Berenjenas a la iraní con menta, nueces y yogur

Por: | 06 de mayo de 2015

Berenjena 300

BERTO FOJO

 

Así de caprichosa es la política internacional: hace dos telediarios, Irán era un punto en el eje del mal donde mandaban unos señores barbudos malísimos; ahora está a punto de volver al redil de las naciones amigas con la firma del pacto nuclear con EEUU y otras potencias. Si el acuerdo conlleva una apertura social, puede que empecemos a ver la antigua Persia como algo más que el far east de los ayatolas: ojalá los leves signos como el permiso a las mujeres para asistir a partidos de voleibol den paso a reformas mayores que lo libren para siempre del fanatismo religioso.

Los atractivos de este enorme, culto y fascinante país son incontables, pero hay uno que el mundo entero puede entender en dos bocados: su comida. Irán lo tiene todo para convertirse en una meca gastronómica: tradición, despensa y mezcla de influencias tan apetecibles como la turca o la pakistaní. La identifica tanto uso de frutas en platos salados, hierbas, especias y frutos secos como la locura por el arroz o el cordero.

Por si quieres decir “yo ya cocinaba persa” cuando Irán se convierta en el nuevo Perú, te invitamos a iniciarte con el kashke bademjan, un sencillo aperitivo de berenjenas -otras favoritas locales- con menta y nueces. El original lleva kashk, un lácteo agrio difícil de encontrar en España, por lo que lo sustituimos por una mezcla de yogur, feta y lima. Es crucial que no lo llames comida árabe: los iraníes no lo son.

Berenjenas iranies con cebolla frita y nueces

Paramecios y berenjenas. / EL COMIDISTA

 

Dificultad

Para guardianes de la revolución sin cerebro.

Ingredientes

  • 800 g de berenjenas
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharadas de menta picada
  • 1 yogur
  • 1 lima
  • 30 g de queso feta
  • 3 cucharadas de nueces picadas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Asar las berenjenas cortadas en dos mitades en el horno unos 30 minutos a 180º. Pelarlas y dejar la pulpa sobre un colador para que pierda líquido.

2. Cortar en juliana una de las cebollas. Freírla en una sartén con aceite abundante a fuego medio-alto hasta que esté dorada. Sacarla con una espumadera a un plato cubierto con papel de cocina y reservar.

3. Bajar el fuego a medio y en el mismo aceite, rehogar la otra cebolla picada unos 15 minutos. Añadir los ajos picados y la cúrcuma y rehogar 5 minutos más.

4. Poner en un bol la berenjena, la menta, la cebolla y el ajo picados, un poco de su aceite y sal. Aplastar y mezclar bien con un tenedor.

5. Triturar el feta con el yogur y el zumo de la lima.

6. Extender las berenjenas en un plato, regar con la salsa de yogur y terminar con la cebolla en juliana frita y nueces.

Esta receta apareció originalmente en la revista 'Tentaciones', que EL PAÍS publica el último jueves de cada mes.

Hay 65 Comentarios

Este asunto de los huesos de cereza me ha recordado cierta escena de "Las Brujas de Eastwick", si alguien la ha visto sabrá de lo que hablo. Ayay.

Virginia del alma, despues de lo de ayer no ye que no me atreva, ye que casi estoy temblando

Uau Atila me alegra ver que has decidido seguir compartiendo con nosotros tus historias, gracias! Ahora sólo falta que Lockhat nos incluya un YE en algunos de sus comentarios :-)

Flash y hola, ya lo puse más abajo, es una serie documental de 4 capítulos conducida por Sadeq Saba que se titula "Sabores de Irán". Aquí teneis el enlace, a ver si ahora alguno va a pensar que hago publicidad o algo así -:)


http://www.filmaffinity.com/es/film986970.html

Viva El Comidista y su bola del futuro gastronómico. La comida persa acabará conquistándonos y, en las cartas de los sitios de moda, los tatakis y los ceviches darán paso a los kebabs (de los de verdad) y a sus múltiples cremas de hortalizas y legumbres para untar. Yo me aficioné tras preparar el Pan Lavash con Mirza Gashemi, otra de sus cremas de berenjenas, totalmente adictiva (http://www.missmigas.com/2013/01/aperitivo-persa-pan-lavash-con-mirza.html) A partir de ahí, el resto es vicio. Del bueno.

La berenjena que es originaria de la india, es muy buena también para la circulación, al ser un también muy diurética por su alto contenido en agua, y en minerales como el magnesio y el hierro, en forma de te, o en remojo reduce el peso y el colesterol, y también ayuda a mejorar el reuma.

Mer, la dispersión de las especies, además de por los humanos mediante el transporte voluntario o no de plantas o semillas, tiene una alianza con la fauna. Muchos pájaros y mamíferos dispersan semillas a cascaporrillo. Los cerezos, los manzanos, los robles, los espinos... infinidad de especies se benefician de ese servicio postal de los bichos que cuando se tragan la goña, o el tito, luego dejan recaditos que si caen en el lugar adecuado dan lugar a nuevos brotes. Algunas especies vegetales han llevado tan lejos su relación con los animales dispersadores de semillas que producen frutos que sólo germinan si antes han pasado por el tracto digestivo de un determinado animal... Qué cosas tan acojonantes suceden a nuestro alrededor, la mayoría de las veces sin que nos enteremos de media.

Estimada hola, lo encontré, la serie se llama "sabores de Irán" y el que lo conduce no es un cocinero (vaya metedura de pata), es un periodista y teórico político ¿? iraní, que trabaja o trabajaba para la BBC llamado Sadeq Saba.

Atila, ni idea del origen de los Prunus como tal, pero no me extrañaría que vinieran de Asia aunque lleven por aquí desde tiempos inmemoriales, traidos por griegos, romanos o más tarde árabes.. Al fin y al cabo también son Prunus los almendros aunque lo comestible en ese caso sea la semilla.

Hablando de semillas, me pasa como a Flash no termino de ver lo de tragarme el hueso. Uno vale, quizás ¿pero quién se come sólo una cereza?

Mi exigua agenda cultural se ha petado hoy gracias a vosotros: apuntado Craig Thompson, Marjane Satrapi, Timbuktu... (aputando truco microondas, gracias Mikel)
Pero no he encontrado ni al documental, ni al cocinero persamericano. Por si llego a tiempo y alguien me ilumina.

Buenas, sólo comentar que cerca del Mercado de San Antonio, en Barcelona, hay (o había que ahora hace tiempo que no paso) un restaurante Persa donde se comía de lujo y no era muy caro. De eso conozco la gastronomía iraní y por eso preparé esta receta (y porque la berenjena me vuelve loca).

Yo también tengo vicio con las cerezas, Mer. Dejo un cuenco enorme en el frigo y voy picando y picando todo el día. Total son unos mesecitos nada más. ¡Comerse los titos de la cereza! Si yo cuando me trago por casualidad el de una aceituna paso angustiada las siguientes 48 horas por si se produjera una obstrucción intestinal. En todo caso, debe ser un peeling intestinal a lo bestia. Deberían hacer estudios al respecto.
Persépolis la he visto y leído pero, Lockhart, Atila ¿me podéis decir el título de ese documental del que habláis?

Deliciosa esta receta! Los árabes, en Sicilia, trajeron la berenjena en agridulce. Un plato extraordinario. La Caponata de berenjenas.
Saludos!
http://www.gastronomiaditalia.com/page.php?id=343

Esa receta tiene muy buena pinta, espero poder recrearla, o que sea comestible jajaja
http://www.asian-wellness.es/

Mer, los cerezos y otros muchos Prunus (género que alberga a muchos árboles de frutos con hueso) parece que son originarios de ese pifostio territorial que se extiende entre Turquía y el Caspio, incluyendo el norte de Persia. De allí son los mejores albaricoques y otras muchas frutas.


A mi las cerezas me pueden: ayer, para celebrar que ya llegaron los vencejos, pillé medio kilo, que hicieron de postre a unos bocartes del Cantábrico, toda una fiesta. Pero volviendo a las cerezas, un consejo, si quieres comer todas cuántas te dé la gana sin miedo a que te caigan mal tienes que tragarte la goña, el hueso. Tú dirás que esto es una locura, y que te sobrevendrá un barrido intestinal del copón de la baraja. Puede ser, pero a mi así me lo enseñó mi abuela y yo lo sigo a rajatabla. Y no me como los rabos porque los taninos igual me tiñen la piel de azul y no tengo ideas principescas, que si no también iban pa'l bandujo.

Rica, rica la receta de hoy!!
Menú de Cuchara para 6 Personas, Cocido Montañés y Vinto Tinto Pavina 2011.
https://tusconservas.com/b…/menu-de-cuchara-para-6-personas/

Las berenjenas son lo más!!! Pero yo prefiero el toque italiano.
http://contactoconlodivino.blogspot.com.ar/2012/07/coserva-de-berenjenas.html

Me encantan las berenjenas como sea y el exotismo también, así que este plato cae unos de estos días. Danke

¡Otra receta para la butxaca! Muy agradecida Mikel, que soy muy fan de la berenjena y cuanta más variedad mejor.

Me sumo a la recomendación de Persépolis. Ahi fue dónde aprendí que Irán es Persia no Arabia. Y aprendí mucho en general.

Flash, sobre mi atracón de cerezas...sí evidentemente los cacahuetes tienen más calorías. Tb teniendo en cuenta que no llego a los 60kg no es moco de pavo el atracón. Lo mejor de esa historieta es que tiene un añadido y ha pasado con otras frutas . Las susodichas cerezas eran de una caja de 4kg recién traida del Jerte. Dicha caja nos la comimos mi madre y yo mano a mano en un rato, de ahí que calcule 2kg de cerezas por cabeza.
Ahi me reafirmé en que mi tara frugívora es genética

Punto negativo para mí de la gastronomía de Irán: el helado de agua de rosas de Isfahán (no pude con él. Atila, supongo que tu tampoco podrías)

Atila, Irán es un pais absolutamente acojonante, nada que ver el norte con el sur, el este con el oeste, tiene unos contrastes tan brutales que son difíciles de explicar. Se lo cuentas a la gente y no te cree, la mayoría piensa que es un país formado por un desierto continuo, pero si ven la zona que está cerca del mar Caspio alucinarían

Soy muy fan de la berenjena y el calabacín en mis cenas, así que agradezco mucho esta receta. Tengo una relación rara con el queso feta, supongo que porque no siempre he comprado el adecuado y los hay como los comentaristas de blogs: de todos los gustos.


Atila, menos mal...casi fundo la F5 en la espera!!

El comic-peli "Persépolis", alucinante; la serie del iraní-americano, alucinante (Lockhart, colega, eres una bestia, no sé cómo puede darte la cabeza para tanto). La primera la vi en el Festival de Cine de Lugo, un festival humilde pero con mucho encanto. La serie me la papé por la tele y flipé con los platos que preparaban (esos pececitos... mmmmhhh...) y la diversidad.


Irán tiene fama de ser el país con más amables por metro cuadrado del planeta. Sus habitantes tienen como un valor fundamental (gobierne quien gobierne) acoger a los invitados con todo lujo de aprecios, incluyendo el agasajo con la comida. Además de todo eso, por si fuera poco Irán es un país enorme y variadísimo con unos paisajes que te puedes cagar a rosca y una biodiversidad que se te caen los lagrimones. Cuando era un guaje, o un neno si se prefiere, y me enteré de que los últimos guepardos asiáticos aún habitaban en Persia, no quise pensar en otra cosa que ir allá a ver qué cojones hacían allí, en lo que yo me imaginaba un país desértico y asolado, unos bichos como los guepardos.


¿Y qué más? Pues nada, poca cosa más... que allí nació mucho de la escritura, mucho de la domesticación de animales, mucho de la agricultura,... casi nada. Telita marinera.

Buenas, familia. Persépolis en versión peli (o comic animado) también lo parte bastante. Ahí lo dejo.

Ofendio no, ofendido quise decir

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal