Revuelto de trastos: el cucharón Nessie, la vajilla de la abuela y los paños de cocina de David Bowie

Por: | 05 de febrero de 2015

Pasado el tradicional barbecho de enero, ese mes en el que los gastos superfluos son nuestro animal mitológico favorito y las tarjetas de crédito se esconden bajo toneladas de tickets de compras navideñas (que no nos van bien pero nunca devolveremos), volvemos a crear las necesidades de cada mes con el Revuelto de trastos. Alguna tontuna, varias cosas útiles –más de las habituales, no os acostumbréis– y un par de trastos que te harán entonar aquello de "I want it all and I want it now" con más entrega que el mismísimo Freddy Mercury en Wembley.

Vajilla viejuna de Duralex

Petra Mora homenajea uno de los símbolos hogareños nacionales de los 70 y los 80, la vajilla de Duralex, y pone a la venta en su web no solo unos platos resistentes –aptos para lavavajillas y microondas– y molones, sino un montón de recuerdos y una nostalgia que ríete tú de Cuéntame. Para la foto he escogido un plato sopero, que queda como más abuelesco y entrañable todavía, pero también tienen vasos, platos llanos, cuencos y platos de postre, todo a precios muy razonables (sobre todo porque están hechos para sobrevivir a varias generaciones).

Plato-sopero-ambar-Duralex

El cucharón Nessie

Evidentemente la función principal de un cucharón es servir la sopa, el puré, la crema, la sangría o lo que se tercie. Pero si además de eso es la conquista de la monada –no me negaréis que es tan bonito que puedes tenerlo suelto por la cocina a modo de decoración–, se aguanta de pie y está inspirado en el monstruo del Lago Ness, se convierte instantáneamente en un objeto de deseo para cualquier cocinillas. Cuesta 16 dólares (gastos de envíos gratis) en Animicausa.

Nessie-soup-ladle-ototo-4

Bol y colador Spin & Drain de Guzzini

Si ya tenéis un bol y un colador por separado –y no sois unos freaks del diseño en la cocina– posiblemente podréis sobrevivir sin este invento, pero no por ello deja de tener una cierta coña. Puede servir para lavar fruta o verdura y escurrirlas fácilmente o para descongelar y drenar el típico juguillo asquerosín que sueltan los alimentos en el proceso, entre otras cosas. Podéis encontrarlo en blanco combinado con rojo, gris claro o verde –como el de la foto– y cuesta 19 euros en la misma web de la marca.

Spin & drain 01

Bolsos, monederos, mochilas y llaveros Bonito de Don Fisher

Esta preciosidad de pescados de tela –creaciones de la diseñadora gráfica Julia Castaño– se llaman Bonito, y la firma que los agrupa Don Fisher. Nacieron como mutación de un proyecto personal que –de momento– aún no ha visto la luz: una tienda llena de cosas bonitas traídas de todo el mundo que se quedó por el camino por el maldito parné. Siendo práctica y negándose a dejar del todo la idea de traer belleza al mundo, Julia empezó a hacer sus propios Bonitos, peces de tela de diferentes tamaños –desde llaveros hasta mochilas, pasando por bolsos y monederos– duraderos, hechos con cariño y dispuestos a enamorarte. Cuestan entre 18 y 56 euros en su tienda online.

Verdin

DonFisher_cubo

Salvamanteles Salvador de Disolvente Studio

Este salvamanteles, además de tener una retirada a Patricio de Bob Esponja –para mí solo eso ya es un motivo para comprárselo– evita el problema de tener que pensar dónde pones el salvamanteles y la posibilidad de que la olla se desplace de su superficie. Gracias a un sistema de imanes, Salvador se pega a la olla en cuestión y la acompaña allí donde vaya con absoluta seguridad. Cuando no se usa, se puede tener pegado en la nevera y así no se pierde. Cuesta 48 euros en la web de Disolvente.

Salvador_1_estudiodisolvente

Taza de cerámica de Beemo, de Hora de Aventuras

Ya sé que una taza como cacharro de cocina no tiene demasiado intríngulis –además es cuadrada, así que tampoco parece muy cómoda para beber– pero cualquier fan de la Tierra de Ooo estará dispuesto a pringarse la pechera de té/cacao/café/lo que haga falta con tal de beber en este clon de Beemo. Eso sí, como es de cerámica requiere un poco de mimo para conservarse en buenas condiciones: si lo la metéis en el micro ni el lavavajillas y evitáis los golpecitos que causarían desconchones, podréis ser felices y cantar juntos para siempre. La podéis encontrar en Amazon a partir de 14 dólares.

61SiLEpFa-L._SL1000_

Paños de cocina Icons

Si te gusta cocinar y te gusta la música, lo vas a gozar especialmente con estos trapitos de cocina –o, como los llaman los ingleses, que son muy finos tea towels– con iconografía de Morrissey, Madonna, David Bowie, los hermanos Gallagher o Amy Winehouse, entre muchos otros. Están hechos a mano, son de algodón 100% y cuestan 13,57 euros en la tienda Bold & Noble de Etsy.

Il_570xN.513212718_7rq3

Portabocadillos reutilizable Boc´N´Roll

Un invento práctico y estupendo para dejar de usar papel de aluminio, posiblemente la cosa más complicada de reciclar del planeta después del uranio empobrecido y los estilismos de Kim Kardashian. Se trata de una fina lámina de plástico resistente cosida a una tela un poco rígida con un velcro que permite cerrarlo adaptándose al tamaño del bocadillo que contenga, que también hace las veces de mantelito si hace falta. Se ensucia muy poco, se lava en la lavadora, se seca en nada y dura la torta: en casa hay uno con uso casi diario desde hace 6 años y está como el primer día. Cuesta 8,95 euros en su web.

Boc-n-roll-1

 

Caja de galletas Tardis

Creo que no es la primera vez que aparece en esta sección algún trastito relacionado con Doctor Who, pero es que como buenos freaks del copón seriéfilos que somos no podemos negarnos a sus encantos. Esta vez le ha tocado el turno a una caja de galletas con la forma del Tardis, que además reproduce algunos de los ruidos de la máquina del tiempo original. Cuesta 24 dólares en ThinkGeek y la necesito YA de YA.

Dodd_doctor_who_tardis_talking_cookie_jar

Vodka Crystal Head

Esto no es 100% un trasto de cocina, pero combina algo de bebercio –el vodka canadiense que contiene la calavera, hecho con maíz de la variedad peaches & cream, destilado cuatro veces y filtrado siete a través de unas piedras llamadas diamantes de Herkimer– con una bonita botella que podremos utilizar posteriormente para poner agua, vino o lo que más nos apetezca. Busca el punto de venta más cercano en su web, cuesta alrededor de 40 euros.

CrystalHeadVodka

 

Hay 37 Comentarios

Es imposible explicar como odio la entrada de hoy... Me acabo de gastar 24 pounds en 2 manteles del Bowie!!! Y mira que me he resistido al cucharón Nessie, pero Mònica me pones al Bowie y pierdo los papeles... Me he lanzado como una yonki posesa a buscar los putos trapos en la web Bold&Noble incluso antes de acabar de leer el post de hoy... En fin, que no sé si los usaré como trapos de cocina o como "toallitas de bidet"...

Quiero esa TARDIS YAAAAA!!!! Y si, bueno, un poquito friki si que soy :P. Nessie también me encanta :)
Lo de la vajilla viejuna, mi madre la tiene, así que solo tendría que pasarme a recuperar alguno de esos platos indestructibles.
El salvamanteles estrella está muy bien como idea. IKEA sacó uno con iman hace unos años y me lo compré, pero tiene la pega que, si los cazos o sartenes son de aluminio, no se puede usar porque no se pega.

Hola! Algunas buenas ideas. En mi cocina yo utilizo siempre muchas toallas.... Quiza porque soy un poco desmañada? Pero, para mí, es el bueno de la cocina :-)
Saludos!

http://www.gastronomiaditalia.com

Es imposible medir cuanto odio la sección de hoy... Me acabo de gastar 24 Pounds en 2 manteles de Bowie!!! Como una yonki poseída me he adentrado en la web Bold&Noble sin ni siquiera acabar a leer el post de hoy. Y mira que me he resistido con el cucharón Nessie, pero Mònica me pones a Bowie y pierdo la compostura. En fin, no sé si los utilizaré como paños de cocina o como toallitas "de bidet" ;-)

El menaje de duralex de Petra Mora me lo regaló mi madre hace unos años cuando me compré la casa donde vivo. Ja ja ja, ¡qué agarrada que es! Sí que son baratos. Teníamos unos parecidos cuando era pequeño, que también tiene su puntito sentimental. Los tendré hace cinco años o seis, los lavo en lavavajillas y ni están opacos, ni rayados ni se me ha roto nada. Algunas cosas prefiero no comerlas en esa vajilla, por el color. Es una muy buena recomendación.

Monísimo todo. El Boc'NRoll lo he visto hace un par de días en Carrefour. No le hice mucho caso porque nunca llevo bocadillo a ninguna parte, pero gracias a tu comentario veo que puede tener más utilidades.

Para toda una generación los platos duralex están unidos irremediablemente a los sabores de la infancia. En nuestra sección dedicada a aquellos tiempos tan felices rescatamos la gachamiga, aunque os sorprenderá como han cambiado los tiempos. http://dosyemas.com/index.php/receta/tradicional

Un respeto a la vajilla Duralex, uno de los productos manufacturados más consistentes que ha creado la industria española. Miles de ellas continúan presidiendo las mesas de este país, resistentes a comidas pegajosas y caidas.

http://casaquerida.com/2015/02/03/partido-politico-revisable/

"I want it all and I want it now".... vamos, que ya he comprao el boc'n'roll, antes incluso de hacer este comentario....

Ni "trapito de cocina" ni mucho menos "tea towel", desde aquí reivindico la recuperación de la moribunda palabra "RODEA"

Adrian, en el cole de mis hijos todo lo que llevan para envolver el desayuno tiene que ser reciclable -cosa que me parece estupenda- y al Boc'N'Roll le damos un tute fenomenal. Es un inventaco, no sé por qué no había pensado en sacarlo antes...

El salvamanteles estrella y el portabocadillos me parecen unas ideas, sobre todo la segunda, geniales! Puestos a elegir frikadas... al cucharón no le diría que no!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal