Sissy Castrogiovanni

Por: | 05 de febrero de 2012

Sissy castro2

Sissy Castrogiovanni

A veces uno encuentra en ciertos lugares exáctamente lo contrario a lo que esperaba, y algunas personas te dan exactamente lo contrario a lo que esperabas recibir de ellas. A mi personalmente me encanta cuando esto ocurre porque sin la sorpresa la vida del arte y el arte de vivir no tienen demasiado sentido. Es el caso de Sissy Castrogiovanni.

Llegando a Boston para unas audiciones de un programa de televisión, convocamos a una multitud de artistas para que vinieran a enseñarnos su música. Instrumentistas, cantantes, compositores...apareció de todo. Y no todo bueno.

En un momento dado ya llegando al final entró una rubia de ojos claros por la puerta, imponente y misteriosa que nos iba a cantar algo. Le gustaba improvisar y llevaba un tiempo en al ciudad estudiando en Berklee e intentando aprender el lenguaje complicado de este estilo tan popular como complejo llamado jazz.

La cuestión es que, ya no recuerdo si por petición nuestra o por iniciativa propia, en un momento dado, esta mujer, decidió dejar a un lado su aventura americana y cantarnos una canción popular de su tierra, Sicilia. Todo cambió, de repente parecía otra cantante, se volvió más luminosa, incluso los cámaras y el personal técnico se empezaron a mirar extrañados y emocionados. Después de horas de una audición y grabación no precisamente liviana. Una voz y el piano de Moira Lo Bianco, su amiga inseparable también italiana, cortaban el silencio con frases afiladas y dolientes como cuchillos.

Efectivamente, Sissy es una cantante soberbia cuando se mete en el palo siciliano. Ahí mata. Y tuvo que alejarse de su mundo para darse cuenta del valor tremendo de lo que tenía en casa. Es muy curioso porque gracias a ella nosotros hemos descubierto un universo nuevo en la música tradicional de la isla, riquísimo y muy poderoso en melodías y en sonoridades, algo diferente, digno de la máxima atención para los aficionados al cante.

Profundizando un poco llegué a su gran referente, Rosa Balistreri. Casi todas las músicas que han evolucionado en el siglo XX y que se mantienen vivas suelen tener una o varias figuras emblemáticas, por un lado con una historia de vida rocambolesca como la época que les tocó vivir y por otro responsables de la evolución de su estilo. Gracias a ellos su folklore se ha convertido en una música profesional apta para teatros y grabaciones de pizarra.

Si en el tango tuvimos a Gardel, en el Fado a Amelia y en el flamenco a Carmen Amaya, en la música siciliana tenemos a Rosa. Merece la pena investigar un poco en su vida y en su música porque no tiene desperdicio.

Pero volviendo a la rubia siciliana, pienso que nos tiene mucho que dar. Tiene la voz, el sabor de su tierra, la imagen y todo un repertorio fantástico para revisar y desde el que empezar una nueva etapa para la canción popular de su raíz. Una música preciosa que, como todas las cositas buenas auténticas de la vida, nos transporta inmediatamente a las calles y a los campos de unas gentes sureñas llenas de vida y de arte.De arte "pa" vivir.

 

Hay 3 Comentarios

Ho pianto, cosa darei per avere un disco con le sue interpretation. grazie!

qué voz y qué cara!!!

doy fe, espectacular!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Limonero

Sobre el blog

La música es un viaje constante de sonido. La más insignificante anécdota puede influir de manera trascendental en su evolución. EL LIMONERO es un blog donde seguiremos las huellas de músicos de todo el mundo, su vida y su arte.

Sobre el autor

Javier Limón

Javier Limón es compositor y productor de formación clásica y flamenca. Compagina su diversa carrera de músico con diferentes actividades como sus clases en Berklee College of Music o el desarrollo de proyectos sociales en África.

Archivo

enero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal