Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

Recomendamos

30 oct 2015

Rajoy, arrollado por la realidad

Por: Fernando Garea

La realidad ha arrollado y superado a Mariano Rajoy. Después de casi cuatro años sin hacer política y, especialmente, sin hacerla sobre Cataluña, ahora se ha puesto a ello con la espada de Damocles de la declaración del Parlamento de Cataluña. En la última recta de la legislatura el presidente del Gobierno cae en la cuenta de que han sido tres años y once meses de economía y ahora se ve obligado a un mes de política.
Después de casi cuatro años sin dialogar, sin pactar ninguna ley y sin llamar siquiera a La Moncloa a los portavoces de otros partidos, Rajoy se ha puesto a ello en una ronda maratoniana de reuniones. Y, además, ha hecho un gesto que indica que, al fin, es algo consciente de lo que ha cambiado en España mientras él se dedicaba a la prima de riesgo. Ahora ha dado carta de naturaleza y reconocimiento a las dos nuevas opciones políticas, Ciudadanos y Podemos. Ha escuchado a Albert Rivera hablar con el desparpajo de quien se valora como casi presidente. Ha visto al líder de Ciudadanos hablar con soltura en la Moncloa de lo que hará cuando sea presidente y tratarle casi como si fuera un jefe del Ejecutivo provisional en tránsito hacia la retirada tras el 20-D. Y ha recibido de Rivera, con lo que debe considerar insolencia, una propuesta de pacto de Estado para que lo estudie en los próximos días.
También la realidad ha empujado a Rajoy a recibir a quien hace poco más de un año Pedro Arriola, su principal asesor, la persona que habla al oído al presidente, Pedro Arriola, tachaba de “friki bolivariano”. Pasó ayer el trago de escuchar a Pablo Iglesias hablarle en otro idioma de "su libro" y recitarle su letanía de críticas y enmiendas políticas.
Como damnificado también ha quedado Pedro Sánchez que, después de promover la ronda con una llamada a Rajoy, se conformó con una mala foto posterior a su visita a la Moncloa, mientras que los emergentes han tenido su largo día de gloria y expectación mediática.
El presidente ha tenido que admitir implícitamente con esta ronda que hace tiempo que en el Congreso no se hace la política, aunque en las Cortes se mantenga la legitimidad de las elecciones de 2011. Que el vallado permanente del Congreso en la primera parte de la legislatura, cuando se protestaba en la calle y él no se reunía con nadie han quedado superados.
Rajoy ha resistido la presión por la corrupción o las protestas sociales, pero ha sido arrollado por Cataluña y se ha puesto ahora a ello con mucha prisa y poco cambio porque, por toda conclusión, ha repetido tras la ronda de contactos lo de “España es un gran país”. Tiene al PP, es decir, a sí mismo, enrocado en la negativa a tocar la Constitución; al PSOE con una propuesta de reforma federal; a Ciudadanos con interés por hacerse con la bandera de la defensa de la unidad de España y a Podemos con la idea de promover una revisión constitucional que incluya la posibilidad de consultas de autodeterminación. No ayudan las urgencias y estrategias del 20-D que recuerdan lo que escribió Blas de Otero: “Tarde es, amor, ya tarde y peligroso”.

Hay 15 Comentarios

Sr. Garea
Estos días deben ser duros para Vd.: decidir posicionarse entre trabajar como periodista en un periódico que defiende la libertad de prensa -siempre que no afecte a los intereses personales de su ejecutivo nº 1- o prestar público apoyo a quien desvela datos periodísticos y, por tanto, noticias a los lectores/ciudadanos.
Los que aún creemos en los Bernstein y Woodward de turno esperamos un posicionamiento público suyo. ¿Para Vd. es hora de predicar o de dar trigo?
Quizás asuma una tercera postura: HACER UN RAJOY. Al parecer no da tan mal resultado como aparentemente parece. Salu2 de GARGANTA PROFUNDA, Mr. Garea

En este momento, aun que se diga lo contrario, hay un vacío de poder político en España. ¿Era eso lo que perseguía Rajoy o únicamente quería darle más mas juego, mas relevancia, a los líderes de partidos políticos que todavía no tienen representación en el Congreso de los Diputados, como Ciudadanos y Podemos, convocándolos a la Moncloa, una vez disueltas las Cortes, para lograr un pacto cuyo contenido no se conoce?


La decisión del presidente Rajoy de disolver las Cortes y convocar elecciones en un momento histórico para España, en el que el tema de Cataluña esta calentito, puede que sea inteligente, pero me parece un enorme error. En mi opinión, conociéndose que las elecciones en Cataluña iban a producirse el 27-S lo lógico hubiera sido que el Gobierno de España hubiera convocado elecciones antes, presentado ese pacto en el Congreso de los Diputados para su debate, conocimiento público y votación, o incluso las hubiera retrasado lo máximo posible. Da la impresión, todo indica, que Rajoy quiere que sea el Estado, representado por no sé quién, Fiscalía, TC, etc., el que decida sobre el asunto de Cataluña asumiendo el Gobierno un papel menor. El Estado debe y puede actuar de forma automática contra delitos que se cometen a título individual, pero en un asunto como el de Cataluña, en el que son más de cinco los que reivindican algo, no.

Han descubierto una piedra de tamaño considerable que está viajando por el espacio y que se nos acerca de forma peligrosa a la tierra.
Un riesgo que hemos de correr por vivir encerrados en un planeta común y corriente, como son los otros planetas y satélites de nuestro entorno que vemos retratados por las sondas espaciales.
Llenos de cráteres por los impactos de bólidos como el que nos anuncian los medios de comunicación.
Esto quiere decir que no se debe perder el tiempo en acometer gestiones en política de medio pelo amarrados por los cegatos intereses de particulares que solo buscan su avío y para de contar.
Porque nunca se sabe.
Cuando nos puede caer una pedrusco del cielo en un abrir y cerrar de ojos, quedándonos calvos todo el mundo en un abrir y cerrar de ojos.
Desde la responsabilidad de conocer los fundamentos y los principios de las leyes y la justicia.
Al pie de la letra.
Resulta una enorme pérdida de tiempo el estar siempre dando vueltas como aves de presa para sacar la mejor tajada, a costa de una sociedad que solo confía en tener una buena gestión pública.
Estando el patio tan alborotado y con tantas piedrucas sueltas en el espacio exterior.

No ha sido esta una legislatura de política. Yo pienso que Mariano Rajoy se inclinó por una legislatura administrativa, una legislatura de administración de las penurias y la precariedad. Sí se ha preocupado de Cataluña, ha tenido encuentros con Artur Mas, con la misma música: "Dialogar sobre la independencia". Pienso que no había mucho que hacer, que todo se había esquinado a un solo punto sin remedio, o al menos nadie ha dado con otra solución factible que no sea el cumplimiento de la ley.

Más que arrollado por la realidad, Rajoy nos ha sido una aplanadora, una machacadora para el 80% de los ciudadanos. Alentamos la esperanza de ver desaparecer su cartel en breve.

Don Mahatma:


“Los datos que vamos conociendo en estos primeros días de 2013 apuntan a una realidad mucho menos lúgubre que la presentada por don Iñaki. La mejora de la prima de riesgo (con ser ésta importante como indicador de la confianza en la economía española y también, en sí misma, como elemento que contribuye a la distensión de las cuentas públicas) no es la única señal positiva que da nuestra economía; las exportaciones están creciendo a ritmo sostenido ; la balanza por cuenta corriente ha dejado últimamente cifras muy positivas; las multinacionales ha recolocado su producción en nuestro país gracias al atractivo de la reforma laboral y a las perspectivas de crecimiento a medio plazo; las tasas de ahorro asimismo se recuperan; los beneficios de las empresas se han estabilizado después de una prolongada caída desde 2009; se ha frenado la salida de capitales, que vuelven a reinvertir en nuestro país... Estos indicios ponen de manifiesto que la política emprendida por Rajoy ha conseguido frenar el desplome de los últimos tiempos zapateriles. Por supuesto, el futuro no está escrito y no cabe descartar que el entorno internacional empeore y ello repercuta en el sector exportador y el turismo pero, en conjunto, el saneamiento y el ajuste ya han pasado por lo peor y tanto el sector financiero como la balanza fiscal, en vías de enmienda tras la desastrosa coyuntura heredada, parecen tener el camino despejado para que se recupere el crédito y resurja la inversión pública a no mucho tardar. En cuanto a la microeconomía, los ciudadanos podrán notar la mejora porque probablemente las incertidumbres estén resueltas para 2015 y, entonces, el consumo pueda incorporarse al sostenimiento de tasas de crecimiento positivas. En definitiva, las nubes de hoy ya no son las de huracán de 2011 sino las de unos chubascos que auguran la mejoría.”


El párrafo anterior corresponde, como su referencia temporal indica a aquel tiempo, tras el primer año de gobierno del PP, en que todavía se dejaban sentir los efectos del desastre perpetrado por la izquierda y sus apoyos mediáticos hacian cuanto podían para acortar cuanto fuera posible la legislatura. Casi tres años después, cuanto apuntaban los primeros datos positivos de entonces, contra la desinformada –acaso interesadamente- opinión de algunos, hete aquí que España crece al 3,5% (el mayor ritmo en ocho años), el paro ha bajado ya por debajo de la espatosa cifra legada por el socialismo zapateril (aquella subida del 11% al 22% de paro no tiene parangón) , tanto nuestro sistema financiero como nuestro Tesoro Público han recuperado solvencia y crédito, las empresas españolas exportan como nunca antes, el endeudamiento privado ha descendido hasta hasta cifras de 2008, el público ha comenzado a descender en términos de PIB y el índice de confianza de los consumidores se halla a niveles incluso por encima de los de 2007. Y todo sin que España haya tenido que sufrir un rescate y la intervención total de sus cuentas, con los extremos de austeridad y ajuste que ello habría acarreado.


En consecuencia, Rajoy merece todos los elogios porque, aparte de afrontar con entereza una situación casi imposible, ha sostenido el rumbo frente al acoso de oposición y sindicatos, e incluso arrostrando el disgusto de sus propios partidarios. Un político del montón habría cedido a las primeras de cambio; las encuestas adversas, las huelgas, la agit-prop demagógica y aun el propio pesar del Presidente del Gobierno por haber tenido que ir por donde su programa no preveía no han desorientado a Rajoy. A algunos, desde la contrariedad por esa actitud serena y pragmática, la figura del líder del PP les parecerá simple ejemplo de dontancredismo pero a un servidor personalmente ese comportamiento de Rajoy parece verdadero cuajo de estadista. En suma, resulta que la realidad ha sido configurada, domeñada por el Presidente del Gobierno y su modo tranquilo, anticarismático de ejercer el poder.


Respecto a Cataluña, en otro post encontrará ud. la opinión de un servidor.

Rajoy fue superado por la realidad hace unos 36 meses. Desde diversos rincones, dentro y fuera del país, se le enviaron señales de que, bajo su enfoque de la economía (si había alguno), la situación le superaba. Básicamente por dos razones. Tanto por la naturaleza de la convergencia de múltiples aspectos, que le quedan. grandes incluso a los economistas más renombrados, como por el intelecto del personaje en cuestión.
Tuvo su oportunidad y no renunció a la presidencia. Todo un país, condenado a 4 años de vejación e increíble desgaste, por un casi nulo sentido de estado, una capacidad política mezquina (si acaso alguna) y, un ego sin control.
Un hombre claramente limitado.
El tiempo, dejará ver la realidad de lo que Rajoy llama "la recuperación".
Percibo, cada vez que aterrizo en el Prat, que el país, aún es la victima perfecta del enfoque de gentes como Rajoy, Sanchez y Rivera.
Aún 4 años después.
El 20 de diciembre, se verá que tanto recorrido lleva la sociedad civil, en su curva de aprendizaje.
La nueva visibilidad mediática de este nefasto "político" no incrementa en lo más mínimo su eficacia. Su leve reacción, es un detalle más efectista que efectivo. Arrollado por la realidad.
Y nosotros como ciudadanos, también arrollados por unas pocas docenas de mediocres.
¿o cuando vamos a reaccionar, mirando a los ojos nuestras limitaciones y viendo las cosas, directamente a la cara?
Aún así me parece percibir que, hasta el ciudadano más desprevenido, intuye que el país está en un momento absolutamente delicado. Sin margen para equívocos.

Aunque ya estamos acostumbrados, aburre un poco que todos los tertulianos (Carmelo Encinas por ejemplo), todos los periodistas progres (todos los gabilondos de Prisa), y por supuesto el Psoe, en todo este episodio de Cataluña dedican 10 a 1 veces más tiempo y energía a criticar a Rajoy antes que a los golpistas.

Por lo demás para mi en todo esto Rajoy hasta ahora notable alto.

Ahí va una verdad como un piano que nadie dice:

Rajoy es el mejor gobernante que hemos tenido. De lejos, lejísimos.

Blog "Pajas y obviedades - "Clamando en el desierto"
http://pajobvios.blogspot.fr/2015/10/clamando-en-el-desierto.html

Publicado por Javier.

Bochornosa y sectaria su defensa, sin argumentos, de Rajoy, artífice de la crecida nacionalista en Cataluña, consecuencia de la recogida de firmas contra un Estatuto de autonomía aprobado democraticamente por los Parlamentos Catalán y Español y refrendado por el pueblo catalán,l y por el ominoso desprecio a todas las propuestas que le hicieron desde Cataluña, negando el diálogo a A. Mas. El aprendiz de brujo, que ha dedicado la legislatura a tratar de conseguir la exculpación del PP en los procesos en que está envuelto. Ahora pretende formar un frente que solo añadirá gasolina al fuego. La profunda crisis del sistema solo se podrá solventar con diálogo, cesiones y dignidad, algo con lo que no está familiarizado Rajoy

Los que realmente han quedado arrollados por la realidad son las personas que como el autor de este blog abogaban por el dialogo para aplacar a los independentistas catalanes..Es tal el sectarismo de Fernando Garea que en una situación practica de golpe de estado contra la convivencia y la constitución sigue criticando a Rajoy , bochornoso

Si Rajoy hubiera sido superado por la realidad, Mas habría visto triunfar su órdago al Estado, Pujol tendría la garantía de un Sistema Judicial amigo, la Constitución habría sido arrumbada al rincón de las cosas inservibles y, por la vía de facto, los nacionalistas dispondrían el coto privado de la soberanía, habrían ganado el control exclusivo de la Hacienda, habrían reducido la solidaridad interregional a la mínima expresión, habrían conseguido suprimir formalmente el español en Cataluña y, para colmo, tendrían a su disposición la espada de Damocles del referendum de independencia, apto para cualquier momento en que los catalanes hubieran asimilado mayoritariamente el adoctrinamiento que ya ha llenado el paleocerebro de dos millones de catalanes con dosis tóxicas de victimismo y mitomanía; todo a cambio de que los nacionalistas permanecieran unos años más en ese guiñapo que sería entonces nuestro país, desgarrado por otros tantos conflictos territoriales como surgirían en las demás regiones españolas, deseosas de seguir el mal ejemplo del rancio nacionalismo catalán.


La firmeza demostrada por Rajoy ha parecido tardía por la simple razón de que, previamente, su actitud como gobernante se fundaba en actitudes no menos firmes pero sí más discretas, establecidas sobre la base de la proporcionalidad y la mesura. Cuando, ahora, Mas y los suyos han acabado por comprobar que el reiterado chantaje practicado durante lustros por la famiglia del 3% a la democracia española no podía ser prolongado con la impunidad de antes, cuando han visto que la Ley de todos había encontrado un defensor equilibrado pero resuelto que no podían amedrentar, es cuando ellos mismos, los nacionalistas, se han visto superados por la evidencia de que su apuesta sediciosa no les dejaba otra salida que la huída hacia delante o la derrota insoportable de su arrogancia.


Los últimos movimientos de Rajoy no se diferencian de los anteriores en otra cosa que en su visibiladad mediática. La realidad, como parece creer el Sr. Garea, no está constituida en exclusiva por la espuma de los titulares. Hablara o no con otras fuerzas políticas, saliera o no dar conferencias de prensa, el Presidente del Gobierno ha sostenido con el nacionalismo pujolista y sus adiciones de la paleoizquieda el pulso que hace tiempo el Estado debería haber trabado con las malsana ideología del soberanismo identitario en aras de la modernidad y el arrumbamiento definitivo de la la más periclitada y castiza de las Españas.

Rajoy todo lo deja al tiempo y todo, o se olvida o se "arreglará solo". Su brillantísima incapacidad tiene la capacidad de opacar muchos otros problemas de afección nacional, con la niñez, la juventud, los mayores y jubilados...es un desastre de gobernante, de partido y lo mejor que podría hacer es renunciar también a última hora, difícil, pero porqué no...ojalá...

Rajoy ha demostrado, una vez más, que es lo mismo que comparezca ante los medios o que no lo haga. Nunca dice nada de interés, ni da una solución, ni la sensación de que sepa lo que hace. Escucharle ha sido tiempo perdido.

A Rajoy la realidad le ha estallado a la cara.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal