No te creas el vídeo de la manzana

Por: | 21 de enero de 2015

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 17.36.27

La manzana de la ignorancia. / FACEBOOK

 

Internet tiene incontables cosas buenas, y también algunas malas. Entre estas últimas, una de las más perniciosas es facilitar la propagación de bulos, afirmaciones ridículas y magufadas de todo pelaje, que viajan de muro en muro por webs y redes sociales a caballo de la ignorancia. La comida suele protagonizar de muchas de estas leyendas, alimentadas por el miedo irracional a "la química" (como si hubiera algo que no lo fuera), las "toxinas" o los supuestos venenos con los que la industria y las multinacionales quieren eliminarnos ante la pasividad de los gobiernos.

El último episodio de esta enfermedad contemporánea es un vídeo que, en un mundo razonable, no debería merecer media línea ni en este blog ni en ningún medio de comunicación mínimamente serio. Sin embargo, la brutal difusión que ha obtenido en Facebook (ha sido visto 13 millones de veces y compartido por 500.000 personas) me empuja a cuestionarlo públicamente, para que la gente que lo han propagado y la que se lo vaya a encontrar por ahí en el futuro se lo piense dos veces antes de aceptar lo que se dice en él.

El vídeo muestra a un señor llamado Manuel Nava Rro raspando la piel de una manzana con una navaja. "Vamos a ver la mierda que nos están dando por comida", asegura mientras saca un polvillo blanco de la corteza de la fruta. "¿Qué carajo es esto que nos están dando? ¿Es normal que una manzana tenga esto? ¿Este es el veneno que nos están metiendo en el cuerpo?". Cuando acaba de raspar dos manzanas, trata de quemar sin éxito las raspaduras. "Si fuera cera se derretiría. Y esto huele a plástico. Tóxico. No puedo ni olerlo. Esto es la porquería que estamos comiendo, y asín [sic] todo".

 

YOUTUBE

 

Si Manuel Nava Rro se hubiera informado mínimamente antes de hacer este vídeo (un par de búsquedas en Google y una visita a la Wikipedia), se habría enterado que esa sustancia maligna que recubre sus manzanas no es más que cera, tan comestible como inofensiva. Las propias manzanas producen un tipo de esta sustancia de manera natural para mantener su humedad interior y protegerse de agresiones externas. Los productores de fruta imitan ese proceso con otras ceras añadidas cuyo objetivo, además de la protección, es el de proporcionar un aspecto brillante y apetitoso.

"Son ceras naturales como la carnaúba, una grasa comestible que se extrae de las hojas de la palma", explica Pedro Terrón, responsable de la página Bulos y Leyendas y defensor del pensamiento crítico y del método científico. "Se usa para el encerado de frutas (manzanas, cítricos, pepinos, plátanos y otras) en los tratamientos de poscosecha para alargar su vida y conservar su lozanía. Disminuye la transpiración y por ello inhibe en ciertos grados la deshidratación, al mismo tiempo que ayuda a preservarlas de fungosis y bacteriosis y mantiene el brillo natural de las frutas. Es totalmente inocua".

La prueba supuestamente irrefutable del experimento de Nava Rro es que la cobertura de la manzana no arde y huele mal al quemarla, de lo cual deduce que es un producto tóxico maligno. "No le hace falta análisis de composición ni comprobar la veracidad de la premisa. La verdad es que hay muchos tipos de cera, no sólo la de las velas, y el punto de fusión de ésta puede ser de hasta 85 ºC, el más alto entre las ceras naturales", expone Terrón. ¿Y el olor? "Después de realizar un análisis químico con un cuchillo y un mechero, expone cómo se detecta si una sustancia es tóxica o no: por cómo le huele a él".

El vídeo contiene otras perlas dignas de comentario: asegura que "aquí no se mete Sanidad ni el Gobierno ni nadie", cuando en realidad pocos ámbitos están tan regulados como la alimentación. Mauricio Schwarz, escritor y periodista especializado en ciencia y autor de un fantástico contravídeo titulado La ignorancia es veneno, no las manzanas, cree que la principal falacia es "que no hay control y que los productores y comerciantes de alimentos pueden hacer básicamente lo que les venga en gana". "Esto en parte se refuerza con la desconfianza hacia las autoridades y con todo un discurso presuntamente 'naturalista' que pretende condenar todo lo que no es 'natural' pero definido de manera sumamente caprichosa y apoyado en la quimiofobia, que no es sino ignorancia, miedo y falta de motivación para investigar. Y es muy fácil de desmontar: vivimos más y con más salud que nunca antes en la historia".

Manzana

Malvado productor de manzanas que te quiere envenenar. / GIPHY

 

 

Nava Rro también insinúa una posible relación de su descubrimiento con enfermedades como el ébola y el sida (aquí le doy la razón: todos sabemos que ambos males se contraen por comer manzanas, que la Tierra es plana y que los Reyes Magos vienen a traernos regalos desde Oriente cada Navidad). Pero quizá lo más heavy no sea esta monumental burrada, sino la cantidad de comentarios positivos que dan por bueno el vídeo.

¿Cómo es posible que tantas personas se lo crean? "El protagonista es un señor mayor y campechano que podría ser un tío o un vecino nuestro", reflexiona Terrón. "Una fuente cercana y libre de sospecha, a diferencia de los científicos de bata blanca, tan distantes y que usan un lenguaje incomprensible. Sus argumentos son populares y sus demostraciones, sencillas y accesibles (acercar un mechero a ver qué pasa, nada de mostrar gráficos de un estudio o hacerte mirar por un microscopio en el que no sabes lo que estás viendo). Además, no afirma, sino que pregunta. Esta ignorancia le da un aura de humildad que hace que su mensaje llegue mejor que el de los experimentos hechos por científicos 'arrogantes".

El vídeo también utiliza una técnica muy habitual en la propagación de bulos: el lanzamiento de preguntas que crean alarma. Existen pocos terrenos tan fértiles para el miedo como la alimentación, lo que podría explicar también el exitazo de don Manuel. "[La comida] es lo esencial y lo más cercano", supone Schwarz. "Culturalmente tenemos una historia de envenenamientos alimentarios impresionante, desde el plomo del vino de los romanos hasta el cornezuelo del trigo que hoy se cree fue responsable de problemas de percepción en la Edad Media. Comer ha sido una apuesta no del todo certera hasta hace poco". "Cada vez consumimos más productos elaborados", añade Terrón, "y esta falta de control o ignorancia sobre 'qué llevará lo que me como' produce cierta inquietud que viene a satisfacer la información falaz, pero bien presentada, que proporcionan los bulos".

Terapia del limon congelado

El timo del limón congelado. / TODOMUJER

 

¿Qué hacer ante tanta mentira internetera? Terrón propone aplicar tres precauciones básicas: "Primero, cuestionarse si es una historia razonable o no (que a la margarina le falta una molécula para ser plástico desafía los principios de la química). Segundo, desconfiar (sin llegar a la suspicacia) de los mensajes que vienen en mayúscula, te alertan de que algo malo va a pasar y piden ser reenviados a todos tus contactos; y tercero, verificar la información antes de creer. Saber distinguir las fuentes fiables en internet es primordial: la página de la OCU, de la FAO o de organismos oficiales suelen ofrecer información veraz, mientras que webs sensacionalistas como Russia Today o de salud alternativa suelen ser fuente de bulos".

Ya sabes. No te creas la terapia del limón congelado. Ni que comer gorgojos cura el cáncer. Ni que la sal, el azúcar y la harina refinados, el arroz blanco y la leche pasterizada (los famosos "cinco venenos blancos") son nocivos. "Gominolas de Petróleo hizo un brillante trabajo sobre ellos", apunta Schwarz. "La mejor forma de combatir los bulos es tratar de informar a la gente. Creo que el humor, la información directa y la denuncia sirven para que al menos algunas personas se replanteen su credulidad". En ello estamos.

Hay 257 Comentarios

El problema es que de todas las teorías conspirativas hay algunas, muy pocas, que son ciertas.

referente al comentario de ¡a la pira!, totalmente de acuerdo de que es un error asociar determinado acento al nivel de cultura, pero luego te pasas de listo criticando el acento de TODOS los vascos, argumentando eres patético...

Símplemente las ceras son un tratamiento postcosecha que se realiza en muchas frutas para conservarlas mejor, y no solo se aplican ceras, normalmente van asociadas con fungicidas... Yo a no ser que conozca la procedencia de la fruta, nunca me como la piel. Abajo teneis una expliacion del tratamiento y productos utilizados.

http://www.fomesa.net/Calidad/Factores/F_03_19_1.htm

es increible como saltan enseguida con estos artículos, Mikel, sigue difundiendo estas cosas, conque un 10% de los que lo leen aprenda algo ya merece la pena.

Acabo de hacer la prueba, por curiosidad. En efecto, le das con el mechero y huele a plástico quemado. No tengo ni idea de a qué tendría que oler algún tipo de cera en concreto, pero esto huele a plástico quemado. Trabajé una temporada de verano en un almacén de frutas como carretillero. Antes de meter los "cajones" de fruta en la cámara, teníamos que pasarlos por la "bañera", una especie de tren de lavado, para que os hagáis una idea, donde se las bañaba con agua mezclada con producto. No se me ocurrió preguntar qué era, pero lo que si se es que nos decían que procuráramos evitar que esa mezcla nos salpicara...a saber.

De un lado la conspiranoia del señor del video y de otro lado la pedantería cegata del 'todo es química' de Mauricio Schwartz. Ya sabemos que la ciencia que estudia la materia se llama química pero hablábamos de otra cosa ¡pedante! ¡bolo!. Da la impresión de que la Bosch y la Johnsons le pagan, aunque no es así, es solo creerse muy listillo y quedar como tonto.

A mí me ha dejado en shock el imperativo "NO te creas que comer los cinco enemigos, sal, azúcar refinada, harina refinada, arroz blanco y leche es nocivo"...
Me encanta tu rollo y tus blogs, pero te has metido en un jardín muy, muy fangoso.
Estos cinco enemigos (yo del arroz blanco, a no ser que éste sea transgénico, no voy a decir nada malo) han demostrado con creces, le duela a quien le duela (la industria alimentaria, que tiene el morro de llamarse alimentaria aunque el último de sus propósitos sea alimentar correctamente a la población) ser verdaderos venenos para el organismo, y fuente de enfermedades, intolerancias, obesidad, etc, etc, etc...
Mikel, please, be careful!

Pues a mi no me convenceis diciendo que es una fantasmada, de hecho, me dais mas motivos para pensar que tenéis miedo a que el populacho adquiera consciencia y despierte de una vez. Yo lo unico que tengo claro es que la manzana, si es de árbol, mejor que si es manipulada.

A la pira, Los pesticidas, ya se lo digo yo, no son inocuos, sobre todo para los bichos, y sobre los aditivos.., a qué se refiere?, a todos los aditivos?, por ejemplo el cloruro sódico, pues también se lo digo, no es inocuo, ni el pimentón de la Vera, ni el azucar, el perejil, ninguna de estas cosas son inocuas, si quiere algo sin efectos se tiene que ir a la homeopatía o cosas así, al agua. Su manera de hablar es totalmente conspiranoica, ideas como esas de que ningún país estudia los alimentos y demás es sobre todo falsa, aparte de otras cosas aún peores.

Es verdad, Mikel, la gente se cree cualquier cosa que ve por internet.
Aquí está la prueba.
Les dices que no se crean un video en el que sólo se ve a un señor rascando una manzana y preguntando qué es eso que sale, y la mitad de los lectores se unen a tí para insultarle, sin preguntarse qué es lo que no se creen. (Pa los enteraos: ¡que el hombre sólo está preguntando qué es eso! ¿qué es lo que no os creeis?)
En cambio, escribes un artículo con nulo rigor científico, dando por sentadas conclusiones que no ha alcanzado ningún estudio científico (no hay ningún estudio sobre los efectos a largo plazo del uso de ceras añadidas), y citando como si fuera palabra de Dios a un tal Pedro Terrón (cuya única acreditación es que tiene una página web) y la de un tal, Mauricio Schwarz (cuya autoridad en la materia proviene del hecho de ser periodista y escritor), y la mitad de los lectores te hacen la ola como si lo que has escrito tuviera algún tipo de rigor o base científica.
Es más, aplauden tu DEMOSTRACIÓN de que le video de la manzana es mentira.
Flipándolo estoy.
¿Citar a un bloggero y a un periodista es demostrar una verdad científica?
El método científico, que yo sepa, requeriría demostrar la inocuidad de cualquier aditivo alimentario a largo plazo. Y hasta ahora, lo único que han hecho los distintos estudios publicados es declarar que no han encontrado (no que no los haya) efectos negativos a corto plazo.
Tampoco hay estudios sobre la acumulación a medio plazo de todos los pesticidas y aditivos que consumimos.
Así que no, Mikel, no es conspiranoia ni friquismo.
Si hablamos de ciencia hay que hablar de hechos, no de las opiniones de dos colegas tuyos rematadas por una conclusión de cosecha propia en el párrafo final.
Y los hechos, lo que nos dicen es que no hay estudio ninguno realizado que demuestre que los pesticidas y los aditivos son inocuos. Y hasta que esto no esté demostrado las autoridades no deberían permitirlos.

Concha, el rebozado de cera de las manzanas no es una mera cuestión de lustre, sino que influye poderosamente en su proceso de maduración, o más bien, de no maduración, impidiendo su degradación natural, y por tanto la evolución natural de los azúcares internos, que es precisamente lo que condiciona su sabor y su textura. Puede que Franklin no sepa mucho de ortografía pero desde luego sabe de manzanas.

Es cierto que la cera de carnaúba (E903) se cree que es inocua, pero es más frecuente el uso de goma laca (E904), que te sonará porque se usa también para barnizar muebles y se obtiene de la caquita de unos bichitos llamados gusanos de la laca y que produce alergias y trastornos digestivos. Si nos vamos a los cítricos entonces también nos encontramos con cera de polietileno oxidada (E914). Suena mal ¿verdad? hacerse unas ralladuras de naranja con eso. Pues sí, busca un poquito y verás lo poco recomendable que es comer, incluso tocar, eso. Así que puestos a desinformar, no sé quien es peor....

Federico, que llevemos años comiendo manzanas brillantes no invalida mi argumento. No tenemos ni idea de si las ceras añadidas son tóxicas o no. Y no sólo no tenemos ni idea nosotros sino que la UE admite que ellos tampoco porque no han hecho ningún estudio a largo plazo.
Es imposible saber si el incremento exponencial de la incidencia de enfermedades relacionadas con la alimentación, como el cáncer de colon, está relacionado con el consumo de aditivos.

¿Que no me crea el video de la manzana? ¿Por qué, Mikel, guapetón?
En todo tu artículo (que sí está lleno de inexactitudes,mentiras y credulidad) no das un sólo argumento que diga por qué.
El señor de la manzana rasca una manzana y ve una cosa blanca que cae y se preguntá qué narices es y qué le están metiendo a la comida y por qué. ¿Dónde están sus mentiras? Porque yo no veo cómo se puede mentir haciendo una pregunta legítima.
Por último, tu forma solapada de llamarle inculto es patética. Yo no me considero una persona inculta y no tenía ni la más remota idea de que las manzanas se recubrieran con cera de palma y me imagino que la mayoría de tus lectores tampoco.
¿Es su dicción lo que te hace llamarle inculto? ¿Todavía estamos en la época en la que "acento andaluz=incultura"? Porque entonces habría que ver quién es el que demuestra incultura dando a entender algo así y con ese sofisticado acento que os gastáis los vascos.

Pero A la pira, si llevamos.. cuántos años comiendo esas manzanas brillantes?, treinta, cuarenta años?, que esto no es de ayer. Qué se pensaba la gente, que alguien les daba lustre con un paño?, parece de chiste que nos enteremos ahora y que hablemos de estudios de dos semanas cuando llevamos varias décadas comiendo esa fruta. Y por cierto comprándola mucho más que la otra, que la que no brillaba, que parece que somos como los cuervos, vemos algo que brilla y nos lo llevamos en el pico a casa. Y eso sí, cuando por fin nos enteramos de que esos brillos eran por algo nos acordamos no de nosotros mismos sino de las multinacionales de las manzanas o de los reptilianos o de cualquier cosa con tal de no recordar nuestras propias simplezas.

Nada, nada. Que nos gustan más las conspiraciones y los guiones hollywoodienses que a un tonto un lápiz... la realidad siempre es más aburrida y menos emocionante.
El artículo es brillante y está muy bien explicado. Otra cosa es que no nos guste lo que ponga o lo que da a entender y queramos seguir en nuestras trece. Pero nada, como dice el refrán "sarna con gusto no pica".
Creo que es peligroso que bulos así se extiendan ( o los de curas milagrosas del cancer...) y se hagan virales, por lo que considero que aún ha sido muy comedido el señor Iturriaga con su redacción del artículo.
Y también veo que la comprensión lectora de muchas réplicas (que interpretan lo escrito a su libre albedrío) está bajo mínimos... en fin, una lástima.

Querido dotorgantico,
en efecto, para hablar hay que informarse. Y hablar de "estudios a largo plazo" cuando lo que cuelga es un enlace de un estudio de 13 semanas y otro de 90 días es cuanto menos desinformar, no sé si porque quiere usted engañar o porque le tienen engañado.
Muy bien, ese estudio dice que la cera de palma no es tóxica después de 13 semanas de consumo. ¿Y después de 13 años?

Por cierto, habrá leído usted que el estudio no es de la Unión Europa. La Union Europea sólo cita estudios ya realizados. ¿Sabe usted quiénes pagaron esos estudios?

Por último, si se hubiera molestado usted en leer el papelito antes de colgar el link habría leído que dice:

"Overall, the Panel concluded that long-term toxicity data on carnauba wax were lacking and therefore did not establish an ADI".

Es decir QUE NO HAY DATOS sobre su toxicidad a largo plazo. No que no sea tóxica. Pero que como en los estudios a corto plazo se ha demostrado que no lo es, pues cruzan los dedos y esperan que a largo plazo tampoco.

Vamos, que la Unión Europea viene a decir que no tiene ni zorra de si la cera de palma es tóxica a largo plazo o no, pero que elos cierran los ojos muy muy fuerte, ponen el cazo para que los lobbys se lo llenen bien, y from lost to the river.

Está claro que tú Franklin eres el más ignorante, por lo menos ni idea de ortografía. Estoy harta de ver "haber" por "a ver". Y el que no se creé lo de las anilinas de la colza que sepa que si come latas de productos en aceite o bollería industrial es muy probable que esté comiendo aceite de colza. A VER si aprendemos a leer bien o a ponernos las gafas y lo comprobamos en las etiquetas. En cuanto a las ceras de las frutas su principal función es que tengan mejor aspecto, las ves tan rojas y brillantes que te la comerías allí mismo. El mal olor al quemar algo es muy frecuente o nunca se le ha quemado el aceite de oliva por tenerlo demasiado tiempo en la sartén al fuego: apesta. Mi más sentido pésame al autor del artículo, el pobre intentando aclarar las cosas y casi todos los artículos le dan la razón, cuanta ignorancia hay en este país.

Pero Franklin, pues claro que las manzanas de los árboles no llevan "eso", pero la cera se les pone a muchas desde hace muchos años. y si la gente no se preguntaba porqué unas manzanas brillan de eso modo cuando otras no lo hacen es también su responsabilidad, manzanas y otras frutas, que con preguntar al frutero sería suficiente. Y sobre esos sinvergüenzas de las multinacionales que pagan a todos los periodistas que no le gustan al que lo lee.., en fin, es cansino de puro ridículo. Yo agradezco mucho a Mikel que destape cosas como esta aunque es algo triste ver como la mitad o más de la población, o de los que escriben aquí, que supongo que más o menos será un reflejo de lo que hay, están, o estamos para no quitarme mérito, gilipollas perdidos.

Yo también nací en el campo y ninguna mazana lleva eso y hoy en día tengo una huerta en Murcia y mis manzanas ninguna tiene eso, que sinvergüenzas cuanto le pagarían a este periodista las multinacionales, a por cierto también estudie yo y lo que tu has estudiado tío no tiene ni pies ni cabeza cuando quieras te lo demuestro en mi huerto, lo que no es normal a las 2 semanas las manzanas estas multinacionales estén marrones por dentro malas pero el brillo no lo pierde haber quien es más ignorante.

El sindrome toxico causado por anilinas, claro, claro. Que humor.

El sindrome toxico causado por anilinas, claro, claro. Que humor.

@Roberto. El aceite de colza que causó el envenenamiento era aceite desnaturalizado para uso industrial, no para consumo. Se le habían añadido anilinas para colorearlo e identificarlo como no apto para consumo y un conjunto de delincuentes lo desviaron para consumo humano.

En cualquier caso, en aquel momento, los controles alimentarios eran mucho más pobres y ahora estamos sujetos a otras normas y los controles son mucho más estrictos.

En cualquier caso, en España ya había habido otros casos de intoxicaciones masivas por fraudes de productos alimentarios. Sin ir más lejos el caso del alcohol metílico de 1963.

Todo esto no viene al caso. Hay aditivos autorizados para unos determinados usos y la cera de palma es uno de ellos. Si no te gusta, lava la manzana o no la compres. Y si no sabías que la llevaba es por tu culpa, por no leer las etiquetas y por no informarte.

El de colza también era aceite. Natural como la vida misma.

Si hay vida inteligente en otros planetas y les da por pasarse un rato por aquí, lo van a flipar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal