Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

20 abr 2010

Zapatero tiene un problema

Por: EL PAÍS

Están en una situación dificílisima.
Pertenecen al PSC, cuyo líder, José Montilla, promueve iniciativas en Cataluña y las Cortes para forzar la renovación del Tribunal Constitucional, denunciando su ilegitimidad porque una parte de los magistrados ha acabado su mandato.
Y por otro forman parte del Grupo Socialista, cuyo líder es presidente del Gobierno y se niega a forzar esa renovación.
Están sujetos a la disciplina del grupo y deben votar en contra de Montilla. Porque Zapatero tuvo que aceptar en 2008 la presión del PP para no renovar hasta que no fallara sobre el Estatut.
De estos 25 diputados del PSC tiran dos fuerzas contrapuestas que corren el riesgo de partirles en dos y, de momento, les pone en situación difícil. Hay dos ministros del PSC (Chacón y Corbacho) y uno de ellos, además, es diputado y tendrá que decidir si vota con el líder del PSC o con el presidente del Gobierno.
El presidente de la Generalitat está presionado por los otros partidos catalanes y no puede quedarse atrás en la batalla del Estatut, si no quiere perder las elecciones en octubre. Sobre todo ante Artur Mas (CiU), libre de ataduras para presionar y echar los pies por alto.
De hecho, para dejar en situación difícil al PSC, quiere que la iniciativa parlamentaria para renovar el Tribunal, sea firmada por diputados catalanes y no por grupos.
Montilla puede construir su estrategia electoral sobre el enfrentamiento con Madrid. Y puede ser rentable electoralmente. Al menos es su última esperanza ante las palas perspectivas electorales.
Pero eso tiene contraindicaciones institucionales graves. Como que una parte importante del partido que gobierna esté deslegitimando al Tribunal Constitucional y su sentencia.
Es legítimo el debate que propone el PP sobre el recurso previo para estatutos aprobados en referéndum y el de CiU sobre la eliminación del control de constitucionalidad para estas normas, pero llegan tarde.
Zapatero tiene un problema. Le persigue el fantasma del Estatut que ya le hizo la vida imposible en la anterior legislatura, le hizo dar continuos traspiés y que no terminó de cerrar.
Y si la sentencia tumba lo sustancial del Estatuto, Zapatero tendrá dos problemas distintos: el de su partido en Cataluña y el de su partido en el resto de España.
(El PSOE ha terminado por aceptar un endurecimiento notable del Código Penal. Y hay dudas entre los expertos sobre los arrestos de fin de semana para los carteristas).

Hay 48 Comentarios

Fuss, yo ya le dije a Beatriz hace semanas que hacía tiempo que había apostatado de mi fé española, o sea, que caso de que fuese obligatorio lo de pintarse el cráneo de fucsia, yo hubiese resultado excedente de cupo. Pero vamos, si en verdad me hubiese tocado la cosa esa de defender a España, al igual que Arensivia, hubiese exigido que por lo menos me entregasen el casco reglamentario y le hubiese pintarrajeado delante lo de "nasío pa' matar". O sea que con el casco puesto hubiese resultado innecesario pintarse el cráneo.

Fuss, es difícil seguir tus razonamientos. Hablamos de ?legal? y ?legítimo? y vas tú e introduces ?lícito?, que aunque sinónimo de legítimo, contiene el matiz de justo y razonable. Y ya sabemos que deslizándose de entre sinónimos podemos desvirtuar el mensaje. Es lícito, si encuentro argumentos razonables que yo interponga una demanda. Pero esos argumentos lícitos no siempre serán legítimos. Yo puedo, y esto la vas a entender, reclamar mi derecho a que la educación de mis hijos en España se realice en Español al ser este su idioma y estar amparado dicho derecho por la propia Constitución en su artículo 3. Bien, al parecer es legal o no en virtud de ciertas leyes y ciertos ámbitos. La legalidad no está sujeta a la razón o a lo justo sino a lo legal. Aunque dicha legalidad pueda ser percibida como injusta o poco razonable. La aplicación de una ley siempre será legal y legítima aunque no siempre sea razonable. Los primeros términos son concernientes a la propia ley mientras que el último entra en el terreno de la moral pues lo analiza en función de la bondad o maldad de las cosas. Conocemos de casos se desahucios que sin dudar de su legalidad y legitimidad no son justos ni razonablesY estamos utilizando el mismo diccionario. No quiero cansaros más. Saludos.

Fuss: ¡ya te digo que has sido breve [:)] !. De hecho, has conseguido sintetizar lo que yo venía intentando decir en varios mensajes. Y sí, es tema ciertamente amplio. Precisamente, tanto lo es, que una anda en la duda de si, precisamente por amplio, es por lo que no se acomete, cuando mi impresión particular, a cada día que pasa es que es El Tema, por antonomasia. Que andamos huyéndole, entre cobardes, temerosos e incluso ignorantes de nosotros mismos y la realidad en la que estamos enmarcados quizá ya algo o bastabte descuadrados, sin saberlo, o sin tener el valor de verlo.Y es que llevamos tanto tiempo y energías perdidos en combatirse unos a otros los partidos que quizá nos hayamos olvidado de lo principal: tener la casa de todos, léase nuestro marco constitucional, en perfecto estado de mantenimiento. Y luego, claro, pasa lo que pasa, a la vista está...que quien paga el pato, es ese que ahora mismo está señalado como el que le toca el Gordo, pero gordo gordo: el Tribunal Constitucional. Ahí, cargando con el resultado todo lo que los demás hemos dejado de acometer por, quizá, faltarnos el valor y la responsabilidad de asomarnos a ver si la Constitución estaba en perfecto estado de revista e incluso, ya digo, no fuera a ser que en su elaboración no contaban con el recurso con pasteurización y resulta que llevaba fecha de caducidad, por, como tú dices, las condiciones de partida, nada que ver con las que ahora disfrutamos, ya que eran aquéllas las condiciones que se puede uno encontrar en un país cualquiera tras 40 años de dictadura, y podría por tanto estar más que caducada desde hace más años de los que a lo mejor parecen. Me incluyo yo también como ciudadana en esa responsabilidad que digo, aunque no forme parte de ningún partido ni represente a nadie más que a mí misma -y eso las veces en que tengo buen día- porque como he dicho alguna que otra vez aquí mismo, considero que los responsables últimos, lo dice la Constitución dándonos a nosotros la última palabra, en las urnas, somos nosotros, los ciudadanos. Y es precisamente por eso por lo que escribo esto....sin la brevedad que debería [:[]Lukács: Que me parto [:D] (aunque, todo hay que decirlo, yo lo que espontáneamente escribiría es "que me meo", pero bueno...como esto es un blog serio y todo eso...)J.L. Rioja: lo que es por mí, que es por la única por la que puedo hablar, a mí solo me cansan, hasta el punto incluso de que ya me son indiferentes, quienes faltan el respeto. Todos los demás, si realmente tienen algo que decir, no pueden, o al menos no deberían cansar.

J.L., yo no introduzco ?lícito?, lo hace la RAE. Y te recuerdo que has sido tú quien ha sacado las definiciones de diccionario como autoridad. ¿Ahora no te vale el diccionario de la RAE?Tú ahora planteas una distinción entre lícito y legítimo. Pero resulta que la RAE los da como sinónimos. Esa distinción es cosecha tuya. Esos matices pueden añadírsele o no. Y me parece bien que lo hagas, pero entonces no te niegues a que yo introduzca otros matices también aceptados.Así que no, no estamos usando el mismo diccionario. Yo estoy usando el de la RAE, tú estás usando otro en el cuál legal es necesariamente legítimo, y a partir del cuál decías ?legal y legítimo son términos que solamente se refieren a las leyes?. Es evidente que ese no es el diccionario de la RAE. Y sí, navegando entre sinónimos podemos ir matizando, incluso modificando el significado. Lo cuál apoya mi tesis: los textos son siempre interpretables. Todos. Así que cuando dices ?lo legal? estás diciendo ?lo que yo interpreto como legal?. Que puede ser distinto de lo que el yo interprete com legal. Que asimismo puede ser distinto de lo que el juez A interprete como legal, que a su vez puede ser distinto de lo que el juez B interprete como legal. Así que no es tan sencillo como repetir el mantra ?hay que cumplir la legalidad?, porque la legalidad puede interpretarse de muchas maneras. La aplicación de una ley siempre será legal por definición (salvo si un juez de rango superior sentencia lo contrario). Pero no siempre será legítima según el sentido que yo doy a legítimo (ya explicado), que además es un sentido cubierto por la RAE. Por ejemplo, la interpretación de la ley por un juez puede no ser justa (acepción 2), o puede no ser conforme a las leyes (acepción 3). Es decir, puede no ser legítima.Por lo tanto, decir que el TC está en situación no legítima es perfectamente acorde al diccionario de la RAE y al uso común del término. Y sin temor a que nos canses, ¿aún niegas que la constitución establezca términos para el mandato de los jueces? ¿Niegas que al no dimitir estén incumpliendo el art.159.3? ¿Aún dices que la LOTC los faculta para saltarse la constitución? ¿Es legal que un juez tenga un mandato de 20 años cuando la cosntitución dice que tienen que ser 9? ¿Es legítimo? (En razonable, justo o moral ya no entro para no liarla ).

Siguiendo con tu razonamiento, ¿pueden negarme en Cataluña el derecho que me reconoce el Artículo 3 de la Constitución al uso del Castellano en la educación de mis hijos en Cataluña?.Porque esa Constitución a la que aludes no dice nada de la obligación de conocer el catalán. ¿Niegas que al no permitirlo incumplen el artículo 3 de la Costitución? ¿Es legal que un gobierno me niegue un derecho que figura en la Constitución?.En cuestión de leyes prefiero el cilindro al embudo.

¿No os parece triste que nuestra Constitución defienda antes a las lenguas que a las personas?, ¿por qué exigir sobre la lengua -la que sea- en vez de garantizar que cualquiera que fuera la persona y cualquiera que fuera el lugar de España donde viviera, tuviera el derecho de que se le educase en su lengua materna, si ésta es cualquiera de las cuatro lenguas españolas?¿Es igualdad exigir a los alumnos de una comunidad cualquiera que sepan -y dediquen pues tiempo a ello, por muy beneficioso que sea- una lengua más que los de las del resto de España?¿Por qué garantizar los derechos las lenguas, me da igual que sea el castellano, el gallego, el esukera que el catalán?, ¿por qué no garantizar mejor el derecho a estudiar en la lengua materna?, ¿por qué cuando se habla de derechos los protagonistas del discurso son las lenguas y los territorios en vez de las personas?, ¿por qué un catalán, o un no catalán que viva en Cataluña tiene que estudiar en catalán?, ¿por qué un niño vasco en cuya casa hablen en euskera, si destinan a sus padres a Valladolid, pierde ipsofácticamente el derecho de estudiar en su lengua materna, cuando ésta es tan española como el castellano?¿Por qué?Si soy sincera, creo que es porque la Constitución tuvo 7 padres.Pero ninguna madre.Cuando curiosamente nadie somos aquí padres ni madres de los otros, sino que, paradójicamente...todos somos iguales.En teoría. Eso de que tanto sabe nuestra Constitución.

¿Y, a todo esto, que dice la letra de la ley, la Constitución de 1978, que refrendamos con nuestro voto 18 millones de ciudadanos (no, por cierto, Alianza Popular en ambas cámaras) respecto de la duración del mandato de cualquier magistrado del Tribunal Constitucional y en cuanto a los plazos de la renovación del mismo?: Del Titulo IX, "Del Tribunal Constitucional" (artículos 159 al 165, ambos inclusive).Artículo 159.159. 1. El Tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial...159.3. Los miembros del Tribunal Constitucional serán designados por un periodo de nueve años y se renovaran por terceras partes cada tres.Un servidor modestamente entiende que en cuestiones de jurisprudencia constitucional (con independencia de "presiones" de un lado o de otro, "disciplinas de voto", o pleitos legítimos de cualquier índole en el tablero de la lucha partidista que conlleva cualquier democracia parlamentaria) la cuestión esencial desde la que empezar a construír cualquier discurso, cualquier iniciativa que aspire a no ser deslegitimada, a ser inequívocamente incostetable por las partes, es el escrupuloso sometimiento a la letra de la Ley.. Y mal se empieza, si el propio Tribunal, que tiene por mandato constitucional la responsabilidad del arbitraje incontestable de las diferencias de criterio jurídico en torno a la misma, presenta ahora mismo indudables evidencias de que ni siquiera su composición es conforme a la letra de la Ley que pretende interpretar..

Querido Fernando, De nuevo vuelvo a las andadas de poder escribirte...Este post atestigua, y el problema de Zapatero lo remarca, la gran brecha que existe en la democracia de este país. Una brecha que, lejos de cerrarse, se va abriendo cada vez más. Por mucho que digan que el sistema de este país es joven, lo que debería hacerse es trabajar para que problemas como este no tuvieran lugar...Un abrazo

Las cosas indecentes que hay que hacer para TENER EL PODER !! ¿ POR QUÉ SERÁ ?

¿Solo un problema? !Buf! No sabe usted lo que me tranquiliza leer que Zapatero solo tiene un problema. Le informo que a partir del 30 de abril el señor Zapatero tendra casi 4.600.000 problemas. Y no se preocupe por Monti, al pobre solo le quedan 6 mesecitos en el cargo por mucho que hinche su pechito de hojalata de patriota catalan. Ahora esta en esa fase del victimismo tan autonomico ( que todos los presidentes autonomicos practican, no solo el catalan )y que nunca pasa de moda.[:|]

Respeto a las normas.Yo aplicaría un modelo de comportamiento Kantiano estricto. Esto es respeto a las normas cualesquiera que estas fueran. ¿porque digo esto? Porque últimamente estamos viendo que se pone en cuestión la aplicación de la Justicia por movimientos populares más o menos azuzados por medios de comunicación o líderes sociales varios.Luego está el tema de si las leyes son justas o no. Pues si no son justas lo que no debemos hacer es incumplir las normas. Habrá que pedir al poder legislativo que cambie las leyes que no nos parecen bien. Y si esa Ley que no nos parece bien es la Constitución pues habrá que cambiar la Constitución. Pero por el camino previsto para ello, sin atajos, sin estatutos inconstitucionales (en el supuesto que el de Cataluña lo sea).Desde luego, las cosas que pasan en este país, en los países desarrollados de verdad no pasan (por ejemplo, en Alemania). Por eso son países desarrollados.Pongo algunos ejemplos:Bien por Izquierda Unida por presentar en el Congreso la derogación de la Ley de Amnistía (¿de 1977?). Si no te gusta la Ley de Amnistía lo que se debe hacer es cambiarla, no saltártela.Si hay que reelegir un Tribunal Constitucional nuevo que se haga (habrá que hacer lo que dice la Ley, no estoy seguro de esto).Si el TC tiene que emitir sentencia, que lo haga (pero no 4, 6, 8 o 10 años más tarde de cuando debiera hacerlo).Si las normas de la Comunidad de Madrid dicen que cada centro elige el vestuario o los complementos que pueden llevar los alumnos, que se haga. Esto es lo que habría que hacer y no organizar una campaña mediática para forzar al centro a cambiar sus normas internas.Podría seguir pero seguro que os aburriría.Buen día a todos.

Efectivamente, Jaime, el camino para cambiar las cosas tampoco creo yo que sea manifestarse contra y cuando la aplicación de la Ley no da los resultados que queríamos o nos son menos simpáticos.El camino es mirar a la Ley en cuestión, no a una aplicación concreta, ni a unos aplicantes en concreto, ni en un momento en concreto.Como si hay que mirar, efectivamente, a la mismísima Constitución.Que a día de hoy, salta a la vista, más parece que sirve para recriminársela unos a otros que para la convivencia de todos nosotros, esa que se supone es su fin máximo.Yo lo que quiero es llamar a la reflexión sobre si a lo mejor, cegados por otras cosas, no hemos prestado hasta ahora la atención y la escucha suficiente a quienes, incluso desde un mismo principio, tenían tantas cosas que objetar a la Constitución.Así como si, quién sabe, algún día se manifestarán contra aplicaciones de Ley o contra quienes la aplican los mismos que hoy nos hacen caso omiso a quienes defendemos que la Constitución vigente no tiene precio ni nunca podremos pagar los que quienes la hicieron y lucharon por ella nos dieron, pues nos dieron nada más y nada menos que la democracia, que lo es todo, pero que, como he dicho por aquí alguna que otra vez -y en algún que otro sitio-: quizá su más loable misión sea la de habernos construido esas condiciones que nuestra Constitución más quisiera haber tenido para ella en su nacimiento: que naciera de la normalidad democrática y con una Ley vigente, legal y legítima, que rematara, a modo de extra, su legitimidad.Una Constitución que no sirviera para atar a nadie, sino que nos acogiera a todos, que fuera por tanto una Constitución de mínimos. Que más vale poco y cumplible, que mucho y enrevesado que nos tenga a todos peleándonos sobre si se cumple o no.Una Constitución, por cierto, que tracendiera culpables y que tuviera lugar reservado para las víctimas pasadas, presentes y futuras, de cualquiera que sea la violenciaPero claro, para eso hacen falta varias cosas.Para empezar que, como diga Jaime, el tema no aburra.Para seguir, que si no aburriese no fuera por que encendiera combates en vez de por que levantara ilusiones y ganas de construir.En suma: hace falta trascender partidos e...importante...que los medios de comunicación de este país estén a la altura del mismo.Que por si queda duda, personalmente creo que es altura mucho más alta que la que algunos quieren dejar ver.Al menos, así lo veo yo.P.D. Perdón por el "mitin" [:[] , pero es que hoy anda una que se sube por las paredes entre unas y otras cosas, entre las que están lo que escucha y ve. Al menos escribiendo me desahogo [:|]

Primero, rechazar que la petición de Montilla deslegitime al TC. El TC se deslegitima él solito (con la ayuda de PP y PSOE que lo controlan), empezando por incumplir los plazos sobre su renovación. Montilla pidiendo que se cumpla la ley no es precisamente lo que deslegitima el TC.El tema principal, las relaciones PSOE-PSC. Esto viene de lejos. Aunque en España no se vea (también porque no siempre los mismos interesados lo dejan claro) PSOE y PSC son dos partidos distintos y separados. Federados pero no unidos. Eso no quita que compartan muchas cosas, que muchas veces actúen al unísono. Pero no son un único partido.Eso se visualizaba mejor hace años, cuando el PSC tenía un grupo propio en el Congreso. Sí, eso tan tremendo y desestabilizador resulta que ya existía en los primeros años del Congreso. Luego vino el 23-F, la LOAPA y la llamada a la "unidad", y el PSC se integró en el grupo socialista.Ahora vuelve a haber interés en recuperar ese grupo para poder mostrar mejor que el PSC es un partido propio, con unos electores propios, y no sólo una parte del PSOE. Por el momento en el PSC creen que es mejor no hacerlo, pero ya se verá en el futuro. Nótese también que un grupo propio no implica votar distinto; lo habitual era que el grupo del PSC votara lo mismo que el del PSOE.En el caso en que nos ocupa, la situación preelectoral complica las cosas. Un preámbulo: por mucho que desde España se quiera presentar y ver la defensa del Estatut y el catalanismo como algo de minorías radicales, la realidad es que la sociedad catalana es mayoritariamente catalanista y apoya (sin entusiasmo) el Estatut. Los independentistas, de hecho, no tienen ningún interés en ese miniEstatut cepillado por Guerra, y ya votaron en contra o se abstuvieron. ERC ahora lo defiende porque fue aprobado por los catalanes, como expresión de soberanía, no por su contenido.Es cierto que en Catalunya hay un importante sector nacionalista español, que querría congelar, rebajar o incluso eliminar la autonomía de Catalunya. Pero ese sector se ve reflejado en el escaso tirón de Ciudadanos-UPD (llegó al 3%, ahora las encuestas lo dejan fuera del Parlament), en el núcleo duro del PP catalán (mayoritario pero no unánime) y en un sector del PSC. Ese sector del PSC es numéricamente difícil de evaluar, y tiene una gradación desde el españolismo militante (aunque buena parte de ese sector ya se pasó a Cs) hasta un autonomismo que ya estaría contento con el anterior Estatut pero tampoco rechaza el nuevo. Por hacer una evaluación numérica, los catalanes españolistas en mayor o menor grado quizás lleguen al 25-30% de la población. Nótese que en principio Montilla se consideraba como el líder de ese sector españolista del PSC, por contraposición al sector catalanista que representaba Maragall. Y mírenlo, ahora en España se le ve como un radical catalanista peor que Pujol. Las fronteras entre los sectores son graduales y permeables. Aparte de la confusión que hay en España entre ideología y requerientos del cargo, y de la distinta vara con que se miden las reivindicaciones catalanas comparada con las de otras comunidades (si Montilla hubiera propuesto una rebelión contra el IVA desde Madrid se hubiera pedido el envio de la División Acorazada Brunete a detenerle, seguro), que eso son otros factores.El caso es que Montilla tiene que presentarse como defensor del Estatut para no perder a una buena parte de su electorado (habitual y potencial). Es lo que Fernando identifica como "construir su estrategia electoral sobre el enfrentamiento con Madrid". Que también podría expresarse como el evitar dar una imagen de sumisión a Madrid (imagen que sí ha dado repetidamente el PP de Catalunya, cosa que tampoco le ha ayudado). Y sí, Montilla se ha enfrentado con Madrid en numerosas declaraciones públicas. Pero prácticamente sólo en declaraciones. A la hora de los hechos, los diputados del PSC han votado siempre con el PSOE, incluso cuando eso iba en contra del Estatut o de los intereses de Catalunya. Este caso quizás acabe siendo similar. Si Montilla quiere dar un golpe de efecto puede mandar que los diputados del PSC en el Congreso voten a favor de renovar el TC... sabiendo que los votos de PP y PSOE bastarán y sobrarán para rechazar esa propuesta. El PSC queda como defensor del Estatut, incluso plantando cara a Madrid, ¡incluso plantando cara al PSOE! Pero en realidad sin que esa defensa tenga ningún efecto práctico ni le cause ningún problema de verdad al PSOE.Otra cosa son los efectos de imagen que eso tendría en el PSOE. Unos efectos que en el PSOE seguro quieren evitar. Pero dado que esos efectos serían limitados y sin ninguna repercusión práctica, y que las elecciones catalanas están mucho más cercanas que las españolas, es posible que PSOE y PSC pacten ese golpe de efecto. Tras las elecciones catalanas tiempo tendrán PSC y PSOE de recomponer la imagen de unidad. En resumen, todo es hacer equilibrios por la imagen pública. Cuando el PSC vote en contra del PSOE en defensa de algo que tenga impacto en los intereses de Catalunya, que consiga algo y no sea un simple gesto, entonces podremos hablar de si hay un auténtico cambio en las relaciones entre PSC y PSOE.

Jaime, incluso aceptando tu propuesta de cumplir las normas aunque sean injustas (discutible), sigue habiendo un problema: ¿quién intepreta las normas?El caso del TC es un ejemplo evidente. ¿Qué dice la constitución? Lo que el TC diga que esta dice. La letra de la constitución puede adaptarse a casi cualquier cosa, y cuando no se adapta simplemente se ignora (véase la supresión del servicio militar obligatorio, que es evidentemente inconstitucional, y ahí está).Con la constitución en la mano, yo puedo argumentar tranquilamente que todos los artículos del Estatut recurrido son constitucionales. Y no sólo eso, sino también todo el Estatut del Parlament, previo al cepillado de Guerra. Sin problemas.Con la misma constitución en la mano me puedo cargar el Estatut enterito. No sólo el actual, sino también el anterior, que estuvo en vigor 20 años. Puedo declararlo todo él inconstitucional, sólo con interpretar adecuadamente la constitución.Nótese que eso le da poder absoluto para hacer y rehacer leyes a los 12 señores del TC (12 señores nombrados a dedo por PP y PSOE, dicho sea de paso). Con interpretar lo que quieran, ya tienen otra ley. Llegando incluso al absurdo de que reescriban el Estatut y hagan que esté en vigor una ley distinta de la que se aprobó en referéndum, algo que es jurídicamente aberrante y absolutamente antidemocrático.En resumen, que me temo que no es tan fácil como proponer el cumplimiento automático y ciego de las normas, incluso dejando de lado las injusticias que esa postura podría conllevar.

A veces criticamos a Fernando Garea porque algunos de sus comentarios tienen un tono amarillo o rosa un tanto subido. Hoy no es así. Todo lo contrario. Hay que felicitarle porque ha expresado un análisis político bastante completo. Quisiera decir un par de cosas.La primera, que el TC en su actual composición dispone de plena legitimidad, por mucho que diga Montilla. Si algunos de sus componentes hubiesen debido ser sustituidos y no lo han sido, la responsabilidad hay que atribuírsela a las instituciones que tienen que designarlos, no a ellos. Es decir el Congreso y el Senado, controlados precisamente por los partidos a los que pertenecen algunos de los actuales críticos. En tanto la sustitución no se produce, el mandato de los componentes del TC es plenamente legítimo.La segunda que me temo que Montilla se queja con la boca pequeña. La sentencia del Estatut, sea la que sea finalmente resultará restrictiva en mayor o menor medida respecto al texto aprobado inicialmente. Ese resultado no será bien percibido en Catalunya y el principal perjudicado será el PSC, dado que a estos efectos el PP allí no cuenta. O sea, que el retraso de la sentencia para después de las elecciones, de algún modo elimina un factor de perjuicio electoral para Montilla.El asunto clave de las elecciones catalanas es precisamente el soporte electoral que obtenga el PSC. Dando por descontado que CiU obtendrá una mayoría minoritaria, y que aunque sumasen suficiente el tripartito no se reeditará (lo advirtió Montilla hace días), la cuestión es con quién y como pactará CiU su gobierno. Si el PSC obtiene un resultado decoroso, el escenario catalán hasta las elecciones generales será un gobierno encabezado por CiU con apoyo parlamentario del PSC.Si luego después en las generales PSOE y CiU sumasen mayoría en Madrid, es muy probable que hubiese cambio de cromos, y el PSC entrase en el gobierno de Más, y CiU en el de ZapateroAsí pues se trata de una hipótesis en la que han de combinarse dos condiciones sucesivas, pero la primera de todas ellas es que el PSC obtenga un resultado decoroso en Catalunya. Por supuesto esa no es la única hipótesis posible, y que el resultado del PP también va a contar muchísimo. Pero con una sentencia restrictiva del TC sobre el Estatut antes de las elecciones, ese resultado del PSC sería aún más reducido. Por último, algo que no he comprendido de la exposición de Garea es cual sería exactamente el problema de Zapatero con su partido en ?el resto de España?, si el TC tumbase lo sustancial del Estatuto, que es lo que finalmente sucederá. En mi opinión, ya lo dije anteayer, creo que en buena parte del PSOE se sentirá gran alivio cuando eso suceda

Lukács, tu concepto de legitimidad es muy flexible. Un ladrón no está legitimado para robar porque la policía desista de sus funciones y le permita hacerlo. Igualmente, el TC actual no es legítimo por mucho que PP y PSOE incumplan sus funciones. El TC debería haber sido renovado, y si PP y PSOE no quieren hacerlo, los miembros del TC cuyo mandato ha finalizado podrían simplemente dimitir (esa cosa tan rara en España). Si no lo hacen es porque tienen un encargo que cumplir o porque les gusta la poltrona, no porque tengan legitimidad.Sobre el resultado de las elecciones, haya dicho Montilla lo que haya dicho (no he visto esas declaraciones), nadie descarta un tercer tripartit. Si suman, yo no me jugaría ni un euro en contra.La sociovergència que auguras (PSC+CiU), en cambio, tiene muchos más problemas. Ya la quiso ZP y ya se negó Montilla, y pasar de ser President a Vicepresident bajo Mas es un trago difícil. Para Montilla y para el PSC, que correría un grave riesgo de quedar a la sombra de CiU, de renunciar a disputarle el liderazgo de Catalunya. Si van a gobernar juntos con Mas de President, ¿porqué no votar directamente a CiU? Y se tendrían que comer todas las críticas de "nacionalistas" por un lado y sin poder hacer oposición a CiU por el otro. Mala situación. Por mucho que ZP lo desee, dudo que Montilla acepte, igual que no aceptó antes cuando era más difícil negarse.Además, CiU puede entrar igualmente en un gobierno ZP aunque el PSC esté en la oposición. Quizás tendría incluso más razones, puesto que le seviría para "domar" al PSC. Ya lo hizo Pujol con sus pactos con Felipe. El problema está en si CiU por fin se decide a entrar en un gobierno de Madrid, algo que Pujol nunca quiso hacer. Es problemático salvo si ZP hiciera grandes gestos autonomistas, y no se ve probable. Pactos de estado y similares, en cambio, los que quieras. El "peix al cove" reeditado, y las aguas vuelven a su cauce tras el paréntesis tripartito. A eso sí que yo me jugaría los cuartos.En cambio, el resultado del PP es muy poco relevante. Sólo si se diera la circunstancia de que un nuevo tripartit no fuera posible y de que sí lo fuera un gobierno CiU-PP. Y aún en ese caso, veo extremadamente improbable que Mas decidiera pactar con el PP. El PP es tóxico en Catalunya; Pujol (y Mas) lo aprendió en sus carnes tras el Majestic. Dudo que Mas cometa ese error de nuevo. Sobretodo con el PP enrocado en el recurso contra el Estatut. Si lo retirara (algo que también es extremadamente improbable; el PP sabe que el anticatalanismo le da muchos más votos en España de los que le quita en Catalunya) quizás Mas podría usar eso para apuntarse un tanto que neutralizara su alianza con el PP. Quizás, pero son circunstancias muy improbables. Y el PP no puede pactar con nadie más que con CiU (se descarta un pacto a la vasca PSC+PP, aparte de que es prácticamente imposible que puedan llegar a sumar), así que sus resultados contarán poquísimo. Sólo servirán en clave española, de perspectivas de cara a las elecciones españolas. En lo que sí podría tener impacto una sentencia restrictiva del TC previa a las elecciones es en un posible Govern CiU+ERC. Un gobierno de unidad catalanista para hacer frente a Madrid podría ser la manera de salvar los choques (algunos personales) que provocó la elección de ERC por el PSC para formar el primer tripartit. Y si ERC pierde significativamente (algo que la mayoría de encuestas pronostica) podría ser el detonante para cambiar sus pactos, al mismo tiempo que daría a CiU la seguridad para tener a ERC en el Govern sin muchas pretensiones.

Y hablando de que todos tenemos problemas, no me dirán que, aunque solo fuera un problema de imagen, no lo tiene con su tío el Sr. Jiménez Villarejo, la Sra. Ministra de Sanidad.Y es que dice el Sr. Jiménez que lo de los arrepentimientos le suena a cosa de Iglesias y todo eso.Pues no sé, no me meto. Lo que sí que sé es que eso de huir de las rectificaciones y del cambiar de opinión en base a otra cosa que los argumentos, de lo que sí que es, es de sectas. Y no sé si también de Iglesias.Se lo dice una que tiene al Humano como su máximo Dios.

Fuss, gracias por tu escrito, muy bien argumentado. En realidad suscribo prácticamente todo el análisis de posibilidades electorales en Catalunya que has realizado. Yo no pretendía ser tan extenso y tan solo me limité a una de ellas y además sin señalar sus inconvenientes, que ciertamente los tiene. Solo matizar que cuando mencionaba que el resultado del PP es importante, me refería al que pueda obtener en las generales. Ciertamente en igualdad de condiciones el PP sería la última opción de CiU para apoyarse en el Parlamento de Catalunya, pero aún así habría escenarios en que tal cosa sería posible siempre que el PP obtuviese la mayoría gubernamental en Madrid. Creo recordar que esta fue exactamente la situación en la última legislatura de Pujol.Añadir un detalle más a la posibilidad de pacto gubernamental CiU + ERC. El punto a favor es que en previsión de una sentencia restrictiva del Estatut, ese gobierno sería el más deseado por ambas partes. El punto en contra deriva del destino de los votos que vaya a perder ERC en las elecciones catalanas. Si esos votos van a la abstención, malo, pero si van a CiU, la posibilidad de ese pacto se incrementa mucho, por las razones que tú mismo has expresado.En lo que no estoy de acuerdo es en el primer párrafo. Los ladrones carecen de legitimidad, no porque eventualmente la policía no los persiga, sino porque existe un artículo en el código penal que impide y castiga el robo. Sin embargo, no existe ninguna norma que obligue a que los magistrados del TC tengan que cesar si previamente no son sustituidos por quienes tienen la potestad constitucional de designarlos. Por tanto, mi concepto no es flexible como dices, sino por el contrario, muy estricto. Al no haber norma en contra, la legitimidad es plena. Cuando dices que ?El TC se deslegitima él solito ? empezando por incumplir los plazos sobre su renovación? te equivocas ya que la renovación no depende del TC ni de sus miembros, sino de instituciones ajenas. Se llega al extremo de que el actual TC carece de uno de sus miembros al haber fallecido (no cabe mayor extinción de mandato), pero incluso la sustitución de esa vacante está bloqueada, al no depender del TC sino de PP+PSOE, ya que los pactos de renovación no se realizan caso por caso, sino en bloque.

No quiero entrar en el debate sobre las estrategias de las diferentes fuerzas políticas en las próximas elecciones de Cataluña, tiempo habrá para ello.En el post anterior, cuando el Sr. Garea calificaba de ?okupas? a los Magistrados del TC, yo expresaba mi punto de vista de que más bien eran ?rehenes? de la clase política.Leo y oigo con mucha frecuencia en estos días comentarios sobre una supuesta ?ilegalidad? de dichos Magistrados, no solo de ciudadanos, sino de políticos y de diferentes cargos de las diferentes administraciones. Se ha abierto la caza y todo el mundo dispara, y muchos, lo hacen con bala.La legalidad solo se sustenta en las leyes y no en las opiniones. Bien, las funciones atribuidas al Tribunal Constitucional por la Constitución se desarrollan en la ley orgánica reguladora de la institución de acuerdo con el mandato de su artículo 165.Dicha ley (LOTC), respecto a la polémica aquí debatida es bastante clara:Artículo diecisiete 2. Los Magistrados del Tribunal Constitucional continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que hayan tomado posesión quienes hubieren de sucederles.Por supuesto que casi todos los debates son lícitos, pero cuando se habla de legalidades hay que remitirse siempre a las leyes para así poder sustentar nuestras opiniones.La legalidad de los Magistrados del TC es indiscutible, la irresponsabilidad de la clase política en su renovación creo que también, pero esto último es solo una opinión.

El anterior anónimo es mío. Al parecer no había puesto el nombre.

Y hablando del Congreso...y de hoy (bueno, ayer ya, dadas las horas, antes de ir a dormir):El Sr. Zapatero no ha estado mal del todo. Vamos, de hecho, no ha estado nada mal.El Sr. Caamaño me ha gustado. No es lo suyo el combate, se le nota. Y yo que él pensaría que a mucha honra. Es un alma pura, sin dobleces. Y eso lo deja algo indefenso en ese ruedo. Pero a la postre, es lo que llega: la sinceridad. Enhorabuena pues, y me sumo al aplauso que, sentidamente creo, le han dado sus compañeros.Y me ha gustado muchísimo el señor Lasalle en su exposición inicial. Si la argumentación era de su cosecha, enhorabuena igualmente, porque si algo transluce el matiz que apuntaba (que un ciudadano normal no dispone del foro -Foro Europa-, los micrófonos y la amplificación de sus palabras de que dispone un Ministro de Fomento) es sensibilidad.Solo lamentar, eso sí, que haya tenido que ser "contra" el Ministro que, lo confieso, es, desde bastante antes de ser Ministro, mi debilidad.Buenas noches. Porque la Bolsa habrá bajado una barbaridad, pero algo me dice que entre ellos, entre quienes democráticamente más corresponde, se anda moviendo algo. Por fin.

Y esto del Estatut y su sentencia, ¿de verdad nos va a resolver a la gente nuestros problemas? (se da el caso de que servidora es andaluza, por contextualizar algo más mi mensaje).Luego se quejan los políticos de la cada vez más acuciante brecha.Y los medios de que su futuro es incierto.En fin...P.D. Decía Fuss algo en la entrada anterior que me permito copiar y suscribir:Las declaraciones de PP y PSOE son muy claras respecto a la politización del TC. No se puede renovar el TC "a mitad del partido". ¿Qué partido? El TC tiene numerosos casos pendientes, siempre estará "a mitad" de varios. Sea renovado cuando sea, tendrá algún caso pendiente. Pero no, lo que importa es no cambiarlo a mitad de la sentencia del Estatut. "El partido" es el Estatut, todo lo demás en el TC es secundario. PP y PSOE han dejado claro que están jugando una batalla política en el TC y que harán todo lo que esté en sus manos para ganarla. Puro politiqueo, demostrando que el TC no es un tribunal sino un miniparlamento controlado por los dos grandes partidos nacionalistas españoles. Buenas noches a todos. Cuando estén por la labor de preocuparse de verdad de nosotros y de nuestros problemas diarios, que alguien dé aviso por favor.Hasta entonces, que disfruten ustedes del partido.Y que gane el mejor.Que lo de ganar todos, ya va quedando meridianamente claro: va a ser que no.

El Tribunal Constitucional se deslegitima solo, como casi toda la justicia de este país (i.e., Garzón). No necesita para nada la ayuda de Montilla.Poco queda ya en este país que no esté cubierto por mierda de la peor calidad.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01538f0b69fa970b

Listed below are links to weblogs that reference Zapatero tiene un problema:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal