Se busca una nueva generación de cantantes

Por: | 05 de junio de 2012

por NORMAN LEBRECHT

En esta gloriosa temporada estival de cancelaciones, apostemos por renovar y rejuvenecer y ampliar el espectro de solistas

Resumen mensual de las últimas representaciones:

Soprano_Anna_NetrebkoEn el recién terminado mes de mayo, la soprano Anna Netrebko no actuó en la Berlin Staaatsoper porque quería estar con su hijo. Y como no se encontraba físicamente bien, tampoco se presentó en Munich ni en Salzburgo.

La actuación de Natalie Dessay en el Metropolitan y en La Scala decepcionó al público.

El tenor Jonas Kaufmann canceló su actuación en Los Troyanos en el Covent Garden, una ópera que había sido escrita (y vendida) para él.

Kattina Mattila se retiró de Un Ballo in Mashera, que se representaba en el Metropolitan.

La lista de bajas de dicho mes podría servir como una señal de advertencia para el mundo de la ópera. Es un claro ejemplo de la enorme y peligrosa dependencia que a menudo tiene de un puñado de grandes nombres que en algunas ocasiones son desconsiderados y en otras muy sensibles o caprichosos. Si bien es cierto que la cancelación de la actuación de un soprano es un riesgo calculado, igual que lo es la cárcel para un ladrón profesional.

Pero a diferencia del fútbol donde hay un banquillo lleno de suplentes de valor comparable al del resto de los jugadores, en la ópera siempre se hacen sustituciones inadecuadas que decepcionan al público, no sólo por la ausencia de un cantante estrella con carisma, sino también porque se le exige pagar entradas a precios muy altos para asistir a la actuación de un artista que en otras circunstancias no hubieran deseado escuchar.

Últimamente, el barómetro de desafección ha ido en aumento y aún seguirá subiendo a medida que, de forma inevitable, se anuncien más cancelaciones. La solución podría pasar por reducir la dependencia de ese conjunto de estrellas ya consagradas.

Pero ¿cómo? Por ejemplo, apostando fuerte por una nueva generación de cantantes tan dignos de ser reconocidos como los grandes nombres de la ópera. Una idea podría ser la de anunciar, a mitad de la temporada, una zona franca de artistas que sirviera de escaparate para los jóvenes talentos. Probablemente atraería a un público diferente. Más joven, más curioso, menos manipulado por los medios de comunicación y más arriesgado que los antiguos espectadores.

Estoy seguro de que el primer teatro de la ópera o festival que lo intentara, podría llevarse una grata sorpresa.

Traducción de Virginia Solans

Hay 10 Comentarios

Hola chicos!
Buscando cosas interesantes por Internet, relacionada con la música por supuesto, jejeje…me he encontrado con vuestro blog, la verdad es que está bastante currado, y veo que no paráis de poner cosillas, grupos, gente nueva…Así que quiero hacer mi aportación con un vídeo musical que anda dando vueltas por whasapp y por Internet, aprovechando que lo dedicáis a la música.
https://www.facebook.com/photo.php?v=443865052344891
Es un pequeño adelanto del nuevo álbum de Airyn, (la voz revelación del New Age). Un fragmento de una canción que se titula ”Only”, y forma parte de las 11 que componen el disco ”The Sounds of Earth”. El día 14 de Diciembre saldrá a la venta en todos los grandes comercios.
Espero que os guste.
Aquí os dejo el enlace a su twitter y facebook Oficial.
https://twitter.com/Airynmusic
https://www.facebook.com/officialsiteofairyn
¿Os animáis a seguirla?
Un saludo!
Enhorabuena por el blog! un gran trabajo.

Hola chicos!
Buscando cosas interesantes por Internet, relacionada con la música por supuesto, jejeje…me he encontrado con vuestro blog, la verdad es que está bastante currado, y veo que no paráis de poner cosillas, grupos, gente nueva…Así que quiero hacer mi aportación con un vídeo musical que anda dando vueltas por whasapp y por Internet, aprovechando que lo dedicáis a la música.
https://www.facebook.com/photo.php?v=443865052344891
Es un pequeño adelanto del nuevo álbum de Airyn, (la voz revelación del New Age). Un fragmento de una canción que se titula ”Only”, y forma parte de las 11 que componen el disco ”The Sounds of Earth”. El día 14 de Diciembre saldrá a la venta en todos los grandes comercios.
Espero que os guste.
Aquí os dejo el enlace a su twitter y facebook Oficial.
https://twitter.com/Airynmusic
https://www.facebook.com/officialsiteofairyn
¿Os animáis a seguirla?
Un saludo!
Enhorabuena por el blog! un gran trabajo.

No se trata de buscar cantantes más jóvenes a los que obligar a mantener físicos de modelos de pasarela y a cantar repertorios incompatibles con su capacidad, que hacen que se quemen en pocos años y que les obligan a frecuentes cancelaciones; se trata de volver a las raíces de la ópera en las que lo más importante eran las voces y los directores musicales, perfectos conocedores de las mismas, que las cuidaban y mimaban. No puede ser que en estos momentos, los que manden en la ópera sean los directores de escena, la mayoría de ellos, hombres de teatro con nula formación musical, que pueden decidir despedir a una soprano (o a un tenor) si no entra en una talla 38; o pueden obligar a los cantantes a ensayar el día anterior a una función, durante horas; o decidir que canten desde lugares del escenario totalmente inapropiados, o...

Bastante de acuerdo con el artículo. Comentar solo un par de cosas. Respecto a lo que dice Marta, María Luisa Corbacho no es soprano, sino Mezzo (coincido en que muy buena, eso si), y respecto a lo que dice Das lied 78, si bien es cierto que algunos teatros hacen repartos de ópera joven (ABAO, Campoamor, por citar algunos ejemplos) las condiciones de trabajo no son exactamente las mismas. Generalmente se trabaja con los asistentes (Tanto de escena como musicales, que dicho sea de paso, a veces también son excelentes profesionales), muchas menos opciones de probar escena y música sobre el escenario (Con el problema que eso conlleva) y desde luego no con los mismos cachéts. Aunque igualmente, se agradecen esas oportunidades.
Algunos nombres más de jóvenes a reivindicar, Carmen Solís, Carmen Romeu, Naroa Intxausti, etc...

El mundo de la ópera ha creado burbujas que, como las inmobiliarias, algún momento explotan. El problema del divismo y de la concentración obsesiva en la figura del cantante ya puso una vez a ese género al borde de la extinción. El problema Sr. Lebrecht no está en reemplazar a una generación de divos con otra más joven y así sucesivamente hasta el infinito. El problema está en sacar de la ópera al pensamiento hollywoodense y de las "estrellas" e instaurar uno propio del arte escénico, en este caso escénico-musical, como un ritual indispensable de renovación y no de repetición. Renovación principalmente espiritual, de ideas, y también material, de procesos de creación y sobre todo de difusión. Nuevos cantantes, sí, por supuesto; pero sobre todo nuevas composiciones, nuevos riesgos; nuevos públicos. La ópera vista desde su significación para al sociedad, a excepción de en los países de habla germana, huele muy mal, huele a un cultivo repetido de tradiciones burguesas para un público de élite. ¿Por qué, por ejemplo, no hay ópera en formatos menores, ópera de cámara, ópera en escenarios medianos y pequeños, ópera en la escuela, etc.,etc, como sí hay teatro o danza? Porque siempre pensamos en un aparato enorme, costoso, elitista, exclusivo y divesco cuando oímos una palabra que parecería hacer referencia sólo a un repertorio del siglo XIX. No, la ópera es muchísimo más que eso. El sistema de estrellas está tan enfermo, como el sistema general de producción y difusión de ese género, en ello tienen responsabilidad intérpretes, público y políticos, por igual.

Sopranos españolas las hay de mucha calidad como se han citado anteriormente. Añado a la mallorquina María Luisa Corbacho o la catalana Montserrat Melero, entre muchas otras...

La mezzosoprano Anna Alàs és la jove més bona que he escoltat en els últims temps.
A les joves que estan en grans condicions artístiques caldria que se'ls oferissin més possibilitats per que com l'Anna Alàs tenen una preparació molt millor que les dives antigues i la seva entrega és molt gran. És un gran plaer escoltar-la.

En realidad Dessay no ha llegado a actuar este año en la Scala, ya que canceló su Manon.

El nombre de la tercera soprano que figura en el articulo no es Kattina Mattila. Su nombre correcto es Karita Mattila.

Qué razón tiene el señor Lebrecht. Algunas casas de ópera españolas están aprendiendo en este sentido y programan al menos una función con nombres jóvenes. Esas funciones se llenan exactamente igual que las otras, sirven de apoyo a la red de personas que desean ascender a la gran plataforma y, de paso, sirven a algunas personas que asisten a la representación con cantantes de élite y los jóvenes para descubrir que determinados jóvenes ¡oh casualidades de la vida! proyectan mejor, están en mejor forma, se entregan más o se les entiende mejor que a los muy consagrados. Nombres que deberían subir más a la escena en nuestro país: Eugenia Boix, Silvia Vázquez, Pilar Vázquez, Susanna Puig, por citar solamente un puñadito pequeño de voces femeninas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Concertino

Sobre el blog

Una visión de la música culta para el siglo XXI. Valores, desafíos, debates, tendencias y análisis de la mano de los periodistas de EL PAÍS. Un blog para vivir y disfrutar de la ópera y la clásica. Textos para saber más y, sobre todo, para acercarse hasta donde permiten las palabras a la emoción de la música.

Sobre los autores

Daniel Verdú. Periodista de la sección de Cultura.

Jesús Ruiz Mantilla.Periodista de El País Semanal.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal