Coca de cebolla, manzana, butifarra y gorgonzola

Por: | 24 de marzo de 2015

IMG_0415
   El cielo hecho coca / EL COMIDISTA

Las cocas bien hechas son una de mis masas favoritas. Finas, crujientes en los bordes, sabrosas y delicadas, son perfectas para desayunarcomermerendarcenar –dependiendo de lo que les pongamos encima y de la hora que sea–, aguantan bien el paso del tiempo (si están bien hechas) y con una buena combinación de ingredientes y acompañadas de una ensalada pueden convertirse fácilmente en una comida completa y saludable.

Para hacer la masa de esta coca en cuestión conté con la ayuda de Antonio, uno de los pares de manos que trabajan en Panic Madrid, cuya habilidad con las masas me provoca un stendhalazo detrás de otro. Verle amasar y formar engancha más que la primera temporada de Game of Thrones, pero para hacer esta masa en cuestión no hace falta demasiada magia: es un proceso sencillísimo apto para masamonguers como usted y yo. Si vais un paso por delante y tenéis masa madre en casa, Antonio propone una versión en la que se sustituyen 100 gramos de harina y 100 de agua por 200 gramos de masa madre al 100% de hidratación y en la que se deja fermentar hasta que doble su tamaño, se le dá forma y se vuelve a dejar levar hasta que esté gordita. Con esto conseguiréis una especie de focaccia, esponjosa y suave.

Lo único que veo impepinable de esta coca es la base de cebolla dulce –pero no confitada, porque creo que la doble cocción la dejaría demasiado seca, de esta manera acaba de cocinarse sobre la masa–, el resto se puede cambiar, versionar o eliminar a antojo. De hecho solo con mucha cebolla dulce ya estaría deliciosa, a ésta podemos añadirle quesos cremosos o fundentes, berenjena cortada en láminas muy finas, unas pasas previamente hidratadas para que no se quemen durante la cocción, hortalizas variadas –como en las cocas baleares de trampó y sofrit– o una compota (muy compotada) de manzana con unos trocitos de papada de cerdo o similar.

Si usáis una fruta o verdura con mucha cantidad de jugo, lo suyo es que eliminéis parte de la misma pasándola por la sartén o el horno –como hemos hecho con la manzana– para que ese líquido no termine empapando la masa durante la cocción y dejándola blandurria e incapaz de sostener los ingredientes que lleva encima. A mi me encanta el gorgonzola horneado, especialmente ese momento en el que el queso desaparece a la vista, pero su sabor multiplicado por 10 –tanto que llega a percibirse como picante en la lengua– está totalmente presente. Si os gusta más su versión cremosa y fundente, ponedlo al salir del horno, como la albahaca, en trocitos pequeños y a temperatura ambiente para que se funda bien y deprisa.

Dificultad

Hay que currarse la masa, pero poco más.

Ingredientes
Para 6 personas

Para la masa

  • 465 g de harina de trigo común (puede ser de repostería)
  • 140 g de agua
  • 115 g de cerveza
  • 70 g de AOVE aceite de oliva virgen extra
  • 9 g de sal

Para el relleno

  • 3 cebollas grandes (unos 750 g)
  • 3 manzanas reineta
  • 200 g de queso gorgonzola
  • 2 butifarras o longanizas crudas
  • 16 hojas de albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de azúcar moreno o miel de caña
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

1. Mezclar en un bol la harina, el aceite, la cerveza, el agua y la sal. Mezclar bien hasta que estén todos los ingredientes integrados, y pasar a la encimera. Trabajar la masa hasta que tenga una textura tersa y elástica, darle forma de bola y dejar reposar envuelta en film de cocina durante una media hora.

2. Pelar la cebolla y cortar la en tiras no demasiado finas. Ponerla en una sartén a fuego suave con 3 cucharadas de aceite y 3 de agua, cocinar durante una media hora o hasta que la cebolla esté melosa pero no deshidratada. Añadir el azúcar o la miel de caña, subir el fuego a medio, remover durante un par de minutos más y retirar.

3. En la misma sartén (si no tiene la antiadherencia muy allá, poner una cucharadita de aceite de oliva) saltear a fuego alegre las manzanas peladas, descorazonadas y cortadas en gajos no muy gruesos hasta que estén doradas.

4. Con la ayuda de un rodillo y sobre un papel de horno, extender la masa de manera que quede muy fina (debería dar casi para cubrir toda la superfície de la bandeja del horno). Poner encima la cebolla confitada y distribuir las manzanas, el gorgonzola en pequeños pegotes y la butifarra a trocitos.

5. Meter en el horno caliente a 200 grados, durante unos 40 minutos o hasta que los bordes de la masa y el relleno se vean dorados y apetitosos. Sacar, esperar 10 minuos a que pierda un poco de temperatura, distribuir las hojas de albahaca por encima y servir idealmente aún caliente (si se quiere servir fría, esperar a que se enfríe antes de guardarla en un táper, film o papel de aluminio).

Hay 29 Comentarios

Susi: Aceite de Oliva Virgen Extra.
Que pintaza tiene esa coca... espectacular!! Gracias Mònica!!

¿alguien me puede decir lo que es el AOVE?

Buenisimos dias... Que pinta... Con el gorgonzola tambien le va muy bien la pera.. O sea que a lo mejor podriamos remplazar las manzanas con peras aunque estas sueltan mas agua. Enfin que la mezcla debe estar estupenda. Muchas gracias Mikel.

Que tipo de harina?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal