Receta invitada: almejas a la bahiana

Por: | 14 de mayo de 2014

  Almejas bahiana 2
 El suqueteo en su máxima expresión / EL COMIDISTA 

Estrenamos por todo lo alto la sección de recetas invitadas con una bastante especial por dos cosas. La primera, que está requetebuena (y a mí sola nunca se me hubiera ocurrido cocinar los moluscos de esta manera, "mecachis" y "gracias" a partes iguales). La segunda, que la persona que nos mandó la receta -y un mail muy majete acompañándola- hace ya unos meses, Gonzalo Ribot, es en la actualidad uno de los concursantes que pelean por el título de ganador en la segunda edición de MasterChef.

Recordad que vosotros también podéis mandar vuestras recetas a recetascomidista(arroba)gmail.com, y nosotros las prepararemos, fotografiaremos y publicaremos para que podáis presumir de talento cocinillas delante de vuestros amigos (y todavía más, de vuestros enemigos).

Su cocina está claramente influenciada por los chiquicientos viajes alrededor del mundo que ha hecho y –teniendo en cuenta lo que se ha visto de ella en el programa– el plato que nos propone es bastante moderado con uno de sus aderezos favoritos: las especias. Su facilidad para añadirlas aquí y allá, mezclarlas sin miedo y pronunciar con total naturalidad nombres que a veces suenan a klingon ya son marca de la casa. Igual que su política de "aquí hemos venido a jugar", que ya ha generado algún que otro momento televisivo de esos que polarizan a la audiencia -que le odia o le ama, sin medias tintas-, y promete más. 

Su perfil es de lo más completito y variopinto: fue diseñador gráfico y director de arte durante 22 años y, harto del mundanal ruido, decidió cambiar los plazos draconianos y los logos por la docencia de bikram yoga en Dubai. Precisamente cuando disfrutaba de ese nuevo estilo de vida nos envió la receta de estas almejas a la bahiana, cuya base puede parecer una versión oriental y calentorra del gazpacho (más que nada porque la base es parecida) que en realidad va mucho más allá. Su propuesta se sirve caliente pero casi cruda, algo que suena raro hasta que lo pruebas y descubres que funciona como una sopa ligerísima, en la que se notan todos los componentes por separado pero que reconforta como el caldo de la abuela.

Además de con almejas, Gonzalo nos cuenta que la receta también puede hacerse con chirlas, berberechos y, en la versión más económica –y también con más chicha y más sabor, así que en este caso lo barato no funciona como premio de consolación, sino como opción ganadora– con mejillones. Pensando en el emplatado, recordé unos moluscos en salsa que probé en uno de los The Supper Club organizados por Picnic Restaurant -servido dentro de un pan un poco durito que hacía las veces de contenedor y de guarnición– y pensé que funcionaría bien con este sopicaldo. Los voluntarios que lo probaron no solo no se quejaron, sino que rebañaron la miga al máximo, confirmando que este entrante se puede convertir en un primer plato contundente –y con una presentación muy apañada– con un añadido sencillísimo. 


Ingredientes
Para 4 personas

  • 1 kilo de almejas
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 1 cebolleta pequeña
  • 2 tomates maduros
  • 2 cebollas moradas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 limas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Chile (opcional)
  • 4 panecillos de víspera redondos para emplatar (opcional)

Preparación

1. Colocar las almejas en agua para que suelten la arena, cambiando el agua de vez en cuando.

2. Limpiar y cortar la cebolleta, las cebollas, los ajos y los tomates en trozos grandes. Colocar en una cacerola todos los ingredientes, con el agua justa para cubrirlos y sal. Llevar a ebullición durante unos tres minutos, triturar el caldo y pasarlo por un chino o un colador de malla, para obtener sustancia y sabores.

3. Volver a llevar el caldo al fuego, hacerlo hervir y añadir las almejas: cuando se abran, está listo.

4. Quitar la parte de arriba a los panecillos de víspera, llenar con las almejas, rociar con el caldo, el cilantro picado y pimienta recién molida (y, si se quiere, un poco de chile en polvo). Servir inmediatamente, con media lima para que cada uno se ponga lo que quiera.

Hay 39 Comentarios

Muy buena pinta, aunque precisamente porque soy más de beberme el caldito con cuchara (o en su defecto usando la cocha del molusco correspondiente) lo del pan me parece original pero debe abserver demasiado.
Por otro lado, me he perdido en qué momento estabas diciendo que este hombre usa tropomil especias para que luego la receta lleve solo pimienta. :S

¿No merecería la foto de Mónica aparecer al lado de la de Mike? Es que resulta un poco rara esta situación.
La receta tiene que estar de rechupete, pero yo lo mezclaría con unos spaguettis, y sin cáscara, que odio que me interrumpan la masticación. Siempre tiene que haber peros, sí.

Que tela... que rico ja, ja

http://elbuhonero.es/infieles-en-la-red.html

Curioso plato, que añade un plus a vuestro variopinto, original y fresco recetario.

Esto es como una copia del típico 'clam chowder' de Estados Unidos. En particular, en San Francisco lo sirven también en un pan con la tapa quitada.
Estoy de acuerdo con Javi de Cocinar con Ciencia. Gonzalo es muy criticón, parece una maruja, no sé, pero la filosofía del yoga parece que no va con él...

Cocinar con-ciencia, Xavi, yo tampoco sigo esta edición de MasterChef (me gustaría decir que es por cuestión de horarios, pero en realidad es porque es el día que veo Game of Thrones), pero por lo que he visto documentándome para el post hay bastante marro y dan ganas de dejar a los Lannister para otra noche. Cocina de emergencia, te hablaré de un revolucionario invento que seguramente cambiará tu percepción no solo de este plato, sino de muchos otros, y hará que tu vida no vuelva a ser la misma: LA CUCHARA. :) Buenos días a todos!

Hay algo que me chirría de mala manera, y no es que sea una receta enviada por Gonzalo (que, amén de lo visto en Masterchef esta temporada, sin lugar a dudas es de lo mejorcito de la edición), pero se me hace extraño (y divertido a la vez) esto de presentar un plato con almejas en su cáscara dentro de un bollo de pan...
¿Incómodo de comer? ¿Peligroso por los restos de cascaritas que puedan quedar? pero sobretodo engorroso eso de ir metiendo los dedos dentro del bollo para ir sacando almejas...

Nosotros no quedamos con algo más sencillo y tradicional...

http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2009/10/quiche-lorraine.html

A mi tampoco se me habría ocurrido Mónica, aunque son muchas recetas las que preparamos con pan del día anterior.
Tiene que estar muy rico, las almejas tienen una pinta estupenda!

La verdad es que no sigo masterchef por cuestión de horarios, y por lo tanto no voy a entrar a criticar a gonzalo ni a sus viajes ni cambios de vida. El plato me parece muy resultón y tiene que estar "cojunut", yo le doy un 8. Saludos Mónica!!

que bueno y ya no hace falta mojar pan pq viene mojado. Aunque no es una receta apta para celiacos...
Nosotrso tenemos una receta de berberechos en salsa de soja. Se pueden cambiar los berberechos por almejas tranquilamente.
Una salsa que queda riquisima, lo aseguro.
http://operacionfartumbi.blogspot.com.es/2014/01/berberechos-en-salsa-de-soja.html

Mónica coincido contigo, nunca hubiese cocinado los moluscos de esta manera. Igual me ánimo y compruebo el resultado. Os dejo la mejor forma, a mi entender, de preparar los mejillones.
http://dosyemas.com/index.php/mejillones-expres

Tercero! Podio!

Tiene una pinta buenísima.Además es un plato de lujo, lujo.Un diez.La idea del cuenco de pan muy buena pero es un peligro.

No es este tipo de os que me despierte simpatía alguna, en Masterchef ha demostrado aún bien poco, si es verdad que se arriesga, más que los demás, pero da la sensación de que cocina peor de lo que se cree y además se pasa el programa criticando a los demás comouna auténtica arpía.
Me hace gracia lo del cambio de vida, preside la ONG "Diseño para el desarrollo", pero su cambio de vida consiste en irse de profesor de yoga a Dubai ¿no hubiera sido más coherente irse a Zambia? pero es que en Zambia igual el standard de vida....

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal