Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

02 may 2011

¿Elecciones anticipadas?

Por: Fernando Garea

Pnv

¿La amenaza del PNV de romper con el Gobierno por la sentencia de Bildu es sólo un movimiento táctico o tendrá consecuencias? ¿Es una rabieta, una representación teatral o puede acabar con Zapatero?


a. - Si es sólo un movimiento táctico, hay que interpretarlo como un intento por llegar a las elecciones municipales y forales del 22 de mayo con autonomía y al margen del PSE. De esa forma, los nacionalistas vascos podrían también presentarse a las elecciones del 22-M con una posición propia y buscar los votos independentistas que hubieran ido a EA y a otras formaciones que se han vinculado a Bildu. El PNV, fuera del Gobierno vasco, se juega parte de su futuro en los ayuntamientos y las diputaciones forales. Para llevar a cabo esta estrategia, el PNV tiene que radicalizar su malestar por la sentencia, haciendo pagar al Gobierno la factura de la decisión judicial.

b.- Si tiene consecuencias más allá del 22-M puede poner en un aprieto a Zapatero y recuperar la hipótesis de las elecciones generales anticipadas en otoño.Hace poco, en una ejecutiva del PNV se estudió esta posibilidad y se analizaron los pros y los contras. La opinión mayoritaria fue que les convendría dejar caer al Gobierno en otoño porque así no habría tiempo de que Zapatero cumpliera los compromisos adquiridos para que el PNV apoyara los Presupuestos. De esa forma, el PNV tendría parte de su campaña de las generales hecha con dos argumentos: el victimismo por el incumplimiento por parte del Gobierno y la distancia con Patxi López, su adversario político último.

Frenaría esas elecciones anticipadas la insistencia del PP en pedirlas, porque Zapatero no puede concederle esa baza a Rajoy. Los populares confían en que si logran una victoria rotunda el 22-M y el PSOE pierde Sevilla, Madrid, Barcelona y Castilla-La Mancha, Zapatero no tendrá más remedio que disolver en otoño, porque quedará en una situación insostenible.

El gesto del PNV, en todo caso, demuestra que Zapatero, en su precariedad, está entre la espada de la presión del PP para que se pida la ilegalización de estas candidaturas y la del PNV para que se abra la puerta a quienes empiezan a distanciarse lentamente de ETA. Ya ya ha empezado la presión sobre el Tribunal Constitucional.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal