Iremos a Irkutsk

Por: | 18 de enero de 2012

Miguel Strogoff


Unas palabras previas sobre el hombre y la misión que inspiran este blog, Miguel Strogoff, en puridad Michel Strogoff, el oficial que da nombre a la novela de Julio (Jules) Verne sobre la que se han hecho varias películas (la mejor la protagonizada por Curd Jürgens, pero a mí me gusta más el Strogoff de John-Philip Law).

De entrada apuntar que tal y como está el mundo pienso ahora que tendría que haber optado por bautizar el blog -como sopesé- "Novedades desde el Patna" o "Las noticias de Lord Jim", por darle actualidad con la cosa náutica: ya me dirán si no es fuerte que un siglo después de la catástrofe del Titanic tengamos en primera página un hundimiento con discutible, y me quedó corto, comportamiento de la oficialidad. ¡Si el capitán Edward John Smith, que se hundió con su barco tras chocar con el iceberg fatal, levantara la cabeza!

En fin, con el sentido de la oportunidad que me caracteriza, mientras todo el mundo mira al mar yo estoy en la estepa, escribiendo de un tipo que galopa hace siglo y medio hacia la quinta leche (Irkutsk) para atajar a un traidor en una rebelión tártara. Paren máquinas. Ah, pero ¡cómo amamos a Strogoff! Su peripecia es de las más ejemplares y canónicas del género de aventuras. Cumple la misión, vence al malo (¡y qué malo: el renegado coronel Ivan Ogareff!, nuestro rival favorito junto con Rupert de Hentzau) y se lleva a la chica, no sin antes demostrar un amor filial enternecedor, recuperar la vista y matar un oso (el primer plantígrado ya lo había cobrado a los 14 años).

¿Que tiene que ver todo eso con el periodismo se dirán ustedes? Bueno, lo de correo, suena a cabecera de diario. Que sea del zar le da una nota histórica y romántica. Me gusta imaginar además la cantidad de noticias extraordinarias que habrá contenido el portapliegos de Miguel Strogoff que ya es un consumado veterano, con rango de capitán, de la unidad de élite de correos del zar, cuando le encargan el trabajito de Irkutsk y que, sin duda, continuó su brillante carrera después. Confiemos que algunas de las cosas que tratemos aquí no hubieran desentonado en el sabretache de Strogoff.

Miguel es asimismo un ejemplo de abnegación a la hora de cumplir con su deber de comunicar: trataré de imitarle, pero no esperen de mí que aguante las torturas del verdugo de Féofar- Khan ("¡regarde de tous tes yeux, regarde!"), ni que me resista a los encantos de Sangarre. El mundo de Verne, déjenme recordarles, está muy vinculado al periodismo. Sus novelas se publicaban primero por entregas en la prensa. Y la figura del periodista globe-trotter aventurero (como yo cuando me desplazo, salvando las distancias, y valga la palabra) aparece a menudo en ellas. Recuerden a Gédéon Spilett (La isla misteriosa), Claudius Bombarnac, de la novela homónima, siempre en busca de scoops, o Blount y Jolivet, los dos reporteros de, precisamente, Miguel Strogoff (anotemos aquí la paradoja que siempre me ha parecido notable de que la Prensa envía dos periodistas y el zar un solo correo: ¿dónde estaban los demás colegas de Miguel?, ¿en huelga por los recortes?, ¿vivirían tan grandes aventuras como él?, ¿o era el de correos del zar un destacamento unipersonal? Un misterio, oigan).

El propio Ogaref reconoce su interés por la Prensa al decirle a Harry Blound: "Siento curiosidad por leer sus crónicas en el Daily Telegraph". Así que, justificado el título, bienvenidos al blog. Iremos a Irkutsk, no les quepa duda.

Hay 12 Comentarios

simo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y ser

simo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y ser

simo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y ser

simo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y ser

simo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y ser

Dios mio!
Irkutsk ,Ivan Ogareff, Harry Faversham y los askaris de Von Lettow-Vorbeck....os juro que estoy al borde de la lagrima...ya teneis otro fiel lector de este increible blog...
( Cañones,cañones,cañones....y aqui la delgada linea roja)

Voy a tratar de seguirle, Sr Antón en su blog, con igual determinación con la que Harry Feversham devolvía plumas... Gracias por su decisión de abrir este espacio. Mucha suerte y feliz viaje!!

Sr. Antón, este blog es una grandísima noticia sí señor. Le voy a ser más fiel que un askari de von Lettow-Vorbeck.

Preparado para acompañarle Sr. Antón.
Por tierra, mar o aíre le seguiremos en este nuevo periplo.

Ya estabas tardando en tener un blog, los que seguimos tus escritos queriamos un rincon donde encontrarte.

Espero que nos ilumines sobre las expediciones para descubrir el paso del noroeste, las fuentes del Nilo, reinos perdidos en el Himalaya, tribus canivales.....

Suerte y adelante !

Mi héroe favorito de Julio Verne! Yo que me leí la novela (la primera vez ;-) en pleno y tórrido verano mediterráneo, por aquello de a ver si se nos pegaba algo del frío siberiano (por si me lo preguntan, no)
Gracias por todo, Jacinto Antón, y por supuesto, cuenten conmigo para el viaje a Irkutsk, aunque yo de osos no sepa gran cosa -aparte de Yogui, francamente, poca cosa más...

Me alegro muchísimo de la inauguración de este nuevo blog en el País. Un correo del Zar de Jacinto Antón seguro que dará mucho que hablar! Y será un gran placer de leer!

Vengo de leer el post sobre los hipopotamos y, como tantas veces, no pude evitar las risas que suelen provocar tus textos.

Gracias por todo, Jacinto Antón!
Felicidades y Mucha Suerte!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El correo del Zar

Sobre el blog

Las noticias e historias que cabrían en el portapliegos (sabretache) de Miguel Strogoff - y no olvidemos que además de ser visceral y romántico el correo del zar de la novela de Julio Verne pasa mucho rato ciego -. Aventuras de toda clase y especie, hechos extraños, sucesos extraordinarios, exploraciones, gestas universales e íntimas, grandes y pequeños personajes - valientes y cobardes (más de estos), fieles y traidores-. Arqueología, historia natural, historia militar, obras de teatro, películas, esgrima, rugby, arquería y todo aquello que pueda conmovernos tratado con pasión y algún punto de humor e ironía.

Sobre el autor

Jacinto Antón

es redactor de cultura de El País desde hace 27 años. Ganó en 2009 el primer Premio Nacional de Periodismo Cultural que concede el Ministerio de Cultura. Es autor de Pilotos, caimanes y otras aventuras extraordinarias (RBA, 2009). Presenta el programa de TVE "El reportero de la Historia".

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal