Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

13 abr 2011

Rubalcaba, presidente (en funciones)

Por: Fernando Garea

Rubalcaba
Ausente Zapatero por su viaje a Asia, Rubalcaba ha liderado al Gobierno frente al PP, como presidente en funciones. Ha tomado el mando en el pleno del Congreso. Tampoco estaba Mariano Rajoy que tiene la costumbre de no asistir nunca al Pleno si él no tiene que intervenir, a menos que haya alguna votación delicada, a la que acude con el tiempo justo de apretar el botón, sin asistir como espectador a ningún debate.

Los populares habían decidido darle un respiro del “caso Faisán” y hacerle solo una pregunta sobre economía y el vicepresidente ha liderado a los socialistas con una estrategia de ataque, más que de pura defensa.

El presidente del Gobierno en funciones ha asumido el mando para cargar contra el PP por estar a punto de provocar una intervención de la economía española como la de Portugal, al haber votado en contra del plan de ajuste exigido por la Unión Europea. “Si por el PP fuera, España estaría como Portugal”, es el nuevo eslogan del Gobierno, utilizado por Rubalcaba.

A la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se le han acabado los días felices en los que triunfaba frente a Teresa Fernández de la Vega cada miércoles.

La estrategia de ataque para defenderse del PP la han mantenido también Elena Salgado y, sobre todo, Manuel Chaves. Éste último es objetivo preferente del PP en su afán por embarrar el terreno y aprovecharse de la impresión de descomposición del PSOE andaluz.

Palabras como “Canalla, mentira o difamación” han ido de parte a parte del Hemiciclo, con el vicepresidente tercero en el centro de todas las miradas, con el sonido de fondo de los diputados más hooligans gritando desde sus escaños.

Aparentemente el “caso Faisán” se desvanece a la espera de nuevas noticias, porque el PP le ha preguntado al ministro de Justicia sobre el asunto, pero con el escaso de acierto de formular la pregunta sobre una decisión judicial concreta sobre la que, obviamente, el Gobierno no ha tenido arte ni parte.

Y un jueves más, los diputados no vendrán, porque no hay pleno. Se ha concentrado en una sesión todo el orden del día y en los últimos dos meses, sólo ha habido pleno un jueves. Es día de trolleys y maletas en los pasillos, a la espera de precipitarse a los trenes de altas velocidad y los aviones. Eso sí, en clase preferente.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal