El extraño encanto de las malas fotos de comida

Por: | 21 de mayo de 2014

Tumblr_mhkkhjawTV1rvr5s8o1_500

Me parece haber visto un lindo gatito. / SOMEONE ATE THIS

 

Si el ser humano fuera sensato, bondadoso y, por qué no decirlo, un poco aburrido, sólo le interesaría la buena comida. Pero por suerte, todos tenemos nuestro yo ligeramente perverso, ése que disfruta con los desastres culinarios ajenos y se ríe con los propios. Para satisfacer nuestros más bajos instintos gastronómicos, en los últimos tiempos han nacido una serie de blogs, tumblrs y cuentas de Instagram consagradas a recopilar, comentar y, en última instancia, someter a mofa pública los platos más espantosos que la gente comparte en la red. ¿Que si dan asco? Un poco, pero hay que verlos como una divertida película de miedo: ellos son a la cocina apetitosa lo que Pesadilla en Elm Street a Pretty Woman.

Tartas a las que no te acercarías ni después de una huelga de hambre, sopicaldos grisáceos en los que flotan cuerpos extraños, potajes que parecen pota y carnes resecas acompañadas de deprimentes verduras hervidas son algunos de los clásicos de sitios como Cook Suck, Someone Ate This o Cookingforbae. En ocasiones, el problema es la propia foto, tomada con flash desde el menos apetecible de los planos; en otras, ni el mismísimo Helmut Newton podría haber embellecido los cuasi vómitos retratados.

¿A qué se debe el boom de estas webs, que cuentan con miles de seguidores en todo el mundo? Por un lado, la sobreexposición de lo que comemos en Internet hace que no les falte material hilarante: desde el momento en el que todo pichichi fotografía y cuelga sus creaciones, por fuerza un porcentaje nada despreciable de éstas debe causar más arcadas/risas que "mmmmmmms". Por otro, es posible que nos estemos empezando a hartar de la comida cuqui, perfectita y hasta cierto punto irreal que tanto abunda en los medios, los blogs o las redes sociales como Pinterest e Instagram, y necesitemos un chute de fealdad humanizadora. Algo así como una rebelión punk: déjame de monerías con estilismos, mantelitos y cuchufletas, y dame una mierda bien catastrófica de la que me pueda burlar.

Quizá haya algo de sentimiento de superioridad en el éxito de estos sitios: nos reconforta ver los engendros que comen otros porque así creemos que nosotros nos alimentamos mejor. Quizá estén ahí para decirnos que NO todo vale en la fotografía gastronómica, y que a veces sería más positivo para la humanidad que nos introdujéramos el móvil en el fistro anal antes que usarlo para inmortalizar un plato. Lo que está claro es que todos estos templos de la bazofia resultan tan fascinantes como adictivos, y uno no puede reprimir el morbo de mirar sus horrores.

Someone Ate This

Dos jovenzuelos californianos fundaron Alguien Comió Esto en 2012, para celebrar "la hilaridad de los accidentes culinarios, la mala fotografía de comida y las cosas más asquerosas que la gente se ha metido en la boca". Sus fotos son brutales; sus comentarios, corrosivos, pero puede que lo mejor sean las etiquetas que utilizan para clasificar sus entradas, con clásicos como "caca de bebé", "por favor matadnos" o "salmonella". "El mensaje es que si tú haces un mal trabajo en la cocina, nosotros nos vamos a reír de ti", ha explicado a la CNN uno de sus creadores, Jeffrey Max.

Tumblr_mbhbuyp0hc1rvr5s8o1_500

 

  Tumblr_n5a19liyj91rvr5s8o1_500 Tumblr_n3v14wUV6d1rvr5s8o1_500


Pesadilla infantil, taco de tordo y bechamel al Fairy. / SOMEONE ATE THIS

 

Cook Suck

"He empezado este blog porque estoy harto de las comidas mierdosas que la gente sube a Facebook/Twitter/Tumblr", dijo el creador de Cook Suck -intraducible juego de palabras entre cocina chunga y chupapollas- en su primer post. La venganza de este australiano ha consistido en publicar espantos sacados de esas mismas redes. Postea poco, pero casi siempre bueno: los penes que eyaculan pure de patata (publicados originalmente por una chica con la frase "Una cena de broma según mi madre"), la tarta tróspida de San Valentín y la hamburguesa de pedida "He dicho sí" son hitos del género.

Tumblr_m0x09lx9801r5f1uio1_500 Tumblr_n0yuk0DSOO1r5f1uio1_1280 Tumblr_modd1wPtlB1r5f1uio1_500

Paseo por el amor y la muerte. / COOK SUCK

 

Cookingforbae

Está en Instagram, pero bien podría definirse como lo más anti Instagram del mundo. Así que si buscas belleza, colores atractivos, filtros esteticistas y algo de gastroporno, no sigas a Cookingforbae. Con sus repulsivas imágenes de cosas parecidas a comida que la gente sube sin ningún recato a la red social, esta demoledora cuenta podría quitar el apetito a Arias Cañete. De lo más heavy en su género.

  Captura de pantalla 2014-05-20 a la(s) 16.03.02
Captura de pantalla 2014-05-20 a la(s) 15.59.29 Captura de pantalla 2014-05-20 a la(s) 16.00.20

Tres formas de destruir un pollo. / COOKINGFORBAE

Sad Desk Lunch

Mitad denuncia, mitad cachondeo, Comida Triste de Escritorio es un terrorífico recorrido por la alimentación de ese 62% de trabajadores estadounidenses de oficina que comen delante del ordenador. Su autora es una empleada de Tumblr, Kira Fischer, que entiende el proyecto como una invitación a salir a la calle y abandonar esa insana y sucia costumbre.

Tumblr_n5hy9lgHQw1qlk39so1_1280 Tumblr_n2e8ovzaiH1qlk39so1_1280 Tumblr_n41yq7ptci1qlk39so1_1280


Trío de dips, tranchetes y Yatekomo en la oficina. / SAD DESK LUNCH

 

Dimly Lit Meals For One

Comidas para Uno con Luz Tenue es el heredero espiritual 2.0 de la legendaria obra de Sonia Allison Microondas para uno. Este blog rezuma soledad, desesperación, angustia y, por supuesto, mala comida, siempre con aspecto de haber sido recalentada.

Tumblr_n0056iyBTh1tr746go1_1280 Tumblr_n1t1appDHS1tr746go1_500 Tumblr_n3zct00RPO1tr746go1_1280
El último es el resumen de toda esta entrada. / DIMLY LIT MEALS FOR ONE

 

Hay 36 Comentarios

Jjjj ¡qué bueno! nos encanta ver que no somos lo peor ¡Saludos!

Me siento plenamente identificada con pesadilla infantil, yo tengo mi versión tortilla. También soy de estilo comida triste for one y menuda pintaza la fajita salchichón tranchete.
Uff si yo te contara, tengo un menu especial navidad : paletilla de cordero versus alien " predator" pero todo ello producto delflash eh!
Quién se puede resistir a una hamburguesa pedida, eso si que es desayuno con diamantes y con mucho más glamur, dónde vamos a parar.

La referencia a Helmut Newton ha sido lo único realmente bello del post, aunque a mi me ha servido para recordar que en esto del cocinar todos somos mortales.

No las conocía pero me parecen buenísimas!! El anillp en la hamburguesa es penoso total....

http://areaestudiantis.com

Creía que teníamos el récord de fotos malas, pero la verdad, ya veo que somos unos cracks (dios nos salve de hacer una pizza al estilo perruno o un pollo requemado... glups...)

http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2014/05/cuando-se-organiza-unacena-con-amigos.html

Os presentamos las “figuras comestibles”: interpretación del clásico sándwich basada en figuras de animales y de personajes. Sus resultados pueden provocar ternura o risas.
http://www.dosyemas.com/index.php/colaboraciones

Estoy con Mi Crucero, la cara del niño, absolutamente aterrorizada ante un espanto así, no tiene precio.

La cara del peque mirando el pollo asado... asado... asado... es la bomba, pobrecillo

http://mi-crucero.blogspot.com.es/2014/04/consejos-de-ultima-hora-para-la-ropa.html

Todo esto sirve para recordarnos cuando metemos la pata culinariamente que no somos los peores cocineros del mundo, siempre hay alguien peor

Respetando que cada cual tiene derecho a alcanzar la felicidad o unas risas como quiera ( y sin hacer daño), solo puedo decir "qué nivel, Maribel". Si esto de los chicos californianos se plantea como opción laboral, francamente prefiero meterme a trabajador sexual en parque del extrarradio. Por lo menos viviré emociones fuertes...

Nos divierten porque en el fondo todos hemos cometido algún error de ese tipo.. y cuando vemos las fotos de esos horrores nos acordamos de los nuestros ;)

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal