Lomo con mascarpone y romero

Por: | 08 de abril de 2015

Lomo con mascarpone y romero

El romero no me lo comí. / EL COMIDISTA

 

Mis estancias en casa de mi hermano en Carranza siempre son productivas: como como un heliogábalo en ayunas, duermo como una marmota colocada de Valium y entablo conversaciones profundas con Julia y Mora, dos burras con las que siento gran afinidad intelectual. Por si fuera poco, allí no sólo descanso sino que me ahorro trabajo, ya que mi cuñada May cocina fantásticamente bien y siempre le sableo recetas. ¿Para qué está la familia si no es para aprovecharte de ella?

El lomo del que vas a disfrutar hoy es obra suya, y me sulibeya por múltiples motivos. Primero, junta dos de mis sabores favoritos del universo mediterráneo: el ajo y el romero. Segundo, los mezcla con un queso que funciona a la perfección en salsas, como el mascarpone. Tercero, lleva poquísimos ingredientes, puntazo para un cocinillas como yo que cada vez está más por las recetas donde la técnica es más importante que la acumulación. Y cuarto, se hace con la gorra.

Lo más difícil que tendrás que hacer es mechar la carne con el ajo y el romero, una operación sólo al alcance de los mejores cirujanos consistente en pinchar con el cuchillo y rellenar después. Es importantísimo dejar que la pieza se dore bien sin marearla, y conseguir un punto en el horno en el que se quede un poco rosa por dentro. Recuerda: un lomo seco es una suela de zapato.

Dificultad

La podría hacer Pitingo. 

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • 75 g de queso mascarpone
  • 1 rama de romero
  • 3 dientes de ajo
  • 150 ml de vino blanco
  • Sal

Preparación

1. Precalentar el horno a 230º.

2. Cortar los ajos en láminas. 

3. Hacer incisiones con un cuchillo por todo el lomo y rellenarlas de ajo y hojas de romero.

4. Dorarlo bien por todos lados con aceite de oliva a fuego vivo en una cazuela que después pueda ir al horno.

5. Apagar el fuego y salpimentar generosamente. Meter al horno unos 20 minutos.

6. Poner el vino blanco en una sartén y reducirlo al fuego hasta que quede la mitad aproximadamente.

7. Incorporar el mascarpone, mezclar y salpimentar.

8. Sacar el lomo del horno, cortar en lonchas y ponerlas en la fuente donde lo vayamos a servir.

9. Verter la salsa de mascarpone en la cazuela donde se ha hecho el lomo y ponerla a fuego suave. Rascar bien el fondo de la cazuela con una espátula de madera o silicona. Corregir de sal, verter la salsa por encima del lomo y servir inmediatamente (si queda demasiado espesa, se le puede añadir un chorrito de leche). Acompañar de patatas cocidas salteadas si se quiere.

Hay 34 Comentarios

El lomo lo haré seguro, ahora, lo del queso, casi que voy a improvisar otra salsa. No entiendo la costumbre que hay últimamente de poner queso a todo, que no digo yo que no esté bueno, pero es que….,me parece a mí que enmascara el sabor del producto principal, en este caso el lomo.

Ya estamos metiéndonos con masterchef...
Y no me extraña. Lo vi a ratos de puro empacho de caritas. La verdad que este programa de cocina nome nome desde el principio.
Y de acuerdo con atila. Un puntazo los gemelos.

Ya estamos otra vez con tu cuñada Mía (valga la contradicción). En fín, que quede en su punto un lomo de cerdo al horno me parece tan milagroso, que si fuera creyente se lo llevaría al cura para que lo bendijera antes con la ramita de tomillo. Pero como no, lo que haré es intentarlo en el horno de mi padre, que suele hacer mejor asados que el mío. Y si se reseca, pues para mi cuñado, cuyo punto ideal de la carne es el llamado ladrillo calcinado, o para mi hija, que mientras lleve salsa de queso no va a protestar.

Ya estamos otra vez con Pitingo. Vete preparándote para recibir un comunicado oficial de sus abogados diciendo que, aunque saben que tu blog es de cocina, Pintingo NUNCA ha sido una hierba aromática y está viéndose muy perjudicado por su aparición en la receta. Estudiará las acciones legales pertinentes en defensa de sus muy legítimas cualidades culinarias. Ojocuidao.

“Eres un cerdo/a” es un frase que todo enamorado ha utilizado con su pareja. Hasta puede llegar a sonar cariñosa. Nos viene como anillo al dedo para titular este tradicional asado castellano. Nos viene como anillo al dedo para titular este tradicional asado castellano que resulta ser un manjar perfecto para celebrar una cita con tu enamorado/a. Lo hemos acompañado de una sorprendente compota de pera con toque avainillado. http://dosyemas.com/index.php/cochinillo-asado

Ya estamos otra vez con los asnos... Pues mira por dónde siempre tuve la ilusión de tener una burra y llamarla Jacinta, que así se llamaba una bisabuela por parte de madre. A mi madre la molesta que diga que Jacinta es nombre muy apropiado para una pollina, pero yo es que lo encuentro que ni pintado. Es como Samantha, que a mi me cae al dedillo para una vaca pinta.


Yo me pregunto si ese ajo "mechante" no estaría mejor si antes de ser introducido en el túnel del lomo se dorase una pizca, lo que se dice un "pordecir", porque por mucho que doremos la carne y luego vaya al horno, ahí metido el pobre ajo, en la inmensa oscuridad del lomo, crudicocido ha de quedar, y a mi el ajo crudo o crudicocido como que me da tanto repelús como un perro que se llame Sebastián.


Aprovechando que el Pisuerga pasa por Pucela, menudo tostón Masterchef, está más enlatado que las sardinas del señor Capel. Menos mal que después ponen Cocina2, que si no se iba a quedar levantada Rita la cantaora.


Buenos días.

Ya estamos otra vez con el romero...por lo menos confio en que junto a un ramo de laurel lo hayas bendecido en misa☺

Ya estamos otra vez con el cerdo... ¡Pues vete con los herejes y blasfemos a comer jamón, caña de lomo, fuet, salchichón, morcón, chorizo, longaniza y espetec en esa Sodoma y Gomorra (por lo carnal, más que nada) que os habéis montado tú y Mòn en El Comidista! Ah, muy importante, ¡que os den MORCILLA! :-D

P. D. Apenas lo peta la receta. Apenas me atrae. Apenas voy a hacerla.

Ya estamos otra vez con los italianos, pues vete con los romanones…a comer paninis

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal