El salto del ángel

Formas de mala educación

Por: | 21 de marzo de 2014

  AlexRoweGrantWood1930TheAmericanGothic (1)

Se hace indispensable la emulación. Necesitamos referencias e incluso, en determinadas ocasiones, lo más que cabe hacer es procurar imitar. Y hay quienes ofrecen perspectivas y horizontes tan abiertos y amplios que prácticamente son permanente inspiración. Dicen y dan que decir. Pero, también en tal caso, ello requiere no limitarse a copiar. Incluso reproducir no es sin más repetir. Ciertas actitudes son contagiosas. Y muy singularmente en la cultura y en la educación. Se infiltran, se instalan, y van fraguando una suerte de naturalidad que pronto se vive como indiscutible. Puede hablarse entonces de ejemplaridad, para bien y para mal.

Al respecto, es sorprendente la manifiesta mala educación de tantos supuestamente bien educados. Incluso con modales depurados, no es difícil encontrar quienes adolecen de una inadecuada educación. No es poco ser impecable en las formas, algo cada día más de agradecer, sin embargo, llama la atención que, incluso sin que ellas se pierdan, puede esfumarse la educación por los vericuetos de las maneras. Hay quienes finamente son sencillamente maleducados. Y en lugar de vincular el respeto a la dignidad, lo identifican con la etiqueta.

No es cosa de cuestionar un comportamiento cuidado, sin duda requerible y necesario, sino de no reducir a ello la educación. Una cohorte de correctos pueden resultarnos poco atractivos y ejemplarizantes. Con modales impecables también cabe desconsiderar absolutamente la educación. Muy singularmente por quienes en determinados ámbitos la tienen como un mero instrumento para la buena reputación, es decir, un simple medio con fines derivados y externos. No solo una mera apariencia, sino la reducción de esta a la efectiva realidad. A su juicio, no se trataría tanto de ser educado cuanto de estar educado para algo. En última instancia, consistiría en un adiestramiento, a fin de responder como corresponde. Por supuesto, a lo establecido. Pero para ratificarlo.

JennisonSmithLeonardoDaVinci1514StJohnTheBaptist

Algunas formas de la llamada "mala educación" no siempre obedecen simplemente a la desconsideración, ni a la falta de aprendizaje. Ni siquiera están en todo caso configuradas. Hay ciertamente factores históricos y sociales que condicionan comportamientos, y no siempre la transgresión es, sin más, mala educación. También puede poner en cuestión estereotipos inadecuados. Sin embargo, la ignorancia obstaculiza incluso la impugnación. La mala educación empieza por ser una falta de conocimiento, incluso de información. O la improcedente relación con él.

Quienes ostentosamente se sienten afectados por el espectáculo de la mala educación, en general siempre ajena, no pocas veces encuentran dificultades para reconocer hasta qué punto la propia falta de análisis, de diagnóstico, de comprensión, son ya una muestra inequívoca de educación, al menos, insuficiente. Y todos hemos de ser críticos al respecto, para empezar, con nosotros mismos.

Ciertamente, la forma como contenido, el modo de actuar con determinado proceder y las instituciones como espacio de posibilidad requieren toda una tarea de paideia, incluso de metanoia, una auténtica conversión a la acción, algo que los clásicos latinos vinculan a un retorno hacia sí mismo (ad se convertere), como modo de cuidado de sí. Por ello, la mala educación empieza por impedir esta acción libre, tratando de imponer actuaciones, más que de propiciar acciones y su capacidad de activarlas.

Jordan Pettinger Masterpiece

La mala educación es desatención y desconsideración para con lo legado, para con lo recibido, abandonado a su suerte. Se trataría más bien, siquiera de valorarlo, de reescribirlo o de someterlo al juicio crítico, lo que no significa su mera descalificación. Al contrario, ignorarlo resultaría un tanto frívolo y poco ilustrado, hasta para la más creativa frivolidad.

La falta de sensibilidad, la desconsideración para con uno mismo o la entronización permanente de sí, el provecho propio como supremo valor, la carencia de sentido de la medida, la incapacidad no ya para lo incomprensible, sino incluso para lo inesperado, hacen de estas formas de mala educación algo poco recomendable, también por su estilo, que no es mera pose y que, en esa medida, en general es torpe y zafio, por muy presentable que pretenda serPrecisamente, el estilo no es un condimento de la acción, dado que ofrece sentido. No es un aliño, es un modo de ser y de hacer. Y ello no impide, antes al contrario, apreciar y promover el conocimiento, con convicciones, con valores, con aptitudes, con habilidades. Pero conocimiento.

La mala educación se caracteriza por un proceder ansioso e indelicado, precipitado, fascinado por la inmediatez y la mera actualidad, por identificar lo urgente con lo imperioso. Confunde así la eficacia con la prontitud y considera, erróneamente, que esta es siempre celeridad. No sabe demorarse, se aturde y ofusca por intervenir en cualquier circunstancia. Considera que, dado que no hay tiempo que perder, avasallar es el camino. O se copia o se desestima. En definitiva, ignora la mediación. Para ella, lo llamado útil o eficaz, sin más precisiones o contemplaciones, es la adopción de medidas sin pararse en otros efectos siempre colaterales. La mala educación es entonces peligrosa. Para empezar, para los demás.

No se trata de no ser resolutivo, ni exigente, ni esforzado, ni de dejar de ser capaces de incidir, de decidir. Se trata de no entender que ser ejecutivo es ejecutar cuanto obstaculiza nuestros objetivos, nuestros resultados. Para el maleducado, ser resolutivo consiste en ser resultadista. De cualquier manera.

Puestos a reivindicar la educación, la buena educación, y hemos de hacerlo, conviene, siquiera para ser creíbles, no proceder maleducadamente. Y nos corresponde a todos y a cada quien estar bien atentos. En los discursos sobre educación, en las disposiciones al respecto, y en determinados comportamientos también se ponen en evidencia otras formas que inciden en los sistemas, en los procedimientos y en los logros, y que reproducen, no siempre lo mejor ni de la mejor manera, aquello que precisamente dicen combatir.

AdamLambertDiegoVelazquez1616HeadOfYoungManInProfile

(Imágenes: Obras maestras de la pintura reproducidas fotográficamente. Alex Rowe, fotografía paralela a partir del cuadro de Grant Wood, The American Gothic, 1930; Jennison Smith, a partir del cuadro de Leonardo Da Vinci, San Juan Bautista, 1514; Jordan Pettinger, a partir del cuadro de Johannes Vermeer, La joven de la perla, 1665; Adam Lambert, a partir del cuadro de Diego Velázquez, Cabeza de hombre joven de perfil, 1616)

Hay 27 Comentarios

MIS EXPERIENCIAS VIVIDAS SON UN PELO MUERMO. Por ello, paso de narrártelas (para así evitar el cultivo de tu somnolencia, me lo agradecerás sin saberlo). Aún y así, kizás kepa resaltar la reciente ciber-publicación de PUTO LÉXICO BLASFEMO, una cachonda diccio-biblia de argot del español de Europa por mi parida y ke será tu tarjeta de acceso al puto infierno de la mugre cultural. Empobrece tu bolsillo vía la inversión de 7.40 míseros € y goza de mi sarcasmo cosechado tras haber sobrevivido 11 inacabables tacos a un campo de concentración del putopus dei, yo aviso. Pártete el culo sin putas represiones, sé feliz y echa un cable al resto de la peña a serlo. ¡EYACULO SUERTE A TUTIPLÉN, CHOF, CHOF, CHOF!

ASÍ PUTO SEA.

http://bakanaldepalabrotas.wordpress.com/2014/07/24/el-autor-te-da-la-bienllegada/


LA MALA EDUCACIÓN PSOE-IU EN ANDALUCÍA
.
…Recortes, recortes y más recortes… Ésa continúa siendo la política anticrisis desarrollada por el bipartito PSOE-IU en Andalucía, pese a la llegada de Susana Díaz al palacio de San Telmo hace ahora 7 meses. Visto el proceso “renovador” con una cierta perspectiva, de nada sirvió en su día la marcha acelerada del señor Griñán del Ejecutivo andaluz para dejar en su puesto a su acólita, la Susana. Tampoco la desaparición de algunos consejeros de la Junta implicados en el caso de los ERE fraudulentos (como Martínez Aguayo o Antonio Ávila). Y, ni mucho menos, la llegada de una nueva hornada de consejeros para resolver los grandes problemas de Andalucía. Gravísimos problemas, por cierto. Porque la comunidad andaluza continúa igual que siempre. Muy mal.
.
…Andalucía sigue siendo la región con más paro de España –más de 1 millón de personas- con una nueva subida del nº de desempleados de casi 10.000 personas, en el último mes, frente a la bajada general en el resto de España. Aparte de eso, la región sureña continúa sin políticas activas de empleo, con la sanidad colapsada y con los sueldos de los funcionarios congelados.
.
…Y todo debido a la mala gestión del bipartito IU-PSOE, forzados a entenderse a través de un gobierno artificial como única manera de pillar cacho, pues fue Javier Arenas quien ganó las últimas elecciones autonómicas. Por eso este matrimonio de conveniencia sigue siendo nefasto para Andalucía y la prueba está en que, de las 28 LEYES y 200 medidas a las que se comprometió el Bipartito, apenas se ha cumplido una décima parte. Debido a las diferencias personales y políticas entre Susana Díaz y Diego Valderas y a la impericia de IU a la hora de confeccionar algunas leyes, como la polémica ley antidesahucios (paralizada por su naturaleza anticonstitucional) o la Ley de Memorica Democrática (muy dada a la fractura social).
.
…Ahora la señora Díaz contraataca de nuevo con más recortes. Y otra vez el picotazo se lo da a la Educación pública. A lo público, que tanto ensalzan y defienden los socialistas en Madrid. Resulta que la Consejería de Educacion y Deporte de la Junta de Andalucía ha decidido recortar en 10 millones de euros el dinero destinado al funcionamiento de los institutos de Secundaria y de FP. Un dinero destinado a la calefacción, luz, agua, fotocopias, etc.
.
…Sorprende, por tanto, que una comunidad que se niega a aplicar la nueva reforma educativa por considerar que ésta atenta contra la calidad de la Enseñanza, sea capaz ahora de quitarle a los institutos andaluces esos 10 millones de euros para sus gastos contables de suministro y mantenimiento. Supune además de una gran hipocresía, una falta de sensibilidad y de escrúpulos, ya que esos 10 millones suponen una miseria de dinero, frente a los 30.000 millones que la Junta recibe de las transferencias.
.
… A este drama se une el despido, en 2013, de más de 4.500 profesores interinos, que aún siguen en la calle. Lo que está dejando 2 semanas sin clase a los alumnos por la baja por enfermedad de un profesor. Pero ésa es de nuevo la política de recortes del Bipartito y de la señora Díaz con los ciudadanos andaluces. De recortes, cinismo y mala Educación.

Hoy con la mejor de las educaciones posibles todos reconocemos la figura del Presidente Suárez, unidos y desde la memoria.
Recupero este blog del Profesor Gabilondo que me parece oportuno para expresar lo que siento.

http://blogs.elpais.com/el-salto-del-angel/2012/09/seres-horizonte.html

Efectivamente el texto le dice a cada uno lo que puede escuchar (todos podemos tener un mal del oído interno), sin duda algunos se sienten concernidos por pura necesidad. Se debe rebuscar mucho, casi en el subconsciente del lector -en este caso la lectora- para localizar en esta lectura algo contra los estudiantes.

No entiendo porqué interpreta esto una estudiante de la UAM, yo no encuentro en el texto referencia alguna a los estudiantes ni contra los estudiantes.
Precisamente el post de hoy deja claro que hay manifestaciones de mala educación hasta en personas supuestamente bien educadas aquellos que aún estando etiquetados como bien educados se comportan sin dignidad.
No deja de sorprenderme lo abierto que puede estar un texto, indudablemente cada lector lo hace suyo y lo convierte en lo que necesita.

Vaya, parece que a nuestro profesor le molesta la vehemencia de algunos representantes de estudiantes en las reuniones de departamento. Con todo el respeto intelectual que te tengo, ahora mismo estoy leyendo "La vuelta del Otro", no puedo creer que escribas así sobre nosotros, tus estudiantes.

Una estudiante que te admira, aunque algunas veces consigas desquiciarla.

Si la educación en este país ha sido siempre de pena, ahora con los recortes, no puedo ni pensar a donde vamos...Porque antes podía servir para algo, pero ahora con robar y echarle la culpa a una crisis...

Hoy ha habido una manifestación por el derecho a la vida en el centro de Madrid. Si en la manifestación izquierdista de ayer -hermoseada con el abuso del eslogan "por la dignidad"- hubo cuarenta mil personas, en ésta de hoy tal vez se doblara esa cifra; si ayer hubo doscientas organizaciones presentes, hoy hubo quinientas. Entre tanta gente - que con toda seguridad será tildada despectivamente como “facha” o, por lo menos, de extrema derecha, cuando no con epítetos aun peores, por cuantos se dicen “progresistas”- no se oyó ni un insulto, nadie acosó a ningún transeunte, nadie dañó el mobiliario urbano o las propiedades particulares de los madrileños, nadie agredió a la policía, que tuvo una tarde por demás plácida… y, al cabo, fue reivindicado un mensaje pleno de sentido humanista: “sí a la vida”. En fin, todo un ejemplo de civismo y de democracia. No es la primera vez ni será la última en que las fuerzas de izquierda reciban una lección de la por ellas tan denostada “caverna”, en realidad un modelo eclarecido de compromiso comunitario y de respeto a la convivencia en libertad. Lo cierto es que cuanto ayer hubo de demagogia arcaica y de ceguera política, hoy podía ser comparado, en sus formas y actitudes, con la verdadera expresión de las ideas de moderación y racionalidad, completamente acordes con el deseo de promover el generalizado derecho a la vida frente a la retrógrada arbitrariedad del falso derecho a la muerte, practicado a costa de los más indefensos.
Y es que hasta el aura revolucionaria puede servir de excusa para la mala educación, en tanto el simple llamamiento a respetar la vida humana pierde para algunos su carácter radicalmente ético por el mero hecho de utilizar la burguesa urbanidad.

Empezar el domingo leyendo su entrada , es un placer.

Siga reflexionando y compartiendo. Qué falta nos hace esta educación. País triste de brincas y de desprecios.

Vamos una vuelta a la hipocresía. En fin. La mala educación puede ser lo que dice el autor, pero también, y en la mayoría de los casos, no es más que una transgresión de lo que la mayoría (y en bastantes casos, peor aún, los poderosos en un contexto determinado) entiende como correcto.
Por lo demás, en mi opinión, lo equivocado de este post es el tono de reprimenda en el que está formulado. Otra cosa sería si enfocase lo de la buena o mala educación como uno de esos muchos juegos en los que participamos en esta vida. Pues lo cierto es que ser considerado como bien educado puede aportar muchas ventajas (al tiempo que deja contentos a los demás), de ahi que se razonable proponerse ser bien edudado. Pero repito, el tono del artículo es un poco cursi (es bien educado y no buen educado como escribí antes).

Vamos una vuelta a la hipocresía. En fin. La mala educación puede ser lo que dice el autor, pero también, y en la mayoría de los casos, no es más que una transgresión de lo que la mayoría (y en bastantes casos, peor aún, los poderosos en un contexto determinado) entiende como correcto.
Por lo demás, en mi opinión, lo equivocado de este post es el tono de reprimenda en el que está formulado. Otra cosa sería si enfocase lo de la buena o mala educación como uno de esos muchos juegos en los que participamos en esta vida. Pues lo cierto es que ser considerado como buen educado puede aportar muchas ventajas (al tiempo que deja contentos a los demás), de ahi que se razonable proponerse ser buen edudado. Pero repito, el tono del artículo es un poco cursi.

A este mundo(se entiende,el de los humanos) no pocas veces lo salva de la esclerosis la pura grosería.La grosería como oxígeno y derribo de monumentos (esos humanos,demasiado humanos).

Me gustaba este señor como ministro y me gusta como bloguero.

Hoy resulta extraño leer terminos como: ejemplaridad, imitar , referencias cuando lo que esta en boga es yo soy la medida de mismo y el modelo es el que se ha hecho si mismo, si la posmodernidad ha hecho desaparecer modelos ejemplos y referencias a que nos referimos cuando hablamos de mala educacion o la posmodernidad es un mito que solo existe en la mente de algunos intelectuales y los hombres seguimos necesitando de modelos a quienes imitar

No quiero ser maleducado, pero me extraña que una persona con tantos pergaminos caiga en el mal uso del verbo adolecer. Se adolece de algo malo: un vicio, una enfermedad, penuria económica, pero por favor, nunca de una adecuada educación. Tal vez lo que quiso decir es que incluso con modales depurados no es difícil encontrar quienes carecen de una adecuada educación.

Hizo mucho daño aquella boutade que decía: "Prefiero pedir perdón a pedir permiso".

Señalar los defectos ajenos es de muy mala educación

Me ha encantado este articulo, realmente interesante, saludos

http://bertikal.com/tienda.php

Creo que este artículo es el mejor que he leído en muchos años y quería manifestarlo. Sobran comentarios. Gracias por publicarlo.

La mala educación, para los pijos, es la cultura de los pobres.

"Asco" es una palabra fuerte. Nos advierten que no es educado utilizarla. Pero yo adoro esa mala educación -fruto de una convencional educación sentimental- de formidables y sublimes autores como son Bernhard o Handke, que dicen sentir un asco moral tal que acaba convirtiéndose en físico.
Prefiero a los maleducados entonces, a los fuera de forma, como dice Gombrowicz.
Buen fin de semana.

Todos conocemos la educación en culturas pasadas, y por desgracia algunas actuales, donde se cometían, y cometen, aberraciones con naturalidad sintiendo que esos procederes son justos, porque las tradiciones se lo dictan.
Imagino que la buena educación debe de centrarse, en la ética como prioridad, con el objetivo de una evolución, en aras de instaurar justicias y políticas sociales, en los pueblos.
Por desgracia, están vigentes actuaciones camufladas en los medios, u otros colectivos, que predican con la intención de sacar provecho para sus causas.

Al poner la mirada sobre las personas y su proyección en el entorno, hemos de convenir que nacemos con una natural tendencia individual heredada, y que la educación recibida solo condiciona.
Como las plantas que buscan el rayo de luz inclinando el tallo y las hojas buscando el desarrollo y el crecimiento, así las personas.
Ahí empieza a funcionar el mecanismo del libre albedrío.
En la elección de las funciones y los medios utilizados para ascender en busca del crecimiento y las mejoras, no siempre a cualquier precio.
La educación es una muestra elegante en las relaciones personales, pero hay que separar lo educado de las malas intenciones, pues desde la sonrisa más encantadora a veces se ha mandado al otro mundo y sin pestañear a gentes pobres y desgraciadas.
Educadamente se puede ser cruel, o incluso estar enfermos de maldad por dentro y ejercer desde la más impoluta de las formas una cortés crueldad.
O avaricia desmedida.
Sonriendo y saludando, o incluso bendiciendo a dos manos de forma irreprochable.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El salto del ángel es un espacio de reflexión, de pensamiento sobre la dimensión social y política de los asuntos públicos, sobre la educación, la Universidad, la formación y la empleabilidad. Busca analizar los procesos de democratización, de internacionalización y de modernización como tarea permanente, con una actitud de convicción y de compromiso.

Sobre el autor

Angel Gabilondo

Ángel Gabilondo Pujol es Catedrático de Metafísica de la Universidad Autónoma de Madrid, de la que fue Rector. Tras ser Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, ha sido Ministro de Educación.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal