Plan para el finde: recuperar la banderilla

Por: | 31 de enero de 2014

El Comidista prosigue su serie de entradas breves en forma de autoentrevista sobre restaurantes, bares y actividades gastronómicas diversas para disfrutar el fin de semana. Se publican los viernes, alternando con el consultorio Aló, Comidista y las listas 'hit parade'.

Banderillas cohete

La absoluta necesidad de comerse una banderilla. / EL COMIDISTA

 

¿Qué es una banderilla? Pero alma de cántaro, ¿en qué año naciste? La banderilla es un clásico que consta de los siguientes elementos: un simple palillo, un humilde encurtido como base y, como límite, el infinito. Banderillas son las míticas Toreras, las deliciosas gildas cuya paternidad ha provocado más conflicto en Euskadi que el hummus en Oriente Próximo, y muchas otras apócrifas pero que, acompañadas de un vermut, un vino o una caña, nos alegran los aperitivos y la vida en general. Precioso. ¿Cuál es la noticia? Que este finde recuperar la mejor esencia de la banderilla será más sencillo que nunca gracias al proyecto Bombas, Lagartos y Cohetes de Vallekas, una colaboración entre un puesto del Mercado de la Villa de Vallecas, regentado por Kike Martínez, y la bodega tarraconense Casa Mariol. Pero antes de informarte de dónde puedes ir a comerlas, déjame contarte la bonita historia de estas peculiares banderillas de mercado. Si no hay más remedio...  Las bombas, nacidas en la parada de Kike en el año 2001 son aceitunas gordal rellenas de cosas tan variadas como salmón y queso feta (con aceituna negra), anchoa y pimiento asado, ventresca de atún, cebollita y guindilla, mejillón o pulpo (ambas con pimiento), salmón ahumado, tomate confitado, robellón, bacalao, ibéricos y mil y una delicias (algunas de ellas vegetarianas o veganas).

Banderillas bomba

Gordal negras con queso y salmón. / EL COMIDISTA

 

¿Y los lagartos? Nacidos en 1992, los lagartos son la única banderilla que hay que comer con cuchillo y tenedor (o, en su defecto, con un gato hidráulico, dada su envergadura). Además de ir rellenos de anchoa, boquerón o bonito con pimiento asado (o con ahumados sin pimiento) llevan aceitunas y cebollitas. Vale. ¿No preguntas por los cohetes? Sí, perdona, es que estaba intentando pasar el nivel 256 de Candy Crush. ¿Y los cohetes? Los veteranos de la casa (nacieron en 1965, y fue Martínez padre quien les puso nombre), son banderillas en las que puedes encontrar encurtidos, pulpo, huevos de codorniz o chipirones en aceite, en alegre combinación con pimiento asado o crujiente y otros vegetales.

Banderillas lagarto
Los lagartos. / EL COMIDISTA

 

Una colaboración entre un puesto del Mercado de Vallecas y una de las bodegas más modernas de Cataluña. Suena raro. Miquel Ángel Vaquer, al frente de Casa Mariol, te lo explica: "Yo admiraba mucho el trabajo de Kike, se nota que es encurtidor de oficio, conoce el mundo de la conserva, el marinado y el escabeche a la perfección. Pero además tiene la habilidad de jugar con esos ingredientes y hacer combinaciones sorprendentes y sin límite". Kike tiene, además de lo que él llama "la parada de toda la vida", un quiosco donde está su equipo –todo femenino porque según él las mujeres "funcionan mejor"– pinchando las banderillas al momento y bajo demanda, una barra de bar y, al lado, una tienda de vinos. "Por eso conocí a Miquel, porque allí vendo su vermut", explica.

Miquel angel casa mariol kike

Miquel Angel Vaquer y Kike Martínez, en Casa Mariol. / EL COMIDISTA

 

¿Y qué tienen de especial estas banderillas, si se puede saber? Lo primero que sorprende al probarlas es que sus sabores son muy nítidos: el pepinillo no sabe a pimiento ni la cebollita a anchoa. El secreto, cuenta Kike es "no tener stock, ir pinchando bajo demanda para asegurarse de que las banderillas no pasan mucho tiempo en el líquido de gobierno [aceite de girasol, de oliva o escabechado en el que se conservan las banderillas]". Kike también pone su toque particular a los ingredientes –por ejemplo, suaviza el ácido de los pepinos encurtidos conservándolos en salmuera- y si necesita alguno que no está en el mercado, literalmente se lo inventa, como la aceituna negra gordal que un fabricante produce especialmente para él. Ah, y siempre usa palillos de madera."Las espaditas de plástico, para los Playmobil", asegura. Muy bien. ¿Vas a decir ya dónde se pueden comer o tienes mucho más rollo que soltar? No, ya voy con los sitios. El restaurante efímero We Pop! ha montado uno de sus eventos en el sótano de la tienda de vinos y licores Magatzem Escolà, donde maridarán algunas de estas maravillas del picoteo con vodka en chupito, en bloody mary y alguna combinación más. Será hasta el sábado incluido. ¿Algún sitio más? En la tienda de Casa Mariol, donde las podéis combinar con cualquiera de los vinos y vermuts de la casa, las venderán siempre. Todo en Barcelona, qué pesado. Si estás más cerca de Madrid, podéis acercaros a la nave nodriza, la parada 28 del mercado de la Villa de Vallecas, para llevarlas a casa o tomarlas in situ a la hora del aperitivo. ¿Y en el resto de España? Pronto se podrán degustar en muchos lugares, tanto en bares como en tiendas.

Producción: Mònica Escudero.

Hay 50 Comentarios

Ooooooooooh, qué delicia el mundo de los encurtidos. Ahora mismo iba a bajar al mercado a por un par de cosillas y van a caer unas gildas y con le vermú que queda en casa, ya tenemos el aperitivo del viernes. Ñam ñam

Me encantan las banderillas.
Y si andas por el norte... aqui tienes otro plan para el fin de semana!

http://tastyrules.wordpress.com/2014/01/31/restaurante-el-portalon-tastyrules/

La banderilla creo que nunca dejó de existir. Hay que dar una vuelta por el territorio español (burgos, valladolid, soria, zaragoza, teruel, casitlla la mancha) donde nunca dejaron de existir.

no me creo que Kike Martínez llame a su puesto del mercado "la parada de toda la vida", a menos que la Franja de Ponent se haya expandido hasta el Jarama (no me importaría) y no nos hayamos enterado aquí

Mikel, cariño, manda a tu alter ego a paseo.

Pues ya tengo ganas de tomarme el aperitivo

Una buena barra de banderillas, de toda la vida, en el Mayoral (Hijo) de Burgos, en la Avda del Cid 14. Imprescindibles los "capataces", acompañado de un vermut bien puesto.

El aperitivo en casa con unas buenas aceitunas rellenas, http://cocinapasion.wordpress.com/2013/12/20/aceitunas-con-relleno-casero/

Me encanta todo lo que vaya en un palillo. Cuando vaya a los Madriles a ver a la familia pasaremos a probarlas. Mientras aquí os dejo mi manera de hacer bonito en conserva por si quereis incluirlos en vuestras banderillas.
http://50maneras.blogspot.com.es/2012/08/bonito-tu-2-parte-la-conserva.html

Aquí en Bruselas, cervezas las que quieras, pero banderillas ninguna... ¡Qué morriña!
Si os apetece un postre rico rico, mi blog a vuestro servicio! :)
http://pastelite.blogspot.com

Nacho, hijo, superas los limites, no se puede ser mas desagradable (si no tienes nada agradable de decir...)

Gracias por esta entrada! Ese puesto es la gloria, siempre hay cola porque todo esta buenisimo, las aceitunas receta de la abuela... mmmmmmhhh
Y es dueño muy amable, siempre sonrie, asi se hacen los negocios, con dedicacion y saber hacer : )

Viva las banderillas. Mi plan para el finde es irme con este bombón a esquiar: http://xurl.es/0mhqs

Para Carlos. En Zaragoza el tubo tiene unos sitios de tapeo impresionantes, pero la especialidad concreta de la banderilla, y sobre todo la anchoa es en mi humilde opinión patrimonio de una bodega que está en otro lado del casco viejo, cerca de las Tenerías, a la altura aproximada del Coso 180. No sé el nombre pero no cabe confusión posible una vez pases frente a la puerta.

No habré tomado vermuces en Vallecas... mare de deu!!. Servidos en esos vasitos tan flamencos, con su espumita de sifón. Qué momentos... Días de vermú y gloria, domingos de risa y compadreo, de comer a las 5 o de melopea, siesta y no comer. De cuando el Rayo jugaba a media mañana y el frío se disipaba a patadas equinas contra el cemento de la grada y una bota de las 3 zetas circulaba sin complejos ni temores.


Vermú, patatas, olivas...

http://www.youtube.com/watch?v=FONRvDsRXGg


Está todo dicho con esta canción.


Buen finde, salud, República y Puxa Sporting!!

Los mejores encurtidos que he probado: un clásico Bodega Pirineos en Huesca. Hasta la fecha no he visto ningún local que pueda competir con ellos, ni en el tubo de Zaragoza ni en Madrid o Euskadi

Es un bueno compañero de una buena cerveza, cuanto más condimentada mejor, abre el apetitio y la sed.
http://goo.gl/w3JlRw

Es muy difícil expresar el amor que siento por vosotros por haber sacado estas banderillas aquí. :-)

No puedo con los encurtidos en general y con las aceitunas en particular. Viendo las fotos casi vomito el desayuno del asco que me han dado.

Me encantan las banderillas!!! Acompañadas de un vermut de grifo, el aperitivo perfecto!!!

http://areaestudiantis.com

Que interesante. No conocia la tienda del magatzem Escolà y eso que muchos dias por la mañana me cruzo con su furgoneta de reparto.
Iré a hacerle una visita.

Uhmmm. Ya estoy salivando. Y eso que acabo de desayunar. Muy grande el mundo de la banderilla y muy cutres los sitios que las ofrecen momificadas.

Creo que alguien se ha olvidado de la mítica Gilda de Donostia.

Así, que habrá que buscarla, os dejo una pequeña pista:

http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2011/12/de-pinchos-por-donostia.html

Qué bien, el mercado de Vallecas Villa está a 10' andando de mi casa. No lo conocía.
Mañana sábado estoy probando esas banderillas. Iré con mi hija que es adicta a los encurtidos.

Faltan las gildas.
El diletante.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal