Sopa castellana

Por: | 16 de abril de 2015

Sopa castellana

La sopa roja. / EL COMIDISTA
 

¿Cuál es la gran obra maestra de la cocina pobre española? El gazpacho o el pan con tomate serían duros contendientes en una competición por ese título, pero cuando tomo una sopa castellana, me digo que no existe nada como este invento. Por obra y gracia de la cocina, unos miserables cachos de pan seco, unos ajos, aceite de oliva y unos trozos de cerdo se transforman misteriosamente en una maravilla gastronómica de primer orden.

Esta sopa, que para mí es el arma definitiva contra todos aquellos memos que identifican la buena comida con los productos caros, presenta múltiples variantes dependiendo de las zonas y casi de las casas. Unos le ponen jamón; otros, chorizo; otros, las dos cosas, y algunos, hasta comino. Todas son válidas, porque en los platos de la cocina popular no valen dogmas: cada cual le echaba lo que tenía a mano y lo que le gustaba, sin andarse con tonterías ni integrismos de supuesto entendido en gastronomía.

Lo que considero importante es respetar la técnica básica de la sopa, que manda rehogar suavemente los ajos y tostar después el pan seco en el aceite aromatizado con los mismos. A partir de ahí, la puedes modular a tu antojo. A mí, personalmente, me gusta más con chorizo que con jamón, y en cuanto al caldo -tampoco estrictamente necesario, porque hay quien la hace con agua-, prefiero uno mixto de pollo y cerdo que uno que tenga demasiado sabor a pata de cochino. Ah, y si el ajo te sienta como un tiro como a mí, no temas: el cocimiento logra que, por algún motivo ignoto, no repita.

Dificultad

Tienes que saber trocear un pan seco.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 150 g de pan candeal o similar
  • 100 g de chorizo
  • 4 dientes de ajo
  • 4 yemas de huevo (opcional)
  • 1 cucharada de pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el caldo

  • 1/2 kg de carcasa o alas de pollo
  • 400 g de puntas o hueso de jamón
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 3 o 4 ramas de perejil
  • Sal 

Preparación

1. Juntar todos los ingredientes del caldo en una olla rápida. Cubrir de agua (entre litro y litro y medio) y cocer durante una hora. Dejar que se temple. Colar y desengrasar con una cuchara (la grasa flota en la superficie).

2. Dorar los ajos en aceite abundante (unas 6 cucharadas) a fuego suave. Retirarlos y reservarlos.

3. En el mismo aceite, rehogar el chorizo cortado en rodajas finas. Retirarlo y reservarlo junto a los ajos.

4. Tostar el pan troceado en el mismo aceite.

5. Espolvorear el pimentón por encima, mezclar y rehogar unos segundos. Rápidamente añadir el caldo, los ajos y el chorizo y hervir suave entre 5 y 10 minutos.

6. Corregir de sal y terminar, si se quiere, con una yema de huevo por persona en cada cuenco.

Hay 56 Comentarios

Ay Atila, jajaja, has descrito mi concepto de convite perfecto!Tan sólo falta el postre: Tarta milhojas de socorritos de Cervera con praliné de Carrapiellu.
Ya me hubiera gustado hacer algo más outdoor pero me casé en temporada de lombardas, eso sí, si una novia mojada es afortunada...cómo es una novia granizada?

Sería un Oé ser palentina :D pero no, mi padre es el norpalentino, mi madre es conquense y yo soy de Valladolid de puntillas porque a los dos meses de nacer se trasladaron a Madrid y hasta hoy sólo que yo por extrañas circunstancias me vine a trabajar a Valladolid. Mi suegra es de una aldea asturiana, Revallines, y mi suegro de Boñar ambos residentes en León donde vió la luz mi marido. Aquí le dejo el mix a Atila Borrajo para que pueda hilar una bonita historia...

Feliz jueves a Diógenes y demás CyLeyentes y para los que sea juergues ya sabéis, hay mejores días que hoy para cenar sopa castellana.

Hostias, Atila, ¿hablas patsuezu? Mi abuela lo habla, es de Laciana.

Estupendo plato. A mi, particularmente me gustan las de sartén, que siguen esencialmente la misma receta, pero con menos caldo y cazuela de barro o sartén si no hay posibles. El resultado es una torta cremosa con un tostadillo en el fondo que hace salivar sólo de pensarlo.

Atila cuando vayas a Babia no esté en Babia, y cuidadin con la Xota de L.laciana.

Llevo años diciendo que yo no soy de sopas para no tomar esas caldos de gallina con fideos gordos que hace mi suegra, con unos ojos grasosos que me miran fatal. Ahora resulta que me entran unas locas de tomarme un litro de esta sopa con pimentón y chorizo, valga la redundancia.

Mi primera experiencia con las migas fue en el restaurante Extremadura de Chueca. Llegamos muertos de fame y un camarero muy de la zona nos atendió tan bien que no sé si estaban todo lo ricas que a mí me supieron, pero las recuerdo y me relamo.

Mira que me gusta... Y la de recuerdos que me trae de mi abuela preparándola cuando hace un frío que pela! Me enseño a hacerla y es uno de los platos con los que triunfo! Jajaja una cosa tan barata y sencilla y que está taaaaan buena no falla nunca! Y me da igual que lleve jamón o chorizo o salchichón incluso, me gusta muchísimo de todas las maneras.

Rica, rica. A mí personalmente las sopas de ajos me gustan tirando a sequitas. Uno que es raro...

Leer la palabra "migas" y desplazarme flotando a Babia ha sido todo uno. Allí hacen las llamadas "del pastor". La variedad de recetas de migas es tan amplia como anchas son las Castillas. Y aunque Lleón nun ye Castilla, que nadie se olvide, estos babianos (y también los tsuniegos, los de Luna) salieron viajeros y se traían de todo un poco, de lo que podían, de Extremadura y de Castilla.


Además de por las migas del pastor, y de por sus paisajes y por sus paisanajes, a Babia merece la pena ir a probar la tarta babiana, cuya receta puede encontrarse en el libro de Mateo Díez "Relato de Babia" con lo que de paso que nos instruimos en pucheros le damos algo a la lectura, que siempre viene muy bien. A mi la elaboración de la tarta babiana me recuerda a un pastel horneado que un día trajo MLIchu hace ya tiempo, uno que hizo con un panettone que se le había quedado tieso en la despensa.


Anda, coño, si resulta que hoy me tengo que ir a Babia... Disfruten del día.

No la he hecho nunca a ver si el próximo invierno porque no hace el frío que se merece una sopita.
Me dan seguridad, qué cosa, no temo a no saber desarrollarlas, su calorcillo me hace sentir confortable, es el único plato que si me mancho comiendo en público me da sastamente igual, y habrá más cuestiones que no me salgan del tintero.
Lo que no veo yo es olla rápida..
Lockhart Flawse encantada de tenerte por aquí.
Buen día a todo@s.

Ay omá, que rica. Recuerdos de la mejor Navidad (culinariamente hablando) de mi vida: cena de Nochebuena compuesta por sopa castellana y pollo de corral guisado (lo había matado mi abuela esa mañana) y comida de Navidad que consistió en patatas con costilla y de postre natillas. Todo de casa: el pan, el pollo, el chorizo de la sopa, la costilla las patatas....Todo hecho al amor de la lumbre en potas de barro.... Todo hecho con el amor que solo una abuela pone a los guisos. Éramos 3 a la mesa y comimos como emperadores. Y basta, porque de acordarlo me pongo tontorrona y no quiero llorar en el curro.
Feliz dia!!

Por desgracia sí es normal, a veces parece que escriban personas despechadas por el ataque tan gratuito.
Estos pijos, para darles el toque final a las patatas a la riojana también lleva un poco de piméntón sofrito con ajo, y uno de los ingredientes principales es el chorizo.

Por favor quitad lo de "castellana" a este sopa con grasa y pimentón flotando…porque dan ganas de vomitar

Bastante poco fan de esta sopa (lo que hacía rabiar a mi hermano que le encanta y rara vez probaba porque eramos mi madre y yo contra él xD), admito que le he ido cogiendo el gusto con los años sin llegar a emocionarme.

Eso sí creo que nunca la había visto con caldo, pero en mi casa sí lleva cominos y huevo escalfado.

Lockhart Flawse, Virginia, ¿puede ser añadirle otro sabor? En mi casa es bastante habitual que las sopas sean aderezadas con un chorro del vinagre de las berenjenas de Almagro.

Carrillera es palentina? Igual tenemos ancestros comunes, y todo. Con Atila no, porque mi familia astur es de otra zona.
Otro plato pobre glorioso -más aún que esta sopa porque no necesita ni caldo- son las migas, aunque un poco pesadas de hacer.

Lockhart Flawse, eso también tiene mucho sentido... Pido disculpas a tu familiar por mi insitencia, como a mí me va el morapio y los espirituosos ya pienso que todos son de mi condición jajajjaaa.
Buen día a tod@s!!

Hace relativamente poco tiempo que participo en el blog y me quedo a cuadros cuando leo algunas opiniones, el cabreo del posteante llamado "Estos pijos" ¿es algo normal?

Me declaro fan absoluto, pero de las de ajo, sin tropezon de carne, no puede ser que esté salivando!

Viginia, te puedo asegurar que no pide ni anís ni similares. Como dices ye un caso raro raro porque sin jerez no se toma la sopa, ahora que lo pienso igual es para cambiar algún sabor que no le guste.

Sopa castellana, ¿no es este un nombre que lo puso un ministro de información y turismo a las sopas de ajo ?

¿Candeal o similar? similar no es lo mismo

Y además echas chorizo y pimentón, ¿de qué vas?

Pues ahora sí que me has dejado descolocada, tu familiar es más complejo de lo que esperaba... ¿Estás seguro que no pide un chorrito de anís en las infusiones?

Pues con este plato yo he pasado del asco profundo e insuperable que me producía en mi infancia (una infancia castellana llena de sopas de ajo al anochecer), a una adoración adulta. Eso sí, cuando se hace bien, que cuando no, o cuando tiene exceso de aceite, sufro una regresión fulminante.

Querida Virginia tu explicación puede tener sentido a no ser por un pequeño detalle, cuando salimos por ahí, el susodicho sólo pimpla café o te, ¿Uun caso para una nueva ciencia? ¿ la sopajerezología?.

Lockhart Flawse, creo que tú tío es como mi padre, que a todo tipo de sopas y caldos le endiña jerez... No creo que haya explicación, excepto la de que les va el bebercio.

En la sencillez esta el gusto. todo este tipo de sopas o guisos, además de espectaculares, estan riquísimossss... Me queda pendiente de hacer, para el próximo invierno, aquí por las Valencias ya hace calor y queda un poco, demasiado sofocante.

Y si hablamos de chorizo o pimentón rojo dulce, lo más parecido que yo he editado de momento en mi blog son unos buenos garganzos castellanos. Que son mas que deliciosos.

https://tastantelmon.wordpress.com/2015/02/02/un-plat-de-cigrons-amb-xorico/

tAstantelmón

Mi mamma y mi señora esposa fans number one de esta sopa, yo paso, me encanta su pinta, soy un rendido admirador del pimentón en todas sus variantes y usos, y el olor que despide pero no soporto el pan húmedo, bueno en este caso ya pasa de húmedo. Llamarme raro si quereis.

PD. un tipo de mi familia le planta un chorretón de jerez a esta sopa, la intención creo que no la sabe nadie más que el.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal