Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

27 abr 2010

Ganarse el respeto

Por: EL PAÍS

María Emilia Casas pide respeto para el Tribunal Constitucional.
La duda es si ella y el resto de magistrados respetan al Tribunal Constitucional.
Si la vulneración del derecho a un juicio sin dilaciones en la resolución de los recursos contra el Estatuto de Cataluña es una falta de respeto al Tribunal Constitucional por parte de los propios magistrados.
Si tenía que haber dicho lo mismo cuando se utilizó el Tribunal como campo de batalla política con una triple recusación malintencionada.
Y si tenía que haber alzado la voz y pedir el mismo respeto cuando ella misma y un tercio de los magistrados acabaron su mandato hace dos años y medio sin que se procediera a la renovación inmediata.
¿Se conoce alguna declaración de Casas criticando con tanta firmeza al PSOE y al PP por batir el récord de interinidad de una institución tan importante como el Constitucional?
María Emilia Casas ha sido tan lenta para resolver sobre el Estatuto de Cataluña como para defender el prestigio de la institución que preside.

Hay 23 Comentarios

No confío en la Justicia de este país. La realidad ya me ha dado sobradas muestras de ello. Pero aún así, siempre deberé acatarla.

trigo limpio dijo: 30 Abril, 2010 a las 21:18 Decididamente cada día estoy mas convencido de que no somos tontos de los cojones, cuando veo, escucho y saco conclusiones espero saber quien son en verdad estostontos de los cojones y espero no nos gobiernen jamás, no se puede ser mas burdamente inútil pensando que los ciudadanos nos vamos a tragar toda la reala de disparates a los que tienen acostumbrados, Carlos Herrera sin ir mas lejos presumiendo de cultura, sapiencia periodística, veterania y buen periodismo nos arremete cada día a la buena voluntad de quienes se están levantando cada día con la ilusión de trabajar, de encontrar trabajo, en definitiva querer sacar adelante a su familia y que a cambio se encuentra con estos jinetes del Apocalipsis minando la ilusión, la alegría y la fe en el futuro. Aunque al situación no esté para tirar cohetes tampoco está para que toda esta pandilla de indeseables cavernarios nos trasladen cada día a un mundo apocalíptico en el no hay cabida mas que para ideas que parecen retrotraernos a fechas de mal recuerdo.El que siembra vientos recogerá tempestades, todavía no saben que con engaños y aportando desilusión jamás van a llegar al gobierno de la nación, al poder se llega aportando esperanza, ilusión y ganas de trabajar en bien de los demás, solo están consiguiendo que el dial de la radio cambie de onda, el mando de la televisión se utilice para callar a la manada de impresentables de Inter economía, la COPE, Carlos Herrera, Jiménez los Santos ect oct ect, no quiero decir con esto que no haya crisis, que la economía está bien, que hay que callar con lo que diga el Gobierno, ni mucho menos medianamente somos un país inteligente y que sabe en todo momento la situación, pero es vomitivo levantarse cada día con la cantinela una vez y otra vez, solo espero que a cada cerdo le llegue su San Antón. Tiempo al tiempo

Bueno, el derecho a un juicio justo se obtiene en pleitos civiles y penales, pero no en un recurso de inconstitucionalidad, en el cual no hay ninguna parte tratando de hacer valer un "derecho". Eso no quiere decir que un juicio de constitucionalidad no deba hacerse con celeridad, pero consideremos lo siguiente:-Por desgracia, el plazo normal para resolver un recurso de inconstitucionalidad no baja de 4 años.-Se han impugnado 114 artículos de un Estatuto de Autonomía, que es una norma muy compleja porque para la Comunidad Autónoma tiene un carácter "constitucional". Esto significa que es ambigua y abierta en muchos casos.-Se interpusieron tres incidentes de recusación que hubo que resolver antes de empezar con la sentencia.Creo que así podemos entender que el plazo hasta ahora consumido no ha sido excesivo. Es evidente que este recurso convendría haberlo resuelto hace mucho; pero, ¿realmente habría sido posible hacerlo en un añito?Respecto a la Presidenta, a mí también me sorprendieron las declaraciones, porque ella suele ser muy templada y ya ha aguantado muchos chaparrones. Pero creo que también se puede entender. Es muy triste que tenga que salir a pedir respeto, un respeto que se debería dar sin que nadie lo pidiese. Pero es que al Tribunal, especialmente desde el PP, en este asunto y en otros se lo ha llamado de todo. Y como institución, el Tribunal tiene poco margen de maniobra para responder, es obvio que no puede entrar al trapo. Ahora bien, todo tiene un límite y no se puede aguantar indefinidamente. Tal vez la Presidenta no debiera haber dicho esto, pero a mí me parece muy comprensible que lo haga porque tiene que estar sencillamente harta y más que harta. Está soportando cosas que no hay por qué suponerle, y la primera de ellas es llevar casi 6 años en la presidencia.Dice el articulista que es lenta. Bueno, miremos los datos. Acudiendo a la Memoria de 2008, el Tribunal dictó ese año más de 13.000 resoluciones, e ingresaron entre 10.000 y 11.000 asuntos. Fue la primera vez en muchos años que los asuntos resueltos superaron a los ingresados. Creo que no se puede hablar de lentitud o de falta de trabajo. Creo que María Emilia Casas ha ejercido una buena presidencia. Bajo su dirección se ha puesto en práctica la reforma de la ley orgánica del tribunal, con muy buenos resultados para su eficacia, se han entablado muchas relaciones internacionales, y el Tribunal ha sabido seguir trabajando a pesar del entorno. Creo que todos los problemas que tiene el Tribunal le vienen de fuera. Poco pueden hacer los magistrados y la Presidenta si los partidos no los quieren renovar. El saber que eso vulnera la Constitución es el mayor aliciente que se puede tener para cambiar a los magistrados. ¿De qué serviría que la Presidenta se lo pidiera? Por otra parte, dimitir no es una opción. Como he dicho antes, el Tribunal por primera vez empieza a ir rápido y a aliviar su sobrecarga. Si dimiten 4 magistrados de los 11 que quedan, se paralizarán salas y secciones. Eso sería dejar al Tribunal inoperativo, y entonces sí que perdería prestigio.Yo también estoy decepcionado por el hecho de que esta vez tampoco hayan sacado la sentencia. Pero creo que no se los puede acusar de inflexibles, puesto que ya van cinco borradores, y las posiciones tienen que haber cambiado por fuerza. Y me parece bien que en un asunto así se tomen su tiempo y decidan en conciencia tras debates profundos.

¿Tan difícil es entender que, cuando se ha acabado un mandato de lo que sea, quiere decir que hay que renovar esos puestos? Por que esto lo entiende todo el mundo, menos a los que se recurre cuando algo de esto se incumple en el mundo "civil": LOS JUECES. ¿No les dará ni un poquito de vergüenza a los miembros "caducados"?.Quizá habría que arbitrar un procedimiento en el que la renovación fuera automática si, transcurrido un periodo (un mes, tres) no hay acuerdo, por escalafón o algo parecido. Aunque parezca una barbaridad, ¿creen que sería peor que la viciada situación actual? Y a pesar de todo esto, sigo creyendo en la JUSTICIA

Esto es elemental Watson; el respeto no se demanda, se gana. Y nuestros jueces llevan muchos años perdiendose el respeto a si mismos, . ¿Por que hemos de ser nosotros quien se lo devolvamos ahora'?. Primero han de recuperarlo ellos. El victimismo entre llorica y amenazante de los altos tribunales, señala, su incapacidad para ganarse ese respeto

Lukács, Erick, no puedo menos que agradeceros vuestros mensajes, pues si algo me dicen, es que no me expliqué.Y si algo constatan es eso que no conseguí explicar.De culpas, penitencias, purgas y pecados sois vosotros los que habláis, no yo.Y no dejo de hablar de ellas por nada, sino porque, a la vista está, no nos llevan a nada.Calculo yo que, nada más que en internet, puede haber algo así como 737.867.435 mensajes, 20 arriba, 20 abajo, en los que unos le echan la culpa a los otros y los otros a los unos.Y entre ellos, entre unos y otros, en el colmo de la simplificación, algunos hasta concretan en echarle la culpa a solo uno.Pero el caso es eso, que lo que encontramos es cienes y cienes de mensajes en los que la consigna común es la queja, la exposición, con más arte o más exabruptos, de las culpas de otros.Yo misma, si me pongo ahora lo mismo en que andaba hace más de un año, no tendría dificultad ninguna en escribir un mensaje en el que desgranara el rosario que particularmente yo veo de culpas y culpables. Es más, me costaría menos esfuerzo intelectualy de más tipos, escribir un mensaje así que este mismo que estoy escribiendo.¿Pero qué conseguiría, que tuviéramos ahora 737.867.436 mensajes así y, sobre todo, nada nuevo?¿Y no es precisamente renovación a todos los niveles lo que necesitamos?Como decía en mi anterior mensaje, intento explicarme mejor ahora, yo prefiero, en vez de hablar de culpas, hablar de responsabilidad.Es decir, no quiero hablar de lo que se pudo hacer pero no se hizo, lo que necesitamos es hablar de lo que podemos hacer.A eso me refería con culpa y responsabilidad: que la culpa mira al pasado sin solucionar nada, sino que, a la vista está, solo trae más fricciones que nos hunden más, mientras que la responsabilidad es algo que podemos tomar ahora mismo cada uno de nosotros y ayudar a que esto remonte.Más resumido: las culpas no dan ideas nuevas, la responsabilidad sí.Por eso, lo que necesitamos, es responsabilidad.Si las alas de una mariposa pueden provocar en el otro lado del mundo un huracán, ¿qué no podremos provocar nosotros con cada uno de nuestros actos, o nuestras palabras, por insignificantes que nos parezcan, entre los mismos que tenemos cerca?Pues un poco eso es lo que quería decir.(De Zapatero disculpadme que no hable, que de verdad que a mí ya me aburre, ni veo igualmente que nos lleve a puerto alguno. Que, como todos, se encargue él de su responsabilidad. Que ciertamente es mucha la que puede tomar. No más de la que puede, pero tampoco menos.Y proporcionalmente a lo que le corresponda, digo lo mismo de la oposición.)Si con esto no me he explicado, diría que entonces ya, por responsabilidad, casi que mejor me callo. Lo diría si no fuera porque basta que diga que me callo para que a lo mejor calle un rato, sí, pero solo para tomar carrendilla [:#] ¡Y os dejo que se me va la mañana!, que ayer no tuve otra que comprar para hacer hoy 5 comidas distintas [:|] -es que soy ama de casa, y de mediana edad, es decir, de esas para quien la crisis no es nada nuevo, sino casi, ya, por vivir en ella desde siempre, entrañable compañera. Si en ello he tenido más o menos culpa yo...pues no lo sé, ni si os digo la verdad, a estas alturas ya me importa-.Taluego!

Por cierto, se acuerda usted cuando hable de aquello de que nuestro amado inepto tenia 4.600.000 problemas. Y ahora la siguiente pregunta, realmente aterradora: ¿Que le preguntaran a nuestro inepto amado zapateril en la famosa reunion "bildelbergariana"?

Siento haberla malinterpretado, Beatriz, pero suelo ser dado a entender que "reflexionar sobre lo que cada uno ha hecho mal", como decía su mensaje, equivalía a asumir las culpas. De todos modos, identificar al culpable suele ayudar a explicar el origen del problema. Si miramos al pasado, podemos rastrear la culpa hasta, por ejemplo, el establecimiento de un sistema financiero tan laxamente controlado, de lo que se deduce que ejercer mayor control sobre el sistema financiero podrá ayudar a prevenir o evitar futuros desmanes. Si miramos un poco al presente, podemos especular con que la inactividad o la actividad errónea del Gobierno no ha beneficiado a una pronta resolución del problema y que incluso ha podido exacerbarlo. Podemos apuntar con un dedo acusador al mismo tiempo que obtenemos preciosa información que nos ayude a una mejor gestión futura; y es ahí donde entra la responsabilidad: ¿qué culpa tienen en la creación y perpetuación del problema aquellos que ahora son responsables de su resolución? Vaya, que creo que tiene su importancia conocer estas cosas.A mí también me cansa hablar de Zapatero pero, para bien o para mal, la mayor resposabilidad, ésa de la que usted habla, en la solución de este entuerto la tiene él, por lo que me parece hasta cierto punto normal que la gente esté encima suya y sea objeto de crítica. (Por hacer mal o por no hacer nada en absoluto). No podemos evitar el aleteo de las mariposas pero sí predecir los huracanes; la presión al predictor para que sea eficiente, por tanto, parece bastante justificada.

Sin duda, Erick, la determinación y la acción son claves.Y a la hora de las mismas, por supuesto que tanto mejor cuanto mejor tengamos identificados no ya a los culpables, sino sobre todo los errores del sistema que los permiten a ellos serlo y con ello causar consecuencias nefatas sobre los demás.Pero cuidao, que como aquí simplifiquemos, estaremos cayendo en el mismo error.Simplificar, caca, resumiría yo como regla básica en la vida...Tanto o más consecuencias puede producir sobre la economía de todos alguien que pone una empresa para sacar dinero rápido pagando una miseria a sus contratados, que alguien de un barrio marginal que se niega a trabajar estando sano para ello y le roba a su vecino, uno que gana 700 ? al mes con el que comer él y sus hijos, la moto con la que va a trabajar. O como esos que, estando en puestos que representan a gente, ya sea porque sean políticos, liberados sindicalistas, o presidentes de asociaciones varias -siendo de la ideología que sean, que estos, si algo tienen en común es que se esconden tras la ideología que sea cuando en realidad su ideología no es más que ellos mismos-, manejan y adjudican el dinero que es de todos -y lo que no es dinero, como puedan ser puestos, o bien ayudas o accesos- como si no fuera de nadie, y pudieran darlo -o desviarlo- a su real antojo.Identificación de errores, sin duda, estoy de acuerdo contigo.Y acciones que le metan mano de lleno a esos errores, dejando las cosas claras desde al que más claro se le vea hasta el último escondío, y no por nada personal sino porque los demás no tenemos por qué pagarlo, llevan más que mucho tiempo tardando, más de acuerdo contigo todavía.Amén de todas las que, reconocidas y clasificadas, durante tanto tiempo se fueron postergando unas y agravando otras porque "todo iba bien" y mejor no meneallo.Pues eso, mirando para adelante, de ésto podíamos aprender que, cuanto más se tarda en actuar, lo que luego hay que hacer, tanto más contrario resulta ser de lo que consideramos justo.P.D. ¡Anda, que al releerlo me doy cuenta que me ha hablado usted de usted! Yo prefiero que como aquí lo que hacemos en charlar, nos tuteemos, pero como usted quiera.Un saludo [:)]

Confieso que a este culebron que estamos viviendo con el TC le faltaba el sermón de la sra Casas, ella ha puesto el broche de oro, ya no precisa nada más.Sra Casas, el respeto no se regala, SE GANA a pulso y se mantiene con las actuaciones diàrias. Todo respeto requiere antes haberlo ganado y uds... dejan mucho que desear. El hecho de mantenerse "pegados a la silla" de su cargo ya les descalifica de todo respeto. Y hacer el ridículo como ud ha hecho aun les rebaja más. Ya han tocado fondo. VAYANSE y dejen sus sillas a otros que, espremos, serán dignos de su cargo y, por ende, del respeto de los españoles.

¿Qué le ha ocurrido a la vicepresidenta, Sr Salgado, hoy en el Parlamento? Estaba hablando en el atril y se quedó callada y desconcertada.

La ley dice que el constitucional se renueve gradualmente, cada 3 años, un tercio cada vez de modo que cada miembro esté en el cargo 9 años ( en EEUU el cargo es vitalicio). ¿cuanto tiempo ha de demorarse la sustitución de un miembro para que sea considerado fraude de ley?¿quien falta el respeto al tribunal: aquel que pide que se cumpla la ley o los que la burlan demorando los nombramientos previstos en ella por interés propio? ¿los que piensan que para dignificar el tribunal sus miembros cuyos periodos de mandatos han vencido deberían dimitir como forma de moponerse a ser utilizados o los que se prestan al juego, siguiendo en funciones con rendimiento en su trabajo que cualquier empresario consideraría absolutamente inaceptable?

El respeto a una institución no está reñido con la crítica a las actuaciones que llevan a cabo las personas que encarnan dicha institución. El que opina, y así lo manifiesta, que Aznar es un bobo, o que Zapatero es un incapaz, no está poniendo en entredicho la institución democrática de la Presidencia de Gobierno de España. Simplemente está diciendo que esa institución estaría mejor encarnada por una persona que lo hiciese mejor. En mi opinión el TC tendría más legitimidad si sus miembros cesasen en el momento en que se acaban los 4 años para los que fueron designados. No me imagino que el Parlamento continuase en funciones dos años después del agotamiento de la legislatura. Aunque fuese legal muchos ciudadanos lo consideraríamos impresentable e ilegítimo, y estaríamos en nuestro derecho de decirlo así.

El Tribunal Constitucional quizás precise reformas en torno a su atribuciones y composición. La sensación de ineficacia del Constitucional creo que se basa más en el propio funcionamiento de este órgano cuya modificación exige Ley Orgánica, y no están las cosas con el consenso necesario como para ir aprobando Leyes Orgánicas por ahí, por tanto es una cuestión de falta de consenso y espíritu de colaboración que se pone de manifiesto entre otras cosas en la resolución del recurso sobre el Estatut que es de tanta importancia.Yo opino que no tenemos motivos para valorar el trabajo de la autoridad que preside el TC y no obstante las declaraciones con que solicita respeto al mismo se debe en gran parte a las manifestaciones que se están desarrollando, de importante calado político, y que ésta sí efectivamente resta prestigio al Estado de Derecho en general.Lo lamentable bajo mi punto de vista es que tenga que pedir respeto el TC, máxime cuando todos sabemos que se le ha querido pasar la patata caliente de un Estatut, amparado por el actual Presidente del Gobierno y consecuentemente por el partido socialista, y que desde su composición traza bastantes elementos que se posicionan al margen del artículado de la Constitución Española, que es la norma que el TC, haciendo una interpretación estricta, porque en Derecho Político no caben hacer interpretaciones extensivas, debe siempre salvaguardar en la expresión de todos y cada uno de sus pronunciamientos.Entonces no podemos sobreentender que el tribunal por tener errores en su funcionamiento organizativo no se encuentra legitimado para adoptar la sentencia que es el sentido mismo de su función, del mismo modo que en todo momento el prestigio del Tribunal Constitucional se medirá según el contenido de la propia sentencia.A mí me gustaba más Jiménez de Parga, igual que Carlos Dívar me parece un excelente presidente del CGPJ.Un saludo[;)]

La Sra. Presidenta del mismísimo TC no dando resoluciones sino hablando de campañas (es decir, atribuyendo una premeditación y una organización con un determinado fin), y hablando ahora y no antes (es decir, dándole con ello el valor añadido del agravio comparativo a sus declaraciones). La Sra. Presidenta del mismísimo TC hablando de intolerar.La Sra. Presidenta del mismísimo TC hablando de desproporciones. Madre del amor hermoso...en un asunto que creo yo que es el asunto que en colección de desproporciones se llevaría la palma de todos los que nos llevan rondando...desde hace desproporcionadamente tanto tiempo.En fin... esto ya es lo que me quedaba por ver, o por escuchar.Yo que hasta ahora me había posicionado, me gustarán más o menos las actuaciones, en la petición, y hasta la exigencia, de absoluto respeto a unos u otros jueces.Confieso, ya que aquí podemos hacerlo por escrito y al menos desahogarnos al menos entre los que estemos por aquí, que esto me ha pillado de sorpresa. Y en un sí es no es, pues se plantea una incluso si la Sra. Presidenta no nos acaba de encerrar en una pescadilla que se muerde la cola en la que, si opinamos, ya no respetamos al TC.No les digo más que tenido que acudir a la lógica para resolver esta disquisión opinativa que creo nos ha planteado la Sra. Casas, y como que lo que la Sra. Presidenta ha dictado no ha sido una resolución, yo creo que sí, que puedo dar esta opinión...pero me deja la Sra. en una duda, no crean.Y yo que creía desde hacía tiempo que mi umbral de perplejidad estaba ya más o menos hecho a tó.Joé, pero no.En fin...entre unos y otras, entre todo lo que se dejó de hacer y no te atrevieras a insinuar siquiera que había que hacerlo, y todas las prisas que de pronto le ha entrado a todo el mundo por salir a todo en estampida y con la brocha gorda sin dar pie con bola, una a estas alturas ya no sabe si cortarse las venas o dejárselas largas.Y lo peor no es eso, lo peor es que ni siquiera nos dan la información para poder decidir.Y la Bolsa cayendo, ¿no va a caer?

Bien Fernando, cuando te pones en plan estupendo te sales.?Si la vulneración del derecho a un juicio sin dilaciones en la resolución de los recursos contra el Estatuto de Cataluña es una falta de respeto al Tribunal Constitucional por parte de los propios magistrados.?Ignoro si a lo que te refieres es al derecho a un juicio sin dilaciones o a lo mismo pero solo referido al Estatuto de Cataluña. A lo primero me apunto, pero de lo segundo no es responsable ?solo? del TC. Alguien en su día cerró la válvula del recurso previo de inconstitucionalidad (sobre todo para leyes de este calado político, con referéndum y todo), y el resultado es una presión insoportable que en nada ha facilitado la labor de dicho TC.Pero cuando leo el siguiente párrafo me quedo ?pasmao?.?Si tenía que haber dicho lo mismo cuando se utilizó el Tribunal como campo de batalla política con una triple recusación malintencionada.?Hablas de tres recursos ?malintencionados? y me corroe la duda de a cuales te refieres. Creo, y si no es así me desmientes, que son siete los recursos interpuestos, uno de PP, otro del Defensor del Pueblo, y cinco de otras tantas CC.AA..Pero lo que me confunde es la calificación de malintencionados. Yo que creía con toda mi buena fe, que ese estatuto era un verdadero disparate jurídico, consecuencia nefasta de una irresponsabilidad en principio del Sr. Zapatero por prometer lo que no podía prometer. Que en el debate parlamentario, a pesar de su ?cepillado? no contaba ni con el acuerdo del PP ni de CiU, y que solo la testarudez del Presidente del Gobierno, renunciando a un consenso como el del Estatuto precedente, volviendo a prometer al Sr. Artur Mas lo que tampoco podía prometer, salió por la puerta pequeña del fraude y del engaño, en todo lo cual no aprecias ninguna mala intención, y sin embargo la observas, y así lo escribes, en las recusaciones.¿Qué era lo que tenía que haber hecho el PP?. Me imagino que le recomendarías ?ajo y agua?, remedios ambos de puro raigambre democrático.Decididamente Fernando, este no ha sido tu mejor día.

Al inepto ZP en el tema del estatuto se le podria aplicar aquello de:"Al freir sera el reir y al contar sera el llorar"Pobre Doña Emilia.

Rioja, creo que se refiere a las tres recusaciones que presentó el PP contra tres magistrados que el Tribunal rechazó de plano por malintencionados. No a los recursos, te has equivocado.

Por lo visto, en este país vuestro, cada vez que un político tiene un problema, normalmente causado cuando menos por su propia ineptitud, siempre sale con el rollo de que hay una conspiración en su contra. Debe ser que se les quedó lo de la conspiración judeo-masónica a la que recurría el abuelo de todos ellos.Bueno, lo del Estatut, salta a la vista que es importantísimo. Vamos, que no sé como podemos conciliar el sueño sin tener la sentencia de una cosa tan fundamental. Lo del 20% de desempleo, no tiene que preocuparnos. El mes que viene vuelve a bajar, ha asegurado el profeta de la buena nueva. A lo mejor, al mes que viene, los que se van a merendar a Grecia antes de que acabe esta semana, quizá se lo hayan merendado también a él.Y a todos nosotros detrás, claro.

Lukács, ¿con tu primera frase lo que quieres decir que a Monstesquieu, para encontrarlo, mejor lo llamamos por la ouija -o como se escriba-?Bueno, yendo al grano, que es también a donde yo quiero ir: efectivamente, el 20%.Y ahí no se llega en dos días, no. Ni por solo algunas contrariedades, no.Ni que se lo hubiera propuesto el Sr. Zapatero, adrede y todo, llegamos ahí de cualquier manera.Para llegar a un 20% de paro, para estar siempre doblando la tasa media europea, más dramáticamente cuanto mayor es ese doble, digo yo que algo tendremos que llevar haciendo mal, y todos, desde hace muchos años.Y es que a lo mejor nos va más el echar la culpa a los demás que reflexionar sobre lo que cada uno ha hecho mal.Y más importante, que si la culpa no trae nada más que frustraciones, sí que no puede reportar su pedazo de sustituta, la responsabilidad.E intentar hacer las cosas bien. Cada uno, sin mirar a los demás.O dicho de otra forma, que nos van más las "estrategias", a todos los niveles, desde el personal hasta el nacional pasando por todos los demás, incluido el laboral, y el social, que el hacer, sin darle más vueltas, las cosas como tienen que hacerse y cuando tienen que hacerse, nos gusten más en ese momento, nos vayan mejor o peor, cueste más o menos trabajo, o haya que echarle un plus de valentía, y de determinación.Solo así es como salen las cosas bien.Solo así es como no vamos echando toda nuestra irresponsabilidad en esa huchita que tal día como hoy nos da un balance que parece un número, un 20%, pero que en realidad refleja algo mucho más profundo que hemos acumulado entre todos: la bajísima productividad de la vida política nacional.Y cuando digo vida política nos incluyo a todos, incluso a los don nadie que echamos una letras en los comentarios de un blog de internet.

Perdón, fe de erratas:Donde digo "sí que no puede reportar", falta una s, habría de decir: "sí que nos puede reportar".

Montesquieu abandonó la filosofía política y se enroló en un grupo de hip-hop para tocar la batería. A eso se refería el añorado Alfonso Guerra cuando dijo que había pasado a mejor vida. Se trataba de su fallecimiento como pensador social. Ahora le va mucho mejor.Sobre el asunto del 20% y sus responsables, una vez que se te pase la fase reflexivo -penitencial, piensa en alguno de los parados que conozcas (todos conocemos a unos cuantos), y pregúntate que es lo que habrá hecho él para que lo despidiesen. Vamos a ver si te sale que la responsabilidad es de todos, o de unos pocos con nombres y apellidos.Vivimos en lo mejor. Un país con un gobierno muerto y una oposición podrida.

Claro que sí, Beatriz, la culpa es de todos. No miremos a los demás; purguemos nuestros pecados en silencio. Bajemos la cabeza, ahora que tenemos tiempo. Y quienes trabajabamos y contribuíamos mediante impuestos, como era nuestra obligación legal, al sostenimiento de un Estado que no tiene ni culpa ni responsabilidad ninguna sobre la deriva económica del mismo debemos aceptar con sumusión que nos hemos equivocado.Y que digo yo que, ya que el Estado es una estructura tan sumamente cara e ineficiente y, por lo demás, completamente inútil, ¿por qué seguir manteniéndola? ¿Por qué seguir perpetuando estos modelos tradicionales tan sumamente antieconómicos y que no benefician a nadie? ¡Está claro que debemos procurarnos la anarquía! Así el Gobierno no es criticable por lo que ha hecho o ha dejado de hacer durante estos años sino por el mero hecho de ser Gobierno. La anarquía es el único sistema en el que la vida política, realmente, nos incluye a todos. Ya que estamos mortificándonos por la pena colectiva sobre decisiones erróneas deberíamos ser coherentes con nuestro modelo de convivencia; no tiene sentido que esté yo aquí hostigándome la cerviz cuando el propio sistema político que ahora me exige la asunción de unas responsabilidades excesivas por cuestiones ajenas completamente a mí se ha procurado de evitar hasta extremos paródicos mi participación de la vida y toma de decisión públicas. Si colectivizamos la culpa, hagámoslo también con todo lo demás. ¿Qué sentido tiene un responsable político o representante ciudadano que ni representa a nadie ni se responsabiliza de nada?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e88fea02e970d

Listed below are links to weblogs that reference Ganarse el respeto:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal