Ensalada de patata, endivia asada y salmón

Por: | 08 de julio de 2014

Ensalada endibias pimiento salmon
 Flipa con la endivia asada / EL COMIDISTA

No recuerdo la primera vez que me dio por pasar las endivias por el fuego ni de dónde vino la iluminación, pero hace tanto tiempo que las como así que posiblemente fuera idea de mi madre. Cuando yo era pequeña, su cena favorita –y sana, sanísima– de los sábados consistía en meter en el horno patatas acompañadas de tomates, cebollas, berenjenas, alcachofas, pimientos o lo que ofreciera la temporada, asarlos hasta que estaban en su punto y comerlos con un aliño sencillísimo a base de sal, pimienta, aceite de oliva, zumo de limón o vinagre y perejil picado. Aunque no sé si esa cena cuenta como receta, vista la poca sofisticación de la misma y que el plato se lo terminaba cada uno en la mesa sirviéndose lo que quería de cada una de las bandejas que se dejaban en el centro, lo recuerdo como algo glorioso. Incluso los dedos chorreantes de juguillo de alcachofa, y eso que siempre he sido un poco tocapelotas rarita para eso de enguarrarme las manos comiendo. 

El caso es que la endivia es una hortaliza que acostumbramos a comer cruda, pero que asada está también riquísima, caliente o fría como la que lleva ésta ensalada, pensada para dar salida a los restos de uno de esos cenorrios familiares veganos. Fiel al espíritu del reciclaje gastronómico, también añadí unas tiras de pimiento rojo y verde que también habían sobrado: para asar el segundo lo mejor es untarlo en aceite y envolverlo en papel de plata. Cocinados durante unos 45 minutos a 180 grados –la endivia tarda más o menos lo mismo, el pimiento rojo unos 20 minutos más– quedan tan sabrosos como si se frieran, pero muchísimo menos pesados. 

Para convertirlo en un plato único le añadí unas patatas pequeñas hervidas con piel y todo –si es fina, como la de la patata nueva o las de platillo, es incluso agradable morderla–, y para darle algo de enjundia, salmón ahumado. La cebolla marinada en vinagre, servida aparte porque suelo comer con gente de estómago sensible, le aporta un punto crujiente y de frescor, y las aceitunas negras untuosidad y una potencia que equilibra estupendamente el amargor de la endivia. El aliño es bastante parecido al de mi madre, solo le añadí un punto de mostaza y unos copos de chile en polvo que me obsesionan tanto últimamente que, según Mikel, un día me los acabaré poniendo en el té. Ambos son opcionales –igual que la envidia, que podría ser perfectamente sustituida por achicoria o hinojo–, lo que es obligatorio es recordar lo buenas que están y lo sanas que son las ensaladas de patata y ponerse manos a la obra. 

PD: Escribiendo esto me ha entrado curiosidad por saber qué se cenaba ahora en casa de mi madre los sábados. Se lo he preguntado a mis hijos, que pasaron la noche allí, y su respuesta ha sido que "pidieron unas pizzas". Ya veis: para mandar el veganismo sabatino a la porra solo hace falta una nueva generación en la familia. 

Dificultad: 

Para Asteráceas Compuestas.

Ingredientes
Para 4 personas

  • 600 g de patatas de platillo
  • Una taza de tiras de pimiento asado (rojo, verde o mezclado)
  • Una cebolla de Figueras o blanca (suave) 
  • 60 g de aceitunas negras tipo Aragón (o Kalamata)
  • 4 endivias asadas
  • 150 g de salmón ahumado
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas (más un extra para marinar la cebolla) de vinagre de manzana o zumo de limón
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon (opcional)
  • Chile suave en polvo o pimentón (opcional)

Preparación

1. Preparar una vinagreta con el aceite de oliva, sal, pimienta y vinagre o zumo de limón y, si se quiere, la mostaza.

2. Hervir las patatas bien lavadas pero sin pelar, dejarlas enfriar y cortarlas. El tiempo varía según el tamaño de las mismas: si son muy pequeñas, como las que yo usé, estarán en diez minutos y solo necesitarán un corte a la mitad. Si son un poco más grandes, pueden tardar hasta 20 y necesitar un par de cortes más para llegar al tamaño de bocado. Mezclar con la mitad de la vinagreta aún calientes, para que cojan bien el sabor. 

3. Pelar la cebolla, cortarla a tiras finas y mojarla con zumo de limón o vinagre de manzana y un poco de sal. Dejar reposar para que pierda un poco de fuerza. 

Tiempo aproximado: 10 minutos. 

3. Montar la ensalada poniendo las patatas aliñadas en el fondo del plato, los pimientos y la endivia encima, el salmón y las aceitunas y terminar de aliñar con el resto de la vinagreta. Rematar con un poco de chile o pimentón (si se quiere) y servir a temperatura ambiente. 

Hay 29 Comentarios

Ummm buena pintaza supongo que las verduras tb se pueden sustituir por otras opciones

Cierto, mis disculpas :_(

menos que tiñosos

Si la endivia fuera piña...¿cuántos piñones habría?

Yo probé las endivias a la plancha por primera vez en una parrillada de verdura que me sirvieron en "El Granaino" un restaurante de Elche. A partir de ese momento mi parrillada casera SIEMPRE lleva endivia, un buen chorro de limon y aceite es todo lo que necesita. La ensalada pinta buenísima con las patatas con piel y el salmón, me la apunto!

Endivia o Endibia, ambas están aceptadas por la Real Academia de la Lengua Española

... prefiero una variedad de escarola cultivada de modo especial, cuyas hojas, largas y lanceoladas, apretadas entre sí, se presentan en disposición fusiforme, por cierto, muy apreciada en la preparación de ensaladas: ENDIBIA...

Pintaza y ya en lista de espera...

A los que venís a corregir la ortografía, pasaos por el diccionario de la RAE antes, que evita muchos sonrojos ;-)

Por favor, pasad el corrector ortográfico antes de publicar algo...se escribe endibia...

Buena idea, esa de asar las endivias. Y la de hacerlas al vapor también. Y si de ensaladas se trata, aquí, una de lujo:
http://gastrocinemia.blogspot.com.es/2014/06/garbanzos-en-ensalada-con-salmon.html

Endivias asadas?? no las he probado nunca, y lo que es más, ni siquiera había oído hablar de esta posibilidad!!
Todo lo que se aprende...
http://tastyrules.wordpress.com

"Ambos son opcionales –igual que la envidia, que podría ser perfectamente sustituida por achicoria o hinojo–, lo que es obligatorio es recordar lo buenas que están y lo sanas que son las ensaladas de patata y ponerse manos a la obra. "

Mónica, eso de que la envidia es opcional, es discutible :-P

Me encantan las ensaladas con verduras asadas, las endivias así con salsa roquefort me encantan pero nunca las he probado con salmón, seguro que están de lujo. Te dejo mi ensalada con pimientos y bacalao, más sencilla pero muy rica! http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2014/04/ensalada-de-pimientos-y-bacalao.html

Yo suelo comer las endivias al horno pero en caliente, frias no lo habia pensado y seguro que sale una ensalada bien buena.

Yo publico hoy una quiche de tomates cereza con queso de cabra que está divina de la muerte, si os apetece la tenéis aquí
http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2014/07/quiche-de-tomates-i-formatge-de-cabra.html

Yo suelo comer las endivias al horno pero en caliente, frias no lo habia pensado y seguro que sale una ensalada bien buena.

Yo publico hoy una quiche de tomates cereza con queso de cabra que está divina de la muerte, si os apetece la tenéis aquí
http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2014/07/quiche-de-tomates-i-formatge-de-cabra.html

Nunca he probado las endivias cocinadas, pero el conjunto tiene muy buena pinta. Yo soy más de ensaladas frescas: http://www.nutricionycocina.com/2012/07/ensalada-de-patatas-con-verdura-de.html

Por alusiones: la salsa de roquefort no es viejuna, es neo-viejuna.

Lo escalibado mola.

Que grandes recuerdos de cenas sabatinas en casa de mi madre. Esta receta me la apunto para hacerla alguna de estas noches de tórrido verano mediterráneo que en algún momento llegarán. Mientras llega la caló he pensado que un toque de este vinagre de garnacha elaborado al estilo de Módena podía servir para alegrar el plato http://selectosbalbina.es/es

Nunca me he lanzado a las endivias fuera de comerlas crudas pero la verdad que esto tiene una pinta... la patata en frio para ensaladas me parece lo más mejor de este mundo mundial así que un día de estos, cae!

Me encanta, sencillamente ESPECTACULAR, para chuparse los dedos, aunque yo también soy un poco repunante en cuestión de pringarse las manos con salsas y aceites. Al final todos nos veremos en la López Ibor.
Y si preparamos masa de pizza, ponemos las verduras asadas encima junto con las endivias rellenas de roquefort, podemos reunimos varias generaciones en una sola comida.

hala, qué sincronización!!! hoy tengo yo una ensalada con berenjena asada, porque los inmigrantillos como servidora buscamos como locos las ofertas de fruta y verdura y ayer las encontré de oferta en mi supermercado "de confianza". Las he asado con ajo y romero (lo cual también le da un punto potente de sabor y funciona ya como aliño en sí, con los juguillos que va soltando el asunto) y luego he añadido quinoa, unas hojas de espinacas frescas, aguacate y nueces. Acabo de llegar a la oficina y ya estoy deseando que llegue la hora de la comida...

Me ha gustado mucho y creo que lo mismo pero con berenjena asada debe quedar también bien. Os dejo sugerencias: http://cocinapasion.me/2013/07/02/ensalada-de-champinones-crudos/

muy rico, gracias por la receta

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal