El hombre que adelgazó comiendo tres meses en McDonald's

Por: | 08 de enero de 2014

Adelgazar mcdonalds

El después y el antes del profesor Cisca. / KCCI

 

¿Qué ocurre si pasas tres meses comiendo sólo en McDonald's? Supongo que la mayoría de los mortales contestaríamos lo mismo a esta pregunta: que engordas. Sin embargo, un profesor de ciencias de un instituto de Iowa (EEUU) ha dado con una respuesta bien diferente. John Cisca se sometió al calvario de alimentarse durante 90 días exclusivamente con productos de la cadena de comida rápida. Adelgazó casi 17 kilos, y no sólo eso: su nivel de colesterol malo bajó de 173 a 113.

Antes de corras a exterminar tus lorzas navideñas atiborrándote a McGuarreridas, aclaro que este buen señor llevó a cabo su experimento limitando su ingesta de calorías a 2.000 diarias, y además abandonó su estatus de morsa sedentaria de 127 kilos caminando 45 minutos cada jornada. Vamos, que no es que la Virgen de Iowa haya obrado el milagro de convertir en adelgazantes las hamburguesas con patatas fritas, sino que Cisca redujo sus ingresos calóricos y aumentó los gastos. Ahora bien, insiste en que comió de todo. Se calzaba sin problemas Big Macs, cuartos de libra con queso, batidos y helados, combinándolos con platos más ligeros como ensaladas a la hora de comer o bocadillos de claras de huevo y avena con frutas y leche desnatada para desayunar. 

Lo que pretendía este profesor de 54 años con su experimento, recogido en un documental, era demostrar a sus alumnos que para mantener una dieta sana lo importante es elegir bien qué comes y en qué cantidades, no tanto el sitio en el que lo haces. Hasta en un presunto templo de la comida desequilibrada como McDonald's puedes mantener la línea, vendría a ser su mensaje. "Todos tenemos opciones, y son nuestras decisiones las que nos convierten en gordos, no McDonald's".

Cisca asegura que la multinacional no ha intervenido en absoluto en su aventura, pero reconoce que convenció a los responsables de una franquicia local de la cadena para que le proporcionaran la comida gratis. La directora de Nutrición de McDonald's en Estados Unidos, Cindy Goody, no ha ocultado su simpatía hacia el experimento, que de forma intencionada o no refuerza el mensaje que quieren transmitir las compañías de comida rápida o de refrescos en los últimos años: nosotros te damos alternativas ligeras, y si engordas no es por nuestra culpa, sino porque tus elecciones o tus hábitos no son saludables.

 

El documental viene a ser una especie de anti SuperSize Me (2004), película en la que vimos cómo su autor, el cineasta Morgan Spurlock, engordaba 11 kilos en un mes y sufría daños en el hígado tras comer un mes en McDonald's. También podría servir para contrarrestar la proverbial mala prensa de la cadena, cuya imagen está irremediablemente asociada a la comida basura. Sin embargo, su fuerza como argumento pro McDonald's es limitada. Sí constata el evidente esfuerzo que está haciendo la empresa por ofrecer alimentos menos engordantes y con menos colesterol, pero no dice nada sobre otros posibles efectos perniciosos en la salud de una McDieta ni la exculpa de algunas de las principales críticas que recibe: la de promover el consumo de productos hipercalóricos y raciones grandes en plena epidemida de obesidad o la de hacer márketing y publicidad agresivos enfocados a un público sin facultades para tomar decisiones saludables, como los niños.

"Confeccionar un menú bajo en calorías en un establecimiento como McDonalds es posible, pero no es ni probable ni lo que las circunstancias invitan a hacer", afirma el biólogo y dietista Juan Revenga, autor del más que recomendable blog El Nutricionista de la General. "El total de la oferta de estos establecimientos invitan al desmadre calórico. ¿Qué te preocupas de modo casi enfermizo durante tres meses siguiendo un menú con un valor calórico contenido? Pues podría ser cierto que adelgazaras, y este señor pone su experiencia como ejemplo. Pero comía siempre lo mismo, todos los santos días, porque en esta cadena de hamburgueserías no había (ni hay) demasiadas oportunidades para, manteniendo constantes las variables de calorías, principios inmediatos, colesterol y demás, hacer un menú trimestral más variado".

Por este motivo, Revenga duda de que el profesor llevara una dieta realmente equilibrada. "Me resulta difícil de creer que alcanzara las recomendaciones de ingesta para, por ejemplo, los ácidos grasos omega tres o la del calcio. Una de las consecuencias más nefastas que podría tener este tipo de experimentos unipersonales en la opinión popular es el que esta asocie que por haber perdido peso el sistema dietético es saludable. No todos los planteamientos dietéticos con los que se pierde peso son saludables. Para mí, estas grandes franquicias de comida rápida no son el entorno ideal al que acudir para cuidar la alimentación de nadie".

En cualquier caso, éste no es el primer caso de lo que podríamos llamar "dieta de la comida rápida". El primer precedente –y seguramente el más popular– es el de Jared Fogle, un hombre que perdió 113 kilos comiendo bocadillos de Subway. Cambió una dieta a base de cantidades ingentes de comida basura, que consumía encerrado en su habitación, por dos bocadillos (uno vegetariano grande y uno pequeño de pavo) al día, y empezó a salir a caminar de vez en cuando. El milagro se produjo en un año. La compañía le adoptó como representante para intentar crear una imagen de cadena-de-comida-rápida-pero-sana. Su presencia en los medios se minimizó en 2008, cuando en plena crisis económica las cabezas pensantes de Subway decidieron que era más importante que su publicidad se centrara en lo barata que era su comida que en otras cosas.

10-fast-food-chainsincluding-olive-garden-have-more-effective-advertising-than-mcdonalds-the-brief

Jared Fogle y sus pantalones pre dieta. / BUSINESS INSIDER

 

El mismo McDonald's ya tuvo su propio fenómeno en 2008, con un señor de Richmond llamado Chris Coleson que perdió 40 kilos siguiendo una McDieta. La misma empresa le quitó importancia al tema, no sabemos si por ponerle cordura al tema y ser conscientes de que relacionarse con comida adelgazante les iba a acabar explotando en la cara o para evitar tener que asumir al señor en cuestión como imagen de marca.

Sea por la proyección mediática que ha tenido su experiencia o por los kilos que ha perdido, el profesor John Cisca ha anunciado que mantendrá su régimen durante tres meses más. La pregunta que queda por hacernos es si sería posible seguir una dieta de estas características un McDonald's español. Ni los McMuffins de clara de huevo, ni el Fruit & Maple Oatmeal, ni la leche desnatada forman parte de la oferta de la cadena en nuestro país. Las calorías de una ensalada que pueda contar como plato principal y su aderezo están entre las 359 de la ensalada césar con pollo crujiente y las 755 de una Manhattan aliñada con aceite y vinagre y acompañada de croutones al ajo y finas hierbas. Unas patatas fritas medianas y un Big Mac no sólo aportan 850 calorías, sino que contienen el 70% de la cantidad diaria recomendada de sal y el 64% de grasas de la dieta de un hombre adulto. Eso sí, podrías inflarte de Happy Zanahorias (60 calorías), Happy Cherritos (15) o bolsas de manzana (50), hasta que el aburrimiento y la tristeza te llevaran a la tumba.

Hay 100 Comentarios

Q PROBLEMA TAN GRANDE ESCRIBIR ESTAS IDIOTECES EN LA RED, ESTA INFORMACIÓN LA LEEN NIÑOS Y NO PUEDE CONSENTIRSE.

Yo os aseguro que se puede adelgazar así, en julio y agosto de 2013 pasé el verano el Reino Unido, la comida allí es malísima y cara, habían muchas tiendas de comida rápida con menús de hamburguesa patatas y bebida por 3 libras, todos los días comía uno, para comer o cenar caía, por ir a lo barato. Al volver a España pesaba 7 kilos menos, eso en 45 días. Adelgazar se puede

me parece algo muy extraño, una persona que coma tres meses en un lugar como este y adelgace algo muy difícil de creer.., la verdad yo creo que se puso hacer algún tipo de dieta.

¡Esto es una mentira gorda! esta claro que la comida "junk food" de Mc Donalds engorda por tener mucha grasa y mucha química en la carne. Esto debe de ser una de las campañas publicitarias en que estas por detrás la cadena Mc Donalds para incentivar a las personas a comer más allí..pues por lo que parece está perdiendo adeptos que prefieren la comida sana.

Sobre lo que hablabais de Jamie Oliver y las hamburguesas (creo que era en este post) acabo de leer esto: http://charlatanes.blogspot.com.es/2013/11/jaime-oliver-vs-mcdonalds.html

Quizás os interese ;.)

en mi opinion el hombre ha adelgazado por que ha mantenido una dieta equilibrada aunque sea en un lugar de comida basura la teoria es buena pero no creo que sea verdad

Esto es tan simple que aun no comprendo por que le dan tantas vueltas al asunto...
Si consumes mas calorías de las que gastas, engordas. Si consumes menos, adelgazas.

Hay alimentos extremadamente calóricos y dañinos en exceso (todo lo que tiene azúcar o harina refinada), por lo que ahí habría que empezar a cortar para reducir el aporte calórico.

Reemplazar eso por proteínas (carnes, pescado, pollo, huevos, etc) y acompañar con vegetales variados, que aportan carbohidratos de absorción lenta.
Eso te permitirá comer mas cantidad, y Alimentarte mejor, a la vez que reduces las calorías.

Ahora bien, si te limitas a consumir 2.000 calorías/día y te mueves un poco más, vas a adelgazar, aunque sea comiendo galletas o helados.
El problema es que deberías comer muy poco de eso, y pasarlas hambre!

Pero si estas dispuesto a ello, yo te podría diseñar la "dieta del helado", o "la dieta de la pizza" y serian efectivas. Claro!
Siempre y cuando no excedas las 2000 calorías...

Eso es adelgazar y perder la vida por saturación prescindiendo de alimentos básicos, vamos una forma lenta de morir. Pudiendo reservar en http://bit.ly/18OzuRY

Eso se llama adelgazar por saturación, el cuerpo se cansa de la misma alimentación y lo tira todo, eso sí no sólo pierdes piso sino la vida misma. Reservado puré nuestra web y vereis como es posible comer bien y muy barato http://cort.as/7-u2

¿Documental patrocinado por McDonalds?

Para comer sano no hace falta atiborrarse a zanahorias y a manzanas. Simplemente comer con mesura y hacer ejercicio. Que la balanza calórica esté a tu favor (más quemado que ingerido). Como ejemplo esta receta fácil, nutritiva y, sobre todo, sabrosa, "muffins de huevo y bacon":
http://www.lamaletadeunaaupair.com/2014/01/muffins-huevo-bacon.html

Fernando: recorrer la costa andaluza comiendo y cenando exclusivamente en McDonald y Burguer King está tipificado en el Código Penal.
Yo en un McDonald sólo he comido dos veces, y porque es lo único que está abierto en la T4 de Barajas a la 1 de la mañana. Pero mi poco apego a estos establecimientos se debe más a mi rechazo hacia todo tipo de franquicias alimentarias que a porque piense que las hamburguesas son menos sanas que otro tipo de comidas. En este aspecto pienso que debe primar el sentido común: ni pasa nada porque te comas una hamburguesa de vez en cuando ni puedes estar todos los días sólo a eso.

Este tipo de noticias, sin ser falsas, pueden llevar muchas veces a equívoco a más de un lector. La comida de McDonalds es mala o, dicho de otro modo, no es buena. La empresa americana lo único que ha cambiado desde que se la criticó hace unos años por sus productos, fue el color rojo de su logo por otro verde, no nos engañemos. Distinto es que, de vez en cuando o por unas prisas, se coma uno una hamburguesa.
http://www.arquitecturapopular.es/

Es que hay mucha tontería relacionada con la ingesta, especialmente en la televisión, con supuestos productos 'milagrosos' contra el colesterol y otras enfermedades.

La comida no es simplemente un balance de energía (calorías), sino que depende de la capacidad de absorción de cada individuo con respecto qué comida. Un ejemplo: si a una persona las amburguesas le producen diarreas, poco le van a engordar, puesto que expulsaría prácticamente la totalidad de lo ingerido.

Yo conozco personas a los que le engordan menos el maíz de una ensalada que el tomate, simplemente porque no digieren el primero, a pesar de tener muchas más calorías, y en sus deposiciones prácticamente se pueden ver los granos enteros.

Así que afirmar de forma genérica y con una 'alegría' absoluta que una dieta es más efectiva que otra es absurdo, todo depende de la persona, de sus hábitos, de cómo complemente dicha dieta, etc.

Por otro lado, conozco McDonalds desde dentro por mi trabajo en el pasado, y les animo a que entren a cualquier cocina de los restaurantes y contemplen la limpieza. También les animo a que soliciten los certificados de calidad e higiene alimentaria, así como cuestiones como que hasta las fábricas de servilletas deben pasar, por exigencia de McDonalds, controles similares a los alimentos, por no hablar de las exigencias que imponen a los proveedores de esos alimentos.

Y para terminar, veo que se sigue teniendo a las cadenas de comida 'rápida' un 'odio' peculiar de modo que cualquiera puede opinar contra ellas, o si no lo hace, es sospechoso de estar pagado por la multinacional. Pero más insanas son las muchas bebidas que consumimos los fines de semana, o esos refrescos de dudosa composición que 'te dan alas', o lo que picamos en bares y terrazas tradicionales que, en casi ningún caso, cumplen con las normas básicas de higiene alimentaria y en las que no sabemos el tipo de aceites que usan, el grado de limpieza de las cocinas (por no hablar de los baños), la efectividad higiénica sobre vasos, platos y cubiertos, ni siquiera si cumplen con las fechas de caducidad, etc.

En definitiva, comer en un McDonalds no es mejor ni peor que comer en cualquier otra parte, todo depende de lo que pidamos, de las cantidades, de la variedad de la dieta, de nuestra actividad y, sobre todo, de la naturaleza de cada uno de nosotros.
Eso sí, esta cadena tiene certificados de calidad que garantizan en cierto modo que cumplen con una serie de requisitos que en el 90% de los demás casos (especialmente esos bien vistos restaurantes familiares o del barrio 'de toda la vida') no pueden demostrar.

Las dietas pueden ser dañinas, sinceramente creo que se deberia enseñar a comer desde la escuela, una asignatura que nos diese directrices de vida sana.

salu2
http://cupcakesytartas.blogspot.se/2013/09/budin-de-pan.html

Me llama la atención lo de que los niños no tienen capacidad de decisión. Por supuesto que no: para eso estamos los padres. Hay muchísimas campañas de publicidad, más o menos agresivas, cuyo objetivo son los niños. Es nuestra misión como padres enseñarles a pensar por sí mismos.

Muchos no queréis entender la finalidad del artículo, la conclusión del artículo es que el problema no es comer en un McDonalds, o cualquier otro sito, sino la ingesta de calorías.

Da risas, ganas de llorar, arcadas y mucho más. Pero que chorrada de noticia...que IRRESPONSABILIDAD publicar algo así en un medio de comunicación...¿cuánto os han pagado los de McD? Yo creía que eran un tin más serios que los de El Mundo...pero vaya...más de lo mismo...

aqui mucho indignado,pero nadie habla de los starbucks donde un latte mocachio o como se diga,tiene nada mas que 750 CALORIAS...pero queda mejor ir a mandarse 1500 calorias sentado con el tablet!!!

Es que realmente este hombre ha estado SIN COMER comer durante quince días y se comprende el prodigio...

Que asco y que deprimente…...Ese tipo de comida es como para una vez cada 5 años y por que no te quedo de otra…….. Que asco por la comida y que deprimente por el lugar…..

Que tio... hace unos meses criticando balancek y ahora copiando calorias.

En este momento de crisis, muchos están obligados a dietas deficientes, por carecer de recursos para alimentarse. Los que se lo puedan permitir creo que, la dieta más saludable es comer "POCO DE MUCHO Y MUCHO DE NADA".

Todo me parece un mensaje publicitario para hacernos llegar a la conclusión de que Mardolal no es el problema de la obesidad en el mundo. El problema de la obesidad está en el exceso de sedentarismo, y en la ansiedad que nos lleva a ingerir lo primero que tenemos a mano, y más si esa "comida rápida" está dulce y rica....¡Movamos más el cuerpo y menos las mandíbulas!

lo q engorda es la cagaCola y el aburguesamiento, mas que el hamburguesamiento... mejor con cerveza :P

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal