Antirrecetas de última hora para triunfar sin esfuerzo

Por: | 24 de diciembre de 2014

Giphy-1
¡QUÉ DICES!¿Que la cena es en MI CASA? / GIPHY

Suponemos que a estas alturas casi todo el mundo tiene listo el menú de Navidad, y posiblemente los más previsores ya tenéis hasta la mesa puesta con sus arreglos florales, su camisita y su canesú. Pero también existe la posibilidad de que, bien sea por tener silenciada durante un siglo la cadena de Whatsapp Familia solo hay una (y a ti te encontré en la calle), porque os fuisteis a la cena de empresa y os habéis despertado tres días después en París o porque os han pedido la típica ayudita de última hora, todavía no tengáis ni puñetera idea de lo que vais a preparar.



Como siempre, en El Comidista nos ponemos del lado de los tajarines, los olvidadizos y los espíritus libres en general, sin ser nosotros nada de eso, claro. Por eso proponemos algunos tuneos de última hora, a base de productos de cuarta y quinta gama, que pueden presentarse como platos más que dignos (echándole un poco de jeta). Como opción más económica, también proponemos otros que, casi sin cocinar –digamos que con 15 minutos de trabajo real–, pueden dejar a la familia no solo satisfecha sino con el culo torcido. Si esta llamada al desorden os pilla con los deberes hechos para Nochebuena y Navidad, recordad que todavía quedan algunas fiestas en las que os puede apetecer recibir invitados sin hacer ni el huevo, como fin de año o –ARGH– el 1 de enero, también conocido como Día Mundial del Dolor de Pelo.

TEMPORADA DE PATOS

El pato ofrece precocinados tan interesantes y sabrosos que a veces me pregunto por qué los siguen vendiendo crudos. De hecho, una vez hablé del tema con mi proveedor de aves, y me dijo que los precocinados de pato se vendían 4 veces más que el pato crudo –exceptuando el magret–, así que me alegro de no ser la única vagorra que se plantea esas cuestiones. El confit de pato en conserva se puede encontrar prácticamente en cualquier supermercado, y con él se pueden hacer todo tipo de maravillas. Puedes servirlo pasado por el horno, acompañado de unas patatas, boniatos o yuca salteados en la grasa en la que se conserva o en puré, con compota de manzana, mermelada de frutos rojos reducida con un poco de vinagre o puré de castañas.

Si casi no quieres ni encender el fuego, siempre te queda convertirlo en protagonista de una ensalada, con naranja y granada como la que proponen en Gastronomía & Cía o ésta de Iria Castro, aún más lujinavideña al ir acompañada de una vinagreta de almendras y trufa. Otra opción rapidísima de preparar en casa a base de pato es el micuit, que, aunque tiene que desangrarse durante un rato en agua fría y desnervarse a mano –aunque suene complicado, no lo es en absoluto–, en el microondas se hace apenas en dos minutos. Podéis aderezarlo con vinos dulces, trufa, frutos secos o especias (suavecitas) que os permitan servir un aperitivo a base de micuit en lugar de un micuit solo. Un pan de pasas y nueces, alguno dulce y especiado y hasta unos carquiñolis servirán como base o acompañamiento a este manjar.

COCHINILLO, CABRITO, CARRILLADAS Y OTROS ASADOS

Esta categoría es un poco más difíciles de encontrar en grandes superfícies, sobre todo las piezas de gran tamaño (las más pequeñas se pueden). Aunque es difícil que lleguen a tiempo para esta noche, los productos de Cascajares que he probado durante mi existencia –a saber: pularda, cabrito y cochinillo asados, pichón relleno– me han parecido una maravilla. Tiernos, sabrosos, bien aderezados y capaces de asegurar, con el mínimo esfuerzo (normalmente solo hay que darles un golpe fuerte de horno para conseguir la deliciosa capa crujiente que le da sentido a cualquier asado) el máximo resultado. Los de la marca Petra Mora también tienen buena reputación: en su repertorio no faltan el cochinillo, la pularda rellena, el capón trufado o el cordero lechal, todos ellos tan festivos como navideños.

Hay una combinación ingredientes que acompañará de maravilla cualquiera de estos asados, y la repanocha es que podéis cocinarlos –al vapor o guisados con un poco de vino blanco– o servirlos crudos en ensalada con un aliño sencillo de aceite y vinagre suave o limón. El combo vencedor en cuestión lo componen la cebolla –si es en crudo, de tipo Fuentes y previamente remojada para que pierda fuerza–, la manzana, la col lombarda y las pasas.

PESCADO Y MARISCO

Un ejemplo clarísimo del mínimo desgaste por máximo resultado que busca este post es el salmón marinado. Aunque hay versiones que proponen curarlo hasta tres días, como el gravlax, que busca un pescado más deshidratado, de textura más firme y sabor más fuerte, también se pueden conseguir resultados óptimos con solo tres horas de marinado gracias a la magia de la ginebra. ¿Todavía menos esfuerzo? Este salmón marinado al estilo tailandés puede ser una opción digna y rapidísima. Los pescados a la sal tampoco piden ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo, y con una lubina o una dorada potentes la cosa puede quedar de lo más celebrativa. Se puede acompanar con una salsa tártara casera, como esta de Directo al Paladar, que se puede tunear al gusto añadiendo otros encurtidos, unas anchoas picadas, cebolla marinada en zumo de limón y muchas otras cosas.

Las salsas también pueden marcar la diferencia cuando se trata de tunear marisco cocido. Hace un tiempo Mikel compartió unas cuantas webs en las que comprarlo de calidad, sostenible y a precio razonable, y tan solo añadiéndole algunos aderezos con un poco de gracia se consigue la madre de todas las cenas. Desde mayonesas aligeradas con cítricos o vinagres, mezcladas con otras salsas como la mostaza, con especias como el curry o hierbas como el cilantro o la albahaca hasta otras que pueden tener como base un lácteo tipo yogur o crema agria. Ralladuras de piel de cítricos, encurtidos y frutos secos -como pistachos o nueces– también son dignos de tener en cuenta, especialmente cuando no queremos añadir líquido a la salsa base, sino sabor, aroma o textura. Si os apetece más el marisco crudo, siempre podéis recuperar alguna de estas cuatro versiones de carpaccio de gambas rojas, o la de cebiche de gambas con manzana y plátano, tan poco ortodoxa como deliciosa.

HUEVOS Y OTRAS OPCIONES (RELATIVAMENTE) LOW COST

Es temporada de trufa negra, y está siendo un año especialmente bueno en su cosecha, así que el precio al que se vende es bastante razonable. Teniendo en cuenta que con muy poca cantidad por persona –con tres gramos ya tenemos un festival– podemos conseguir un sabor brutal, plantearse un risotto o cualquier otro plato con este hongo como protagonista puede ser una opción a tener en cuenta. Solo con una buena mantequilla, pasta, parmesano o pecorino y pimienta tendremos un plato festivo y muy fácil de hacer. Otra opción imbatible incluye un parmentier de patata, huevo mollet y algo de trufa rallada. ¿Más opciones para incluir la humilde patata en un menú festivo? Ponerle encima un trozo de sobrasada y un huevo frito, como hacen en el Coure, lo petará seguro, igual que este gratin con huevo escalfado. El cocido en sus múltiples versiones también calentará el cuerpo y el alma estos días, y aunque pida mucho rato de (poco) fuego el esfuerzo que requiere, aparte de poner las cosas en la olla, es mínimo.

Hay 22 Comentarios

Yvette, tengo Amiga biòloga marina aquì en Noruega (ella trabaja con bacalaos, pero dice que es lo mismo con salmòn) y dice que hay que congelarlos 48 horas siempre. 3 companneros de trabajo han tenido "gastroenteritis" en los ultimos meses y no eran tales, eran causadas por anisakis, y estuvieron bien fastidiados

gracias a simple por su respuesta sobre el anisakis en pescado de fiscifactoría, como lo es el salmón. El problema es que no hay información de si los han criado en aguas controladas o no. En el caso del salmón lo hacen en grandes reservas marinas costeras, por lo que no sé si hay forma de mantener libre de otros peces contaminados esos espacios. De todos modos, gracias.
Esta Navidad he vuelto a poner salmón marinado, que me sale muy bien y nos gusta a todos
Feliz año!

Muchas gracias Mònica!! Y Feliz Año para ti también!

Hola Albeitar! es facilísimo: un bote de mermelada de frutos rojos (a mí me gusta la de frambuesa, pero las semillitas no le tincan a todo el mundo), 1/2 vaso de vinagre de vino blanco o de frambuesa (le da un punto extra muy interesante, y no es nada difícil de encontrar) y al fuego medio-bajo hasta que esté todo integrado y reducido. Idealmente, no debe hacer más bulto que la mermelada original, o no demasiado. Espero haberte servido de algo, ¡besos y feliz año!

En Nochevieja vamos a juntarnos unos amiguetes y a hacer confit de pato, cocino yo. Yo siempre lo he hecho con patatas y ya está, pero ellos quieren añadir una salsa de arándanos o similar. ¿cómo se hace la reducción de la mermelada de frutos rojos con vinagre? ¿se pone la mermelada al fuego, se le añade vinagre y ya está?¿en que proporciones?

Bueno, ya estoy de nuevo aquí; desde luego las antirrecetas de Navidad son las mejores para realizar a última hora, pero tanto en unas como en otras los ingredientes tienen que estar bien especificados y bien claritos porque sino el resultado no es el mismo, no es lo mismo hacer un salmorejo con vinagre normal que con vinagre de Jérez, no saben igual indudablemente, igual que no es lo mismo hacer un solomillo asado con vino normal que con Oporto, no tiene nada que ver, este último es mucho más adecuado para hacerlo en Navidad. Rico, rico... si señor.

voy a dejar de hacer comentarios un ratito por quehaceres domésticos...Hasta luego.

todo depende del tipo de agua que se utilice, si el agua está controlada y las especies a cultivar también no creo que haya problemas con el anisakis, se podría considerar libre de este parásito en el caso de proceder de piscifactoría, siempre es una garantía.

Me encantaría volver a preparar el salmón marinado, pero desde el anisakis no me atrevo y me gustaría que me pudiériais informar si este salmón de piscifactoría podemos considerarlo libre de anisakis o no. LLevo un montón de tiempo intentando averiguarlo sin conseguirlo.
Lo de congelarlo previamente, ya lo hago, pero el resultado no es tan bueno. Gracias a todos y saludos afectuosos

Pues este año en casa, igual que el año pasado. Ni cocinar ni casi tener que preparar nada. Unos buenos ibéricos, un poco de salmón ahumado, quesos, un bloc de foie gras y un buen vino. Eso es todo, y todos tan contentos.

Por favor léete el comentario de Susi en "la Infanta y la tercera vuelta" de Ernesto y luego los primeros comentarios de "memoria de arena", no estoy para allá, lo sé desde hace tiempo o eso creo, por favor de verdad que sólo tengo mi empleo de siempre y ya está, te digo que estoy sola, créeme, por favor.

estoy sola, yo SOLA y mi familia, es algo que lo pensé y deduje en cuanto salieron las primeras noticias, siempre lo he pensado, por favor, créeme, estoy SOLA de verdad, por favor créeme

¿.....?

¡Que Almayer no cena solo! Que dice que SOLO va a comer, que de cocinar nada de nada. Feliz Navidad, a Almayer y a todos los demás, ¡nos vemos la semana que viene!

Siento mucho que cenes solo Almayer pero siempre me tendrás a mi. Feliz Navidad.

¡¡¡¡No me puedo creer que vayas a cenar solo Almayer!!!!
eso si que no , en esta noche hay que hacer todo lo posible por cenar en compañía de la familia, como sea, asi que ¡venga, ánimo! y FELIZ NAVIDAD

Ok, puedes probar la Lasaña con salchicha y salsa de parmesano. Easy and chic!
Saludos y feliz Navidad a todos!

http://www.gastronomiaditalia.com/page.php?id=293

Cómo se nota que mucha gente ya se ha cogido el día libre...envidia cochina que tengo.

Cierto es que mi gran contribución a la cena de esta noche va a ser comérmela, así que mucho mucho no me voy a cansar. Bueno, va, igual organizo la bandeja del turrón a lo Tangram.

Ale, buenas fiestas Comidista, Comidista Adjunta y demás familia!

Me encantan estas antirrecetas de última hora....como soy tan vaguita!!!

Pues yo mirad como estoy: http://goo.gl/n85Ruf Como loca haciendo ejercicio para que después no se me indigesten vuestras recetas cuando me toque pesarme

Os proponemos una receta exquisita y muy elegante para la cual tan sólo tienes que abrir una lata y algunas bolsas: "Ensalada feliz con Granada y perdiz"
http://dosyemas.com/index.php/ensalada-feliz

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal