Paté de ave con manzana

Por: | 13 de mayo de 2014

Pate
Paté de pollos felices para personas felices / EL COMIDISTA

Últimamente me ha dado por pensar si el problema con algunos de los alimentos que no me tiran demasiado parte de que no hemos sido debidamente presentados. Como cada uno cocina como le gusta a él –y los gustos de nuestros progenitores no tienen por qué coincidir con los nuestros–, el momento en el que nos convertimos en seres gastronómicamente independientes, (como cocinillas o como usuarios de restaurantes) es perfecto para replantearse la relación con la bestia negra de nuestras comidas infantiles.

En mi caso la puñetera pesadilla el platito en cuestión era el hígado con cebolla, porque a eso que en mi colegio llamaban "puré de verduras" ya me lo quité de encima, y además no creo que nadie nunca pudiera considerar esa broma de mal gusto 'un plato'. Pero el hígado todavía coleaba en mi memoria: ver como mi madre compraba esa víscera sangrienta y rebosante de hierro –de ternera o de pollo- me ponía de un mal humor que no se curaba ni con el visionado en loop de La bola de cristal, y cuanto más tardara en servírmelo más se alargaba la sensación de desazón y sinvivir. Total, un drama. Pero hace poco decidí que ya estaba bien de ponerme a sollozar cada vez que veía a una mujer con pinta de madre comprar hígado, y me dispuse a hacer lo propio.

Pensé que en mi receta tenía que haber hígado de pollo o ternera y cebolla, pero que podía jugar un poco con el resto –sería un poco monguer si hiciera exactamente lo mismo que odiaba, ¿no?–, así que me decidí por el pollo (campero, que el hígado sigue teniendo un precio razonable) y lo alegré con un poco de manzana, que aportó una textura ligera y mucho sabor y chalota y especias. Un toque de mantequilla y crema de leche le da la untuosidad perfecta al conjunto, que solo necesita unas rebanadas de pan de verdad -y, como mucho, unos encurtidos– para convertirse en un entrante/desayuno/picoteo de lujo, sin demasiado esfuerzo y a un precio más que razonable. 

Dificultad: Mike podría hacerlo. 

Ingredientes
Para dos tarros grandes

  • Una manzana roja dura
  • Dos cebolletas (o una cebolla seca, unos 250 gramos)
  • 3 chalotas
  • 400 gramos de higaditos de pollo campero
  • 1/2 vaso de vino dulce
  • 75 mililitros de nata líquida para cocinar
  • 75 gramos de mantequilla
  • 1/4 de cucharilla de ras el hanut (o comino, o la mezcla de especias que se prefiera)
  • Sal 
  • Pimienta 
  • Pan y encurtidos para acompañar

Preparación 

1. Limpiar los higadillos con abundante agua, eliminando también las telillas de grasa que tengan, escurrir y reservar en papel de cocina. 

2. Pelar y picar en grueso la cebolla y la manzana, y dorarlas con 25 gramos de mantequilla a fuego medio-bajo (no hace falta añadir aceite, porque sueltan bastante líquido y la mantequilla no se quema). 

Tiempo aproximado: 10 minutos

3. Cuando casi estén, añadir la chalota y dorar durante unos minutos más. Añadir el vino dulce, subir el fuego y dejar que reduzca.

Tiempo aproximado: 5 minutos.

4. Añadir los higadillos, pasando el fuego a medio. Es importante que se dejen rosados por dentro, porque si no el paté quedará amargo. Añadir el ras el hanout, sal y pimienta.

Tiempo aproximado: 8 minutos. 

5. Poner en un vaso batidor el contenido de la sartén, los 50 gramos restantes de mantequilla, la nata líquida y procesar hasta conseguir una pasta muy fina. Si quedan muchos grumos, se puede pasar por el chino o por un colador de malla. Poner en tarros, dejarlos enfriar y servir acompañado de pan y encurtidos. 

Hay 37 Comentarios

Si mi madre me hubiera puesto así el hígado, seguro que nos hubiéramos ahorrado algún que otro castigo ;)
http://tarragonain.blogspot.com.es

Voy a tener que seguir tu ejemplo: el hígado es una de mis bestias negras favoritas, mi personal pesadilla en la cocina y en el comedor... Pero parece buena terapia "de choque", si sobrevives al intento.

Mònica rules! nos encanta este paté, ese toque de manzana es muy original y apetecible. Y como siempre es un gustazo leerte!

Fdo: Pablo, Jorge y Sandra (Ahora vamos a seguir jugando a la Nintendo)

Buenos días Mónica, detecto comodidad, te irá como la seda.
La monguer yo, si lo pones en tarros dura más? cuál es la fecha de caducidad? Bsos.

Muy buena receta. Me la apunto!!

http://areaestudiantis.com

El hígado es una cosa de esas que no me acaba de gustar... ni por textura, ni por sabor .... solo me gusta, y llamadme 'morro fino' el Foie... jejeje

Os dejo una receta que en casa triunfa, de otra parte del pollo..

http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2010/11/muslos-de-pollo-rellenos-con-verduras.html

Lo siento, a mí los higadillos de pollo o de conejo como que no me van. Soy más de FUA de oca y lo digo asi , con la boca muy grande y generando expectación. Tambiėn me va el mi cuit de pato y lo digo con boquita pequeña de flor de pitimini.
Puedo parecer elitista, pero no es asi, solo es que voy de guay y no llego a chachi.
saludos

Felicidades, me gusta la receta! Habrá que ir pensando en cambiar un poco la página... porque el título del blog y debajo 'Por Mónica Escudero' y en el lateral, sobre el autor 'Mikel López Iturriaga'.... como que no!! Muchos éxitos en la nueva etapa, yo seguiré siendo fiel lectora y practicante de algunas recetas!

No os equivoquéis: Mónica siempre estuvo ahí ;-)

Buenos días Mònica y que tengas mucho éxito presidiendo el altar principal que te ha dejado el vivalavirgen de MLIchu, que a mi no me la cuela: ni reflexionar ni gaitas, este ha cogido las de Villadiego y se las ha pirado de vacaciones locas y te ha dejado con el carrito del helado.


Suerte!

Muy buena la receta. Estás poniendo el nivel muy alto, luego pasa que nos acostubramos y claro.

Ueeeeeeeee!!!!! Bravo Mònica!!! lo ves? ya te has estrenado y no ha dolido!!! ;PPP Felicidades!
... y gracias por reconciliarnos con el hígado!
Besets, Reichel.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal