No te creas el vídeo de la manzana

Por: | 21 de enero de 2015

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 17.36.27

La manzana de la ignorancia. / FACEBOOK

 

Internet tiene incontables cosas buenas, y también algunas malas. Entre estas últimas, una de las más perniciosas es facilitar la propagación de bulos, afirmaciones ridículas y magufadas de todo pelaje, que viajan de muro en muro por webs y redes sociales a caballo de la ignorancia. La comida suele protagonizar de muchas de estas leyendas, alimentadas por el miedo irracional a "la química" (como si hubiera algo que no lo fuera), las "toxinas" o los supuestos venenos con los que la industria y las multinacionales quieren eliminarnos ante la pasividad de los gobiernos.

El último episodio de esta enfermedad contemporánea es un vídeo que, en un mundo razonable, no debería merecer media línea ni en este blog ni en ningún medio de comunicación mínimamente serio. Sin embargo, la brutal difusión que ha obtenido en Facebook (ha sido visto 13 millones de veces y compartido por 500.000 personas) me empuja a cuestionarlo públicamente, para que la gente que lo han propagado y la que se lo vaya a encontrar por ahí en el futuro se lo piense dos veces antes de aceptar lo que se dice en él.

El vídeo muestra a un señor llamado Manuel Nava Rro raspando la piel de una manzana con una navaja. "Vamos a ver la mierda que nos están dando por comida", asegura mientras saca un polvillo blanco de la corteza de la fruta. "¿Qué carajo es esto que nos están dando? ¿Es normal que una manzana tenga esto? ¿Este es el veneno que nos están metiendo en el cuerpo?". Cuando acaba de raspar dos manzanas, trata de quemar sin éxito las raspaduras. "Si fuera cera se derretiría. Y esto huele a plástico. Tóxico. No puedo ni olerlo. Esto es la porquería que estamos comiendo, y asín [sic] todo".

 

YOUTUBE

 

Si Manuel Nava Rro se hubiera informado mínimamente antes de hacer este vídeo (un par de búsquedas en Google y una visita a la Wikipedia), se habría enterado que esa sustancia maligna que recubre sus manzanas no es más que cera, tan comestible como inofensiva. Las propias manzanas producen un tipo de esta sustancia de manera natural para mantener su humedad interior y protegerse de agresiones externas. Los productores de fruta imitan ese proceso con otras ceras añadidas cuyo objetivo, además de la protección, es el de proporcionar un aspecto brillante y apetitoso.

"Son ceras naturales como la carnaúba, una grasa comestible que se extrae de las hojas de la palma", explica Pedro Terrón, responsable de la página Bulos y Leyendas y defensor del pensamiento crítico y del método científico. "Se usa para el encerado de frutas (manzanas, cítricos, pepinos, plátanos y otras) en los tratamientos de poscosecha para alargar su vida y conservar su lozanía. Disminuye la transpiración y por ello inhibe en ciertos grados la deshidratación, al mismo tiempo que ayuda a preservarlas de fungosis y bacteriosis y mantiene el brillo natural de las frutas. Es totalmente inocua".

La prueba supuestamente irrefutable del experimento de Nava Rro es que la cobertura de la manzana no arde y huele mal al quemarla, de lo cual deduce que es un producto tóxico maligno. "No le hace falta análisis de composición ni comprobar la veracidad de la premisa. La verdad es que hay muchos tipos de cera, no sólo la de las velas, y el punto de fusión de ésta puede ser de hasta 85 ºC, el más alto entre las ceras naturales", expone Terrón. ¿Y el olor? "Después de realizar un análisis químico con un cuchillo y un mechero, expone cómo se detecta si una sustancia es tóxica o no: por cómo le huele a él".

El vídeo contiene otras perlas dignas de comentario: asegura que "aquí no se mete Sanidad ni el Gobierno ni nadie", cuando en realidad pocos ámbitos están tan regulados como la alimentación. Mauricio Schwarz, escritor y periodista especializado en ciencia y autor de un fantástico contravídeo titulado La ignorancia es veneno, no las manzanas, cree que la principal falacia es "que no hay control y que los productores y comerciantes de alimentos pueden hacer básicamente lo que les venga en gana". "Esto en parte se refuerza con la desconfianza hacia las autoridades y con todo un discurso presuntamente 'naturalista' que pretende condenar todo lo que no es 'natural' pero definido de manera sumamente caprichosa y apoyado en la quimiofobia, que no es sino ignorancia, miedo y falta de motivación para investigar. Y es muy fácil de desmontar: vivimos más y con más salud que nunca antes en la historia".

Manzana

Malvado productor de manzanas que te quiere envenenar. / GIPHY

 

 

Nava Rro también insinúa una posible relación de su descubrimiento con enfermedades como el ébola y el sida (aquí le doy la razón: todos sabemos que ambos males se contraen por comer manzanas, que la Tierra es plana y que los Reyes Magos vienen a traernos regalos desde Oriente cada Navidad). Pero quizá lo más heavy no sea esta monumental burrada, sino la cantidad de comentarios positivos que dan por bueno el vídeo.

¿Cómo es posible que tantas personas se lo crean? "El protagonista es un señor mayor y campechano que podría ser un tío o un vecino nuestro", reflexiona Terrón. "Una fuente cercana y libre de sospecha, a diferencia de los científicos de bata blanca, tan distantes y que usan un lenguaje incomprensible. Sus argumentos son populares y sus demostraciones, sencillas y accesibles (acercar un mechero a ver qué pasa, nada de mostrar gráficos de un estudio o hacerte mirar por un microscopio en el que no sabes lo que estás viendo). Además, no afirma, sino que pregunta. Esta ignorancia le da un aura de humildad que hace que su mensaje llegue mejor que el de los experimentos hechos por científicos 'arrogantes".

El vídeo también utiliza una técnica muy habitual en la propagación de bulos: el lanzamiento de preguntas que crean alarma. Existen pocos terrenos tan fértiles para el miedo como la alimentación, lo que podría explicar también el exitazo de don Manuel. "[La comida] es lo esencial y lo más cercano", supone Schwarz. "Culturalmente tenemos una historia de envenenamientos alimentarios impresionante, desde el plomo del vino de los romanos hasta el cornezuelo del trigo que hoy se cree fue responsable de problemas de percepción en la Edad Media. Comer ha sido una apuesta no del todo certera hasta hace poco". "Cada vez consumimos más productos elaborados", añade Terrón, "y esta falta de control o ignorancia sobre 'qué llevará lo que me como' produce cierta inquietud que viene a satisfacer la información falaz, pero bien presentada, que proporcionan los bulos".

Terapia del limon congelado

El timo del limón congelado. / TODOMUJER

 

¿Qué hacer ante tanta mentira internetera? Terrón propone aplicar tres precauciones básicas: "Primero, cuestionarse si es una historia razonable o no (que a la margarina le falta una molécula para ser plástico desafía los principios de la química). Segundo, desconfiar (sin llegar a la suspicacia) de los mensajes que vienen en mayúscula, te alertan de que algo malo va a pasar y piden ser reenviados a todos tus contactos; y tercero, verificar la información antes de creer. Saber distinguir las fuentes fiables en internet es primordial: la página de la OCU, de la FAO o de organismos oficiales suelen ofrecer información veraz, mientras que webs sensacionalistas como Russia Today o de salud alternativa suelen ser fuente de bulos".

Ya sabes. No te creas la terapia del limón congelado. Ni que comer gorgojos cura el cáncer. Ni que la sal, el azúcar y la harina refinados, el arroz blanco y la leche pasterizada (los famosos "cinco venenos blancos") son nocivos. "Gominolas de Petróleo hizo un brillante trabajo sobre ellos", apunta Schwarz. "La mejor forma de combatir los bulos es tratar de informar a la gente. Creo que el humor, la información directa y la denuncia sirven para que al menos algunas personas se replanteen su credulidad". En ello estamos.

Hay 257 Comentarios

La historia es que ahora cualquier indocumentado puede fabricar un bulo y creérselo unos cuántos muchos. Ninguno tuvo tanta gracia como el de la nocilla, la adolescente y Ricky Martin. ¡España es asín! ¡España te quiero!

Claro. Todo el mundo es imbécil menos yo, verdad Mikel? Que un aditivo sea legal no significa que no sea nocivo. En primer lugar, no hace falta ser muy inteligente ni un conspiranoico para entender que, a la hora de hacer las normativas agroalimentarias, se hace un equilibrio entre los intereses de la industria y los de los consumidores. Hay mucho dinero en juego.
Por otro lado, cuando se analizan estos aditivos no se tiene en cuenta el efecto acumulativo a lo largo de, pongamos por ejemplo, treinta años, porque entonces retrasaría la salida al mercado mucho más tiempo de lo admisible y haría antieconómica cualquier investigación. Como consecuencia, un producto perfectamente legal puede ser tóxico a la larga. Habrá miles de análisis que digan que es inocuo, pero no lo podemos saber a ciencia cierta.
Las ceras añadidas suponen mejor conservación y mejor estética. Que cada uno valore si le compensa el riesgo, pero debe de avisarse si las llevan. La industria suele acompañar sus estudios de argumentos como que las ceras son superficiales y no penetran al interior de la fruta, con lo que si la pelamos, no pasa nada. Obviamente saben que la piel de la fruta es porosa, pero confían en nuestra imbecilidad.

Mikel, con todo el debido respeto. Parece mentira que haya puestos de trabajo para gente como tu que hace este tipo articulos en un periodico. Asi va el pais

A mi lo que más me impresiona, como ya han comentado antes, es la gran cantidad de personas que se lo creen y además se molestan en pasarte este tipo de enlaces para que tengas cuidado.
La parte buena de esto, es que la gente se preocupa mucho por lo que come, y eso es bueno.
La parte mala, que como no tenemos ni idea de bioquímica, estamos a la merced de este tipo de soplagaitas y vendedores de humo.

En Estados Unidos se espera que las tasas de cáncer de colón aumenten entre un 38 y un 90 por ciento entre los menores de 35 años.
Y estamos hablando de Estados Unidos, así que no me vale el argumento de que "es que ahora se come más carne y mas grasas animales", los yankis llevan décadas comiendo cantidades ingentes de carne y grasas animales.
Simplemente, no llevaban todos los aditivos "inocuos" según el GObierno que lleva cada vez más la comida.

Es faltar a la verdad decir que el harina y el azúcar refinados no son nocivos. Que sean productos blancos como el semen no los hace buenos, mariquita hipster.

Y por favor, no seais zoquetes con eso de que "química somos todos". Sí, claro, la química es naturalísima, pero hay una cosa que se llama química orgánica, que es la que hace que funcionemos los seres vivos, y otra la química inorgánica, que no tiene nada que ver con nada que produzcan las plantas ni los animales, y de la que tira la industria alimentaria a cascoporro para crear aditivos y conservantes.
SI la cantinela de "la química es mala" es ridícula, más ridícula e indocumentada es la de "la química es natural".

El cola-cao es tósico porque si te comes una cucharada de entra tos. Vamos a ver si nos aclaramos, que hace dos días nos decía este blog que para hacer limones encurtidos había antes que limpiar bien la piel con estropajo para quitarle la mugre, que si fuera para quitarle el polvo con darle un agua sobraba. Toda materia tiene química, por definición, pero con "química" nos referimos a la añadida, a la que no es propia del alimento. La piel de los cítricos tiene ceras naturales para evitar que se sequen. ¿A qué añadirle más ceras extrañas? Podrían haberle añadido cera de abejas o cerumen de los oídos, que también son ceras naturales y no sé si mejores o peores que el pringue de palma que le echan. Pues no se le añaden a los cítricos ceras para conservarlos mejor, si ya están protegidos por sus propias ceras cítricas y además muchos van a estar en una cámara. Se los pringa de esa cosa de palma para que brillen. Llegará un día en que estemos tan lejos de la naturaleza que nos resultará apetitoso no ya lo que brille, sino lo que sea fosforito, y un cítrico normal parecerá muerto, cuando es al revés. Un asunto importante que han dicho es que cuando se le añaden cosas a la comida, hay que avisar. Otro asunto no es si nos dan de comer veneno, que lo hacen, sino de cuánta cantidad de veneno estamos dispuestos a tragarnos. Comemos continuamente dosis de veneno que las autoridades han dictaminado que no son letales. Como se dijo en su día del tabaco, el DDT, el amianto, los organofosforados, carbamatos... para qué seguir.

La gente se cree cualquier chorrada, incluso las que escribe Mikel Iturriaga, que no son pocas....

Pero informan a la gente que las manzanas van cubiertas de cera? No es obligación de la industria y supermercados informar de ello?

Pues muy bien. Será palma y no un producto "mortal de la muerte".
Pero es que resulta que si yo compro una manzana quiero comer manzana, NO PALMA. Igual que cuando compro aceite de oliva quiero aceite de oliva, no quiero que me mezclen unas gotitas de aceite de palma porque le dan un aspecto más mono.
Y por supuesto, todos los millones de pesticidas y añadidos que llevan las comidas no tienen nada que ver con el ébola ni el sida. Hasta ahí perfecto. Pero a ver si alguien nos explica de dónde viene el crecimiento exponencial de casos de cáncer de colón de los últimos años.

pues si se añaden ceras alimentarias en las frutas y verduras, como consumidores debemos de verlo en el etiquetado. Tenemos derecho a saber lo que comemos y poder tomar una decisión informada. Pero el señor Torron es un mercenario del lobby alimentario, y prefiere tratar de frikis a aquellos que se cuestionan la porquería de la industria alimentaria. Y esto no tiene que ver con la cera y si es inocua, tiene que ver con que nos ponen un aditivo sin etiquetarlo. Luego salen alergias cruzadas y nadie sabe que el verdadero motivo son estos aditivos tan simpáticos para el señor Torrón, Ton de nombre.

mne van a disculpar pero yo lo e hecho y es verdad

Bueno, quien se crea lo que diga este señor es irrelevante, la verdad es que todo cultivo que no sea ecológico lleva una cantidad de productos químicos procedentes de los pesticidas bastante importante. Y encima en este país, en el que tanto nos gusta comer cosas cultivadas aquí mismo, peor. Peor porque la empresa Monsanto opera con total impunidad en este país, y si nos informásemos un poco veríamos lo que realmente nos llevamos a la boca. Que un señor raspe una manzana y le prenda fuego, me parece un mal menor en comparación con lo que hay por ahí (o mejor dicho, por aquí mismo).

Mucha gente se cree cualquier chorrada, es verdad, pero yo prefiero que mis manzanas no lleven una cera extraída de algotan poco ecológico como la palma. Pormuy comestible que sea.

Ese experimento ya lo había hecho yo con unas manzanas 'de casa', aunque tengo que reconocer que le sacaba mucho menos polvillo que este buen señor. La diferencia es que era (soy) tan bruto que lo que iba raspando me lo iba comiendo a ver a qué sabía. ¿Cómo iba a sospechar que la malvada y descontrolada industria alimentaria se había metido en nuestra finca a rociar con porquerías nuestro manzano? Y mira que serían porquerías de baja calidad que ni siquiera molestaban a los gusanos, que esa era otra, encontrar una manzana sin gusano. Ahora que lo pienso, esas sí que eran (son) manzanas orgánicas y ecológicas. Salvo por lo de la cera, como dice ese señor, que ahí nos la colaban a todos.
En fin, pido disculpas por el desbarre, más adecuado probablemente para 'Aló Comidista'. Enhorabuena por el tono crítico de la entrada: aspirar a disponer de alimentos de buena calidad no ha de ser excusa para abrazar la magufería.

Muchas gracias Mikel por un excelente articulo sobre algo tan preocupante.
Como bien dices, la gran cantidad y difusión de información en la red no siempre es buena. Veo tantos de estos bulos pasar por mi muro en fb, compartidos por gente que considero tienen mas de dos neuronas, pero que se preocupan por alimentar a sus familias lo mas sanamente posible, lo que los convierte en la mejor diana de un marketing con una moral más que cuestionable. El problema no solo es que es fácil creer lo que aparece en tu fb gracias a tus amigos; es que no tenemos tiempo para contrastar información, así que hemos llegado a un punto que manzanas, plátanos y cosas que nunca han matado a nadie aparecen como el demonio escondido tras una capa brillante, el azúcar y la harina son peores que la heroina y los productos lácteos vienen cargados por el diablo.
Como bióloga, me aterra el pensar que haya compañeros de oficio detrás de estas tontunas y me avergüenza el que no seamos capaces de informar con éxito a las masas de lo que es una buena alimentación.
Como ser humano, me parece patético que hayamos llegado a un punto en el que aqui en el primer mundo perdemos el tiempo en desacreditar estos productos básicos para la alimentación mientras todavía hay un tercio de la población mundial que ni siquiera tiene acceso a ellos.

Pues mejor nos iría con fruta sin ceras ni hostias añadidas.


Haced la prueba con las naranjas, comprad (donde sea) una caja de naranjas recién cogidas del árbol y comparadla con una naranja brillante, que lleva x tiempo en su cámara... a ver si notas la diferencia.


Saludos!

Ay y ay. No estará este pobre hombre intentando comerse el frutero decorativo?. Ya se sabe que a veces con la edad... :(

Pues a mi me encantan esos videos que nos alertan de peligros y conspiraciones, me lo paso teta con ellos y con los que comentan, son mejor que el APM! claro que yo colecciono los papelitos de videntes y magos vudu africanos que te llegan all buzon, me parecen geniales, los guionistas de algunos programas de humor deberían aprender de ellos... Yo os traigo hoy unos espagetis superfamosos en Estados Unidos que incompresniblemente aquí no son tan famosos, espaguetis Alfredo, estan divinos y son superfaciles de hacer!
http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2015/01/espaguetis-alfredo.html

Completamente de acuerdo, felicidades por el artículo.

A pesar de lo que digan los Sres Turron y Schwarz, cualquiera que haya trabajado en la industria alimentaria sabe lo que se cuece en las fabricas. Si, mucho control de sanidad y mucho papeleo pero mucha mierda en la comida tambien, y meter sucedaneos y aditivos.
http://youtu.be/Apkw32JmOBQ

¿Los Reyes Magos no existen!?!?!?!?!?!?!?!

Buenos dias,
Para empezar, el simple hecho de decir que los productos refinados como el azúcar o la harina són buenos ya quita bastante credibilidad..., la cosa es que cada uno es libre de pensar y comer lo que quiera, sea con químicos y transgénicos o sea biológico. No se puede llamar ignorantes a las personas que no opinen como uno mismo porque tu mismo te conviertes en ignorante al juzgar lo que no sabes, que es su vida y las cosas que le preocupan.
En la naturaleza está lo que necesitamos, el problema es como siempre lla codícia y la ambición desenfrenada que hace que creemos sistemas de macroproducción que no tienen sentido principalmente porque hoy dia se desperdicia una cantidad de comida tal que podria quitar el hambre en el mundo ( busquen en internet si no lo creen ).
Por favor respétense a si mismos

Pues el sabio se equivoca. El cornezuelo es de centeno y no de trigo como afirma en su declaraciones. Tan sabio y cientifico que es¡¡

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal