Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

03 feb 2012

De la brillantez a la atonía

Por: EL PAÍS

El Gobierno del PP aprobaba la limitación de sueldos de los banqueros, mientras Zapatero subía a la tribuna del congreso del PSOE para oficializar su despedida efectiva de la política y para reivindicar su gestión al frente del partido y del Gobierno. Para explicar, sobre todo, los recortes que aprobó siendo presidente y cómo tuvo que romper y enterrar su proyecto político en el final de su segunda legislatura.

Reunidos todos en Sevilla, tan lejos del poder, deberían reflexionar los delegados sobre las razones por las que renunciaron a banderas como la de limitar el sueldo de los banqueros y que haya tenido que ser el PP el que lo haga. También sobre el hecho de que ninguno levantara la voz entonces, aunque ahora muchos pongan distancia de Zapatero y pidan giros a la izquierda.

“No estamos tan mal”, dijo Zapatero cuando subió al estrado del congreso del PSOE en el que salió elegido secretario general. Tenía razón, porque el tiempo ha demostrado que sí era posible estar muchísimo peor de lo que estaba el partido tras la derrota de Joaquín Almunia.

Es cierto que él llevó el PSOE al Gobierno, pero también lo es que deja el partido en una situación peor incluso de lo que estaba cuando llegó: sin poder estatal, ni autonómico, ni municipal.

Esa es la herencia que asumirá hoy el que gane en la votación entre Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba. El zapaterismo, si quedaba algo de él tras el 20-N, ya está enterrado y oficialmente terminado. Zapatero será desde la próxima semana miembro del Consejo de Estado, sin cargo orgánico alguno. Paradójicamente, su entierro lo presiden dos aspirantes a sucederle, que han colaborado en primera línea con él, pero que ahora necesitan coger un camino distinto.

Su mandato al frente del partido lo empezó Zapatero con uno de los mejores y más vibrantes discursos que se recuerdan en la historia constitucional y lo termina con un texto plano y aburrido de reivindicación personal. Solo él defiende el zapaterismo y algunos de los que le aplaudían pensaban que lo mejor del discurso de su ya ex líder es que es el de despedida. De aquella brillantez que deslumbró a la atonía y el desgaste de ahora. De aquella "happy pandy" que le acompañaba al proyecto acabado de ahora.

Hoy será el día de Chacón y de Rubalcaba. Queda la duda de si la frase de la candidata comparándose con Messi y equiparando a su rival con el leñero Pepe que captó un micrófono abierto forma parte de lo que le atribuyen sus adversarios: puro marketing sobreactuado y estudiado. O si responde a la realidad de las maniobras en la oscuridad que el estereotipo atribuye a Rubalcaba.

“Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, se llamaba la película de Agustín Díaz Yanes, que sirve para el Zapatero de hoy. Y “Los Otros”, la película de los que se creen vivos, pero en realidad están muertos, puede ser la de Griñán, el presidente del 38 congreso, en trance de intentar mantener Andalucía, de la misma forma que Asterix peleaba por conservar la aldea gala de las acometidas de los romanos.

La vida de los partidos está tan sometida al escrutinio como que la democracia interna es tachada de pelea cainita y batalla campal. Pero, con todas las limitaciones que se quieran, los delegados del PSOE votarán hoy libremente a su nuevo secretario general. Algo impensable en el PP.

Hoy empieza la etapa de Rubalcaba, con la impresión de que puede ser la transición hacia un candidato para las próximas generales que no sea él (¿Patxi López?), para afianzar el poder orgánico. O la de Chacón que pretende ser el lanzamiento personal hacia las urnas, tras una larga y difícil travesía en el desierto.

Hay 34 Comentarios

Después de leer los comentarios me parece que se ha dicho casi todo. Subrayaría del post este párrafo: "Paradójicamente, su entierro lo presiden dos aspirantes a sucederle, que han colaborado en primera línea con él, pero que ahora necesitan coger un camino distinto". Me parece excelente.
No estoy de acuerdo, sin embargo en la alusión a Almunia. En mi opinión el partido comenzó a descomponerse con la derrota de Borrell. Porque F. González ya pecó de corrupto. Quizás dedujo que la reforma del mercado español (oligopolista) estaba perdida dada la complacencia y la estupidez con la que hemos amparado la mala educación recibida (me refiero a las generaciones de españoles posteriores a los nacidos en los 55, quienes se erigieron en representantes del "mayo del 68" y que se comportan como reaccionarios y tiránicos ante cualquier intento de que se les saque de su sillón). No se luchó por democratizar el mercado cuando debimos de hacerlo. Pero él siguió el camino de quienes nos querían muchos, pero bajitos. Por lo tanto, el paro es endémico y aumenta con las crisis.
Lo peor ,entiendo, ha sido el haber vendido cotas de mercado a compañías extranjeras que operan en nuestro país maltratando a los cosumidores. También el hecho de malversar fondos subvencionados cuyo destino era la creación de empleo (cito los 2 billones de euros del plan equal). Les debe de producir a ciertos varones alguna alergia interna que se transforma en ira el hecho de que se considere a la mujer desde Europa, como el agente empresarial, económico y social necesario para la reforma laboral.
Sin embargo, no se puede culpar a Zapatero de estar a favor. De ser un machista reaccionario. Porque no lo es. Tampoco de querer destrozar los servicios sociales. Pese a todo, y pese a oponerse, se socavaron durante su mandato. La única explicación que se me ocurre es que la victoria de aquellas elecciones estuviese preparada. Así como el mantener a un partido en el gobierno, internamente debilitado, durante tanto tiempo. Sería la táctica necesaria para lograr su estrategia: debilitar a la ciudadanía, la fortaleza del país. Es cierto que para lograr un ataque de esta magnitud hace falta tener aliados también en el propio país. Los nacionalismos periféricos contribuyeron al resto.
En mi opinión, el grave error del gobierno anterior fue el hacerlo explícito y refrendarlo en el Congreso. Lo que yo no puedo obviar, ni justificar en ningún grado, es el hecho de pactar los presupuestos generales del Estado español con quienes representan políticamente a la derecha extrema y más aún teniendo en cuenta que, por naturaleza, no se consideran españoles.
Opino que el fin no justifica los medios. Pero esa no es la cuestión La pregunta es: ¿Cuál era el fin: la supervivencia de algunos?
No se merece Zapatero la alusión a tan buena película: "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" . Nos la merecemos las que hemos nacido mujer y hemos luchado por lo que era nuestro frente a los contrapoderes fácticos. Dejo constancia de que se ha ejercido la tortura .

http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com/2011/12/por-unas-izquierdas-que-no-nos.html

En mi opinión, Carme Chacón es persistir en el error de la última etapa del PSOE. No basta con tener militantes entusiastas y alegres, encantados de conocerse a sí mismos, expertos en técnicas de marketing, en soltar frases para la televisión y en producir imágenes publicitarias.


Hace falta que el Partido sea liderado por personas que tengan convicciones, sí, pero también preparación intelectual y capacidad política para convertir esas convicciones en políticas transformadoras sólidas y eficaces.


La generación de Felipe gobernó 14 años. Hizo cosas mejores y peores. Pero con ella el PSOE no dejó de ser nunca la referencia única de la izquierda española. Básicamente porque en esos años el PSOE sí constituía una opción política transformadora que los votantes percibían como útil. Aquellos gobiernos lograron la sumisión del poder militar al civil, la entrada en Europa, la universalización del estado del bienestar... Por eso ganaba elección tras elección.


Por eso y porque tenía un discurso nacional español. Sí: nacional y español.


Sobre la cuestión territorial siempre me ha surgido una duda. ¿No es lógico pensar que un partido de izquierda, que cree en el Estado como elemento redistribuidor de la renta y la riqueza tiene que apostar por unas instituciones centrales vigorosas y capaces de gestionar esa redistribución?. No entiendo la deriva confederalista de estos últimos años. Además, muchos de los problemas de la España de hoy (despilfarro en las CCAA y Ayuntamientos) se habrían mitigado si el Estado hubiera dispuesto de más capacidad de intervención. Sí, eso que ahora nos exige Bruselas.


El problema actual del PSOE es, a mi juicio, que buena parte de sus potenciales votantes se preguntan para qué sirve votarle. Y ello porque se ha alejado mucho de lo que su electorado considera que debe ser el PSOE: un partido español, con un discurso vertebrador. Y un partido de centro-izquierda, sensato, dirigido por políticos capaces, un partido de mayorías y verdaderamente transformador.


ZP ha hecho cosas bien, desde luego, pero también se ha dejado en el tintero muchas reformas: la reforma fiscal; la reforma del sistema productivo; la reforma administrativa (para someter más intensamente las Administraciones Públicas, todas, a los principios de legalidad y estabilidad presupuestaria...); su política exterior ha sido inconsistente, su política económica, errática...


El problema no es lo que ZP hizo a partir de mayo de 2010 (tal vez no había otro remedio), el problema es que las cosas habrían sido de otro modo si en la primera se hubieran acometido -con coraje y criterio- las políticas que el pais necesitaba, en lugar de haber navegado al calor de la bonanza económica.


Creo que con la crisis internacional, el PSOE habría perdido las elecciones de todos modos. Pero el 20-N no fue una derrota sin más (eso fue la de 1996, por ejemplo), el 20-N fue un desastre histórico, que encamina al PSOE hacia una posición en el mapa político español semejante a la que tenía AP en los ochenta. Y eso no lo ha provocado solo la crisis sino también el hecho de que la marca PSOE ha dejado de ser creible para mucha gente de centro-izquierda como opción electoral de referencia.

Discrepo absolutamente. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar y estoy segura de que con Zapatero pasará algo muy parecido a lo que pasó con Suárez, que se fue por la puertita de atrás acusado de ser un zascandil indocumentado que sólo había tenido suerte por ser guapo y hoy una mira la magnitud de su tarea y siente, sobre todo, que el expresidente no haya conservado la salud el tiempo suficiente para poder saber como es su figura de respetada y querida; un afecto y un respeto que crece a medida que se hace más y más pequeño el que recibe el Borbón, verdadero artífice de su caída.

El discurso de Zapatero de anoche fue excelente, habló desde la emoción, admitió y asumió sus errores y llamó a sus sucesores a la unidad y a la lealtad al partido y a España. Tuvo tiempo incluso para pedirle a sus compañeros que ejerzan una oposición como laque él jamás tuvo: una oposición leal, constructiva y con sentido del estado.

Buena suerte, presidente. Tiene usted todo mi respeto

Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, señalaba en febrero de 2010 que la crisis española es de simple manual: “Comienza con la burbuja inmobiliaria. Como en otros muchos países, incluido EE UU, los precios se dispararon a partir del año 2000, lo que trajo mareas de capital”, atraídos en su codicia especulativa por la Ley 6/1998, de 13 de abril, Régimen del Suelo y Valoraciones, decretada bajo el Gobierno de Aznar. ¿Recuerdan que Francisco Álvarez Cascos (Ministro de Fomento con Aznar) se jactaba de decir que si subían los precios de las viviendas es porque los españoles pueden pagarlas? Prosigue Paul Krugman: “Esto provocó una inflación notablemente más alta respecto a la de Alemania y otros países. Cuando la burbuja estalló, dejó a España con una demanda doméstica mucho más limitada (y muy poco competitiva en la zona euro por el alza de precios y costes laborales)”.

Sigue rodando entre la izquierda la teoría disparatada de que todo el mundo tiene la culpa de la penuria actual menos el Gobierno Socialista. El partido que apoyaba a un gobierno que presumía de que "estámos en la Champions Leage" de las economías mundiales, de que habíamos superado a Italia y pronto lo haríamos con Francia , de que la legislatura pasada iba a ser la del empleo y otras fanfarronadas del mismo tenor no puede llamarse andana de una realidad económica que había asumido plenamente y en cuyo deterioro tuvieron tanta o más relevancia que la coyuntura internacional las decisiones que no se tomaron a tiempo, las que sí se tomaron y resultaron contraproducentes y aquellas otras cuya imperiosa necesidad era por todos reconocida pero que fueron postergadas una y otra vez por temor a la opinión de unas urnas inminentes. No. La crisis no habría sido la misma si en La Moncloa hubiera habido un gobierno competente que no se hubiera dejado llevar por la soberbia y la autocomplacencia. En el 2008, ya se veía que estábamos en una crisis nacional de modelo de crecimiento y el PP lo dijo claramente en campaña:
http://www.youtube.com/watch?v=mtAYFJJjsm0
Pero el PSOE no hizo caso de las advertencias: primero, negó la crisis; luego, tomó medidas erradas que la agravaron; después, inició tímidamente reformas que se necesitaban perentorias y drásticas; y, al fin, no ha hecho sino manipular las cuentas públicas para ocultar su ineptitud y convocar los comicios generales en una fecha por completo inadecuada para la elaboración de los Presupuestos que necesitaba el país.
Todas las semanas repaso los indicadores económicos que aparecen en The Economist y, de vez en cuando, me entretengo en ordenar a los países según las posiciones que ocupan para cada uno de los parámetros (PIB, Indice de Producción Industrial ,Balanza por Cuenta Corriente, etc) y extraer de esas posiciones una lista global por puestos. Pues bien, en noviembre, no sólo era España la peor con diferencia en paro sino que, frente a los quince países europeos que allí aparecen, ocupaba siempre una de las cuatro últimas posiciones en todos los parámetros. Sólo Grecia estaba y está peor. Esto supone, claro, no sólo que nosotros hayamos padecido el destino aciago de estar gobernados por el PSOE en las dos pasadas legislaturas sino que, venturosamente para las demás naciones, éstas han estado gobernadas por gestores mucho mejores que los ineptos socialistas hispanos.
De esto, claro, no dirán nada en el congreso de Sevilla.

No estoy de acuerdo en algunos planteamientos de este artículo pero reconozco que Garea hace un análisis necesario de la debacle socialista (esa amarga visión de un partido increíblemente "feliz", incapaz de ver los errores y de hacer una autocrítica seria de las razones que les ha llevado a su peor resultado en democracia y ha dejar una herencia de 5 millones de parados)). Me indignan los comentarios de los lectores que anteponen visiones políticas basadas en el talante, dialoguista y conciliador de un "honrado"presidente que hacía bandera de todo su reconocimiento en propuestas sociales progresistas mientras el país se hundía.  Los avances sociales son justos y necesarios pero eso es solo una parte de lo que es GOBERNAR. Un político no es un misionero, ni un santo, ser político es un difícil equilibrio entre capacidad de gobernar el presente de TODOS sus ciudadanos y una visión realista de futuro para su país. Para que vale tanto avance progresista si tienes al 24% de la población viviendo en la desesperación del desempleo. Para que tantos avances progresistas si no tienes dinero ni recursos para ponerlos en práctica. Ante todo la dignidad de los individuos esta en el trabajo, si les quitas este valor de su vida los conviertes en seres indefensos, supervivientes en una larga angustia que se lleva más vidas de las que creemos. Muchos de estos comentaristas parecen funcionarios públicos o de partido, gente que no vive con el miedo en el cuerpo, pero así es como vivimos la mayoría de los ciudadanos. 
SI hubo un tiempo para empezar a arreglar las cosas, si no se hizo fue por la comodidad engañosa de la riqueza fácil que se heredo de las políticas del anterior gobierno. Por que Zapatero en los cuatro primeros años no reaccionó ante la heredada burbuja inmobiliaria, cómodo en seguir montado en la inercia del desarrollo superinflacionado y en hacerse paladín de causas progresistas (causas loables pero que sin  consenso general, llega el partido que esta en la oposición y te borra casi todo lo conseguido). Estalló la burbuja inmobiliaria y reaccionó tarde y mal, aplicó parches económicos torpes, oculto la verdadera situación de la banca (la banca, una de las grandes causantes de nuestra situación y a la que Zapatero no exigió ninguna responsabilidad, solo alguna titubeante crítica para el aforo), se autoengaño, por gravísimo desconocimiento, de la capacidad del país de salir del entuerto.  
Creo que se GOBIERNA en las situaciones difíciles, y ahí es donde Zapatero resbaló, ahí es donde se ve la valía a un político, su madurez y su capacidad de estadista. Terminó haciendo lo que la Europa mercantil le exigía, posiblemente la única vía, pero sin duda una política de derechas. Quizás era pedir demasiado, pero un individuo que gobierna un país no puede ser cualquiera con buenas intenciones, tiene que ser alguien SUMAMENTE PREPARADO con un conocimiento político y económico extraordinarios (vivimos en una democracia, desgraciadamente, supeditada a la economía global y a los salvajes mercados financieros), con un perfecto conocimiento del INGLES y con capacidad para elegir un buen equipo de ministros y asesores. Cuando todo iba bien los logros eran propios, de un gobierno eficaz y cuando las cosas van mal es que viene de fuera. Una visión tan simplista e infantil dice mucho de un gobernante. Para lo bueno y para lo malo eres el responsable de un país que vive supeditado a una economía global donde hay países que les va bien y otros a los que les va muy mal, y desgraciadamente entre estos últimos estamos nosotros, por algo será.

Cualquiera de los logros conseguidos por un Gobierno desde que lo dejara Felipe González, comparado con los de Felipe González es una auténtica birria. La peña se conforma con muy poco ¿no?.

No entro en juzgar a Zapatero y su época. Es preciso que pase el tiempo y coger perspectiva. Miro ahora al Congreso y al futuro. Rubalcaba fue la dosis necesaria de felipismo y vieja guardia a incluir en el poder para que el partido no se desgarrase del todo, como ahora. También, la necesaria dosis de experiencia. Si no es zapaterismo, aún no sé lo que es Carme ni lo que representa. El Congreso se ha celebrado aprisa y corriendo, como dijo Santos Juliá y reconoce Antonio Elorza. Nada de debate, proyecto o propuestas. Si Carme no es zapaterismo - y no puede serlo, las circunstancias económicas mandan -, ¿Qué es en realidad? ¿Cuáles son las diferencias reales de proyecto? ¿Cuáles son las visiones diferenciales de la socialdemocracia a la española como para que las cosas estén tan enconadas?

Vaya columnita que se han marcado.

En mi modesta opinión el redactor de esto no ha dado ni una.

Zapatero ha hecho gala de el talante mucho más allá de ser un mero slogan.

Creo firmemente que pasará lo diametralmente opuesto a lo que esta escrito en este texto digital.. Zapatero será recordado y respetado.

Para mí basta con su talante demostrado: conciliador, tolerante, dialogante, respetuoso, etc para darme por bien servida...Gracias y encantada de haberle tenido como Presidente...gracias por ser como es: natural, honesto, transparente, buena persona...en éstos tiempos difíciles y malos para casi todo, carente de valores y principios, personas como Ud. brillan tanto que opacan y ciegan al resto, que no quiere ver ni admitir su brillo, dá igual, está claro que puso todo de su parte por hacer lo mejor posible las cosas, que no todo salió bien, así es la Vida, la otra cara de la misma moneda...
Que le vaya super bien, descanse, desconecte, relájese y si puede olvídese un rato de la políticaaaaa...a la familia!...fuerte abrazooooo

Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, señalaba en febrero de 2010 que la crisis española es de simple manual: “Comienza con la burbuja inmobiliaria. Como en otros muchos países, incluido EE UU, los precios se dispararon a partir del año 2000, lo que trajo mareas de capital”, atraídos en su codicia especulativa por la Ley 6/1998, de 13 de abril, Régimen del Suelo y Valoraciones, decretada bajo el Gobierno de Aznar. ¿Recuerdan que Francisco Álvarez Cascos (Ministro de Fomento con Aznar) se jactaba de decir que si subían los precios de las viviendas es porque los españoles pueden pagarlas? Prosigue Paul Krugman: “Esto provocó una inflación notablemente más alta respecto a la de Alemania y otros países. Cuando la burbuja estalló, dejó a España con una demanda doméstica mucho más limitada (y muy poco competitiva en la zona euro por el alza de precios y costes laborales)”.

Leña a Zapatero, Cebrián, que las decisiones sobre PRISA no se olvidan así como así. Por cierto, veo que gran cantidad de lectores de El Mundo publican comentarios en El País. ¿Será eso un buen síntoma para el periódico?
A Zapatero lo pondrá en su lugar la historia, no me cabe la menor duda, y, desde luego, no va a ser en el sitio que El País y los comentaristas de El Mundo decidan, porque no sois la mayoría sociológica de este país.
Y el PSOE no va a desaparecer de la noche a la mañana , por mucho que algunos comentaristas sueñen con ello.

Ni siquiera en el momento del adios se le puede perdonar el mucho daño que ha hecho.

Los invito a entrar en: http://noticiasrarasdelplaneta.blogspot.com
Hay entradas nuevas.

Zapatero acabará siendo, con el tiempo, uno de los presidentes más prestigiosos de la historia de la democracia. En el extranjero hace tiempo que se le tiene por un político correcto, educado y conciliador. En casa, como es lógico, ha desatado muchas iras y frustraciones, pero lo cierto es que ha sido un buen presidente en la mayoría de los casos. Incluso durante la crisis tomó las medidas precisas, como ahora se está viendo con el incompetente equipo económico del PP, sacado de universidades privadas.

Y por supuesto que estoy completamente de acuerdon la opnión de este tal Naif de abajo. Zapatero no pudo haber aplicado su desquiciada política sectaria si no hubiese recibido el apoyo, más o menos entusiasta, de un montón de malos periodistas, destacando entre ellos la mayoría de El País y este Garea en particular.

Que los delegados votan libremente??? Eso no se lo cree nadie. Es público y notorio que, hagan el paripé o no, la auténtica dictadura de hoy es la de los partidos políticos, unos y otros. Un saludo

No creo que Zapatero sea el culpable de todos los males, ha acertado en cosas y en otras no, como cualquier persona a lo largo de su vida. La realidad es que ningún gobernante ha acertado en impulsar la ciencia y la tecnología en este país, ese el el verdadero drama que tenemos y tardaremos al menos 10 - 15 años en poder cambiar el rumbo (si es que lo cambiamos alguna vez). Podemos confiar en el turismo, obra publica, construcción, negocio bancario, etc...pero nunca seremos un pais como Alemania, Suecia, Dinamarca, Austria...Este es el verdadero reto, el cual no se consigue en pocos años, claro.

Lo cierto es que fue un presidente honrado, que tuvo muchos errores y que los ha reconocido. Que también ha tenido una oposición desleal, hipócrita y cansina. No a todo. Siempre no, aunque supusiera la ruina de España. Ahora le echan la culpa de la muerte de Manolete y lo que es peor, de lo que pasa en la Comunidad Valenciana. Zapatero tuvo grandes aciertos en política social y reconocimiento de derechos. D. José María Aznar decía que nadie tenía que decirle si bebía o no, si conducía de una forma u otra. Ahora ellos (el PP) me dicen que no puedo disponer de mi cuerpo, que sólo son víctimas las suyas y me suben los impuestos, recortan la sanidad, la educación, la ley de dependencia y otras lindezas. Ahora vamos a tener una Justicia para ricos y otra para pobres, una educación para ricos y otra para pobres, una sanidad para ricos y otra para pobres, pero eso sí, habrá una sóla España.

A Zapatero no le hundió su segunda legislatura ni la crisis econónmica, ha sido su agresiva política del todo vale para expulsar de la vida política a media España (Tinell, memoria histórica, triste Estatut, sus concesiones los etarras y batasunos , su bronca con la iglesia, inmigración insultando al PP de racistas,ley de aborto innecesaria, un largo etc ...) . Triste legado para España , nos levantaremos de la crisis económica pero de la crisis de convivencia y odio tardaremos un huevo. Su único mérito haber fundado UPyD, el partido que debe a Zapatero su creación (alguien tenía que decirle basta a este pobre personaje, ya que su partido no lo hizo), el partido que probablemente entierre al Psoe. No según pase el tiempo más duro será el recuerdo de este mal Presidente.

Discrepo absolutamente con el analista.El discurso final de Rodriguez Zapatero ha sido impecable.Cualquier político al final de su carrera y de su mandato hará un resumen de su trabajo en un país de memoria frágil y muy pocos reconocerán su error como lo ha hecho él.Ha sido un gobernante coherente con sus principios,ha querido por todos los medios que el impacto de este sunami financiero no sea mortal para los más vulnerables en los primeros momentos cuando no se podía vislumbrar el alcance real de esta estafa monumental.Mantener la cohesión social.Ningún gobierno que le ha tocado esta crisis ha salido vivo de ella.Es fácil hacer leña del árbol,caído.La política es así.Pero la herida mortal siempre viene desde el propio partido no de la oposición.Ha sido un presidente valiente,ha puesto a España a la cabeza de los países más progresistas en leyes igualitarias,no es fácil lograrlo cuando se tiene como oposición a la derecha más rancia,antigua,esclesiástica de toda Europa,aún más que Irlanda.Aún con los errores ha sido un presidente ejemplar, con un estilo político conciliador y de respeto como muy pocos.Gracias señor Rodriguez Zapatero.

Sr. Garea, es usted igual de hipocrita que todos los socialistas que ahora realmente valoran nefastamente (como no podia ser de otra manera) la accion de gobierno del lider flower-power pero que mientras estuvo en el poder le defendio, aplaudio con las orejas y trago la cantidad de patranas, sectarismo y demas progre-etupideces que este hombre cometio. Con la ayuda de todos los socialitas con alguna responsabilidad y los periodistas pesebreros como usted este personaje se mantuvo en el poder casi ocho anos, cosa que no hubiera ocurrido en ningun pais maduro y civilizado. Ahora echan pestes del personaje pero fueron ustedes los que tragaron y tragaron, justificaron y justificaron. No tienen ustedes verguenza

No es justo analizar la trayectoria y actividad políticas de Zapatero haciendo una abstracción de la situación económica mundial y de los vaivenes en la eurozona, con un euro pillado por los pelos en todo momento. Conviene un rápido repaso de la acción destructiva que la crisis y sus complicadas consecuencia ha generado en Europa. No ha quedado prácticamente ningún gobierno en pie de 2008 al dia de hoy. Por mucha gentileza con que traten en este momento a Rajoy, ya me lo contarán dentro de tres meses, cuando el paro siga subiendo y no haya aportado ni una sola de sus mágicas soluciones. Tal vez vayan a buscar a Zapatero a su casa para que regrese. En Reino Unido ya echan de menos a los laboristas, y eso que Gordon Brown no hizo nada para ser amado por sus electores. No suena bien la crítica despiadada a Zapatero y menos aun el desprecio con el que se le está tratando en estos momentos. Sin extenderme mas, que lo del congreso da para mucho comentario.

Los delegados ¿qué votan? ¿personas o proyectos? ¿votan las personas y después se hacen los proyectos? Por favor, que alguien me saque de dudas...
PD. Zapatero estaría más guapo calladito, no vaya a ser que a alguno se les ocurra...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal