Ensalada de alcachofas, naranja y quinua

Por: | 13 de mayo de 2015

Ensalada alcachofas quinoa naranja

La quinua no se ve mucho pero está por ahí. / EL COMIDISTA

 

Si eres de esas personas ociosas, desnortadas y tarambanas que leen a diario El Comidista, quizá te hayas dado cuenta de que mis platillos de los últimos tiempos tienden a usar ingredientes de lo más comunes. Hállome muy sensibilizado con el equivalente gastronómico de "la señora de Cuenca", esa figura mítica que siempre se evoca en el mundo de la televisión para explicar que un programa o una serie la debe entender todo el mundo (y que tanto daño ha hecho a nuestra tele, como bien contó Alberto Rey en su blog). Por eso, siempre desde una perspectiva española -intentar abarcar otros países sería una tarea hercúlea, y además desnaturalizaría el blog- me empeño en que mis platos los pueda hacer cualquiera, viva donde viva.

Las personas que escribimos sobre comida y residimos en grandes ciudades nos olvidamos con demasiada frecuencia de la gente que habita en pueblos o urbes más pequeñas, donde encontrar shiitakes, achiote o haba tonka puede ser una aventura que ni las de Willy Fog. Por eso defiendo la accesibilidad a ultranza. Sin embargo, tampoco creo que haya que ponerse demasiado integrista con este asunto. De vez en cuando, está bien introducir algún producto más o menos exótico, ofreciendo siempre alguna alternativa para aquellas personas a las que les resulte imposible conseguirlo.

La receta de hoy no lleva un ingrediente rarillo. Lleva tres. Pero no entremos en pánico: en muchos lugares no son difíciles de cazar, y todos son sencillísimos de sustituir. El primero es la quinua, el famoso pseudocereal andino que ya se encuentra en un montón de tiendas y supermercados. El segundo, la naranja sanguina, una variedad que estaba semidesaparecida pero que, por razones que se me escapan, ahora está disponible en un montón de sitios en Barcelona. El tercero es la chirivía, pariente de la zanahoria de delicioso sabor dulce, cuyo consumo era muy habitual en el pasado pero que fue arrinconado por la omnipresente patata.

¿Planes B? En vez de quinua, usar arroz blanco o integral, cuscús o bulgur. Cambiar la naranja sanguina por naranja vulgaris. Y reemplazar la chirivía por una mezcla de zanahoria y nabo. Así de fácil.

Dificultad

Monguers in the morning.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 8 alcachofas grandes (o 12 medianas)
  • 3 naranjas sanguinas
  • 2 chirivías
  • 100 g de quinua
  • 1 cucharadita rasa de pimentón dulce
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

1. Precalentar el horno a 200º (las alcachofas y las chirivías también se pueden hacer en el microondas si se prefiere).

2. Mezclar el pimentón con dos cucharadas de vinagre, 8 de aceite, sal y pimienta. Calentarlo ligeramente unos segundos en el microondas o un minuto al fuego para que el pimentón impregne el aliño de su aroma -se trata sólo de templarlo; no debe burbujear ni hervir-, y dejar que se enfríe tapado.

3. Poner las alcachofas y las chirivías enteras sin pelar en una bandeja de horno, y hornear unos 45 minutos o hasta que estén tiernas por dentro. Dejar que se enfríen.

4. Pelar las alcachofas desechando las hojas exteriores -3 o 4 capas- y cortando después las puntas. Cortar también los tallos, que se pueden pelar y picar o desechar. Cortar los corazones en 4 u 8 trozos, dependiendo del tamaño de las alcachofas.

5. Pelar las chirivías y picarlas en daditos.

6. Cocer la quinua siguiendo las instrucciones del paquete y dejar que se enfríe.

7. Pelar las naranjas a vivo (si no, intentar sacar los gajos lo más limpios posible).

8. Mezclar todos los ingredientes con el aliño, corregir de sal y de pimienta, y servir.

Hay 30 Comentarios

Ensalada deliciosa, fresca para estos días de verano primaveral. Si no tenéis a mano quinoa y chirivia nada mejor que esta ensalada fresca y multicolor.
http://www.dosyemas.com/index.php/pipirrana

Una ensalada muy "fresca", me gusta mucho el sabor de la chirivía, hace mucho que no la veo por las tiendas, en la huerta de casa se plantaban junto con las zanahorias naranjas y las zanahorias moradas pero de las 3 me quedo con la chirivía, un sabor mucho más intenso que el de las otras 2 zanahorias.


La quinoa o quinua, que de las 2 formas se puede nombrar, no hay que ser un talibán del lenguaje, no me convence, la encuentro un poco floja de sabor, no es que sea desagradable, es que no lo capto. Por cierto Mikel , muy bueno lo de "pseudocereal" ¿visitaste la wiki eh bribón?


Quizá sustituiría la naranja por mandarina

Naranjas sanguinas, quinoa, chirivia...... demasiados elementos complicados de encontrar, aunque las alternativas si son de andar por casa, por otro lado la pinta es muy buena.
Os dejo un clásico del verano y la receta estrella de mi blog:
http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2013/07/boquerones-en-vinagre-de-muerte.html

Ya estamos con las papillas andinas, lo próximo qué va a ser gazpacho de chía, y en castellano es quinoa no quinua

La naranja sanguina hace siglos que no la veo por donde yo voy a comprar, en cambio zumo de sanguina he tomado en varios vuelos con compañías extranjeras

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal