El pan 'runner' y la estupidez alimentaria

Por: | 31 de octubre de 2014

Pan runner santa gloria

Granos por un tubo. / EL COMIDISTA

 

¿Pensabas que lo habías visto todo en márketing gastronómico? ¿Que no se podía ir más allá en la creación de alimentos extraños con reclamos inverosímiles? Te equivocabas. SantaGloria, una cadena de panaderías con 26 establecimientos en Barcelona, Madrid, Valladolid y Andorra, ha subido el listón, y mucho, en la locura por dar con inventos que suban las ventas. Su último lanzamiento se llama "pan runner", diseñado "para los que hacen deporte de forma regular, quieren reducir su consumo de hidratos de carbono o simplemente quieren cuidarse", según se afirma en su página web.

Como producto de mercadotecnia típicamente contemporáneo, el pan runner lo tiene todo, y supera la anterior genialidad de esta misma empresa, el pan gin tonic. Llega avalado por el rostro de un cocinero mediático como Jordi Cruz, jurado de Masterchef y chef del restaurante ABaC. Se apunta a una moda en plena efervescencia, como la de correr (perdón, la del running, que en inglés mola más). Utiliza el reclamo de lo saludable, autentica plaga con la que la industria trata de cautivar al consumidor más desinformado. Y por supuesto, no tiene reparos a la hora de vender unas cuantas verdades a medias.

Banner-Destacat-Home-Jordi-Cruz

De la peluquería a la panadería. / SANTAGLORIA

 

El runner no es más que un pan de harina de trigo y de soja, potenciado con proteínas de origen vegetal, semillas, salvado, malta y fibra de manzana. SantaGloria incide en que tiene tres veces más proteínas que el pan común, "que ayudan a la regeneración de los músculos después de la actividad física", 3-4 veces más fibra y un 75% menos hidratos de carbono que el pan integral normal. Éste último dato no deja de ser chocante, como bien señala el especialista en pan y también corredor Ibán Yarza: "Sin entrar en discusiones de qué necesitan los runners (he corrido varias maratones en mi vida, y si alguien me llama eso le arreo con las Asics en todos los morros), normalmente la gente hace fondo, y para correr 10, 21 o 42 kilómetros necesitas gasolina. Es decir, carbohidratos".

La dietista-nutricionista Raquel Bernácer también se pregunta si este pan tiene algún sentido. "¿Para qué tanta proteína y tan poco hidrato de carbono? La alimentación occidental ya es suficientemente rica en proteínas como para añadir más, y los corredores tambien han de reponer hidratos de carbono. ¿Cómo lo hacen con este pan? Y la pregunta del millón: ¿qué necesidad esta cubriendo que no cubre una alimentacion tradicional bien planificada?".

SantaGloria subraya la riqueza en ácidos grasos Omega-3 de este pan, que cifra en un 2,6%. Sin embargo, hace menos énfasis promocional en otro dato bastante peculiar en un producto "para gente que se cuida": el runner tiene un 14,5% de grasa, nueve veces más que el pan normal, que tiene 1,6. "Es importante fijarse en la calidad de estas grasas", puntualiza Bernácer. "El contenido de grasas insaturadas de este pan, reconocidas como 'cardiosaludables', es mucho mayor que el de saturadas. En cualquier caso, si pensamos en que estaria sustituyendo a un pan tradicional, en términos de aporte de grasa no tiene nada que envidiarle a una tostada con un chorrito de aceite de oliva y unos boquerones, por ejemplo". Así que ya sabéis, no me comáis el pan runner con panceta, torreznos y tranchetes, que el solito ya contiene suficientes lípidos.

Los fabricantes tampoco destacan que se trata de un pan con alto contenido en gluten, porque como bien dice Yarza, a éste se le conoce como "Satanás, ETA y el ébola" juntos y conviene denominarlo con el nombre "proteína de trigo" (el gluten no es la única proteína de este cereal, pero sí la principal). Por cierto, Jordi Cruz no se enteró bien del asunto, porque hace dos semanas decía esto en La Vanguardia: "Es un pan con muy poco gluten, algo que últimamente procuro descartar de mi dieta en la medida de lo posible". Desde SantaGloria reconocen que el cocinero se confundió "entre el gluten y el índice glucémico, que es muy bajo (24) comparado con una baguette (95) o un pan integral tradicional (65)".

El panadero Javier Marca no alcanza a entender el beneficio de tanta proteína. "Es una más de las absurdas tendencias en el fantástico mundo del cuidarse: vivan las proteínas, mueran los carbohidratos, abajo el gluten (que es proteína). Claves fáciles para gentes influenciables. Triste". Ibán Yarza, por su parte, destaca el curioso parecido a este respecto entre el runner (26,5% de proteína) y el "pan glutinado" del siglo XX (25%), que se defendía como dietético en tiempos en que el gluten todavía no había sido demonizado por jipitruscos, gwynethpaltrows y tontolabas de todo el planeta (y no, no me refiero a los celíacos, porque ellos sí tienen un motivo real para no tomarlo).

Pan glutinado

Glutanazo en 'El libro del pan' (1990), de Bilheux y otros. / IBAN YARZA

 

Cabe preguntarse si, además de poseer tantas bondades nutricionales, el pan runner es comestible. Yo lo probé ayer y me recordó a esos negrísimos panes "alemanes" con kilos y kilos de semillas que se empezaron a vender en los ochenta en los supermercados, envueltos en su bolsita de plástico transparente. Te tomabas una tostada fina y te llenaba como si te hubieras zampado un antílope, efecto de saciedad similar al que imagino persigue el pan runner. "A mí me recuerda al Silueta multisemillas, pero con más chicha", dice Yarza. "Es extremadamente esponjoso, la miga es tenaz y húmeda, incluso grasienta. Parece más un bollo que pan, y el sabor de la masa, con tantas semillas, queda algo oculto".

Más allá de su sabor, que podrá gustar más o menos en función de tu tolerancia al alpiste, este producto es relevante como símbolo de la estupidez alimentaria que nos invade. "Es la enésima vuelta de tuerca a la tontería extrema", afirma Javier Marca. "Los próximos productos serán un pan para macroeconomistas imberbes y otro para votantes capricornio de Podemos. Lo curioso es que los ingredientes serán los mismos, porque la soja también sirve para desarrollar la capacidad de sumar y crecer el pelo y para incrementar el índice de cansinez".

Es el signo de los tiempos: la palabrería nos empuja a creernos comidas con efectos milagrosos en nuestra salud, como la "bebida láctea articular" de Central Lechera Asturiana o los Activia de Danone. La vagancia mental lleva a los periodistas y a los blogueros palmeros de turno a repetir como loros los mensajes de las marcas sin cuestionar su veracidad. Y al final, el atolondramiento del consumidor permite a la industria alimentaria colar productos más caros con un valor añadido real más que dudoso.

El pan runner cuesta unos ocho euros el kilo; panaderías pequeñas y artesanas de verdad, como Cloudstreet Bakery o Panic, hacen panes equiparables con harinas ecológicas molidas a la piedra por cinco. Pero da igual: lo importante es que éste lo bendice Jordi Cruz, que tiene dos estrellas Michelin y además es muy mono, y tomándolo te vas a sentir más deportista.

Documentación: Mònica Escudero.

Hay 98 Comentarios

Joan F., eres el maestro de la REPLICA!!!. ;)

Creo que el principal problema es el nombre, lo de pan runner ya da rabia antes de probarlo. Si nutricionalmente es bueno o no, ahí no entro, porque lo desconozco.
Ahora, lo de "blogueros palmeros de turno" creo que no era necesario, aunque no la conozco, noto el cariño y dedicación con el que Margot lleva su blog y que tu, con lo mediático que eres, le lances una crítica así, enlace incluido, me parece que está de más. ¡Y mira que me gustas Mikel!

El argumento definitivo, soy médico, es una ton-ta-da. Habla más de las limitaciones de quien lo esgrime que de la validez de lo que confirma. A veces sí, vale, pero a veces no. Clamorosamente no.

Dado que el Sr. Iturriaga echa mano del Sr. Marca con inusitada asiduidad, no estaría de más que nos explicase qué hace del Sr. Marca una autoridad en materias panarras y gastronómicas. Alguien que elabora panes con niveles de acidez disparatados (no es un tema subjetivo, a pesar de lo que predican muchos de los nuevos savants de la masa madre, sino de carencia de conocimientos técnicos suficientes como para dominar el asunto así como de paladar capaz de detectarlo) es un faro dietético de dudosas garantías. Otro matiz interesante es que hacer pan no convierte ipso facto a alguien en panadero, a pesar del uso descuidado que el Sr. Iturriaga hace del segundo sustantitvo derivado. Animado por otras sugerencias, lo que yo echo de veras en falta es un pan para ególatras desbocados con delirios de grandeza indisimulados (creo que la harina ecológica molida a la piedra también es mazo de útil a la hora de desarrollar patologías narcisistas irredimibles).

María, te lo explicaron bastante mal. El gluten en sí no es causante de ninguna inflamación, el defecto reside en el organismo de los celíacos (especialmente en sus sistema inmune y en el tracto gastrointestinal) . Si no eres celíaco, no hay ninguna inflamación. Confundes el gluten con temas parecidos como los lácteos. La celiaquía no es una intolerancia alimentaria como lo puede ser la intolerancia a la lactosa.

Ignacio González, no, no es para tenerlo en cuenta. Los artículos que usted comenta demuestran muy poca relación originalmente y, además, han sido puestos en tela de juicio por expertos varias veces. Lo de que mucha gente con problemas de digestión mejora al retirar el gluten me parece una afirmación bastante anticientífica y directamente falsa. La misma manía que había en su día con el glutamato monosódico.

Virginia, mi nivel de objetividad en mis opiniones es nulo, como el de cualquiera. Te remito a la definición de "opinión" y de "objetividad" para más dudas. Si te ha aumentado los lípidos y las proteínas y recortado los carbohidratos de carbono tu nutricionista, o estás practicando un deporte muy explosivo (como halterofilia) o, como médico, te recomiendo que busques otro.

Sebastian, mi anonimato es tan grande como el tuyo, aver si crees que tener tu nombre de pila en el nick da mucha información. Si quieres, te paso por aquí, en público, mi nombre, apellidos, lugar de residencia y NIF, además del número de mi tarjeta. ¿Anonimato? ¿Afecta mi nombre en algo a los argumentos?

Peio, no diga tonterías hombre. Para un corredor aficionado no es recomendable, me da igual el tipo de persona (¿qué más dará?, ¿cree usted que hay diferencias enormes entre el metabolismo proteicos de unas personas a otras?). O sea, sí lo sé, porque para más inri soy residente de endocrinología.
Segundo, me da igual, y al articulista, de donde provengan los ác. grasos poliinsaturados, la cuestión es que los contiene, ese pan, así que no es mentira (y ojo, que no niega qué tipo de grasas son).
Tercero, el gluten (no "glutén") es un comentario de enlace para referir otras modas, ¿lo entiendes? Además sirve para sacar a colación la metedura de pata de Jordi Cruz, que no es un opinador cualquiera, sino la imagen de la marca de pan en cuestión.

Pan runner.....
¡PAN RUNNER!!!!
"Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais: Panes en hornos en llamas más allá de Orión. He visto harinas glutinosas brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Pannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir comiendo"

«Elaborado artesanalmente con harina de soja, harina de trigo integral, harina de malta de cebada...»

«bajo en hidratos de carbono (sólo un 4,9%)»

No soy nutricionista, pero no me creo una mierda. Menos de un 5 % de contenido en carbohidratos para un producto cuya base es la harina. Algo huele mal en Santagloria...

Es un error que lo llamen "para runners" pero viendo sus ingredientes y macronutrientes a mí me parece un producto muy interesante.

Ni me conoces como para decir que me invento dietas...puesme lleva un nutricionista deportivo... Me queda muy claro tu nivel de objetividad

D. Mikel López Iturriaga, los lectores te agradeceremos mucho que seas valiente y nos hagas una valoración exhaustiva también de toda la oferta de panes de El Corte Inglés. Estoy seguro que el hecho de tenerlos de principal anunciante en tu blog no te condicionará.
Saludos!

Pues yo legislaba muy duramente en contra del "chorri-marketing" en cuestiones de alimentación. Es, en definitiva, desinformar y engañar en cuestiones de salud.

MUY MAL, Jordi.

(lo raro es que no se anuncie, además, como, o produzca, "sin gluten")

El gluten es el nombre que reciben una serie de proteínas contenidas en diversos cereales, entre ellas la gliadina y la gluteina. El gluten no tiene ningún efecto inflamatorio por sí mismo en los seres humanos. Sin embargo, algunos individuos (celiacos) producen una respuesta inmunitaria contra estas proteínas, especialmente la gliadina. Es decir, no se trata de una intolerancia (como en el caso de la lactosa) sino de una auténtica respuesta inmmunitaria mediada por linfocitos T. Si esta respuesta autoinmune se mantiene en el tiempo acaba produciendo una situación de inflamación crónica. Es por ello que los celiacos no deben consumir gluten. Cuando un celiaco deja de consumir gluten se revierte la situación y ya no sufre la enfermedad. Las causas de esta patología son de tipo genético, aunque es probable que además ciertos factores ambientales puden tener un papel como desencadenantes de la enfermedad.

Cuando existe la sospecha de que una persona es celiaca debe ser sometida a una serie de pruebas para determinar si lo es. Estas pruebas deben ser realizadas por profesionales ya que son pruebas diagnosticas estandarizadas. Una vez descartado que la persona sufra de la enfermedad celiaca, no hay ningún motivo para no consumir gluten, más allá de hacer ganar dinero a las empresas que fabrican los productos libres de estas proteínas.

Y a la Sra. Raquel Bernácer me gustaría que nos dijera si comparte la frase de López Iturriaga en el texto que dice: "Y al final, el atolondramiento del consumidor permite a la industria alimentaria colar productos más caros con un valor añadido real más que dudoso". Estoy seguro que no la comparte.

Pues dónde esté un buen pan de Panic ( como lo echo de menos! que ganas de pasar por Madrid para pillar un pal de esos) y una dieta equilibrada que se quiten todos los productos "especiales". A los que se dedican a quitarse cosas de la dieta porque sí, sin averiguar si realmente les sentina mal o no, la verdad es que es para darles. Realmente no poder comer de algo es un tostón: leer etiquetas, ir con cuidado, salir a cenar y tener pocas opciones. Dejar de comer un ingrediente no es dejar de comer el producto que identificamos con éste, sino ser mucho más concienzudos. Y francamente es un rollo absoluto.

Agradecería al Sr. Mikel López Iturriaga y a la Sra. Raquel Bernácer un análisis tan exhaustivo y crítico con estos panes http://supermercado.elcorteingles.es/supermercado/sm2/es_ES/010973/supermarket/desayunos-dulces-y-pan/desayunos-dulces-y-pan/pan/pan-de-molde-sin-corteza_01110030021847?publicNav=true&viewPreference=matrix&sortProductsBy=default

Gracias! Estoy seguro que será de interés para todos conocer la cantidad de grasas y azúcares que toma el 15% de la población española a diario.

Una referencia a JS...

Hay artículos médicos que indican que el gluten de la dieta podría estar involucrado en numerosos casos de dispepsia (malas digestiones, dolor e hinchazón gástrica) aún sin ser celíaco.

Estos estudios no son concluyentes y desde luego no es cuestión de abolir el gluten de nuestra dieta, pero sí tenerlo en cuenta. Mucha gente con problemas en la digestión mejora al reducir la cantidad de gluten de la dieta. Pero esto no vale para todo el mundo.

Recomiendo, si alguien tiene estos problemas, que acuda a su médico y le pida consejo médico, no hacer barbaridades.

Saludos

Ah, se me ha olvidaba. Bien por Yarza e Iturriaga, alertas ante estos productos engañifa.

Por cierto, soy médico y nutricionista (y no, no corro maratones...)

Salud a todos

Bueno a ver, seamos realistas.

1. Es un nuevo producto y hay que venderlo. Vale, lo acepto.

2. Para corredores. NO. Para correr y hacer ejercicio de fondo necesitas carbohidratos de absorción lenta (almidón, pasta, arroz, pan) y potasio. No necesitas fibra a no ser que estés estreñido y tampoco proteínas a no ser que estés desnutrido, en cuyo caso desaconsejo correr maratones...

3. Cardiosaludable. SI. Más bajo en carbohidratos, con más fibra y con lípidos omega3. Bien ahí.

4. Engaño, pues sí, comparto la opinión de que es "engañifa", desde luego es sano pero no es para corredores.

5. Gluten. Por supuesto que tiene. Es pan y el pan tiene gluten porque es harina de trigo. No hay vuelta atrás. No voy a meterme en berenjenales de si hay que comer gluten o
no.


Sin embargo, puede ser útil COMO SUSTITUTO DEL PAN NORMAL, y con las correcciones adecuadas, en dietas de diabético o hipocalóricas, por ser hiperproteica, rica en fibra y más baja en carbohidratos que un pan normal.

Muy fans de María y su vena súpervillana XD

Dejando al margen que lo que aporte nutricionalmente ya da para debate, el pan runner es el síntoma inequívoco (aunque hay más: cosméticos para el corredor, libros de autoayuda deportiva escritos por un mono...)
de que el 'running' se ha convertido en la tabla de salvación para aquellos negocios que pintan ruina... hasta que todo pete.

Los corredores son los nuevos zurdos.

Yo solo conozco el SantaGloria de calle Velázquez de Madrid. Mi opinión al respecto es ¡PUAJ! SantaCaca. Con eso ya lo digo todo.
Respecto al tema del gluten sé -que me lo explicaron hace poco y lo tengo fresquito en la memoria-, es que muchas enfermedades crónicas del intestino, léase celiaquía, colitis, etc. tienen su origen en la inflamación. La inflamación viene a consecuencia de la ingesta de productos como los lácteos, el gluten, la soja... (sí, sí, la soja!)
Está claro que el gluten en sí mismo no es "ETA, Satanás y el bola juntos" como lo quieren pintar. Lo que ocurre es que si antiguamente el gluten estaba presente de forma natural en los cereales y otros pocos productos, ahora lo encontramos en casi todo, al igual que la lactosa. Gluten por un tubo, en los embutidos, en preparados y en mil cosas. Y eso va sumando. Si en baja cantidad es prácticamente inocuo, en grandes cantidades es un producto inflamatorio. Si a eso le añades que la gente en general se alimenta fatal, comiendo a base de productos procesados, pre-cocinados, envasados, congelados y demás, el resultado son intolerancias, inflamaciones y alergias. De ahí a la demonización del gluten. Eso sí, a todos los que han dejado de consumir cereales con gluten por moda os digo: Que sepáis que todo lo precocinado, cereales y demás cosillas sin gluten, les ponen componentes aún peores. Y además, os voy a joder: Ojo con los lácteos, ¡que contienen caseína, y eso sí es el "Eje del Mal"! Se trata de una proteína casi peor que el gluten!!! jajaja! (risa tétrica). Se adhiere a la pared del intestino durante mucho tiempo... Hala! Ya tenéis una nueva obsesión! buscad, buscad información!

De igual forma, Comidista, me ha gustado muchísimo tu artículo. Felicidades!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal