El mejor negocio de las girl scouts: galletas para los fumadores de maría

Por: | 24 de febrero de 2014

Girl-Scout-Cookie-Pot
Galletitas y marihuana medicinal, el negocio. / FIRSTTOKNOW

 

Puede que muchos adolescentes del mundo estén empanados y no les dé la cabeza para mucho más que la siguiente pantalla del videojuego de turno, pero desde luego el tópico no se cumple con Danielle Lei. A sus trece años, esta joven girl scout de San Francisco ha demostrado que para montar un negocio floreciente no hace falta ni ser adulto, ni disponer de grandes medios: simplemente hay que contar con el suficiente ingenio como para vender el producto justo al cliente adecuado.

El bisnes de Lei no puede ser más sencillo: montó un puesto de galletas justo delante de un dispensario médico de marihuana de su ciudad. Como todos los que hayan fumado alguna vez saben, el consumo de esta planta genera unas ganas irrefrenables de comer dulce conocidas como munchies, fenómeno que esta adorable joven californiana supo aprovechar en beneficio de su organización. En sólo dos horas, vendió 117 cajas de cookies a los monstruos fumadores de las galletas que salían del local, un 45% más de las que había facturado en el mismo tiempo delante de unos grandes almacenes, según ha contado su madre, Carol, a Mashable.

La práctica de vender galletas es un método tradicional de recaudación de fondos para las Girl Scout, sólo que nunca se había llevado a cabo de una manera tan heterodoxa. O al menos nunca había tenido tanta repercusión: el presidente del dispensario, Kevin Reed, cuenta que Lei ya lo había hecho en anteriores ocasiones, sólo que no había salido en los medios. Para horror de los miembros más conservadores de las Girl Scout, el ejemplo comienza a cundir. Otra girl scout de 8 años, Lexi Menees, se puso a vender sus galletitas en la puerta de un dispensario de Phoenix (Arizona) este viernes, con un éxito similar: 50 cajas, "más de lo que habría vendido delante de una frutería", ha declarado su padre a Associated Press.

La reacción de las organizaciones de Girl Scouts ha ido desde el rechazo más o menos frontal de la de Colorado -"no permitimos a nuestras chicas vender galletas frente a tiendas de alcohol o de marihuana", han dicho en un tuit- a la aceptación más liberal de las californianas. "Dejamos a los padres y a los voluntarios que tomen las decisiones más prudentes al respecto", asegura una declaración oficial de las Girl Scout de California del Norte.

  Enhanced-buzz-15480-1392997093-19
Enhanced-32639-1392997214-15
Danielle Lei, haciendo el agosto para las girl scouts. / FACEBOOK

 

El caso plantea más de una cuestión interesante. La primera, económica: ¿se convertirán los dispensarios y clubes de cannabis en los nuevos colegios, alrededor de los cuales surgirán como champiñones las tiendas de dulces? La segunda, algo más profunda: ¿es conveniente o ético que unas menores realicen actividades comerciales a la puerta de un lugar donde se vende marihuana?

Los detractores dirán que trivializar el consumo de una droga ayuda a la propagación de su uso entre los menores, y que la simple cercanía ya podría llevar a esas crías a interesarse por el fumeteo. Los defensores responderán que sólo los mayores de edad pueden entrar en los dispensarios, que la presencia de unos personajes tan inocentes -en principio- como las Girl Scouts puede ayudar a normalizar la existencia de lugares donde se proporciona marihuana a las personas que la usan por motivos médicos.

Mi postura está más cerca de estos últimos: considerar el cannabis como un peligro público que hay que perseguir y mantener en las catacumbas me parece cosa de otros tiempos, como demuestra la tendencia despenalizadora en países como EEUU, Uruguay o México. No sé si el argumento de la madre de Lei, Heidi Carney, es demasiado sólido: "Para mí, no tiene nada de polémico. Es medicación. No es distinto de estar en frente de una farmacia", ha defendido. Pero si la venta de maría en ese lugar es legal, veo difícil justificar la prohibición de poner puestos en frente. Y menos si estos sirven para recaudar fondos para causas humanitarias: la mitad de lo ganado por Danielle irá a parar a organizaciones de lucha contra el alzheimer, según afirman los dueños de The Green Cross.

En cualquier caso, la noticia ha sido acogida con júbilo -y risas- por los fumadores de Estados Unidos, e incluso han surgido los inevitables memes. Los dispensarios, por su parte, han visto también una pequeña oportunidad de hacer márketing con el asunto. En Phoenix, ofrecen una caja de galletas gratis del puesto de Lexi Menees a los que compren al menos media onza (unos 14 gramos) de cannabis. Y en San Francisco, el centro donde Danielle Lei pone su tenderete ya vende una variedad-homenaje de maría llamada Girl Scout Cookie.

Hay 37 Comentarios

jaja, que bueno!
almu
http://www.mavieenroseblog.com/

Muy bien, Mikel. Primero tocas el tema de los vegetarianos/veganos, luego el de la paella valenciana y ahora las drogas. ¿Quieres romper todos los récord de comentarios de internetnazis? Sigue así xD

Buena visión de marketing la de esta niña! Una de las principales patas del marketing es la distribución, es decir, poner el producto en el lugar y el momento adecuado para el cliente objetivo, y ella lo ha sabido ver, ¡enhorabuena para ella! :)
Y hablando de galletas apetecibles, aquí os dejamos algunas recetas caseras que se han publicado en Cocinario por sus usuarios, ¡a ver si os gustan! :)
Galletas de anís, por Vane http://www.cocinario.es/recetas/galletas-de-anis
Galletas brownie, por Marian http://www.cocinario.es/recetas/galletas-brownie
Galletas caseras, por Esther http://www.cocinario.es/recetas/galletas-caseras-1
Galletas de avellana, por Cris http://www.cocinario.es/recetas/galletas-de-avellana

Por seguir dando ideas, comentar que a mi cuando fumo maría no sólo me da hambre sino que necesito sexo http://xurl.es/16b6y

Esa idea la tuvieron los guionistas de Friends hace muchos años. En un episodio Ross vende galletas para una niña y aprovecha el "hambre de colocón" para venderlas en residencias universitarias.

Señor Galladón, esto es una "Lei" bien hecha y lo demás son tonterías... :-)

Galletas, aceites, mantequillas, múltiples son los formatos de elaborar marihuana comestible. Estas son algunas buenas recetas a tener en cuenta: http://www.cannabiscafe.net/foros/showthread.php/135073-Cocina-y-Recetas-Cannabicas

Resulta irónico, tantos años escuchando que los yonkis hacían su agosto en las puertas de los colegios y ahora es al revés, me imagino a las madres advirtiendoles de que si ven una niña con pinta rara que les ofrece una galleta no la cojan....

Llamadme cínico, pero hoy en día desde los políticos (Christian Salmon dixit) hasta todo tipo de ONGs utilizan la pseudo-ficción y las narrativas para colarse en las noticias. Pensemos en aquella película protagonizada por Robert de Niro "Wag the Dog", que no se si se tradujo como "La cortina de humo". Francamente, no me veo yo a la niña ésta leyéndose los libros de Baudrillard y Derrida para deconstruir el uso del espacio en SanFran, ni mucho menos que sea producto de la casualidad. Recientemente los Boy Scouts de EEUU eran noticia por la batalla que se había librado en el seno de la organización para que admitieran a miembros abiertamente gays y puede ser que está historia lo que pretenda simplemente es dejar patente que las Girl Scouts no son una organización homogéneamente carca ni monolítica. En todo caso, los munchies son condición necesaria pero no suficiente para que aumente la venta de galletas. Si le hacéis un google maps al 4218 de Mission Street, ya veis que los únicos negocios a la redonda son un salón de belleza y una agencia inmobiliaria. Te aseguro Mikel, que si en España hubiera dispensarios de esos, tendrían 20 bares en 100 metros a la redonda y la gente pasaría de las galletas y se pediría un pincho de tortilla o una de bravas.

Chicas listas!!!

http://areaestudiantis.com

“Considerar el cannabis como un peligro público que hay que perseguir y mantener en las catacumbas me parece cosa de otros tiempos”. De acuerdo, pero banalizar su consumo es tan grave como hacerlo con el alcohol o con las pastillas: una tarta de marihuana te puede joder la vida.

Veo que le estás dando ideas a la ministra de sanidad. Va a ampliar el copago a las galletas.
El diletante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal