Francisco Peregil

Sobre el arte de no responder a una buena pregunta

Por: | 06 de enero de 2013



Fíjense en el minuto 14:45 de este vídeo. La entrevista se produjo el viernes en el canal venezolano Telesur, a pocas horas de que se eligiera la junta directiva del nuevo Parlamento. Nicolás Maduro, vicepresidente del Gobierno nombrado a dedo por Chávez como su propio sucesor en caso de muerte, se sometió durante una hora a las preguntas de... ¿quién? ¿Un periodista extranjero? ¿El director de algún medio venezolano crítico con el Gobierno? Nada eso. Lo entrevistó el periodista y actual ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

El librito azul que Maduro no suelta en ningún momento de la entrevista es la Constitución del país. “Esta Constitución bolivariana promovida por Chávez en 1999. “Primera Constitución hecha en un debate público con el pueblo, primera Constitución aprobada, en la historia de nuestro país,  por un referéndum, después de un gran debate público”. (minuto 9:23). Maduro quiere, de una vez, dejar de “estar por las ramas”. Y como no pretende por las ramas, lee dos artículos que contemplan la ausencia del territorio  nacional por parte del presidente (235) y cuáles son las faltas absolutas del mandatario (muerte, renuncia, destitución…) y cómo abordarlas. Eso se recoge en el artículo 233 y Maduro lo lee. Atención ahora...

Después de casi 14 minutos de monólogo, el ministro de Comunicación le pregunta:

Hay una [causa] que eventualmente podría ser enarbolada por los factores de la oposición venezolana, que es la que dice: “Su incapacidad física o mental permanente [el ministro entrevistador recalca esta palabra levantando el dedo] certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional”. Ésta, eventualmente ellos [la oposición] podrían enarbolarla y promover una junta médica que determine cuál es el estado de salud del comandante Chávez.

Y Maduro le responde no respondiéndole:

Si nos vamos… Si tocamos piso, a la realidad de hoy…, cuatro de enero, y a la batalla que está dando el presidente Chávez, y al funcionamiento de las instituciones venezolanas, sencillamente ninguna de estas causales puede ser enarbolada por la oposición venezolana, porque ellos están trastocando la Constitución. El 233 es el que establece…

El vicepresidente continúa hablando durante dos minutos sin responder algo muy concreto: por qué el Tribunal Supremo no puede designar una junta médica para certificar cuál es el estado de salud de Chávez. ¿Cuál sería el inconveniente de que se promoviera una junta médica? Su ministro le echa un cable:

O sea, que ninguno de los supuestos del artículo 233 tiene viabilidad en estos momentos para activar la falta absoluta.

Y él asiente:

Correcto. En todo caso, tendríamos que ir al artículo 231, que es el que sustenta constitucionalmente el acto que está fijado para el 10 de enero…

El ministro lo interrumpe por primera vez:

Pero… Disculpe que le devuelva yo al 233 porque sé que esto genera polémica… Para leer ésta, que tiene que ver eventualmente con la enfermedad del presidente, que como usted ha dicho, está en una batalla por su salud que el mundo entero es testigo de esa batalla. Pero fíjese: [el ministro de Comunicación vuelve a leer la frase del artículo 233] habla de la capacidad física o mental per-ma-nen-te [y vuelve a levantar el dedo para recalcar esa palabra]. Utiliza la palabra permanente, que debe, además de ser permanente, [ser] certificada por una junta médica, designada por el Tribunal Supremo de Justicia. Pero el Tribunal Constituyente no se queda allí, sino que dice que debe ser, además, aprobada por la Asamblea Nacional.

¿Pero cómo podrían esos médicos venezolanos saber si la incapacidad es o no permanente si no se les permite viajar a Cuba? En cualquier caso, Maduro se las arregla en su respuesta para ni siquiera mencionar a la junta médica:

Correcto. Hay un conjunto de causales y mecanismos para certificar que hay una falta absoluta. Y luego, la Constitución, el Constituyente, estableció qué se haría en cada momento en que pudiera presentarse. En el caso de que una falta absoluta se presente antes de la toma de posesión hay una forma de actuar.  En el caso de que se presente antes de que se cumplan los cuatro años del ejercicio presidencial, hay otra forma de actuar.

Maduro sigue hablando sin afrontar la pregunta. Hasta que en el minuto 20:45 se eleva mucho más allá de las ramas y dice:

Y la Constitución establece que, en todo caso, como formalismo [la palabra formalismo no aparece en ninguno de los 350 artículos de la Constitución, ni en la disposición derogatoria, ni en las 18 disposiciones transitorias ni en la disposición final] debe presentar su juramento ante la Asamblea Nacional el 10 de enero. Pero ya el 10 de enero comienza el nuevo periodo constitucional y él continúa en sus funciones. Y de acuerdo a como establece la Constitución, se establecerá el momento en que pueda prestar juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia.

A la altura del 21:10 han transcurrido siete minutos sin que Maduro haya respondido por qué no se considera una causa de “falta absoluta” el hecho de que una junta médica designada por el Tribunal Supremo certifique la incapacidad física o mental permanente de Chávez. Y su ministro nunca volvió sobre la cuestión que “genera” tanta “polémica”. Polémica resuelta, pues.

Hay 14 Comentarios

El otro hueco es: "si no está presente el 10 de enero, lo hará ante el TSJ" .... jajaja CUANDO??? .... los constituyentes no se hicieron esa pregunta??, de paso Villegas debió preguntar también...

Si... el pequeño detalle que no menciona Maduro, es porqué no se nombra una junta médica... claro, eso ni por el carajo, porque evidentemente pudiera activar la falta absoluta... está agarrándose del "hueco" de la constitución, porque menciona como falta ab. muerte, enfermedad, renuncia, etc. ... Ajá y si el tipo no se presenta como se llama eso??? Evidentemente esto no está en la Constitución, pero a los chavistas no les importa... Igual les pregunto y fuese Capriles el que no se hubiese presentado a la juramentación, que dirian??

"Sobre el arte de no responder a una buena pregunta" podría darnos un curso completo don Juan Carlos de Borbón y Borbón... Mariano Rajoy tampoco lo haría mal. ¿No te parece, Peregil?

La gente que afirma que contesta las preguntas deben ser muy aficionados a la literatura "magica" latinoamericana.

PUNTO 1- EL SEÑOR PEREGIL NOS INSISTE EN QUE NUNCA SE CONTESTA A LA PREGUNTA CUANDO SI SE LO HACE (OBVIAMENTE PRESIONADO POR EL ENTREVISTADOR) Y EN FORMA POSITIVA, VEAMOS ---- "Correcto. Hay un conjunto de causales y mecanismos para certificar que hay una falta absoluta. Y luego, la Constitución, el Constituyente, estableció qué se haría en cada momento en que pudiera presentarse. En el caso de que una falta absoluta se presente antes de la toma de posesión hay una forma de actuar. En el caso de que se presente antes de que se cumplan los cuatro años del ejercicio presidencial, hay otra forma de actuar. PUNTO 2- OJALA ALGUNA VEZ ESPAÑA TENGA UN MINISTRO QUE INTERROGUE A UN JEFE DE ESTADO (DE HECHO) DE LA MISMA ESPAÑA EN ESTA FORMA YA QUE NO HAY CASI PERIODISTAS QUE SE ANIMEN A INSISTIR Y PRESIONAR POR UNA RESPUESTA MOLESTA EN ESPAÑA (IMAGINAN LA "ENTREVISTA" AL REY DEL OTRO DIA, HECHA DE ESTA FORMA ?! )

Es por ello que la figura de la no reelección presidencial, se hace tan importante,

Uno de los problemas de la democracia, es que si los que ganan unas elecciones, utilizan desde el primer dia todo su poder ejecutivo para socavarla, eliminando la división de poderes, utilizando los recursos económicos del estado, adoctrinando permanentemente desde parvulario, empresas, publicidad gubernamental obligatoria, desequilibrando a su favor los medios de comunicación, mediante la no renovación de concesiones, extorsion y amenazas a las demás, etc..., Entonces a los partidos opositores, y al ciudadano mismo se le hace muy difícil o casi imposible, revertir la situación mediante unas elecciones cada vez menos democráticas.

Es mi modesta opinion,pero vi la entrevita por CN.y creo ver en algunas pegntas un gesto de sorna,de burlas,un dese d hacerlsentir apurado.Me equivoco? tal vez.Pero creo que ese ministro no esta de acuerdo con l que esta sucediendo.

Don Francisco, tiene usted pinta, nombre y apellidos de canario y además trina usted muy bien. Pero tenga usted cuidado porque el señor Maduro, aún está un poco verde. El tomate cuando está maduro, se sabe, porque está rojo, pero al aguacate hay que estarlo apretando a ver si está blando. ¿Apretó usted el Señor Maduro?.¿Se le puso rojo? ¿Lo halló duro?

Lo que pasa es que ese Villegas, tiene dos hermanos que renegaron de la revolución y ahora critican el proceso y al comandante-presidente Chávez. Se nota que está influenciado por ellos (seguro se reunieron en familia en Navidad y Año Nuevo) al hacer esa pregunta para hacer quedar mal al Vicepresidente Sindicalista Maduro.

El Pere foreve, ¡jo, cada vez me gusta más como escribe mi Pere. Por qué se habrá ido al puto Buenos Aires, con lo que necesitamos aquí a los buenos periodistas.
Angelito A

El presidente del gobierno de España responde a las preguntas que le formulan en el Congreso de los Diputados y recuerdo perfectamente haberle visto responder a preguntas de distintos periodistas que no eran precisamente afines. Creo que está fuera de lugar comparar a uno y a otro.
Queda claro que la "constitución" venezolana es un ejemplo de las constituciones nominales, clásicas de hispanoamerica. Resulta ilustrativo que siempre los lideres bolivarianos utilicen una edición liliputiense

En el cono Sur, allá por la Cruz del Sur hay varios presis y ministros que directamente ignoran la pregunta o se van tambien por las ramas.


Se ve que Maduro no es tan sagaz con lo políticos españoles. Para no tener que contestar preguntas, lo mejor es no permitir que se formulen. Esta parece ser la estrategia del presidente del gobierno de reino de España.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal para Sudamérica de El PAÍS. Está radicado en Argentina y su área de trabajo incluye Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, y Paraguay.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal