína animal, insuficientes antioxidantes y vitaminas). No es pobre el que come una comida sencilla. Más pobre es el que es ignorante del daño que le hace la comida basura a su salud. También es pobre el que no tiene libertad, ni derecho a una educación o sanidad de calidad. También es pobre el que no tiene que comer. Y de todos esos pobres hay muchos. No nos rasguemos las vestiduras por comer comida sana y equilibrada, como arroz con lentejas.

Que devuelva la medalla...que devuelva la medalla!

Me encantan estos artículos. Comida sana y original. No cómo la habitual comida basura a la que nos estamos acostumbrando. Por cierto, sabéis que contra ella se está lanzando una campaña en EEUU que va a dejar sin trabajo a ciertos dibujos animados?... ;-) Nos lo explican en este artículo. http://modelarlasilueta.blogspot.com.es/2013/10/los-dibujos-animados-dejan-la-comida.html

Pues mira que bien me viene la receta, que tengo exceso de calabaza este año en la huerta!! Gracias!!

Nunca he mezclado estas churras con semejantes merinas (quiero decir: lentejas con calabaza) pero me parece que voy a probar a ver que tal, seguro que está rico, rico, como decía el clásico. (Y a lo mejor, también así tranquilizo mi conciencia... esto de la solidaridad de salón es lo bueno que tiene. Hala, ya podéis disparar.)
http://gastrocinemia.blogspot.com.es/

Pues no hay gente en España comiendo lentejas con arroz ahora mismo. La iniciativa de ACNUR es muy loable, pero el autor del blog parece desconocer no solo la comida tradicional española sino, lo que es peor, las condiciones de pobreza de millones de hogares españoles. Lo de menos es que se le añada calabaza y otros aliños. El problema es cuando tienes que comer comida sencilla no por solidaridad sino por necesidad (como se desprende de algunos comentarios). Quizá se deba, entre otros motivos, a la epidemia de "cocina de laboratorio" que nos invadió en la década pasada, hasta que llegó la crisis y tuvimos que cerrar tatos Bullis como en España hubo. Y mira que siento lo de Siria. Me acordaré de ellos a mediodía.

Soy socia de Acnur desde hace ya varios años, me parece que su labor es fundamental para esa gente que ha tenido que dejar su hogar. Me gusta la idea que te han propuesto. Espero que la gente se anime a colaborar.
http://tarragonain.blogspot.com.es

ACNUR necesita fondos ya que se encarga de coordinar y pagar (literalmente) el trabajo de las ONGs que trabajan en terreno. ACNUR instala los campos de refugiados y realiza las operaciones de registro e identificación y coordina al resto de ONG (Intermon Oxfam, Medicos sin Fronteras, Cruz Roja..) para que desempeñen su labor dentro de estos campos (salud, agua, educación, nutrición...). En cada país trabaja con ONG locales e internacionales diferentes, dependiendo de la testitura, pero claro que necesita los fondos....Las tiendas de refugio, los kits de higiene de emergencia, los kits de cocina...no se pagan solos y TODO eso, lo financia directamente ACNUR.

Pues no sé yo, Gertxu, si es correcto decir que el ACNUR, es decir, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, es una ONG. Hacen una gran labor, cierto, pero una ONG es otra cosa. Digamos que el ACNUR no necesita donativos, las ONG sí.
@Cocinar con Ciencia: Si, venga, dále, chorizo pa los refugiados, aunque sean musulmanes. Estarán encantados. En fin, si a ti te gusta y es científico...

Otros fans fatals des las cocinas. ¿Serás pors influencias dels cataláns, tans poderosos últimamentes? (Los argentinos -creo- tienen una buena solución: el fana. Corto, práctico y sin salir de nuestro idioma porque es apócope de fanático.)

Pues va a ser que me las voy a hacer. Porque me molan cantidubi las lentejas y la calabaza, y también porque me ha llegado al tuétano el gesto. MLIchu, si sigues por este camino de mojarte en ecología, solidaridad humanitaria y denuncia del trepismo me vas a terminar conmoviendo... Aún así, estoy con Onofre: devuelve la medalla de Los Angeles!!


Gracias @PiñaLimón por tu aclaración... ye lo que pasa por tirar de wordreference en lugar de tener el DRAE sobre la mesa. Yo también te mando un abrazote.


Buen día!

Muy buena iniciativa Mikel, está muy bien que lo difundas, es una pena que en un mismo mundo haya realidades tan diferentes...
La receta deliciosa!
Buen día!

ACNUR lleva muchos años haciendo un magnífico trabajo. Junto a Intermon, son de las ONG en las que una puede confiar.
Las lentejas han de estar buenísimas y el comino es esencial para no ir de pedorretas por la vida.

La receta excelente, pero lo que importa es que quien pueda eche una mano, ACNUR hace una labor impagable.

Gracias.

Me parece un detalle admirable tu colaboración con ACNUR a través de esta receta. Estoy segura de que estas lentejas solidarias van a derivar en buenos momentos dentro de la crítica situación.

Que ricas, yo hoy también tengo lentejitas, pero en nuestro caso con chorizo y champiñones naturales, ya estoy deseando que pase la mañana...

Buena iniciativa, hace falta
Te recomiendo que visites los campos de refugiados de Jordania para Palestinos. Además de los campos de refugiados de Palestinos dentro de su propio país gracias a tus idolatrados amiguitos
El "buenrrollismo" está bien, pero café para todos.

A mi me va más lo español http://xurl.es/27krh

Excelente receta! Doy fe de que en Siria se come de lujo. En cualquier rinconcito sin pretensiones te encuentras comida sencilla y sabrosa. Y si, hay que tener presente el conflicto e intentar colaborar, no me cabe duda. Aunque ACNUR no sea mi favorita. En fin, toda accion para crear consciencia es buena! Gracias por tu post de hot

Aparte de por la gastronomía, otro motivo por el que Siria merece una visita es por los miles de años de historia que acumula, esperemos que se solucione el berenjenal en poco tiempo,

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal