El desconcierto tuitero de Ferran Adrià

Por: | 30 de junio de 2014

Ferran adria

MATT MATERA

 

Nunca llegaré a ser el fan perfecto, porque mi relación con los personajes a los que admiro siempre acaba pasando por una fase mustia. O bien mis volubles gustos tiran para otro lado, o bien los mitos en cuestión empiezan a hacer cosas raras que no llego a comprender, como si Miley Cyrus les hubiera poseído.

En esta tesitura ando con Ferran Adrià. Un señor del que se han burlado mucho por sus espumas y por esa manera de hablar que es como el infierno de un logopeda, pero al que la gastronomía española le debe un huevo bien esferificado. Normalmente eres escéptico de Adrià hasta que pruebas algunas de sus creaciones, y entonces te das cuenta de hasta dónde llevó la comida en términos de sorpresa, fantasía, imaginación y diversión. Fue un terremoto de esos que estallan una vez cada muchísimos años, y la cocina actual sería menos emocionante sin su legado.

El problema es que desde que cerró elBulli noto a Adrià como vaca sin cencerro, que diría Chus Lampreave. O al menos esa es la sensación que me transmiten sus desconcertantes entrevistas, en las que mezcla frases que revelan sensatez con otras que parecen sacadas del manual de marketing del profesor chiflado. Lo mismo te propone una ética del liderazgo juiciosa (“no ir con un deportivo a trabajar”) como justifica lo críptico de su discurso con argumentos extravagantes (“está bien que no te entiendan, si te entienden es que no es nada nuevo”).

Lo que más perplejo me tiene es lo de Twitter. Adrià y su equipo decidieron en abril entrar en ese terreno pantanoso que hasta entonces se habían negado a pisar. Su cuenta presuntamente personal podría servir como ejemplo de lo que los expertos desaconsejan hacer en esa red social: usarla como mero púlpito promocional desde el que pontificar y no entenderla como canal de diálogo con el mundo, con el irritante bonus de publicar todos los tuits en tres idiomas. Y luego están los mensajes, tan densos que rozan el flipe.

“¿Hay creatividad disruptiva sin riesgo?”. Perdona, no te sigo. “Preguntándome con el mundo de la prensa si un periódico digital es un seaurching”. Resto de la humanidad preguntándose qué demonios es un seaurching. “La auditoría creativa no es una obligación, pero es de gran ayuda para la eficiencia en los procesos creativos”. Ah, vale, ya lo pillo. Siento decirlo, pero como admirador de Adrià, lo más comprensible que he visto en su Twitter es la respuesta que le dio hace semanas un seguidor: “Cambia de community manager, please”.

Esta columna fue publicada originalmente en la Revista Sábado, dentro de la edición impresa de EL PAÍS.

Hay 60 Comentarios

www.comercialandalucia.es/hosteleria

En el los cocineros encuentran su refugio

Pues yo creo que menos Community managers y más gente real. Que al final los mediáticos van a parecer todos salidos de la misma caja... Es mi humilde opinión.

Para jpbarren | 30/06/2014 14:54:21

Muchas gracias por la información. Lo acabo de instalar y tengo mucha esperanza en él.

por qué no te callas Mikel

Espérate tú a que invente la Bulli-printer 3D!

A mi me mató el día que en Master Chef regaló a Eva, como quien regala un incunable del siglo XV, 3 gramos de antimateria o un huevo de dragón, una hoja A4 con el ADN del proceso culinario.

Pues yo no lo veo.
Más bien creo que con tanta espuma se le ha hecho una bola en la lengua y habla raro en cualquier idioma.
Aún diría más, a su imitador se le entiende mejor.
Perdóname Ferrán, ya sabes que te queremos.

es compplicado entender esto de las deconstrucciones gastronomicas... lo siento pero me sobrepasa

Gracias por el blog :-)

Hola.

Yo estoy con Maritxu en que se ha equivocado al teclear pero creo que lo que sobra es la g. Quiso decir "sea urchin", que es "erizo de mar". Meter "búsqueda" en una frase podría hacerla tener sentido, pensándola tres veces. Sin embargo, meter "erizo de mar" en un discurso no hay por donde cogerlo, y oyendo a Adriá de otras veces, yo creo que quiso escribir "sea urchin", con dos cojones.

Hola,
yo creo que a "seaurching" simplemente le sobra la "u"; "searching" es "buscar" o "búsqueda". Lo mismo que dije a la mañana que una palabra en inglés estaba mal traducida, ésta está mal escrita, sin más.

Enhorabuena por los inicios de Ferran Adrià, quien ha llevado hasta el altar la Gastronomía Española, sin embargo ahora falta lucidez culinaria. Mejores tiempos vendrán.

¡Qué superfuerte! Seguro que Adrià nos está leyendo ahora. ¡Hola, Ferran! ¿ Cocinarías una cena romántica sólo para dos?

Yo a este le tengo calado desde hace un tiempo, cuando con el patrocino de Telefonica se paseó por todas las Universidades españolas promocionando (haciendo propaganda) del nuevo concepto que está "creando", una especie de enciclopedia virtual y una suerte de parque temático de la cocina. Desde ese momento este señor empezó a darme grima, me empecé a preguntar si su creatividad es realmente suya o de los que sabe rodearse y vampirizar. Además me pareció indecente que se aprovechara de las estructuras públicas, que encima debían pagarle por cederle un sitio para hacer publicidad. Lamentable. Desconfiad de la gente excesivamente mediática y de los que se ponen ellos solos las medallas.

Estoy contigo Itu. Yo no tengo twitter y no sigo a nadie pero si vi recientemente una entrevista de Buenafuente a Adriá y no me enteré de ná de lo que decía este último. Tenia una empanada marketing-mental que no me veas. Como Adría está y aen los altares (con razón o sin ella) ni el propio Buenafuente (que no se enteraba de ná de lo que decía Ferrán) se atrevió a contradecirle y se limitó a decir que si a todo. Debe ser que el bueno de Adriá vuela en una nube y esta ya por encima del bien y del mal o que el resto de los mortales no somos capaces de discernir sus teorias porque no llegamos al nivel requerido. Enfin, en mi humilde opinión, cuando un cocinero deja los fogones y el nitrogeno líquido y se pasa a la categoria de filosofo (dicese, decision maker) entonces es que la cosa va a patinar cualquier dia.

Para ·"hola" que dice "¿Soy la única persona en comenzar a tener tendencias psicópatas cada vez que te salta el anuncio ese que cubre toda la pantalla? Si alguien sabe como evitarlo, le agradecería infinito la información"...

No han sabido hasta ahora como aunar el servicio de información digital con la publicidad: Lo que hacen con los anuncios invasivos online jamás se ha hecho con otros medios como la TV, la radio o los periódicos. Si no fuera por AdMuncher yo ... no visitaría muchas webs, la verdad. Teclea ese nombre en google, descárgate el programita de prueba y verás lo que es volver a disfrutar de navegar sin que te amarguen la vida, la vista y la pantalla con publicidad. Cuando lo desactivo compruebo realmente lo eficaz que es...

A mí no me parece que plantee cosas tan raras o descabelladas. El problema es el contexto. Lo que puede ser una reflexión legítima o interesante si se desarrolla bien en un libro, una conferencia o un artículo puede ser de una pedantería inaguantable en Twitter o tomándote una caña con unos amigos. Es un problema más de contexto y de comunicación que de contenido.

¿Soy la única persona en comenzar a tener tendencias psicópatas cada vez que te salta el anuncio ese que cubre toda la pantalla?
Si alguien sabe como evitarlo, le agradecería infinito la información.
Respecto al tema de hoy, suscribo lo que dice Marta | 30/06/2014 13:10:11.

Si, claro, pero no deja de tener gracia que el término se pueda traducir por erizo de mar u "oricio" como dicen en Asturias. Y qué ricos que están!!!!

Que a Ferrán Adriá se le suba a la cabeza, lo puedo entender, pero lo del ilustre blogero Sr Iturriaga, resulta patético

Que no, que no...que SEAURCHING viene a ser como una "nube" de conocimientos prácticos de un campo concreto. Por ejemplo, que quieres cocinar como Adrià, pues te bajas un seaurching multimedia (¿realidad aumentada? ¿gafas google?) y ya. Adria dice que puede haber seaurchings de cualquier cosa que se pueda aprender. Imagino que nos cobrará por ello. El concepto existe, él lo que hará será vender la "aplicación" gastronómica antes que lo haga otro. Vamos hacia los humanoides y necesitan nuevos programas informáticos que permitan a los robots comprender las emociones y las experiencias humanas. Puede que Adrià sea un humanoide de primera generación, como Robocop o Terminator.

Pues yo diría que el susodicho palabro es una mezcla entre Search y couching

Creo que Seaurching debe ser una metáfora para comparar algo (no se qué) con un erizo de mar, que en inglés es Sea Urchin. Sigo sin entenderlo...

Esto es una tortilla de patatas, http://50maneras.blogspot.com.es/2012/05/le-hago-una-tortillitaaaaa.html
El problema es que se últimamente se discute mucho sobre el sexo de los ángeles.

Que sea habilidoso, genio, inventor, innovador, y TODOS LOS OR que se os ocurran en positivo, claro, horror no cuadra con Adriá, y todo todo en la cocina, pero no tiene porque SER BUENO EN TODO, ni tampoco tiene porque ser bueno seleccionando a su "community manager"¡¡ o las instrucciones que le de sea buenas o incluso es posible que o haya recibido instrucciones ¡¡

Mikel, rey, sabía que te picarías...dos intervenciones tuyas para una nadería como ésta te llevan de cabeza a la López-Ibor. Creo que dijiste una vez que eres del 67, o sea, que cincuentón no, pero te pegaría más hacer una crítica a la Yenka que a Miley Cyrus.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal