El jurado del Concurso Paloma O’Shea declara desierto el primer premio

Por: | 07 de agosto de 2012

 

Piano
La pianista surcoreana Ah Ruem Ahn. AUTOR: PABLO HOJAS

 

POR JESÚS RUIZ MANTILLA

Ni Europa ni Asia. Ni la escuela húngara representada por el fino János Palojtay, ni la excepción georgiana representada por la deslumbrante potencia de Tamar Beraia ni la pujanza asiática de los coreanos, encarnados en la simpatía y la dulzura de Ah Ruem Ahn, convencieron ni doblegaron la dureza y la exigencia del jurado presidido por Antoni Ros Marbà y configurado por un muy destacado puñado de figuras internacionales del piano.

No hubo manera. Palojtay y la georgiana Beraia lograron ex aequo un tercer premio y medalla de bronce. Fue lo máximo que les dejó su interpretación ayer en la final las piezas elegidas para la ocasión: el Concierto en La menor, de Schumann, por parte del húngaro y el Emperador, de Beethoven a manos de Beraia. En cambio si convenció algo más al jurado el Número 2 de Rachmaninov que ofreció Ahn. La interesante pugna intercontinental entre los asiáticos y los europeos, quedó del lado de Corea y he ahí una prueba de futuro.

El choque estaba anunciado, 6 tanques rusos, contra 4 coreanos y un chino. En medio, entre otros, representantes europeos y la escuela húngara, heredera de Liszt, potente, discreta pero constante, que dejó a dos semifinalistas y a una de sus figuras en la final.

Pero nadie mereció el primer premio a juicio de un jurado quizás demasiado imbuido de su alta exigencia para un concurso que sí podía haberse zanjado con un ganador. Cómo no. El propio Antoni Ros Marbà, que anunció sin cortapisas y directamente nada más agarrar el micrófono el fallido fallo, flanqueado por sus compañeros, confesaba hace días a este periódico que en estas ocasiones debe buscarse la excelencia y premiar al artista antes que al virtuoso. Pero también ahondaba en la creciente dificultad a la que se enfrentan las nuevas generaciones. Algo a lo que se han mostrado demasiado insensibles.

El nivel de exigencia de las jóvenes figuras del piano es hoy de tal magnitud, agobiados entre la demanda salvaje de virtuosismo, la exposición pública y las nuevas tecnologías, que labrarse un camino es muy difícil. Si a eso unimos las no muy alentadoras sobre exigencias de jurados que quizás se vuelvan demasiado insensibles a estas barreras, ayudamos poco a la búsqueda y el deseable desarrollo de nuevos talentos.

 

Ojas
PABLO HOJAS


Es tan difícil e incomprensible no otorgar primeros premios como otorgarlos. Quizás los jurados deberían tener oídos y ojos más abiertos al mundo de hoy y a las dificultades mucho más agobiantes y mayores a los que se enfrentan los músicos de las nuevas generaciones. El pasado no siempre ha sido mejor. ¿Cuál es el grado de exigencia? ¿Quién la marca? ¿Quién juzga ahora a esos jurados que piden la luna en esta Tierra demasiado ya cargada de ultra demandas como para tener que soportar premios desiertos? ¿Cuál es la fina línea que separa ese primer galardón de un segundo? ¿No lo ven absurdo?

 

La gala dejó también otra sorpresa. Dedicada a la figura de Alicia de Larrocha, desaparecida en 2009, consiguió atraer parte de su desarrollo a la figura de esta excepcional pianista española. Fue de manos de su alumna Marta Zabaleta como descubrimos su faceta de compositora. La intérprete dio luz a tres piezas de la maestra catalana –un Andante y un Andantino Nostálgico en La bemol y una Burlesca en sol sostenido- que desprendieron destellos discretos y desconocidos de su enorme talla musical. Fue la sorpresa más agradable en mitad del desánimo que labró el jurado dejando desierto un premio que bien hubiera merecido alguno de los tres finalistas.

Hay 16 Comentarios

Como todo está tan desquiciado, quizá este jurado-tan poco acertado-ha seguido unas pautas obligadas de la jerarquía!!!! sabiendo que casi todo es una falacia.
No os extrañeis del fariseísmo de toda esta gente que juzga las excelencias o fallos ajenas, por mi parte han sido 3 finalistas sensacionales, como para haber obtenido el primer puesto, los 3.
Me adhiero a lo dicho por la mayoría en los comentarios, y apostillo que el Sr Ros Marbá es un jurado, pésimo por prepotente, la envidia en este país es un pecado a tener siempre en cuenta.
Lo que sí está claro, es que los 3 tienen alma de artista, que es lo que cuenta.
Felicidades para ellos y un cero en garabatos al pésimo jurado .
Saludos.

Un comentario al llamado chairman del jurado: sr. Ros Marbá: más le valdria un poquito de empatía (sólo una pizca) y algo de calidez humana que parece esconder muy dentro, para dirigirse al público, que no se merecía la frialdad y rigidez de la decisión del jurado; parce mentira que se les exija a los concursantes un nivel de profesional experto, aún con su edad; señores, el nivel fue altísimo y bien se merecía alguno de ellos tener el primer premio.

falta dinero ?
es posible, cosas de la austeridad

pero siendo la señora Paloma O'Shea esposa de quien es. Supongo que lo sigue siendo. En fin, para Ferrari si hay dinero.

Saludos desde atenas

La declaracion desierta se veia venir. Es posible que los patrocinadores no tuvieran los 30.000 euros del primer premio. En todo caso Palotay es el ganador aunque le duela al jurado vanidoso.

bagysttu isuhhs

totalmente de acuerdo... y ha sido una sorpresa muy buena dada por el jurado!!! la verdad es que no había ningun/na concursante que destacó en todas las facetas del concurso... para mí, Solo recital: Ah Ruem AHN (en absoluto!); Chamber: Ján...os PALOJTAY; Chamber concerto: Samson TSOY (lástima que no pasó al final); Grand concerto: Tamar BERAIA (no porque tocaba mucho mejor sino porque escogió un concierto más apto para ella misma, su estilo, etc.)

Los concursos musiclaes son demasiados hoy para las ofertas disminuidas cada vez más en número de conciertos. La música clásica pierde terreno. En Alemania por ejemplo han cerrado en 20 años la cuarta parte de las orquestas. Como no son las de punta que conocemos nadie se entera, pero el número es catastrófico porque si la base disminuye la cúspide lo notará en algún momento. En este mundo de castings y públicos con cada vez menos tiempo, el modelo musical es el pop, es muy triste para la música clásica. Estos concursos que no otorgan un premio en épocas en que no hay ya la oferta de conciertos ni posibilidades de carrera, deberían pensarse que QUITAN a estos pianistas una de las últimas posibilidades que quedan hoy para ellos, pero su SOBERBIA puede más. Nadie es bueno? Es como el Quijote cuando seguía con sus libros de caballería. Llegó el momento de revisar si estos concursos del siglo XX son válidos hoy, no importa que lumbreras alumbren sus jurados, las realidades de hacer carrera hoy son muy diferentes a las de cualquier participante. Sería interesante que los jurados de concursos se presentaran a concursos no? Un chiste para terminar. Quedaría desierto también el medallero

Es bueno que haya apasionamiento, sobre todo en la música. La música sin pasión, es como los cubitos de sopa sintéticos... Yo defiendo con pasión algo que me parece justo. Si no se piensa dar un premio, que no se convoque. Así de fácil..., o simplemente que le cambien las características y la denominación al certamen. Insisto, que la actuación de la gran pianista coreana, fue emocionante y tecnicamente perfecta... He oído muchas veces ese concierto, la mayoría de veces por concertistas muy prestigiosos. Y no he apreciado diferencias técnicas. Pero si en la emoción y la pasión de esta pianista, que me pareció algo extraordinario. En muchas ocasiones, los árboles no nos dejan ver el bosque... Y desgraciadamente en la música ocurre con mucha frecuencia. Pienso que una coreana no va a pensar núnca como yo, un poco o un mucho vehemente, pero les aseguro que si estuviese en su lugar..., no aparecería núnca más por el mal llamado "concurso" de la preciosa ciudad de Santander.

Claro que se puede cuestionar, pero siempre que se haga con respeto. El mismo periodista llega a decir que " Quién juzga al jurado " ? Por favor, de qué estamos hablando ? Un jurado con Gary Graffman, alumno directo de Rudolf Serkin y del mismísimo Horowitz ; Elisabeth Leonskaja, amiga personal de Sviatoslav Richter ; Ferenc Rados, referencia y santuario de miles de alumnos de todo el mundo...Es que yo no sé hasta donde vamos a llegar en la audacia destructiva...
Por último, creo que no se sostiene comparar un Concurso Artístico con una Olimpiada deportiva, máxime cuando en las bases de cualquier concurso de estas características está declarada desde el principio la posibilidad de dejar el premio desierto.
Yo personalmente no me he sentido ofendido en nada, pero he creido conveniente defender la postura del jurado porque todavía creo en la autoridad basada en los méritos y logros, y los de todos los miembros del jurado está fuera de toda duda.
Que cabe la posibilidad de que en algún caso, en este u otro concurso medie alguna miseria humana ? Pues...sí, pero algo que es indemostrable no se puede dar como cierto, ni se puede decir, como el periodista, que a ver quién juzga al jurado, porque entonces se entraría en una dinámica en la que no tendría sentido ninguno la misma idea del concurso en sí. Sería algo así como decir que el mismo policía que me ha puesto la multa, A LO MEJOR, el domingo, cuando va con su familia, aparca donde le da la gana. Pues...quizá

Solo deseo puntualizar lo que en el mundillo de los concursos de música clásica sabemos: muchas veces se celebran los concursos sabiendo desde el primer momento que no se puede otorgar el primer o segundo premio por cuestiones económicas; por ello se comparten premios, se declaran desiertos, etc... ya que la suspensión del mismo no genera beneficio en cuanto a cuotas de inscripción, ni los jurados cobran un duro ni las orquestas y sus músicos, pero todo ello se justifica en el nombre de la calidad interpretativa, la excelencia, que dejan en entredicho la profesionalidad de grandes intérpretes en nombre de los patrocinadores. Pero esto que yo aquí les dejo se sabe por detras de las bambalinas y quizá algún periodista consiga llegar a fuentes pero en este mundillo pocos querrán tirar piedras en su propio tejado.

Como respuesta al sr. Duque López, le diré que un concurso no es un liga mundial... Creo que se trata de competir en ese instante, de un modo eliminatorio y desde luego se trata de juzgar quién es el mejor de esa competición... Otra cosa es rizar el rizo, queriendo significar un concurso, con la intención de magnificarlo a nivel mundial. Que entre otras cosas, creo que ya tiene. No he querido ofender a nadie, pero sigo pensando, que despues de la interpretación de la pianista coreana, no se pueden poner muchos peros... Estamos en plena competición olímpica y vemos todos los días pruebas finales en las que no se consiguen grandes marcas, ni records..., sin embargo hay un ganador de la prueba. En fin, yo que quiere que le diga, lo veo muy injusto y como dije en otro comentario, más papistas que el papa... Saludos y reitero mis disculpas si alguien se siente ofendido.

Aunque cabe cuestionarlo, cómo no, el juicio a la decisión del jurado por parte tanto del comentarista como en los comentarios me parecen muy severos y fuera de lugar. Las miserias del jurado ? Por favor, de qué hablan de personas y artistas de los que no conocen ni mínimamente su trayectoria. Por favor, argumenten juicios lógicos, y que tengan fundamento. El argumento y ataque " ad hominem " siempre ha sido una falacia, y una actitud más basada en el apasionamiento que en la racionalidad.
Yo vuelvo a reiterar que Tamar y la coreana me parecieron muy buenas pianistas, pero que a Tamar se la vió nerviosa y tensa, y mostró que, quizá en otras circunstancias habría hecho cinco veces más, pero los nervios son así, y los desajustes en una final de esta índole se pagan. Ningún jurado va a puntuar por lo que " podría haber hecho ". Ojo, no estoy diciendo que no me gustara.
La coreana, aunque me emocionó profundamente en muchos momentos, no tuvo el arrojo y la dominación absoluta y sobrada del teclado que requieren muchos pasajes del maravilloso concierto de Rachmaninov.
Repito, son muy buenas pianistas, pero estamos hablando de un concurso mítico, y de los mejores del mundo. A veces, las hornadas de gente que se presenta cada año son aleatorias, y no siempre surge el pianista completo. Pueden ser varias las razones: están en otros concursos, no ha cuadrado del todo el repertorio exigido a lo que están estudiando en ese momento, gente valiosísima que se queda en las pruebas intermedias por distintos motivos...pero la realidad es que en el pasado muy reciente ,han habido pianistas como Serguei Yerochin , Claudio Martínez Mehner, Eldar nebolsin, Markus Groh, Vadim Rudenko, que mostraron valores pianísticos muy superiores, y no sólo ellos, sino otros jóvenes en el Concurso Chopin, Reina Elisabeth, Van Cliburn, Tchaikovski. Todo eso, para un jurado que está acostumbrado a ver eso todos los años en tantas partes del mundo tiene que pesar, estoy seguro, y nunca está de más buscar la excelencia.
A pesar de todo, este Concurso les va a apoyar, y es seguro que de aquí a unos años van a tener carreras excelentes, no hay ningún perjuicio en ello.

Por si les pilló dormidos a los señores del jurado. La actuación de los tres finalistas fue genial. La de Ah Ruem Ahm, simplemente maravillosa con un concierto de máxima dificultad. Como bien dice el comentario de la señora Victoria, un concurso es para premiar al mejor de los concursantes y no para significar sus miserias sr. Ros Marbá. Quizás se tengan que dedicar a otra cosa que no sea calificar concursos...

Señores es muy simple de entender , la intolerancia y la arrogancia va unida a la incultura , cuanto más arrogante e intolerante menos conocimientos, si hay un concurso debe de haber un primer premio , sino para qué , el primer premio es el mejor entre los concursantes , NO EL MEJOR DE ENTRíE LOS MEJORES , es así de simple , pero claro para entender esto señores, hay que tener un mínimo de conocimiento, y no digo sólo en el ámbito piantico , sino en el ámbito humanista y racional

Este fallo me parece de una arrogancia, y sobre todo ser más papistas que el papa. ¿ Dónde están esos conocimientos, como para dejar un primer premio desierto? Habían oído algo mejor que el concierto de Rachmaninov en los servicios del auditorio... Por favor dedíquense a otra cosa. La verdad sea dicha, me da verdadera pena de ese jurado que quiere significar sus miserias...

Que triste se mira la chica goo.gl/fb/iddwI

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Concertino

Sobre el blog

Una visión de la música culta para el siglo XXI. Valores, desafíos, debates, tendencias y análisis de la mano de los periodistas de EL PAÍS. Un blog para vivir y disfrutar de la ópera y la clásica. Textos para saber más y, sobre todo, para acercarse hasta donde permiten las palabras a la emoción de la música.

Sobre los autores

Daniel Verdú. Periodista de la sección de Cultura.

Jesús Ruiz Mantilla.Periodista de El País Semanal.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal