El salto del ángel

El valor de escuchar

Por: | 28 de mayo de 2012

  Oreja_01
Se diría que no nos escuchamos. No es tan fácil hacerlo. Ni tan frecuente. Ni personal, ni social, ni políticamente. Todo parece predispuesto para desarticular la escucha y para hacer un uso interesado de lo que se habla. La forma más rudimentaria consiste en tratar de imponer la propia voz. “Me van a oír” es una caracterización apropiada de una cierta enfermedad del oído, que socialmente tanto nos invade. Muy singularmente parece afectado el oído interno, que no es sólo un laberinto, y que no deja de ser simbólico que se encuentre en un hueso que se llama temporal, lo que supone que sin él la palabra no nos llega ni nos alcanza. Saturados de vibración, el oído interno es determinante para el equilibrio, pero no siempre estamos dispuestos a vernos afectados.

Escuchar no es abrir los oídos mientras mantenemos clausuradas y a buen recaudo las decisiones, adoptadas con independencia de lo que se nos diga. No es un ejercicio misericordioso o de condescendencia para atender a quien habla, a fin de poder decir que ya se ha cumplido el requisito de hacerlo. No es una cortesía, es un elemento fundamental para el reconocimiento del otro y para que haya realmente diálogo. Es estar dispuesto a cuestionar lo que uno propone, defiende, o ya piensa. El objetivo no es poder decir que ya se ha hablado, como coartada para permanecer impasible en la propia posición.

Precipitados a apropiarnos de lo que se dice, para hacérnoslo asequible o asumible, comenzamos por reducirlo a lo que resulta soportable. Desconsideramos no pocas veces la intención o las circunstancias, hasta ignorar incluso lo propiamente dicho. Por lo visto, necesitamos aceptarlo o rechazarlo. Rigurosamente, y en líneas generales, se trata de dominarlo y de no ser alcanzados por ello. Parecería que hemos de convertirlo en un eslogan, en una consigna o en un titular, algo que sea llevadero, citable, que no nos incomode o nos obligue. El proverbio, el verso o el haiku resultan peligrosos, empeñados siempre en darnos que pensar. Y que sentir. O en producirnos un efecto que Nietzsche atribuye a los aforismos, que son como un baño de agua fría, en el que se trata de entrar y de salir con alguna celeridad. Y con algún efecto.

Tener oído es algo más que la capacidad para percibir sonidos. Comporta la posibilidad de unas ciertas dotes para la musicalidad, que no es solo oír lo que suena o nos suena, y para reiterar lo percibido. La precipitación, el miedo, la prisa y algunas urgencias no crean buenas condiciones para escuchar, para demorarse. Y, en definitiva, para comprender o para hacernos comprender. Es preciso oír para entender, pero es imprescindible escuchar para comprender.

Conminados por la necesidad, no encontramos las condiciones para tratar de hacernos cargo de algo. Como Deleuze señala, preferimos deslizarnos en una suerte de surf sobre las olas, que vérnoslas en la necesidad de nadar. La tabla lisa acaba siendo la tabla rasa y es cuestión de dejarse llevar. No negamos mérito y dificultad al hacerlo, pero la inmersión en lo que otro dice, nos dice, supone comprender que siempre que viene el otro, nos viene diciendo, y sólo diciéndonos viene. La palabra es la venida del otro y no escucharlo es clausurar su llegada. Así que si se trata de evitarlo, lo mejor es que cerremos los oídos. Y los corazones. Y a lo nuestro.

Charlat%C3%A1n

En cierto modo, educar es también enseñar a escuchar. Y escuchar conlleva asimismo aprender a callar, lo que no significa ocultar. Aunque no únicamente. Es determinante hablar y hacerlo abierto al decir del otro. Se trata de atender no solo lo que alguien dice, sino lo que le hace decir. Escuchar de verdad es tratar de hacerse cargo de las razones del otro. En realidad, se escucha deliberando, no simplemente asintiendo. De ahí que la escucha sea una acción emprendedora, no una pasiva receptividad.

Pero cuando ya parecemos sabérnoslas todas, oímos lo que ya conocemos, ignoramos lo que nos disloca y ratificamos lo que ya pensábamos, de tal modo que nuestro selectivo oído afina para asentir ante lo que no cuestiona cuanto ya parecemos saber. Muchas veces saber de oídas es tanto como no escuchar.

En una sociedad de paradojas y de perplejidades no faltan quienes se apoyan en nuestras incertidumbres razonables para proceder sin demasiados miramientos. Escucharnos y vernos dudar no es que les desconcierte, es que les resulta cómodo, ya que se desenvuelven agazapados al amparo de un murmullo incesante que aún no se formula ni se pronuncia de modo incontestable. Quienes no escuchan se amparan en nuestras vacilaciones. Pero oír sólo hasta encontrar un rótulo en el que enmarcar y clausurar la palabra ajena no es escuchar. Entonces, en lugar de deliberación hay dominio. Ante la falta de consideración, procedemos sin ton ni son y esta falta de sintonía impide que concordemos.

Incluso a veces la audiencia se resume en un modo de oír que trata de confirmar y de ratificar lo que ya sabemos. Pero esta forma de componer el oír limita el horizonte de lo que cabe escucharse y la palabra se pierde y se disuelve en los márgenes de lo que se dice. Escuchar incluso lo que uno no dice, no llega a decir, no sabe decir, no puede decir, requiere una cordialidad, una atención, un respeto y siempre un determinado silencio. Si incluso ni abrimos el espacio de lo que no parece decible, olvidaremos que lo indecible da que decir y no se reduce a lo que no oímos. Hegel insistirá en que si no se puede decir no es en realidad, pero hay demasiada sospecha de que ahí merece un repaso lo que entendemos por decir y lo que entendemos por realidad.

En todo caso, estas complicaciones no han de ocultar que, enmascarada de otras excusas, a veces simple y llanamente falta voluntad de escucha. No sea que nos alcance algo interesante, razonable o verdadero. Atreverse a pensar es también atreverse a escuchar. No nos interesa, nos incomoda y quizá nos desconcierta lo que otros puedan decir. Pero a su vez para decir en verdad es preciso un modo radical de escucha. También de lo que uno silencia de sí mismo. Y a la par de esa palabra plural, diversa, que se despliega en múltiples voces, que corre, va y viene, y busca decirnos mientras tratamos de embridarla, de domesticarla, de emplearla para que por fin diga lo que queríamos oír. Se insiste en la falta de olfato político, como una rémora para el ejercicio público. No lo es menos la falta de oído activo y permanente, la pérdida del arte, del don, del valor de la escucha.

 

 

Hay 66 Comentarios

EQUIVALENCIAS=LIMITES QUE SE NOS APRARCEN PARA TRASCENDERLAS:
http://www.youtube.com/watch?v=XQAKF8rMsG0
http://www.youtube.com/watch?v=kqXSBe-qMGo

-o te parece logico que haya inflacion en las actuales circunstances? No vivimos en sociedades de "command economy", no? Pero los precios no varian sino que suben.
En que planeta estas?

http://economia.elpais.com/economia/2012/05/29/actualidad/1338275483_935516.html
Por quE, entonces, no han caido los precios al consumo de forma generalizado? O es que estan bajando?

Publicado por: Seth Knight | 29/05/2012 12:06:19

Escuchar puede llevarte a cambiar tu propia posición, está claro...El cambio lo producen las palabras, eso lo hemos experimentado todos cuando hemos convivido con gente a la que hemos querido tanto que nos han hecho cambiar nuestra porpia realidad, escuchar es tremendamente enriquecedor pero altamente transformador y, muchos no quieren "arriesgarse" al cambio. Sin duda, de nuevo un gran tema, bien traido y muy comprensible para el que lo quiera escuchar! Gracias por su trabajo, profesor Gabilondo

Enrique Lynch


"El revanchismo "de género" es lo que ahora se airea y se difunde por innumerables medios públicos y privados y que, en un *PAÍS VERGONZANTEMENTE ÁRABE Y MISÓGINO como es España, no sólo bastardiza una cuestión -la relación entre hombres y mujeres- que es de una enorme complejidad, sino que subsidiariamente no ha hecho sino aumentar de forma alarmante la tasa anual de actos de violencia machista al lanzar a las mujeres al choque con *MACHOS IGNORANTES Y *BRUTALES, hombres que -nunca olvidemos esto- han sido gestados, amamantados, criados y formados por mujeres. *BESTIAS educadas por féminas,*BÁRBAROS que, más tarde o más temprano, caerán sobre ellas de forma implacable".
...Ni lloran ni piden perdón.
...(¿No será este revanchismo resentido lo que ven venir con temor esos *BÁRBAROS ISLÁMICOS..?).

http://elpais.com/diario/2009/11/19/opinion/1258585204_850215.html


Julieta Venegas


Me voy


http://www.youtube.com/watch?v=y8rBC6GCUjg
Por que no supiste entender a mi corazon
Lo que habia en el por que no tuviste el valor de ver quien soy
Por que no escuchas lo que esta tan cerca de ti
Solo el ruido de afuera y yo
Estoy a un lado desaparezco para ti

No voy a llorar y decir
Que no merezco esto
Por que
*ES PROBABLE QUE LO MEREZCO,
pero no lo quiero por eso me voy

Que lastima pero adios
Me despido de ti y me voy
Que lastima pero adios
Me despido de ti y me voy

Por que se que me espera algo mejor
Alguien que sepa darme amor
De ese que endulza la sal
Y hace que salga el sol
Yo pense que nunca me iria de ti
Que es amor del bueno de toda la vida
Pero hoy entendi que no hay suficiente para los dos


* perlas cultivadas (canjeables por kk)

What other meaning could something like 9/11 really have?
(for example)

-life the way you have historically understood after WWII has been "administered" to you. Are you beginning to feel what I am talking about? If you look carefully at human world history after WWII, if you look carefully at human social evolution world wide since that time, you can see it.
____________________

AND THUS, WLL BEFORE GEORGE BUSH JUNIOR, (WITH THE APPEARANCE OF MAN ON EARTH, IN FACT) THE NEED FOR "THE AGENCY OF HOMELAND SECURITY" WAS BORN TO SOOTH HIM IN HIS VITAL, EXISTENTIAL STRIFE, THE THING THEY CALL LIFE ITSELF.

MAN'S NEED FOR A REVOLVER, A GUN=POWER OVER LIFE, REALITY AND ABOVE ALL, OVER OTHERS.

RELIGION: A FORM OF CULTURAL "ESTABLISHMENT" CONTROL OF MAN'S VITALITY, OF MAN'S WILL TO TRANSCEND HIS LIMITS AS UNDERSTOOD THROUGH HIS OWN RATIONALITY.
(So with it or with out it*, you got to transcend-that is your nature, what drives you!)
______________________________
*it=religion, even spirituality itself.

IF YOU LIKE PINNACOLADAS...
Vosotros pedis limites (y hay que tenerlos, desde luego); pero tambien hay que ser conscientes de ellos y tambien desdennarlos, de alguna forma a un nivel intelectual/vital. QuE otra cosa es si no el impulso espirtitual/religioso del ser humano que se encuentra esecnialmente atrapado por su racionalidad, el saber y concocer su propia finitud que es la base de su enterna voluntad de trascenderla?

http://www.youtube.com/watch?v=XQAKF8rMsG0

http://www.youtube.com/watch?v=SZuVHQcZlNA

LOS LOROS DE TRES COLORES DISTINTOS:
El significado del Azul y el Verde se extrae de la oposicion que forman entre si: el Azul es lo que no es el Verde (y Este, por tanto, se queda en la jaula, en el barco y no vuela [pueden volar los loros como especie que seria un problema dentro de tu texto, eh Se'])
El Loro Rojo: el corazon que palpita dentro todo Loro tanto en el Azul como en el Verde. Y en el video que estoy utilizando, transmite un valor o signficado como de desamparo, el desamparo de todos nosotros, del ser humano:

http://www.youtube.com/watch?v=XQAKF8rMsG0


-pero mucho cuidado con las pipas que dicen "Novleas Historicas" que de eso no estoy hablando exactamente (y no olviden de pedir que cambien mas a menudo los periodicos viejos debajo vuestro en la jaula)

Y PARA LOROS POSDOCTORALES:
La relacion entre la historia y la literatura:
http://es.wikipedia.org/wiki/Gustave_Flaubert
http://en.wikipedia.org/wiki/Fortunata_y_Jacinta
http://www.hislibris.com/68/
y el primer capitulo de:
http://en.wikipedia.org/wiki/Ulysses_%28novel%29
(por ejemplo....)

TAMBIEN PARA COMEDORES DE PIPAS:

http://thepiratebay.se/torrent/6922347

Search Results

[PDF]
Flaubert, Gustave - Un Corazon sencillo
biblioteca.vitanet.cl/.../800/.../corazonsencillo.pdf

VALOR SIMBOLICO DEL RIO
-la vida
-tambien Dios
-y el suceder humano historico
Y siendo Loro Azul, no tienes porquE quedarte en ese barco en esas condiciones.

Y NO OLVIDEN EL LORO AZUL
Fijaos:
http://www.youtube.com/watch?v=XQAKF8rMsG0

TRES RAZONES PARA ESTAR CONTENTO/A ESTA MANNANA

1) http://elpais.com/elpais/2012/05/28/opinion/1338217712_165562.html

2) http://elpais.com/elpais/2012/05/10/opinion/1336661846_169877.html

3) http://elpais.com/elpais/2012/04/19/opinion/1334832615_430820.html

Que estamos en la BASURA DE LA PARUSIA, el llamado "fin del tiempo" (termino erroneo desde luego) pero a pesar de llevar razon que lleva D. Mario (Vargas LLosa) no es el fin del espiritu humano!
Besadme el culo, cabrones!
(Con todos los respetos)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El salto del ángel es un espacio de reflexión, de pensamiento sobre la dimensión social y política de los asuntos públicos, sobre la educación, la Universidad, la formación y la empleabilidad. Busca analizar los procesos de democratización, de internacionalización y de modernización como tarea permanente, con una actitud de convicción y de compromiso.

Sobre el autor

Angel Gabilondo

Ángel Gabilondo Pujol es Catedrático de Metafísica de la Universidad Autónoma de Madrid, de la que fue Rector. Tras ser Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, ha sido Ministro de Educación.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal