Revuelto de trastos de Navidad: la nevera-ampli, el medidor de R2-D2 y la tabla de cortar de Walter White

Por: | 09 de diciembre de 2014

Una vez más, one more time, como cada mes a estas alturas (más o menos), El Comidista viene a generaros necesidades –algunas razonables, otras tan absurdas como imperiosas– que no podréis obviar. Especialmente este mes, en el que llega la Navidad, a tope de paz y amor en el mundo, sin atisbo de consumismo y todas esas cosas que cierto supermercado nos lleva recordando desde un par de meses, cuando aún estábamos en bikini.



JUEGO DE CATA DE VINO A CIEGAS

¿Harto de las interminables partidas de Trivial o lotería en familia después de la comida de Navidad? ¿No serás, también, aficionado al vino? Si has respondido sí-sí, estás de suerte: la sumiler Clara Isamat, al frente del proyecto de asesoría en carta de vinos para hostelería Vinos Compartidos, presenta un juego de cata a ciegas para aprender sobre caldos de manera divertida y lúdica, partiendo de una base y un entorno profesional. Solo necesitarás el vino y las copas y, con las fundas para botellas, tableros de parámetros, guías de cata y la ayuda de su página web podrás reconocer y poner nombre a esas características del vino que te gustan, compartir tus conocimientos y pasártelo fetén. El kit, sujeto al programa Wine in Moderation, tiene un precio de 28 euros (podéis consultar los puntos de venta en su web).

KC8

CORTADOR DE GALLETAS EN FORMA DE CASSETTE

Aunque en El Comidista somos como hadas y no tenemos edad –y, si la tuviéramos, seríamos más jóvenes que tú– no hemos vivido jamás la época en la que la música se grababa en cassettes, se escuchaba en Walkmans y se rebobinaba con la ayuda de un bolígrafo Bic (para no gastar pilas). Los que recuerdan con nostalgia aquella época en la que MP3 hubiera podido ser un actor secundario de El retorno del Jedi, los Gemeliers no eran ni un brillo en los ojos de sus padres y los cantantes melódicos llevaban mullet pueden cortar sus galletas en forma de cassette, y decorarlas con sus colores favoritos. Recordad que solo funcionan bien con masas que no evolucionan, y que posiblemente los menores de 20 años no sabrán qué coño cáspitas son. Cuestan menos de 3 euros en Fancy.

Cassette-Cookie-Cutters
700x500

TAZAS –Y BOLES– DE ANIMALES Y OTRAS CRIATURAS

Encontrarse un cocodrilo, una araña, un conejo e incluso a Cthulu bañándose en el café con leche no debería ser motivo de susto, sino de regocijo. Básicamente porque eso significa que tienes una de las chulísimas creaciones de Creature Cups, tazas, tazones y boles que alojan en su fondo criaturas de la tierra –elefantes, monetes, dinosaurios o conejos, entre otros–, el mar (como pulpos, cocodrilos, langostas y tiburones) y terroríficas calaveras y arañas. Cuestan, dependiendo del tamaño y el modelo, entre 15 y 25 dólares en su página web.

Product_creepycups

NEVERA MARSHALL

Aquí tenéis la nevera definitiva para tener en un local de ensayo, estudio de grabación o cualquier lugar donde quieras dejar picuetos a los rockeros de cualquier edad y condición. Además de ser tremendamente molona, tiene 124 litros de capacidad –12 de ellos, en un mini congelador– y una temperatura ajustable entre 0 y 10 grados: perfecta para la cerveza. Todos sus logos, materiales y remaches son originales y, como mandan los cánones del verdadero rock and roll, los balances de volumen, graves y demás llegan hasta 11. Podéis comprarla en su web por 450 euros, que puede parecer mucho, pero es exactamente lo que se gastaba Axl Rose en panizos en cada concierto. Creo.

MARSHALL-FRIDGE-JUNE2012-SLIGHTLY-OPEN-07f7287a-7f1d-42df-9646-2d9c3e7294b4


BOTELLAS DE AGUA REUTILIZABLES PARA LLEVAR

Tener siempre agua al alcance de la mano para mantenerse hidratado es algo importante. Minimizar el desgaste que le generan al planeta los más de 50 billones de botellas que se utilizan cada año tampoco es tema baladí, de ahí que Memobottle nos parezca un concepto útil y curioso. Se trata de tres botellas de diferentes tamaños y capacidades, diseñadas con las mismas medidas que los formatos de papel más habituales (A5, de 750 ml de capacidad, A4 y carta, de 1.250 ml), extraplanas y elaboradas con materiales que conservan el frío y son aptos para el lavavajillas. Molan tanto por su formato –esto va especialmente para ti, hipster: pueden caber sin problema en el mismo bolso en el que llevas la tablet, el Wallpaper o el ordenador– como por su durabilidad, y cuestan entre 23 y 33 euros en su web. Aviso: aún están en preventa, se distribuirán durante el primer trimestre de 2015.

Memobottle9


TABLA DE CORTAR DE BREAKING BAD

A través de una foto de El Huevo en Twitter nos enteramos de la existencia de estas tablas de corte que te animan a cocinar como el mismísimo Walter White de Breaking Bad. Aunque nos ha costado un poco localizar exactamente el mismo modelo –pero, inasequibles al desaliento, lo hemos hecho, y cuesta 30 euros en Etsy–, hay bastantes personas que han tenido la misma idea, así que puedes encontrar una que se adapte completamente a tu presupuesto y necesidades. Aprovechamos para puntulizar que El Comidista no se hace responsable de lo que cocinéis usando la tabla, ni de las consecuencias que os acarree (especialmente si le ponéis reducción de vinagre balsámico o alguna porquería por el estilo, del blue meth sí nos hacemos responsables).

B1n0aTLCcAAKfbj

MARCADORES PARA HACER CÓCTELES

¿Buscando un detallito barato y resultón para el amigo invisible? Se trata de unos adhesivos electroestáticos y lavables –que, por lo tanto, se pueden usar tantas veces como se quiera– que explican el orden y las medidas necesarias para conseguir unos cócteles y bebidas perfectos. Usando como base un vaso on the rocks, hasta los más torpes podrán hacer un Bloody Mary, un Cosmopolitan, una sangría o una piña colada que lo peten durante las fiestas. El invento viene de la mano de Compeixalaigua, un estudio barcelonés de diseño industrial que ya ha facturado otros cacharros gastronómicos chulos, como la panera de Lekué. Puedes comprarlos aquí por 4,40 euros.

Cosmo

MEDIDOR AMERICANO DE PASTELERÍA DE R2-D2

Pocas cosas hay más liosas para los profanos en la materia que intentar seguir una receta de Martha Stewart, Nigella Lawson o cualquier otra diosa doméstica americana o anglosajona. Aunque pueden encontrarse fácilmente tablas de conversión en internet, es infinitamente más práctico y divertido hacerse con un medidor como este, en forma de R2-D2. No solo aclarará todas las medidas de los recetarios anglófilos -incluye tanto las 4 medidas de tazas como las de cucharas– sino que le dará un toque geek irresistible a cualquier cocina. Cuesta unos 17 euros en ThinkGeek.

11be_sw_r2d2_measuring_cup_set

 

COCEDOR DOMÉSTICO A BAJA TEMPERATURA

Cualquier persona con dos ojos y dos oídos en funcionamiento –gracias a los programas de gastronomía de la tele, ni siquiera hace falta ser especialmente aficionado a la gastronomía– habrá oído hablar a estas alturas de la cocción a baja temperatura. Se trata, en román paladino, de un recipiente que se llena de agua que se calienta a temperatura controlada, en el que se genera una corriente circular que mantiene este agua en constante movimiento para que la cocción sea uniforme. En ese agua se pone el huevo/panceta/pato/lo que sea, norma y se deja a la temperatura adecuada durante el tiempo necesario, todo el proceso automatizado gracias a termostatos, relojes y demás. Pues exactamente eso es lo que puede hacer la sosuvide Anova, adaptándose a cualquier olla que tengamos por casa y ahorrando un montón de espacio (es un tubo de unos 40 cm de alto por 5 de ancho). Su precio, 199 dólares más gastos de envío en su web, no es poca cosa. Pero comparado con el de la gran mayoría de estos cacharros, es relativamente asequible, y puede hacer extremadamente feliz a cualquier aprendiz de Top Chef.

 

BORRADOR DE GRASA PARA CALDOS, SOPAS Y POTAJES

Pocas cosas dan más pereza que esperar a desgrasar un caldo cuando lo acabas de hacer, es de noche, hace frío y el mundo es un lugar inhóspito (excepto tu casa, que no lo es porque huele a hogar y a una sopa que aún no te puedes comer porque tiene e-sa-gra-si-ta-flo-tan-do). Si ese escenario te aterroriza tanto como a mí –porque también tienes tolerancia cero a la grasita flotante– te alegrará sabr de la existencia de este cacharrito de Kitchen CC que, previo paso por el congelador, recoge al instante cualquier tipo de grasa que haya en la superfície. Veo que cuesta 34,35 euros en Vinçon, mientras me pregunto si cualquier superfície metálica con capacidad para aguantar el frío será capaz de generar un efecto similar (y no tengo caldo para comprobarlo ahora mismo).

 

Hay 15 Comentarios

Excelentes regalos para estas navidades. Me gustaron mucho las tazas para medir de Star Wars y la tabla de cortar de Breaking Bad.

El problema con R2 es que solo se sirven pedidos en Estados Unidos, por cuestión de derechos es de suponer.

¿Y la cuchara eléctrica? Con ella ya no necesitas prácticamene nada más.
http://bistrotnahuatl.com/2014/12/08/la-cuchara-electrica-ferran-adria-y-el-previsible-crepusculo-del-chuleton/

Muy harto de todas las cosas que llevan el careto del de Breaking Bad. ABURREN.

El R2D2 es genial!! Muy majico, pero a mi todas las recetas con medidas de tazas me vuelven tarumba. No me salen ni con medidores. Con lo fácil que es pesar en la balanza!!

Buena idea el juego de cata!! y para elegir bien las copas os dejo este post:
http://comiloca.blogspot.com.es/2014/12/el-cava-en-que-tipo-de-copa.html
¡A brindar!

El juego de catas cae para mi "cuñao" fijo!

El borrador de grasa también lo venden en el Hiperasia que hay cerca de Parque Sur, pero posando un poco de papel de cocina encima de la grasa se consigue el mismo efecto

Yo también me apunto a probar con alguna superficie metálica lo del borrador de grasa, que gran invento! Y si no funcina no tendré más remedio que gastarme los 35 euros, lo necesito!
Si queréis una idea fácil y la mar de resultona para estas navidades no os liéis y preparad un rosbif, siempre sale delicioso, lo puedes preparar con antelación y con alguna salsita molona y una buena guarnición quedaréis de lujo!
Aquí tenéis la receta que nunca falla
http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2014/12/roast-beef-al-brandi-rosbif-al-brandi.html

He descubierto recientemente que de pequeña debía ser pobre, no nos debía dar para CDs porque, a mis 22 años, recuerdo usar mucho y bastante tiempo los casettes y el Walkman. O eso o hay amnesia colectiva.

Briconsejo: ya es tarde para ir al centro a las tiendas de regalos, es un no parar de gente. ¡Internet! En casa siempre cae algo de este estilo .)

me encanta R2-D2 y además, no me vendrían mal las tazas y cucharas medidoras. Dejaré el PC de casa abierto por esa foto, a ver si alguien pilla la indirecta ;)

Pero cocinar de la manera tradicional no? Y regalar un libro de recetas? Es demasiado fácil?

Saludos, Sarah

http://www.gastronomiaditalia.com

Tengo que hacer la prueba del borrador de grasa con una superficie metálica como tu bien apuntas. 34,35 son muchos euros para la que está cayendo.

Jajaja, nosotras hemos rebobinado los casetes de éxitos !boom! con los bolis Bic. Y años más tarde, volvemos a la vanguardia, utilizamos cortapastas 3D. Para montar safaris de galletas de miel, que puede que ni pequeños ni mayores conozcan. http://dosyemas.com/index.php/galletas-con-miel

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal