Shakshuka: huevos con pimiento, berenjena y comino

Por: | 08 de junio de 2015

Shakshuka

Con trapito cuqui y cuchara de madera. / AINHOA GOMÀ

 

La shakshuka es un plato de origen magrebí, pero el país donde alcanza el estatus de plato nacional es Israel. Se supone que los judíos tunecinos y de otros países del norte de África lo llevaron allí en los años cincuenta, y desde entonces su presencia no paró de crecer hasta convertirse en algo casi tan común como la tortilla francesa en España. No penséis en nada que suene especialmente raro a los paladares españoles: se trata de la enésima combinación mediterránea de pimiento rojo, tomate y huevo.

La gracia de la shakshuka está en sus especias, tampoco demasiado extrañas a nuestra tradición. El comino, el pimentón y la guindilla dan personalidad a esta prima hermana del pisto, que como éste hermana a la perfección con el huevo y con media tonelada de pan para mojar. Se trata de comida popular, de diario, sin bobadas ni alardes de sofisticación, así que no esperes grandes complicaciones a la hora de prepararla.

Mi receta parte de Ottolenghi y su imprescindible libro Jerusalén, pero añade alguna pequeña herejía como la de añadir berenjena frita. También alargo el tiempo de cocción del pimiento -lo siento, me gusta muy blandito- y paso de ponerle feta porque estoy un poco hasta el toto de esa manía de quesificar los platos de verduras, como si éstas no tuvieran suficiente sabor como para satisfacernos.

Dificultad

Para gallinas.

Ingredientes

  • De 4 a 8 huevos, dependiendo del hambre que haya 
  • 2 pimientos rojos
  • 1 berenjena
  • 800 g de tomates en conserva (en temporada se pueden usar frescos muy maduros)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de harissa (si no, dos o tres guindillas secas)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Pelar la berenjena dejando algunas tiras de su piel. Cortarla en daditos pequeños y freírla en aceite abundante en tandas hasta que se dore. Sacar a un plato con papel de cocina y reservar.

2. Despepitar y cortar los pimiento en trozos de unos 3 o 4 cm.

3. Pasar un par de cucharadas del aceite de las berenjenas a una sartén grande de fondo grueso. Rehogar a fuego suave el pimiento con los ajos majados o picados finos, el comino, la harissa o las guindillas picadas y una pizca de sal unos 15 minutos o hasta que el pimiento se ablande.

4. Incorporar el tomate picado y el pimentón y dejar rehogando otros 15 minutos más, hasta que pierda todo su líquido y se forme una salsa. Corregir de sal. Hasta aquí se puede hacer con antelación.

5. Justo antes de comerlo, hacer huecos en la salsa para los huevos. Cascarlos encima y dejar que se hagan tapados a fuego lento unos 5 minutos, con cuidado de que la yema no se llegue a cuajar. Cuando la clara esté casi hecha, y sólo quede una pequeña parte transparente cerca de la yema, retirar del fuego y dejar tapado para que se termine de hacer. Servir con yogur griego o labneh como acompañamiento si se quiere.

Hay 40 Comentarios

Entiendo que hacer los huevos ahí tiene su premio, pero a mí las puntillas me pierden. Ese huevo con la yema diciendo "reviéntame" y los bordes doraditos y crujientes. A lo mejor se podría hacer un remix.

Yo no sé lo que ye la shakshuka, pero tien una pinta cojonuda. Y encima MLIchu tiene este detallazo y va y nos hace un plato rojiblanco. Estoy mamao aún, y lo peor, o lo mejor, ye que en unas horas seguimos de parranda. Anoche aprendí una lección muy importante, y es que el fútbol no es lo más importante de esta vida: lo más importante de esta vida ye'l Sporting.


Ay, Lockhart, qué alegría más grande.


Lubna, muchas gracias, ahora a disfrutar

Para maridar esta receta recomiendo este vino:
https://tusconservas.com/es/vinos/31-marques-de-grinon-caliza.html
Una cosa que sucede bastante y hay que evitar. La temperatura a la que se sirve el vino tinto. En muchas botellas, en la contra etiqueta dice la temperatura de servicio, pero no en todas. La mayoría de los crianzas y reservas su temperatura de servicio debe ser entre 16ºC-18ºC.
Tomarse un crianza o un reserva, por el que has pagado 15 o 20 euros, a temperatura ambiente, es decir, hoy 8 de junio a unos 25ºC, es tirar el dinero. Metiendo el vino en la nevera media hora antes de abrirla, conseguiremos la temperatura adecuada.
Se disfruta más de un tinto joven de menos de 5 euros, si su temperatura esta entorno a los 12ºC-15ºC.
Y en los restaurante, aunque ya hay muchos con vinotecas, hay que exigir que el vino esté a la temperatura adecuada. Sobre todo en los que se pasan tres pueblos con el precio, que son la mayoría.

Muy buena y sencilla receta!

Lockhart y Atila, felicidades y a por la próxima temporada! :) Y Mikel, Sibarita tiene razón, te has dejado las berenjenas en la reserva. Supongo que se añadirán con el tomate. (?)

Buen día,
se tarda mucho menos de lo que se piensa en quitarle la piel a un pimiento, y así no lo tienes que dejar como para sofrito si lo prefieres.
...la receta con el calorcito viene de maravilla jijiji... en realidad para los habitantes del desierto esta cuestión no existe, no distinguen.
Del post de salsas de Mónica me hice con la salsa mejicana Valentina -Le doy la gracias a quien la comentó- está de muerte mortal, puro fuego. El bote de Valentina es grande, de medio litro, igual que el de harissa. Creo que voy iniciando una bonita colección.

Tiene muy buena pinta! Pero, Mikel, nos podrías decir cuándo se reincorpora la berenjena frita?

Después de las emociones vividas en el día de ayer, una sartén de shakshuka me viene como Dios.


La primera vez que estuve en Marruecos, ya llovió, en un pueblín que tenía 4 casas y curiosamente una era un restaurante, comí esto por primera vez en mi vida, el antro aquel tenía mierda del año que la pidieras, había que tener valor pa comer allí, pero como sabía este plato, madre de Dios, jamás lo olvidaré, tanto me impactó que fué la primera receta que cociné para mi señora esposa.


Y ahora si se me permite:

SPOOOOOOOOOOOOOOORTING
SPOOOOOOOOOOOOOOORTING
SPOOOOOOOOOOOOOOORTING
SPOOOOOOOOOOOOOOORTING

Mediterráneo encantado! También en Italia hay un plato con berenjenas fritas y huevos. Se prepara mucho en el sur de Italia, que ha sido contaminada con muchas otras poblaciones del Mediterráneo.
¡Saludos y buen Lunes a todos!

Berenjenas fritas con huevo y tomate
http://www.gastronomiaditalia.com/page.php?id=243

Me apunto a no echarle queso a todo lo que tenga verduras, qué manía diossssss....... ¡Al final lo voy a odiar!

Buenas, al leer la receta veo que no reincorporas la berenjena frita a la salsa. Cd lo haces?? Muchas gracias!!!

Estoy contigo Mikel, no hay nada como unos huevos fritos acompañados de un pisto de tomate y pimiento, con ese algo más... Ya sea israelí o mexicano
http://www.dosyemas.com/index.php/huevos-rancheros

¿Por qué no les gustarán los pimientos rojos en mi casa?
¿Qué puedo hacer?

Pintaza buenísima, muy parecido al tajin de kefta marroquí. Buen lunes!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal