Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

24 ago 2009

Tribunal en precario y disfunción constitucional

Por: EL PAÍS

¿Cómo gestionar la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña? Esa es la pregunta del millón para unos cuantos meses.

Ya no vale el lamento, pero la situación ha dejado al descubierto un agujero institucional y constitucional: un tribunal puede anular artículos refrendados por los ciudadanos, tras ser aprobados por sus representantes en las Cortes y en el Parlamento catalán.

El procedimiento está establecido para este caso, pero ha hecho aflorar las opiniones de quienes creen que el recurso previo de inconstitucionalidad debería haberse mantenido para normas que se sometan a referéndum, es decir, para estatutos.

Todo se complica más si se tiene en cuenta que, por responsabilidad del PSOE y el PP, el tribunal que decida tendrá desde hace dos años a un tercio de sus miembros, incluida la presidenta, en situación precaria. Es decir, debían haber sido sustituidos hace dos años.

Por simple lógica, si tres años después los magistrados no han emitido sentencia es porque consideran que no todos los artículos son constitucionales.

¿Qué pasa con los artículos ya desarrollados?

¿Qué hará el PSOE con los partidos catalanes, incluido el PSC, que sugieren hacer caso omiso de la sentencia?

¿Quién paga el precio político?

¿Pueden anticiparse las elecciones catalanas que tocan en noviembre de 2010?

El debate puede prolongarse porque hay magistrados del Constitucional que sostienen que la sentencia podría demorarse aún hasta navidades.

Continuará la matraca?..


(El martes se reanuda la actividad parlamentaria con un enfrentamiento entre José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría. Será crispado, porque la del PP insistirá en la persecución y la denuncia sin pruebas de escuchas al PP).

Hay 20 Comentarios

Fuss: "Yo me ciño a la RAE". [8D]"la potestad que le das al TC para anular cualquier referéndum o iniciativa legislativa, incluyendo esa reforma de la constitución".Si el referéndum, la iniciativa legislativa (más bien, el acto legislativo) o la reforma constitucional infringen los procedimientos marcados en la Constitución, entonces ese referéndum, acto legislativo o reforma constitucional son nulos; y si los dos primeros la infringen en cuanto al fondo, también."Pretendes convencerme de la bondad de que el TC sea la autoridad suprema".No. Te intento convencer de que, si la Constitución es norma suprema, las normas infraconstitucionales que se opongan a ella son nulas. Para apoyar mi argumento, he citado dos casos estadounidenses, donde la justicia constitucional está desconcentrada. Es más, te he dicho que, para mi argumento, da igual cuál sea el órgano encargado de declarar esa constitucionalidad: si existe, ello conlleva lógicamente la nulidad de la norma infraconstitucional.Mi intento ha sido explicar que no hay nada inusitado ni antidemocrático en que una norma infraconstitucional sea declarada inconstitucional, como aquella enmienda de Colorado o la "Prop 22" de California.Cuando digo que tu problema real es con el Tribunal Constitucional, no lo digo para cuestionarte por ello (te lo tomas todo en plan personal), sino para centrar mejor el tema que te preocupa. Y me parece que existen motivos para oponerse a un Tribunal Constitucional, pero, si aceptas el carácter de la Constitución como norma suprema, creo que no tienes motivos para oponerte a que el Estatuto de Catalunya, como norma infraconstitucional, pueda ser sometido a un examen de constitucionalidad que, en su caso, lo declare inconsticional y nulo."Soslayas la parte [de la Constitución] que dice que el pueblo es soberano con esa interpretación tuya (inexistente en la constitución) de que el pueblo "traslada" su soberanía a la constitución. "Es que no es una interpretación, sino una constatación de la realidad de cualquier régimen constitucional. Ocurre siempre: la soberanía se traslada del pueblo a la Constitución y de ésta al Estado. Y no tengo que buscar un artículo de la Constitución donde se diga; sencillamente es así (ahora me llamarás cínico [;)])."Sobre "modificar", estoy esperando que me expliques qué posible interpretación le darías tú a modificar que permita la eliminación de partes de algo y no se considere que este algo ha sido modificado."Se sale del tema, pero bueno, ahí va: la misma interpretación de modificar que se hace de "modificar" en el artículo 81.2 CE: "La aprobación, modificación o derogación de las Leyes orgánicas exigirá mayoría absoluta del Congreso, en una votación final sobre el conjunto del proyecto". Estamos hablando de aprobar una reforma en las Cortes, no de que las leyes orgánicas no puedan ser sometidas a juicio de constitucionalidad. Sostener que las leyes orgánicas no pueden ser sometidas a ese examen es algo que reconocerás que no coincide con la realidad constitucional que hemos vivido hasta ahora; quién sabe si un día...En el entendimiento actual de la Constitución, sin embargo, y como te decía el otro día, en términos constitucionales (no del diccionario) la declaración de inconstitucionalidad no modifica la norma, sino que declara que no fue tal norma. Es una nulidad radical (con efectos, ex tunc) y la declaración de inconstitucionalidad obliga a la remoción de todos los efectos de aquella, con la única excepción de las sentencias firmes, que conservan el valor de cosa juzgada. Esta excepción, como su nombre indica, no es una consecuencia necesaria, ni siquiera lógica, de la declaración de nulidad radical, por lo que tuvo que expresarse específicamente en el artículo 161.1.a) CE.Pero todo este mecanismo de examen no es específico de las leyes: la potestad reglamentaria corresponde al Gobierno y, sin embargo, el Tribunal Supremo puede declarar la ilegalidad de los reglamentos. Todo esto tiene que ver con la sujeción de los poderes públicos a la Constitución y las leyes, con lo que puedo hilar con la siguiente frase tuya."Con eso lo que haces es someter el pueblo a la constitución"No es algo que diga yo. La propia Constitución lo expresa en estos términos poco ambiguos: "Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico" (art. 9.1 CE).Sí, sí, la Constitución, que dice que el pueblo español es soberano, simultáneamente dice que está sujeto a la Constitución y al resto del ordenamiento."la constitución está diciendo que el pueblo es la autoridad última, es decir, que el pueblo puede hacer lo que quiera. Por lo tanto, cualquier decisión del pueblo es, por definición, constitucional".El pueblo puede hacer lo que quiera, pero no todo lo que hace el pueblo tiene rango constitucional. El que puede lo más, puede lo menos, y pocas veces el pueblo ejerce su soberanía para dotarse o modificar una norma suprema.En el caso concreto, lo que aprobaron las Cortes y se sometió a referéndum del pueblo catalán fue una norma infraconstitucional. Pretender ahora que esa norma esté por encima de la Constitución es engañar al pueblo, porque no es lo que votó (cuando fuimos a las urnas, todos sabíamos que en última instancia la Constitución prevalecería). Pretender lo contrario es ir contra la propia soberanía del pueblo, que aprobó que, en caso de conflicto, la Constitución sería suprema."Dices: "esa comisión delegada del Congreso en que pareces caracterizar el Tribunal Constitucional". ¿Es que no estás de acuerdo?"Estaba pensando sobre este tema ayer y me di cuenta de que, con esta caracterización que haces, estás dando al Tribunal Constitucional español una legitimidad democrática en el ejercicio que no había visto atribuirle antes: si de veras sus miembros están teledirigidos por los dos grupos políticos mayoritarios, entonces esa "comisión delegada del Congreso" no sólo tendría la legitimidad democrática directa por su designación, sino que también la tendría en su ejercicio. Dicho en término que te resulten cómodos: si el soberano pueblo español, a través de sus representantes ampliamente mayoritarios (tan mayoritarios que podrían modificar la Constitución pese a su alambicado y bien blindado procedimiento), decide que el Estatuto de Catalunya es inconstitucional, entonces no hay objeción del art. 152.2 CE que valga ?pues, en línea con Lynch, todo lo que hace el pueblo es constitucional?. Naturalmente, no comparto esta explicación, pero me parece que el argumento que ataca al Tribunal Constitucional por antidemocrático y, al mismo tiempo, por estar teledirigido por los dos partidos mayoritarios entraña una contradicción."También has obviado el tema de fondo (resulta significativo que dediques la mitad de tu comentario a un detalle irrelevante de trámite y en cambio pases por alto el tema de fondo)".Hombre, Fuss, he dedicado varios comentarios a la cuestión de fondo y mucho más que he escrito en otros lugares; no creas que evito temas. La referencia a la falta de aprobación de la propuesta de reforma por parte del Parlament tenía por objeto subrayar que el respeto al artículo 152.2 CE es (indebidamente) escaso; pero que cuando ha habido que invocarlo no se ha hecho, mientras que creo que tú lo estabas trayendo a colación en un contexto equivocado."En fin, la prueba de que esa objeción tuya es puramente aferrarte a un clavo ardiendo es que nadie que ha presentado recurso contra el Estatut lo ha hecho por defecto de tramitación. ¿Porqué?"Los necios miran el dedo, eso ya lo sabíamos. Mi argumento vale lo que vale por sí mismo, y si estuvieses de acuerdo ?cosa que no sé? en que se incumplieron las normas que el anterior Estatuto preveía sobre reforma estatutaria, entiendo que habrías de estar de acuerdo también en que el nuevo Estatuto es inconstitucional ex art. 152.2 CE."Por cierto, si tanto apego le tienes a los trámites entonces deberías estar abogando porque el actual TC no pueda decidir absolutamente nada, dado que no se han cumplido los trámites de la renovación de un tercio de sus cargos".Sí, no será la primera vez que sostengo públicamente ni oposición a la existencia de cargos "en funciones", y que lo mejor que podría ocurrir es que los magistrados, una vez han concluido el periodo para el que fueron designados, causaran vacante, y así hasta que el Tribunal se quede sin quórum, de manera que se desincentiven las tentaciones ?en las que hoy por hoy ha caído el Partido Popular? de actuar en plan cafre e intentar bloquear la renovación. Pero esto se sale sobradamente del punto que quería aclarar cuando intervine; si te interesa el tema, seguro que nos encontramos en otro foro.En fin, creo que he dejado claros mis argumentos en lo que he expuesto estos días. Por mi parte, lo dejo aquí. Fernando, muchas gracias por la oportunidad; Fuss, un placer. Saludos!!

John , felicidades, una argumentación muchísimo más sólida, razonada y realista que los subterfugios, trampas y obcecaciones en las que cae Fuss, pero que es normal que caiga en ellas, pues se nota a la legua que sus simpatías por España son nulas.

Correcto, mis argumentos se centran en la figura del TC como órgano supremo y poseedor de la soberanía absoluta en la práctica, enfrente del pueblo soberano sólo en la teoría.El caso del Estatut es simplemente uno que pone en evidencia de forma muy clara este conflicto debido a que pone la voluntad del TC enfrente de la voluntad del pueblo catalán directamente expesada en referéndum. No se está juzgando una decisión indirecta (los representantes del pueblo no son el pueblo) sino una decisión directa del pueblo. Y se está poniendo al TC por encima del pueblo, lo que demuestra que el TC es soberano, no el pueblo.Tu uso de "soberano" como "elaborador de normas supremas" es un uso muy particular tuyo. Yo me ciño a la RAE: "Que ejerce o posee la autoridad suprema e independiente." Si tú quieres hacer otro uso alternativo de las palabras te sugiero que especifiques primero qué significado les vas a dar o no nos entenderemos.Y para el tema concreto de aprobar o rechazar modificaciones a sus estatutos, el pueblo catalán ejerce y posee la autoridad suprema e independiente. Al menos según el texto de la constitución. Según tu uso de ella, quien posee esa autoridad (como todas) es el TC, dado que vacías de contenido el 152.2 con esa peculiarísima interpretación tuya de "modificar".Ni siquiera le queda al pueblo la potestad de cambiar la constitución. No sólo por el alambicado y bien blindado procedimiento que se requiere para cambiar cualquier tema sustancial, sino por la potestad que le das al TC para anular cualquier referéndum o iniciativa legislativa, incluyendo esa reforma de la constitución.No pretendes convencerme de la bondad de que la constitución sea la norma suprema, cierto. Pretendes convencerme de la bondad de que el TC sea la autoridad suprema. Y siendo así, no da igual cómo se elijan los miembros de ese TC (yo no me fiaría del TC español ni para juzgar un delito menor, mucho menos para modificar la voluntad del pueblo catalán). Al contrario, tiene toda la importancia, puesto que estamos hablando de cómo se elige el órgano soberano supremo de España.El problema es que tú te ciñes a una interpretación tuya muy peculiar de la constitución. Soslayas la parte que dice que el pueblo es soberano con esa interpretación tuya (inexistente en la constitución) de que el pueblo "traslada" su soberanía a la constitución. Con eso lo que haces es someter el pueblo a la constitución (y por lo tanto al órgano capacitado para interpretarla y hacerle decir lo que quiera, el TC), con lo que el pueblo deja de ser soberano.Te repito la definición de la RAE: "Que ejerce o posee la autoridad suprema e independiente.". Si lo que puede hacer o no el pueblo lo decide el TC, el pueblo no tiene esa autoridad suprema. Ergo, el pueblo no es soberano.Lo que quiere decir que el sometimiento del pueblo a los deseos del TC es inconstitucional. Salvo que vacíes de contenido esa declaración del pueblo como soberano, que es lo que tú haces. Tu interpretación se dirige a salvar el mecanismo del TC, conveniente para tu ideología, pero para eso eliminas la condición de soberano del pueblo. Lo cuál puede tener su lógica (y probablemente sea muy real) pero que se diga como tal. Pretender que el pueblo es soberano mientras le niegas precisamente lo que le hace soberano es simple hipocresía.Si la constitución dice que el pueblo es soberano, la constitución está diciendo que el pueblo es la autoridad última, es decir, que el pueblo puede hacer lo que quiera. Por lo tanto, cualquier decisión del pueblo es, por definición, constitucional, dado que es un uso de esa soberanía que constituye el precepto principal (¿o sólo primero pero vacío de contenido?) de la constitución. Lo que es inconstitucional es hacer que el pueblo no sea soberano.En realidad tú estás poniendo una parte de la constitución (la potestad del TC) por encima de otra parte (el pueblo como soberano). Como antes, tú eliges la parte de la constitución que más te gusta y los otros son "preceptos olvidados" o interpretados a tu gusto. Tu interpretación de la constitución es contradictoria (de ahí que tengas que cambiar el significado de "soberano" y el de "modificar" para que encaje, y aún ni así). La mía no lo es: sólo requiere dejar que el pueblo sea soberano de verdad y quitarle esa añadida ultrasoberanía al TC. Sobre el trámite de la aprobación en el Parlament, es necesario sólo si quieres mantener un religioso respeto formal a los trámites (y sólo según tu interpretación de ellos). Sabemos con toda certeza que PSC, CiU e ICV votarían en el Parlament a favor de lo que habían votado a favor en el Congreso una semana antes. ¿Lo dudas? ¿Con alguna base? Siendo así, la falta de ese trámite es evidente que no cambia nada el resultado final. Y no, los otros trámites que citas no tienen esa certeza. A mí que al Estatut le falte una póliza me parece irrelevante, igual que yo no abogaría por abolir el TC porque en su acta de constitución falte un sello. Tú en cambio le das importancia absoluta en este caso. ¿Porqué? En fin, la prueba de que esa objeción tuya es puramente aferrarte a un clavo ardiendo es que nadie que ha presentado recurso contra el Estatut lo ha hecho por defecto de tramitación. ¿Porqué?Por cierto, si tanto apego le tienes a los trámites entonces deberías estar abogando porque el actual TC no pueda decidir absolutamente nada, dado que no se han cumplido los trámites de la renovación de un tercio de sus cargos y la sustitución de su miembro falangista fallecido. Que pases por alto esos trámites resulta un doble criterio bastante chocante, más cuando estos trámites (al contrario que la aprobación del Parlament, que hubiera sido segura) afectan, y mucho, al funcionamiento del TC. Lo que decíamos sobre sólo mirar las normas cuando interesan.Ah, te equivocas cuando dices: "quizá habría sido innecesario el trámite en las Cortes si los partidos que aprobaron el texto en Catalunya también tenían mayoría para aprobarlo en Madrid... Alto, la tenían y no obstante modificaron la propuesta". Eso es falso. Los partidos catalanes no tienen mayoría en el Congreso, menos la pueden tener los que aprobaron el Estatut del Parlament (CiU, PSC, ERC, ICV). Cometes el error, tan común en España, de confundir el PSC con el PSOE. Son partidos independientes, federados pero no unidos. El PSC sólo tiene 25 escaños en el Congreso, así que sus votos no eran suficientes para aprobar el Estatut. Hacía falta el apoyo de los grandes partidos nacionalistas españoles, PP o PSOE, y estos partidos impusieron la modificación.Sobre "modificar", estoy esperando que me expliques qué posible interpretación le darías tú a modificar que permita la eliminación de partes de algo y no se considere que este algo ha sido modificado. Yo digo que no hay ninguna interpretación mínimamente lógica y coherente que permita eso. Yo digo que el Estatut menos X artículos es distinto al Estatut completo. A mí eso me parece evidente.Pero a pesar de que eres incapaz de dar esa interpretación, insistes en que la mía es errónea. Si no nos explicas el porqué deberemos creer que te estás refugiando en el dogma para mantener tu error. Y recordemos que, salvo que consigas esa interpretación, la constitución prohibe al TC modificar el Estatut sin la posterior aprobación del pueblo catalán en referéndum, así que sólo podría aprobarlo o anularlo en su totalidad.Dices: "esa comisión delegada del Congreso en que pareces caracterizar el Tribunal Constitucional". ¿Es que no estás de acuerdo? Mira el procedimiento con el que se han nombrado sus miembros y verás como han sido pactados entre PP y PSOE. No es una comisión delegada del congreso, es una pseudocámara parlamentaria reservada a PP y PSOE. Y esos nombramientos marcan de forma evidente la actuación de los altos magistrados (aparte de sus intereses y trifulcas personales) como hemos ido viendo sobradamente durante estos últimos años. Que tú a pesar de eso te veas obligado a mantener la apariencia de respeto reverencial hacia el TC, supongo que para defender tu tesis que le da el poder absoluto, no niega los hechos, sobradamente conocidos.También has obviado el tema de fondo (resulta significativo que dediques la mitad de tu comentario a un detalle irrelevante de trámite y en cambio pases por alto el tema de fondo). Creo que te lo ponía bien claro:"[Sobre el TC] Desde el momento en que le das libertad para cambiar los preceptos que juzga (sea mediante anulación parcial o mediante interpretación forzada), es un legislador pleno. El Congreso y el pueblo catalán pueden haber querido aprobar una norma A, que si el TC dice que en realidad se tiene que interpretar como B lo que quedará será una norma nueva, la norma B, hecha por el TC. Y lo que digan pueblo y parlamento no pinta nada."Este poder absoluto que das al TC, por encima del pueblo, es el tema de fondo. El TC se erige en órgano supremo legislativo y judicial. La independencia del poder legislativo respecto al judicial desaparece. El TC juzga y legisla.Claro que el TC está controlado por el poder legislativo, con lo que ponemos al poder judicial bajo el poder del legislativo (de parte de él), y a su vez ponemos el poder legislativo bajo el control de una parte de este, PP y PSOE.¿Y el pueblo? Mirándoselo desde una esquina, soberano sobre el papel, pero en la práctica un comparsa cuyas decisiones pueden ser anuladas o modificadas por el TC cuando y como quiera. Eso sí, es "pseudosoberano" porque en teoría podría cambiar la constitución... aunque en la práctica no pueda.

Fernando, gracias, pero no creo que nada de lo que estemos poniendo tenga especial mérito. Lo que yo veo sorprendente es que cosas tan evidentes no sean expuestas por los partidos políticos. Claro que quizás no es tan sorprendente si consideramos que en tal caso los partidos políticos tendrían que decirle al pueblo que su soberanía no existe o (según john) queda relegada a cambiar la constitución cuando los partidos políticos quieran, cosa que apenas se ha hecho en 30 años y en nada sustancial. Una soberanía bien inútil, uno diría. No se parece mucho eso a la definición de la RAE.Se le tendría que decir al pueblo que ellos a votar cuando los políticos decidan y sólo sobre lo que los políticos decidan, pero que tanto da, porque total el TC puede cambiar cualquier cosa que vote o decida el pueblo. Que tranquilos, que el TC (es decir, PP y PSOE) ya decide sobre todo, así que el pueblo que vote (o no; ¿alguien buscaba causas para la creciente abstención?) y calle.Supongo que decirle eso al pueblo queda feo, y quizás le haría perder al pueblo la fe que tenga (ya no muy sobrada) en el sistema constitucional-institucional montado en España: "todo para el pueblo pero con la mínima participación posible del pueblo".Por eso todo el debate queda en si se presiona al pobrecito TC (¡qué delicados los señores magistrados!), o en si la sentencia será interpretativa o churrigueresca. Ya ni se entra en el texto de la constitución (el TC realmente va a saltarse el 152.2 por la cara, ¡y no pasará nada!), mucho menos en el fondo de quien es soberano en España.

"El pueblo catalán no es, él solo, soberano en ninguna materia, porque no puede modificar él solo la norma suprema."Pero sí es soberano para aprobar o rechazar sus Estatuts. Nadie está hablando de modificar ninguna "norma suprema". Te remito una vez más al 152.2, que aunque para ti sea un ?precepto olvidado?, forma parte de la constitución, te guste o no.? Sin embargo (más sobre esto abajo), sí da al Tribunal Constitucional la facultad de declarar la inconstitucionalidad de las leyes, incluidas las leyes orgánicas por las que se aprueban los Estatutos de Autonomía.?De hecho, en ningún lugar se especifica que se incluyan las leyes orgánicas, y menos las del bloque constitucional, lo que podría hacer albergar dudas respecto a que el TC esté legitimado para juzgarlas. Pero el argumento definitivo es el de la soberanía: si el pueblo es soberano, el pueblo decide. Si el TC decide, entonces el pueblo no es soberano.Y en cualquier caso, el TC podría declarar el Estatut inconstitucional en su totalidad pero no modificarlo. Volvemos al 152.2. Ya veo porqué tú lo consideras un ?precepto olvidado?: insistes en olvidarte de él siempre que te molesta. ;-)?No. Declarar que una ley es inconstitucional no es modificar esa ley. ?Me repito, visto que no me has leído. Pongo en mayúsculas lo más relevante: ?Una sentencia que declare la nulidad DE PARTE del Estatut es una sentencia que modifica el Estatut."Quitarle una parte a un todo es modificarlo, salvo que estés aduciendo que el Estatut menos X artículos es igual al Estatut completo. Creo que es obvio que no es el caso, y por lo tanto el TC va a modificar el Estatut.Igual que una sentencia interpretativa. La ley tal y como fue aprobada en referéndum estaba abierta a las interpretaciones posibles del texto. Si se fuerzan unas interpretaciones y se eliminan otras se está cambiando la ley. Lo que el TC obliga a interpretar del Estatut no es lo que el pueblo catalán aprobó.Anularlo en su totalidad no sería modificarlo. Pero según todas las noticias eso no es lo que va a hacer el TC.?Interpretas erróneamente el término "modificar" del artículo 152.2 CE en un sentido que blinda los Estatutos de Autonomía frente a cualquier proceso de inconstitucionalidad, interpretación errónea porque es incompatible con la propia naturaleza de la Constitución como norma suprema.?Me pregunto qué posible interpretación le darías tú a modificar que permita la eliminación de partes de algo y no se considere que este algo ha sido modificado. Yo digo que no hay ninguna interpretación mínimamente lógica y coherente que permita eso.Y en absoluto mi interpretación de modificar (que es la de cualquier diccionario) es incompatible con la constitución. Si la constitución dice que sólo el pueblo catalán puede modificar sus estatutos, ¿de qué manera altera eso la condición ?suprema? de la constitución? Eso sólo evita que el TC imponga su voluntad sobre la del pueblo catalán, lo que es algo perfectamente coherente con la cualifiación que hace la constitución del pueblo como soberano y con la atribución exclusiva que hace la constitución al pueblo catalán de la potestad de modificar sus estatuts. Lo que se requiere para la coherencia es algo tan simple como no permitir que el TC cambie el Estatut.?El pueblo catalán no puede modificar la Constitución por sí mismo. ?Insistes en eso con extraño empecinamiento. Dado que no estamos hablando de modificar la constitución sino de modificar el Estatut, no veo la relevancia de tu reiteración.?admitir que un individuo o una parte del pueblo español pueden modificar la Constitución es lo antidemocrático.?Esta afirmación tuya es interesante.Tú estás abogando porque 12 individuos decidan cómo se interpreta la constitución con total libertad (dentro de lo que quieran los partidos que los nombran, claro), lo cuál es exactamente el poder de modificarla. Si el TC ahora decide que la constitución permite el matrimonio homosexual, la constitución será una. Si el año que viene el TC decide que la constitución no permite el matrimonio homosexual, la constitución será otra (y el TC puede perfectamente hacerlo, puesto que no está obligado por su propia jurisprudencia). El significado de la constitución puede cambiar con cada decisión del TC.Esa potestad de cambiar la constitución otorgada a 12 señores nombrados a dedo por PP y PSOE no te preocupa. A pesar de que sea evidentemente antidemocrática. Tú mismo lo dices, pero a pesar de eso lo defiendes.En cambio, que el pueblo sea el que decida sobre una ley que afecta a ese pueblo, eso te parece antidemocrático. E insistir en que el pueblo catalán no modifica la constitución sino sólo el Estatut. Y aprueba esa modificación en referéndum. Por definición, no hay nada más democrático que un referéndum, la decisión directa del pueblo. Si el TC o la misma constitución van contra las decisiones del pueblo, serán el TC y la constitución los que serán antidemocráticos.No debes confundir ?no me gusta? con ?no es democrático?. Las decisiones en referéndum son democráticas aunque vayan en contra de tus preferencias.?La soberanía reside en el pueblo, pero se traslada a la Constitución.?Esto no lo dice la constitución. Sólo dice que la soberanía reside en el pueblo, sin ningún traslado. Los poderes del estado emanan del pueblo, no de la constitución.? España ha habido referendos [...], y si cualquiera de ellos fuese contrario a la Constitución, la Constitución prevalecería como norma suprema.?Con lo cuál estás dando el poder supremo al TC. Dado que el TC tiene total libertad para interpretar la constitución como le dé la real gana, pudiendo anular o cambiar cualquier ley de cualquier parlamento, incluyendo (según tú) las decisiones del pueblo expresadas directamente en referéndum, el poder absoluto, la soberanía última, reside en el TC.¿No te has dado cuenta de lo que has dicho? El poder absoluto, la soberanía última, es del TC, no del pueblo. Esa es la consecuencia lógica e inevitable de tu planteamiento.?En el fondo, fíjate que la cuestión del referéndum no afecta esencialmente a la cuestión democrática. Deberías tener los mismos reparos con respecto a leyes aprobadas en el parlamento (sean las Cortes Generales o los parlamentos autonómicos).?Oh, es que en cierta medida los tengo. Pero el referéndum es la expresión más directa y pura de democracia, es el pueblo hablando directamente, no a través de sus representantes.?Créetelo: hay leyes aprobadas por unanimidad, refrendadas por el pueblo en consulta popular, que pueden ser inconstitucionales.?Esa afirmación tuya es inconstitucional, puesto que estás diciendo que el pueblo no es soberano.Probablemente ese sea el problema: la constitución no debería decir que el pueblo es soberano, porque no lo es. Pero claro, queda feo decir eso, así que se hacen filigranas lógicas y argumentativas para poder mantener esa declaración con toda la serie de preceptos y mecanismos institucionales que la contradicen.?[...] sirve, entre otras cosas importantes, para garantizar los derechos de las minorías?En absoluto. Cuando el TC ha sido elegido a dedo por las mayorías, las minorías quedan tan sujetas a abusos por parte de las mayorías como si no existiera el TC. ?Esta es la situación común en cualquier territorio donde la Constitución sea norma suprema.?¿Seguro? ¿No hay estados donde las leyes aprobadas en referéndum no estén sujetas al TC? Lo que no sería óbice para que fuera igualmente antidemocrático. Mal de muchos...?Se hacen para evitar que los órganos constituidos, en este caso las Cortes Generales y el Parlament de Catalunya, aprueben un Estatuto de Autonomía en contra de la voluntad de los ciudadanos catalanes directamente expresada. Para nada más.?No. El TC puede cambiar el Estatut, y por lo tanto hay un órgano constituido, el TC, que puede aprobar un Estatut en contra de la voluntad de los ciudadanos catalanes directamente expresada.Pero no hablamos sólo de los referéndums de aprobación de estatuts. Cualquier referéndum está sometido a que el TC cambie o anule lo que se aprueba. Así que lo que apruebe el pueblo no sirve para nada, todo puede ser cambiado por el TC.¿Porqué no decirle al TC que decida directamente? ¿Para qué hacer el paripé con el referéndum??La caracterización de un tribunal constitucional como legislador negativo no la estás inventando tú ahora y está aceptada?No es legislador negativo. Desde el momento en que le das libertad para cambiar los preceptos que juzga (sea mediante anulación parcial o mediante interpretación forzada), es un legislador pleno. El Congreso y el pueblo catalán pueden haber querido aprobar una norma A, que si el TC dice que en realidad se tiene que interpretar como B lo que quedará será una norma nueva, la norma B, hecha por el TC. Y lo que digan pueblo y parlamento no pinta nada.De hecho, llevándolo al absurdo (pero técnicamente posible), el TC puede tomar cualquier ley y decir que se tiene que interpretar como ellos quieran, incluso refiriéndose a un tema que no tenga nada que ver. Si el TC dice que el Estatut dictamina que tiene que haber fútbol en abierto los domingos, eso va a misa, puesto que el TC es la soberanía última, el poder último. Tanto da que el Estatut no hable para nada del fútbol televisado, si el TC lo intepreta así todo el mundo tiene que decir amén. Ese es tu principio.?Lo dices como si los catalanes hubiesen rechazado la Constitución.?En absoluto, eso no tiene nada que ver. La constitución se puede interpretar de tal manera que el Estatut sea plenamente constitucional. Se puede interpretar de tal manera que el Estatut del Parlament (no la versión ?cepillada? del Congreso) sea constitucional. Y también se puede interpretar de tal manera que todos los estatutos, incluyendo los que han estado en vigor casi 30 años, sean inconstitucionales. El TC podría hacer una cosa u otra con la misma constitución.El problema no es la constitución aprobada hace 30 años (que, por cierto, sólo una minoría de catalanes actuales aprobó), el problema es la interpretación que de esta se haga ahora.Lo que España está diciendo es que la interpretación que hace España (TC, partidos, opinión pública) ahora de la constitución impide que los catalanes sean como ellos quieren ser. ?Y lo que ha pasado es posiblemente eso: que algunas cuestiones se han querido reformar a través de otros mecanismos, en este caso a través del Estatuto de Autonomía?En absoluto. El Estatut sólo reforma el Estatut, no toca nada de la constitución. Son procesos distintos.?Hablar ahora de sorpresa o indignación por que el Tribunal Constitucional haga ahora lo mismo que hizo el Consell Consultiu, el propio Parlament, las propias Cortes Generales ?esto es, examinar la constitucionalidad el Estatuto? es un ejercicio de puro cinismo.?El Consell Consultiu, como su nombre indica, sólo aconsejó, no impuso nada. El Parlament y el Congreso actuaron *antes* del referéndum. No se sabe lo que el pueblo opinaba de las versiones anteriores del Estatut. Pero sí se sabe que el pueblo catalán aprobó el Estatut de la Moncloa (además del Congreso). Y el TC actúa en contra de la voluntad del pueblo al anular o modificar (en este caso también contra la constitución) ese Estatut, unos cambios que son impuestos por encima de la voluntad de los ciudadanos. ¿De verdad no ves la diferencia??Veo que estamos de acuerdo entonces?Ves mal. ¿De dónde sacas eso?? Me salto la parte referente a los partidos políticos porque evidentemente el anterior Estuto exigía que el mismo texto se aprobara en cámaras distintas (Parlament y Cortes), no que se aprobase por los mismos partidos.?Pues te saltas una parte totalmente relevante: si unos partidos aprobaron un texto en el Congreso es previsible que esos mismos partidos aprueben el mismo texto en el Parlament una semana después. Lo que quiere decir que tu objeción se refiere a la falta de lo que hubiera sido un simple trámite administrativo sin ningún contenido político. Se hubiera aprobado sin más y se hubiera sujeto a referéndum exactamente igual que se sometió.Cuando digo que quizás ahora no se aprobara es porque ahora ya se ha visto que el Estatut no sirve para mucho, dado que o bien tiene lagunas técnicas que el gobierno español aprovecha para incumpir su intención cumpliendo su letra... o bien el gobierno español lo incumple directamente sin que le haga falta ninguna excusa. Pero eso ya es simple especulación y me salgo del tema.?Cosa que no es ni buena ni mala. Más bien diría "tendrá que ser fuera de esta Constitución" para ser más precisos, pero es una objeción menor que no afecta a mi conformidad con tu frase.?Dado que la modificación de la constitución es imposible sin el acuerdo de los dos grandes partidos nacionalistas españoles, y dado que ambos están en contra de las aspiraciones de Catalunya tal como fueron expresadas en el Estatut del Parlament (y en gran parte de las expresadas en el Estatut cepillado de la Moncloa), decir ?fuera de esta constitución? es lo mismo que decir ?fuera de España?.Que eso no sea bueno ni malo... pues no. Para los catalanes que quieran conseguir esas aspiraciones dentro de España, es obviamente malo. Para los nacionalistas españoles que están en contra de esas aspiraciones, es obviamente bueno.?Esto ocurre con todas las normas en todos los contextos?Eso depende de la honestidad intelectual de los que discuten o aplican esas normas. Quizás suceda en todos los contextos que tú conoces, yo te puedo asegurar no pasa en todos los contextos."When the law is against you, argue the facts. When the facts are against you, argue the law. When both the facts and law are against you, argue louder".Sí, eso pasa, ya lo vemos. Pero yo prefiero argumentar razonadamente y dejar de lado el cinismo y los sofismas.Para resumir, la cuestión de fondo está en una discrepancia sobre la soberanía.Para ti, el TC es soberano último y tiene el poder absoluto sobre todas las leyes del estado. El pueblo sólo es soberano de nombre, pero ?traslada? (quiéralo o no) su soberanía a las instituciones, encabezadas por el TC. En la práctica el pueblo no es soberano de nada.Para mi la soberanía reside en el pueblo y las decisiones directas del pueblo no deberían ser modificadas por 12 señores (y menos 12 señores nombrados a dedo por los grandes partidos españoles y sujetos al más absoluto partidismo y a la búsqueda de intereses personales).Esa es la cuestión de fondo. Pero es curioso como la gran mayoría de los que están en contra del Estatut se nieguen a planteárselo en esos términos, puesto que en este momento les interesa que el TC pueda cargarse o distorsionar el Estatut, sabiendo que lo hará según lo deseado por el nacionalismo español. Si se plantearan el principio, quizás tuvieran más dudas. O no, puesto que saben que PP y PSOE siempre dominarán el TC, y por lo tanto sus principios básicos quedarán a salvo.

Fuss: realmente, tus argumentos no se ciñen al concreto recurso de inconstitucionalidad contra la reforma del Estatuto de Autonomía de Catalunya, sino al de la Constitución como norma suprema y la labor de los tribunales ?especialmente, la de los tribunales constitucionales? para controlar la constitucionalidad de las normas emanadas de los parlamentos. Digo que no es algo específico o concreto del recurso contra el Estatuto catalán, sino que se aplica a cualquier otra norma, de cualquier otro país, emanada de cualquier ente democrático, sea un parlamento, un gobierno (el Tribunal Supremo controla la legalidad de los reglamentos) o de cualquier entidad local.Mi insistencia en que el pueblo catalan no puede modificar la Constitución busca que entiendas que el pueblo catalán no es soberano, porque ser soberano significa eso: ser capaz de dotarse de una norma suprema. El pueblo catalán ni siquiera es "soberano" para aprobar el Estatuto de Autonomía, puesto que éste tiene que ser aprobado antes por las Cortes Generales. Pero incluso si este requisito no existiese y bastase (como hace falta para las demás leyes autonómicas) la mera aprobación en el Parlament, el pueblo catalán no sería soberano, lo mismo que Colorado no es soberano ?y su Constitución no es norma suprema?, sino que lo son los Estados Unidos y su Constitución federal.No pretendo convencerte de la bondad de que la Constitución sea norma suprema. Esa es una posición política, que va mucho más allá de lo que pretendo aquí. Lo que intento explicarte es que, si la Constitución es norma suprema, consiguientemente cualquier norma infraconstitucional deba ser declarada nula si contradice los preceptos de aquella. Y da igual cómo se elijan los miembros del órgano facultado para efectuar dicha declaración; da igual si la norma infraconstitucional ha sido refrendada por el pueblo o no; da igual todo: en un régimen constitucional, la soberanía se traslada a la Constitución. Y un régimen constitucional es democrático si el pueblo puede modificar la Constitución, no si puede aprobar leyes inconstitucionales.En cuanto al trámite legislativo, que llamas "administrativo", de que el Parlament apruebe la propuesta de Estatuto... No sé, quizá sea innecesario; quizá el anterior Estatuto debería haber dicho que bastaba con que los portavoces de los partidos lo aprobasen una sola vez (para qué el parlamento si tenemos la junta de portavoces); quizá habría sido innecesario el referéndum popular si los partidos que consistentemente obtienen la mayoría de votos del electorado catalán ya habían manifestado su apoyo al texto; es más, quizá habría sido innecesario el trámite en las Cortes si los partidos que aprobaron el texto en Catalunya también tenían mayoría para aprobarlo en Madrid... Alto, la tenían y no obstante modificaron la propuesta! Quizá sea que todos estos trámites no era tan innecesarios, no lo sé. Pero incluso si hubiese sido una buena idea que el Estatuto lo hubiese dicho de otro modo, el hecho tozudo es que las normas sobre reforma estatutaria vigentes en ese momento exigían que la propuesta fuese aprobada en tres ocasiones: en el Parlament, en las Cortes y en referéndum, y sólo se aprobó en dos.No creo que esas normas sobre reforma estatutaria deban ser consideradas preceptos olvidados, como bien denuncias que parece que ocurre con el artículo 152.2 CE, que, aunque interpretas erróneamente en cuanto al alcance del término "modificar", haces bien en poner encima de la mesa porque es verdaderamente importante. Si la Constitución es norma suprema, es para que se apliquen todos sus preceptos, también los que requiren trámites redundantes, y que se apliquen incluso por parte de esa comisión delegada del Congreso en que pareces caracterizar el Tribunal Constitucional; incluso por ella.

Al margen de quien crea que tiene razón, enhorabuena a John y a Fuss por el alto nivel de vuestros argumentos y por el talento, el tiempo y el esfuerzo que dedicais a vuestros comentarios. Los leo con detenimiento, tomo nota y os invito a seguir con el debate. Me parece que sois brillantes, mucho más que mis posts. Gracias.

john, el pueblo catalán es soberano en aquellas atribuciones que le reconoce la constitución española, entre las cuáles está la de aprobar en referéndum cualquier modificación de su Estatut (art. 152.2). El pueblo catalán no reformó la constitución sino que reformó su Estatut, y para ello es plenamente soberano.Por cierto, no sé qué es para ti una "norma paraconstitucional". Lo más parecido que se me ocurre es precisamente un estatuto de autonomía, puesto que forma parte del bloque constitucional, con rango superior a las simples leyes orgánicas.Es la misma constitución la que da al pueblo catalán esa prerrogativa, así que es evidente que esa prerrogativa no sólo no es inconstitucional sino que forma parte de la misma constitución, no está por debajo de ella. Lo que es inconstitucional es negársela. Y eso es lo que hace el TC al modificar el Estatut sin aprobación del pueblo catalán.Una sentencia que declare la nulidad de parte del Estatut es una sentencia que modifica el Estatut. Es evidente que el Estatut con todos sus artículos y todo su texto es distinto al Estatut menos parte de sus artículos o parte de su texto. ¿No estás de acuerdo? Así que si el TC elimina esas partes está modificando el Estatut. De acuerdo a la constitución (y si ignoramos el tema de la soberanía, que ya es mucho ignorar) el TC sólo puede declarar la nulidad completa del Estatut, no de una parte, porque en tal caso lo estaría modificando y por lo tanto estaría yendo contra el 152.2.Te equivocas también al decir que el Estatut nunca ha formado parte del ordenamiento jurídico. Desde el momento en que se aprobó en referéndum el Estatut entró en vigor, y por lo tanto lleva tiempo ya formando parte del ordenamiento jurídico. Ahora mismo está plenamente en vigor, con recursos o sin él. Hasta que se resuelvan los recursos el Estatut en su totalidad es parte del bloque constitucional y del ordenamiento jurídico español a todos los efectos.Destaco también que al cambiar lo aprobado en referéndum se estaría estafando a los catalanes. Los catalanes aprobaron una cosa, y lo que quedaría en vigor sería una cosa distinta. Eso no sólo es inconstitucional (152.2) sino claramente antidemocrático. Incluso sería considerado como estafa en un simple contrato civil, más motivo para evitarlo en un pacto político que forma parte del bloque constitucional.Y aquí entra el fondo del asunto, un fondo que a los nacionalistas españoles no parece preocuparles en lo más mínimo: el TC tiene potestad para cambiar leyes aprobadas por el pueblo, lo que en la práctica hace que el TC sea soberano, no el pueblo. Esa situación ya sería anómala de por sí, y lo es más cuando el TC es un órgano político, controlado por los dos grandes partidos españoles y campo de juego de sus intereses políticos, además de los intereses particulares de sus miembros. Si ya es antidemocrático y dudosamente constitucoinal que 12 señores sean soberanos por encima del pueblo, aún lo es más en el caso del TC español, ejemplo de lo que no debería ser un tribunal (cualquier tribunal, mucho menos un TC). Fíjate que es una cuestión de democracia, se pregunte lo que se pregunte. Según parece, tú opinas que el TC es soberano y el pueblo no (sea el pueblo catalán o español, puesto que lo mismo podría plantearse con un referéndum a nivel estatal). Los demócratas opinarían que el pueblo es soberano. Ahí está la diferencia.Dado que tú aceptas y apoyas la potestad del TC para modificar lo aprobado en referéndum, entonces ¿para qué se hacen referéndums? Que el TC decida directamente sobre las cuestiones y que no se moleste al pueblo. Total, lo que decida el pueblo luego será cambiado según le plaga al TC, así que el referéndum es una simple farsa. El pueblo (catalán, español) puede decir A, y luego viene el TC, dice B y queda B. Parece lógico suprimir el trámite inicial y dejar sólo el paso que cuenta: el dictamen del TC. El TC como órgano legislativo definitivo, y, ya puestos, único. Es la consecuencia lógica de la soberanía absoluta que le atribuyes.Sobre que el Estatut debiera haber sido aprobado por el Parlament, es posible que técnicamente sea así (aunque es probable que no, y que se considere que la propuesta aprobada por el Parlament incluye las modificaciones hechas en el Congreso; tanto da). Eso no supone ningún problema de legitimidad puesto que los partidos que votaron a su favor en el Congreso suman una amplia mayoría en el Parlament, así que esa votación hubiera sido un mero trámite. Si crees que la falta de ese trámite es motivo para anular el Estatut, pues adelante, que se anule y se proceda a ese trámite. En su momento hubiera sido superado sin problemas y el conflicto de legitimidad entre el TC y el pueblo catalán hubiera sido el mismo. Ese es un tema serio, y no un simple trámite parlamentario.De hecho, quizás el Estatut ahora no superara ese trámite y se aprovechara para reiniciar el proceso, lo que dejaría aún más claro el conflicto entre España y Catalunya. Porque en última instancia el tema es ese: España (el TC, los partidos nacionalistas españoles, las opiniones de los españoles...) le está diciendo a Catalunya que no le permitirá ser como los catalanes quieren ser. Mientras Catalunya esté dentro de España estará sometida a lo que digan las instituciones españolas y tendrá que ser como quieren los españoles que sea (subordinada al centralismo madrileño, uniformista castellana, homogeneizada, etc...). Si Catalunya quiere conseguir lo que propuso en su Estatut (no ya el del Parlament, que era el que realmente quería Catalunya, sino incluso el "cepillado" Estatut de la Moncloa) tendrá que ser fuera de España. Ese es el mensaje que están lanzando el TC, los partidos españoles y la sociedad española en general.Por cierto, me encanta como los nacionalistas españoles, autoproclamados constitucionalistas deciden si un artículo de la constitución española es un "precepto olvidado" según les conviene. Uno creería que los autoproclamados defensores de la constitución la defenderían en su totalidad. Parece ser que no, que los autoproclamados constitucionalistas están muy dispuestos a retorcer, cuando no ignorar completamente, las partes de la constitución que no les gustan o interesan en un determinado momento.

Fuss: "el pueblo catalán es soberano en aquellas atribuciones que le reconoce la constitución española".El pueblo catalán no es, él solo, soberano en ninguna materia, porque no puede modificar él solo la norma suprema. El pueblo catalán únicamente es soberano como parte del pueblo español, que sí puede modificar la norma suprema en cualquier materia."Es la misma constitución la que da al pueblo catalán esa prerrogativa".La Constitución no da al pueblo catalán ninguna prerrogativa. Sin embargo (más sobre esto abajo), sí da al Tribunal Constitucional la facultad de declarar la inconstitucionalidad de las leyes, incluidas las leyes orgánicas por las que se aprueban los Estatutos de Autonomía."Una sentencia que declare la nulidad de parte del Estatut es una sentencia que modifica el Estatut."No. Declarar que una ley es inconstitucional no es modificar esa ley. Tampoco dictar una sentencia interpretativa modifica la ley. Interpretas erróneamente el término "modificar" del artículo 152.2 CE en un sentido que blinda los Estatutos de Autonomía frente a cualquier proceso de inconstitucionalidad, interpretación errónea porque es incompatible con la propia naturaleza de la Constitución como norma suprema."Los catalanes aprobaron una cosa, y lo que quedaría en vigor sería una cosa distinta".Los catalanes también aprobaron la Constitución, y la aprobaron como norma suprema. Cuando los catalanes (no sólo ellos, también las Cortes aunque no el Parlament) aprobaron el Estatuto de Autonomía, lo aprobaron como norma infraconstitucional y por eso sabían (sabíamos) que estaba sujeta al posterior control de constitucionalidad."Eso no sólo es inconstitucional (152.2) sino claramente antidemocrático".El pueblo catalán no puede modificar la Constitución por sí mismo. Una parte del pueblo español no puede arrogarse una facultad que no tiene; admitir que un individuo o una parte del pueblo español pueden modificar la Constitución es lo antidemocrático."el TC tiene potestad para cambiar leyes aprobadas por el pueblo, lo que en la práctica hace que el TC sea soberano, no el pueblo".La soberanía reside en el pueblo, pero se traslada a la Constitución. Esto significa que el pueblo sólo puede modificar la Constitución de acuerdo con los cauces establecidos en ella. En España ha habido referendos antes que el de reforma del Estatuto de Autonomía para Catalunya. Ninguno de ellos ha sido un referéndum constitucional, y si cualquiera de ellos fuese contrario a la Constitución, la Constitución prevalecería como norma suprema.En el fondo, fíjate que la cuestión del referéndum no afecta esencialmente a la cuestión democrática. Deberías tener los mismos reparos con respecto a leyes aprobadas en el parlamento (sean las Cortes Generales o los parlamentos autonómicos). Que la supremacía de la Constitución tiene un componente contramayoritario no te lo voy a descubrir yo ahora, pero si ha de significar algo que la Constitución sea norma suprema es que las leyes que se aprueben a su amparo deben respetarla o, en otro caso, no son leyes. Este principio esencial del constitucionalismo desde Marbury v. Madison sirve, entre otras cosas importantes, para garantizar los derechos de las minorías. Créetelo: hay leyes aprobadas por unanimidad, refrendadas por el pueblo en consulta popular, que pueden ser inconstitucionales."Esa situación ya sería anómala de por sí".Esta es la situación común en cualquier territorio donde la Constitución sea norma suprema. Cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró la inconstitucionalidad (conforme a la Constitución federal) de la segunda enmienda de la Constitución del estado de Colorado ?enmienda aprobada por referéndum entre la ciudadanía de aquel estado (Romer v. Evans)?, no se hizo más que seguir el principio común que te mencionaba: una Constitución es norma suprema porque cualquier norma dictada a su amparo que la contradiga no es tal norma."¿para qué se hacen referéndums?".Se hacen para evitar que los órganos constituidos, en este caso las Cortes Generales y el Parlament de Catalunya, aprueben un Estatuto de Autonomía en contra de la voluntad de los ciudadanos catalanes directamente expresada. Para nada más."El pueblo (catalán, español) puede decir A, y luego viene el TC, dice B y queda B. Parece lógico suprimir el trámite inicial y dejar sólo el paso que cuenta: el dictamen del TC. El TC como órgano legislativo definitivo, y, ya puestos, único".La caracterización de un tribunal constitucional como legislador negativo no la estás inventando tú ahora y está aceptada. Lo único es que el argumento es algo más refinado que el tuyo, puesto que para que tú explicación funcione, la Constitución tendría que ser la norma definitiva o, ya puestos, única. El problema, obviamente, está en que la Constitución no colma todo el ordenamiento jurídico y, por consiguiente, son necesarias normas inferiores.E insisto: esta discusión no tiene nada que ver con un referéndum, sino que se aplica a cualquier ley aprobada en un parlamento."España (el TC, los partidos nacionalistas españoles, las opiniones de los españoles...) le está diciendo a Catalunya que no le permitirá ser como los catalanes quieren ser".Lo dices como si los catalanes hubiesen rechazado la Constitución. Cuando el pueblo español aprobó la Constitución ?y dentro del pueblo español, el catalán?, dijo que algunas líneas básicas solamente podrían modificarse según un procedimiento muy estricto (Título X de la Constitución); que todo lo demás podría aprobarse por medios ordinarios, pero unas cuestiones fundamentales ?constitucionales? solamente podrían ser aprobadas por unas amplias mayorías verificadas en las Cortes y, en ocasiones, sujetas a referéndum del pueblo español.Y lo que ha pasado es posiblemente eso: que algunas cuestiones se han querido reformar a través de otros mecanismos, en este caso a través del Estatuto de Autonomía. Y lo que se está aplicando es lo que ese mismo pueblo catalán quiso: que haya un Tribunal Constitucional que examine el recurso de inconstitucionalidad y haga prevalecer la Constitución como norma suprema.No hay nada en el debate parlamentario que dio lugar a la primera propuesta de Estatuto (la del Parlament) o a la segunda (la de las Cortes), ni tampoco en los llamamientos que se hicieron a la aprobación en referéndum, que haga pensar mínimamente que sus proponentes y defensores querían una norma estatutaria superior a la norma constitucional. Al contrario, buena parte del debate consistió precisamente en intentar denodadamente en que el texto estatutario se ajustase a la Constitución.Hablar ahora de sorpresa o indignación por que el Tribunal Constitucional haga ahora lo mismo que hizo el Consell Consultiu, el propio Parlament, las propias Cortes Generales ?esto es, examinar la constitucionalidad el Estatuto? es un ejercicio de puro cinismo."quizás el Estatut ahora no superara ese trámite".Veo que estamos de acuerdo entonces. Me salto la parte referente a los partidos políticos porque evidentemente el anterior Estuto exigía que el mismo texto se aprobara en cámaras distintas (Parlament y Cortes), no que se aprobase por los mismos partidos."Si Catalunya quiere conseguir lo que propuso en su Estatut (no ya el del Parlament, que era el que realmente quería Catalunya, sino incluso el "cepillado" Estatut de la Moncloa) tendrá que ser fuera de España. Ese es el mensaje que están lanzando el TC, los partidos españoles y la sociedad española en general."Cosa que no es ni buena ni mala. Más bien diría "tendrá que ser fuera de esta Constitución" para ser más precisos, pero es una objeción menor que no afecta a mi conformidad con tu frase."los autoproclamados constitucionalistas están muy dispuestos a retorcer, cuando no ignorar completamente, las partes de la constitución que no les gustan o interesan en un determinado momento".Esto ocurre con todas las normas en todos los contextos. Termino con una frase muy conocida, en una de sus variantes: "When the law is against you, argue the facts. When the facts are against you, argue the law. When both the facts and law are against you, argue louder".

Fuss: lo que se sometió a referéndum fue un Estatuto de Autonomía, que por definición tiene rango inferior a la Constitución. Por eso, lo que aprobó el pueblo catalán (que no es soberano, puesto que por sí mismo o a través de sus solos representantes no puede reformar la Constitución), lo que ?en definitiva? se preguntó a los catalanes, fue una norma cuya validez estaba sujeta a su conformidad con la Constitución como norma suprema. No se les preguntó sobre una reforma constitucional ni sobre la aprobación de una norma paraconstitucional, sino sobre la ley orgánica de reforma del Estatuto de Autonomía. Fíjate que no es una cuestión de democracia, sino de saber qué se está preguntando y aprobando.Sobre el argumento del artículo 152.2 CE: una sentencia que declare la inconstitucionalidad del Estatuto de Autonomía o de algunos (o muchos) de sus artículos no "reforma" el Estatuto, puesto que esos preceptos o la propia ley orgánica que los aprobó *nunca* formaron parte del ordenamiento jurídico. La sentencia no convierte los preceptos en inconstitucionales, ni los anula, sino que en ella el Tribunal *declara* que los artículos son ?que siempre han sido? inconstitucionales y, por consiguiente, radicalmente nulos.Por el contrario, el artículo 152.2 CE sí juega en contra del nuevo Estatuto, puesto que su aprobación debería haberse realizado de acuerdo con las normas que el anterior Estatuto preveía para su reforma ? y esas normas no se cumplieron. En concreto, el artículo 56.1.b) requería que la propuesta de reforma fuese aprobada por el Parlamento de Catalunya, las Cortes Generales y, a través de referéndum, por el cuerpo electoral catalán. Pues bien, la propuesta que fue sometida a referéndum había sido aprobada efectivamente por las Cortes Generales, pero no había sido aprobada por el Parlamento de Catalunya. El Parlamento de Catalunya había aprobado una propuesta diferente, la que posteriormente fue "recortada" en el trámite parlamentario en las Cortes. Es decir, las Cortes no aprobaron la propuesta de reforma que había aprobado el Parlament, sino que presentaron su propia propuesta, algo perfertamente legítimo porque la Cortes tenían facultad de iniciativa en el artículo 56.1.a) del viejo Estatuto. Esa propuesta redactada y aprobada en las Cortes debería haberse sometido a aprobación en el Parlamento de Catalunya, y no se hizo.Por eso, si se trata de sacar el artículo 152.2 CE del cajón de los preceptos olvidados, creo que el efecto es más bien negativo para el texto que se sometió ?indebidamente? a referéndum del electorado catalán.

Peter, mi comentario tiene todo el sentido. La misma constitución dice que el pueblo es soberano. Eso excluye colocar a un TC por encima del pueblo. Si se es soberano, por definición no se tiene a nadie por encima. Nadie puede velar por la "relevancia constitucional" (¿relevancia?) salvo el mismo pueblo, que es el único soberano según la misma constitución.Tú estás diciendo que la constitución miente, que el pueblo no es soberano, que necesita un TC que lo controle. Lo cuál es anticonsitucional. Si el TC puede cambiar o anular las decisiones del pueblo, entonces quien es soberano es el TC. Y a mí me parece que la constitución no dice eso, ¿verdad?Dejo aparte el hecho de que la misma constitución (art. 152.2) prohibe al TC modificar el Estatut. Así que si el TC emite una sentencia que no sea o aprobación absoluta o anulación total, el TC estará prevaricando al emitir una sentencia inconstitucional.Pero todos estamos seguros de que el TC hará exactamente eso. ¿Porqué? Porque como ya digo, el TC no es un auténtico tribunal constitucional sino simplemente una herramienta política en manos de PP y PSOE, en situación de dudosa legalidad y con obvios trapicheos políticos (recusaciones y contrarecusaciones, votos partidistas, tejemanejes en pro de intereses particulares de los magistrados...) tan evidentes que provocan vergüenza ajena.Tu último comentario es algo totalmente aparte, y simplemente muestra que tienes poca o ninguna idea de lo que dice el Estatut i sí muchos prejuicios contra este. Pero eso es irrelevante. El tema es la soberanía, sea lo que sea lo que se decida en referéndum. Tú qué prefieres, ¿soberanía del pueblo o soberanía de 12 señores nombrados a dedo por PP y PSOE?

Peter, añado una consideración. Tú tienes en muy baja estima al pueblo cuando lo consideras capaz de aprobar en referéndum leyes gravemente nocivas o contrarias a los derechos humanos. Y tienes en muy alta estima al TC (ya me gustaría ver con qué base) cuando le consideras incapaz de emitir sentencias gravemente nocivas o contrarias a los derechos humanos.¿Crees que esos 12 señores elegidos a dedo por PP y PSOE son más sabios y más justos y más capaces de decidir sobre las leyes que convienen a España o Catalunya que el pueblo español o catalán?Si es así... entonces que se suprima la figura del referéndum y de las elecciones, y que se dé el poder absoluto a esos doce grandísimos sabios. Porque ese pueblo tan idiota es capaz de equivocarse en las elecciones y votar equivocadamente en cualquier referéndum. ¿Para qué darle la voz al pueblo, si luego el TC tendrá que corregirlo? Para eso mejor darle directamente la voz al TC, que dicte las leyes que se tienen que cumplir, y el pueblo que calle y acate.¿Eso es lo que crees? ¿Ése es tu concepto de democracia?

Fuss, tu comentario afirmando que "Si de verdad la respetaras, entonces abogarías porque el TC no pudiera pronunciarse sobre leyes aprobadas en referéndum" carece de sentido. ¿Quién vela por la relevancia constitucional de esas consultas? ¿Y si la consulta sobr el Estatut ya estaba viciada de entrada? ¿O es que todo se puede hacer si proviene de un referendo? Un ejemplo: mañana convocamos una consulta para despenalizar las violaciones de menores...mmm, eso es anticonstitucional, sí pero, el pueblo que opine, ¿no? y si se aprueba esa despenalización...¿qué? Yo digo NO a un Estatut intervencionista, que desmantela la nación española, elimina de facto el castellano de la vida pública, e invade gravemente la soberanía del pueblo español, ¡entre otras barbaridades!

MC, tu respeto a la constitución es muy selectivo. Si de verdad la respetaras, entonces abogarías porque el TC no pudiera pronunciarse sobre leyes aprobadas en referéndum. Recordemos que es la constitución la que pone al pueblo como soberano, no al TC. Es una ley posterior, y de menor rango, la que establece que el TC tenga potestad de juzgar estatutos de autonomía aprobados en referéndum y comete la chapuza (antidemocrática y anticonstitucional) de poner al TC por encima del pueblo. El agujero no es constitucional, es post-constitucional y anticonstitucional, pero sigue siendo un agujero grave en el ordenamiento legal español.Más aún, la misma constitución (art. 152.2) prohibe al TC modificar el Estatut. Así que aún si creemos que el TC está por encima del pueblo (creencia bien curiosa en supuestos demócratas), tendríamos que la constitución sólo le permitiría aprobar o anular el Estatut en su totalidad. La modificación de una simple coma es inconstitucional.Y eso ya sin entrar en la falta de legitimidad del TC, iniciada en el vicio de origen de que sus miembros sean nombrados a dedo por PP y PSOE, y agravada por la actual situación de dudosa legalidad que mencionan el articulista y por los obvios trapicheos políticos (recusaciones y contrarecusaciones, votos partidistas, tejemanejes en pro de intereses particulares de los magistrados...) que se llevan a cabo en él actualmente.Que alguien crea que ese TC pasa por encima de la voluntad del pueblo (que según la constitución es soberano) sorprendería en cualquier democracia... salvo la española.

"En caso de que algunos camisas negras y socialistas se nieguen a acatar la sentencia, habría que entender que tratan de dar un golpe de Estado y se situarían al margen de la ley."Y en el caso de que el TC sea un circo donde las dos oligarquías dominantes no hacen otra cosa que ponerse la zancadilla mutuamente, también está claramente al margen de la ley, y podremos hablar no ya de golpe de estado pero si de prevaricación y de perversión sistemática del estado de derecho con lo que deja de ser tal y el comentario de vd., sr MC, se convierte en una cínica bufonada, eso si, muy jurídica ella.Vayan liándola, vayan ...

Para quien no lo sepa, una primicia: la interpretabilidad y las chapuzas de la Constitución son previas a ZP!!!Si a ello sumamos lo que apunta fatalinsky...

Querido Fernando,Hay ocasiones en que es imposible negar lo evidente... Demasiado tiempo para algo demasiado evidente, ¿no crees?Un abrazo

Las preguntas aquí planteadas son de interés. Pero, con todo el respeto, lo que escribe al principio, señor, carece de sentido jurídico. No hay tal agujero constitucional. Al margen de si fue acertada o no la supresión del recurso previo de inconstitucionalidad y denunciando la tardanza del TC en resolver los distintos recursos, lo cierto es que la Constitución también fue aprobada por referéndum y, como norma suprema, no puede ser alterada ni defraudada por una norma inferior, cual es un estatuto de autonomía, por mucha consulta que tenga detrás. Pues la Constitución debe reformarse, si se quiere, a través de sus arts. 166 a 169, y como atañe al conjunto de los españoles, no puede darse validez a una reforma encubierta a través de ese estatuto de mala calidad. Y si se anulan uno o varios artículos, o la chapuza entera, no pasará absolutamente nada. La responsabilidad política recaerá sobre quienes promovieron el texto contrario a la Constitución y habrá que empezar de nuevo. Y en cuanto a los efectos retroactivos, habría que ir poco a poco, no sería tan difícil si hay voluntad de respetar la Constitución y hacer que se cumpla. En caso de que algunos camisas negras y socialistas se nieguen a acatar la sentencia, habría que entender que tratan de dar un golpe de Estado y se situarían al margen de la ley.Un saludo.

Este país sería de risa si no diese tanta pena.

Tranquilos, que como con ZP todo es relativo, la sentencia será criticable por unos y otros. Los "seleccionados" magistrados del Tribunal Constitucional saben perfectamente lo que han de hacer. Lo importante es aparentar: parecer lo que se es sin ser lo que parece. O sea, ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Y que cada cual interprete lo que mejor le venga en gana. Para contribuir al desarrollo de la "hermenéutica".

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01538f0b70e6970b

Listed below are links to weblogs that reference Tribunal en precario y disfunción constitucional:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal