Francisco Peregil

De cómo el ministro argentino de Economía combate la inflación

Por: | 25 de abril de 2013

 



La entrevista se produjo hace varios meses, pero fue conocida ayer. Un canal griego envió a una periodista a Argentina y ésta entrevistó al ministro de Economía, Hernán Lorenzino. Todo parecía transcurrir con normalidad hasta que a la reportera incurrió en un la indelizcadeza de preguntarle por la inflación. O sea, por el fantasma de la inflación. En Argentina, la oficial ronda el 10%, pero los sindicatos firmaron el año pasado acuerdos salariales superiores al 20%. Este año reclaman entre el 25% y el 30%. Los sindicatos no creen en la inflación oficial y el Fondo Monetario Internacional. Por eso, este organismo emitió el pasado febrero su primera declaración de censura a un país. Y advirtió a Argentina de que tiene de plazo hasta el 29 de septiembre para arreglar "la falta de precisión" de sus estadísticas. Con esos antecedentes, veamos lo que ocurrió en la entrevista.

La periodista plantea:

 

-Tengo una pregunta muy sencilla para usted, que parece muy complicada estos días. ¿Cuál es la inflación de la Argentina en estos momentos?

-Las ehh... las estadísticas oficiales de... de Argentina registran mes tras mes la inflación y ésa es la inflación con la cual…. Es la única inflación posible… el único, eh... eh... la única oficina pública.. eh... encargada y con capacidad técnica para medir... eeeh... la... cualquier estadística es el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos que depende del Ministerio de Economía.

-¿Pero cuánto es?

-A ver.. el... la...

-En este momento.

-Creo que el... acumulado de estos 12 meses es 10.2… Me puedo estar equivocando... 10,2. Me puedo estar equivocando en...sss..la... décima. El acumulado anual... eh... de acuerdo a la última... eh... reporte de inflación es de 10,2.

-El FMI en diciembre dijo que impondrá sanciones al país por las estadísticas defectuosas que ustedes difunden, ¿qué van a hacer al respecto?

-Mire... Le vuelvo a repetir... Creo que eeeh... es un...

En esos últimos puntos suspensivos está la clave. Ahí es donde empezó lo que en los medios más críticos respecto al Gobierno dieron en llamar un "papelón" internacional. El ministro vuelve la cabeza y pregunta a su asesora de medios.

¿Puedo cortar esto?

Y claro que se podía cortar. ¿Para qué están las entrevistas, si no es para cortarlas ante cualquier pregunta más o menos incómoda?

Y vuelve a preguntar Lorenzino:

No sé, no sé, no sé... ¿Puedo cortar esto un minuto?

Ya con la imagen cortada, pero con el sonido -los dichosos micrófonos que se quedan abiertos- grabándose, el ministro confiesa:

Me quiero ir. Y además, hablar sobre las estadísticas de inflación en Argentina es complejo. ¿OK? Prefiero quedarme con la última respuesta que te di y no ahondar en el... en el tema, ¿OK?

Y después la asesora de Lorenzino ilustra a la periodista griega, por si no se había dado cuenta todavía de lo absurda, inconveniente y descaballedo que es preguntarle al ministro de Economía por la inflación:

Hay un tema que nosotros... el ministro de Economía tiene... Quizás es difícil de entender para alguien de afuera, ¿no?

Muy difícil, incluso, hasta para algunos argentinos.

-Sí, explícame-, contesta la periodista a su interlocutora en un tono como el de esos pistoleros tan seguros de sí mismo que dicen "venga, dispara, hombre, alégrame el día".

-La verdad es que hablar de la inflación, cuando nosotros no hablamos habitualmente ni con los medios argentinos de la inflación.

Y la periodista extranjera responde en su particular español:

Pero no sé... esto sí habla por la inflación. Pero es el primer tema de la economía ahora. Si se van a la calle todos dicen que hay mucha inflación, hay mucha inflación. No es posible que yo no pregunto esto. Es como yo no hago mi trabajo bien.

Al rato, la etiqueta #mequieroir hacía furor en Twitter. El compañero Martín Caparrós preguntaba:

¿Cuánto hace que un político no sintetizaba tan bien el sentimiento de tantos argentitos?

Ya deben estar haciéndose camisetas o franelas con la frase. El gran negocio sería encontrar un sitio donde las vendan al precio de la inflación oficial. Para después revenderlas por algo más del doble. Pero antes habría que dar con el sitio.

 

 

 

 

Hay 51 Comentarios

Tambien los españples se quieren ir.. es mas se estan yendo y precisamente a la Argentina, que mierda hablan, saqueadores de los fondos provenientes de Bruselas.

santi: anímate y cuéntanos una de vaqueros! Toma ejemplo de RAJOY, CUYAS conferencias son mediante plasma, shico!!

Y si así es el gobierno, roban los euros por kilos, la gente se muere por falta de obras publicas y de inversión, quieren controlar los 3 poderes y no saben ni hablar.

siempre es mejor mirar "lo mal que lo hacen los argentino" así por lo menos parece "lo bien que lo hacemos los españoles"

Claro... hace muuuuuucho tiempo había tanto dinero como (proporcionalmente) oro en las arcas de los estados. Luego se basó en el dólar americano (hasta que los franceses se dieron cuenta de que estaban tangando a todo quisque) hasta que ahora... ahora... bueno, ahora el dinero se puede fabricar a mansalva, se disparan los precios del suelo y las hipotecas (que no entran en el cálculo del IPC, uno de los medidores principales de inflación) al mismo tiempo que se subvencionan masivamente los productos agrícolas de primera necesidad (para que no suba proporcionalmente el precio del pan), así que...

¡Claro! ¿Cómo coño pretenden que un ministro sea capaz de explicar algo tan complicado? La única forma concisa de decirlo sería: "pues sí, os estamos robando para poder forrar a los 1500 de la lista Forbes". Pero... en fin, es más sencillo decir simplemente: "me quiero ir"

El tema es sencillo: si la presidenta es una ignorante y mentirosa compulsiva (dice ser abogada y jamás acabó la carrera), a partir de eso, nombrar a este personaje como ministro de economía es anecdótico. Por ejemplo el vicepresidente tiene juicios por mal desempeño, utilización de informacion privilegiada, etc. Que hacen? Pues al Fiscal y al Juez lo sacan del caso y ponen juez y fiscal que acepten los lineamientos del "modelo" que genera la Sra. Kirchner. el juicio se "encajona" y no se mueve más. Así va la Argentina, de donde me fui hace 24 años, por no poder aguantar la ignominia en que se vivia...

A comentario de Santi: seguro que usted no vive en el país y ad emás ES UN GRAN MENTIROSO, porque las barbaridades que dice son inaceptables. Han disminuído las reservas de Banco Central, las reservas energéticas, tenemos una de las inflaciones más altas del mundo lo que está generando EL CRECIMIENTO DE LA POBREZA y el decrecimiento del PIB, precisamente por eso. Y si esto fuese poco encima han aprobado una ley que modifica la actuación de la justicia, mofificándola a su conveniencia, aún en contra de la Constitución Nacional. ¡Pobre país!.

Lo que da es pena.

Si uno se guía por las caras para calificar a algunas
personas, en este caso hasta su cara es de un estúpido.
Lamentable para mí como argentina, pero desde CFK hasta el último funcionario sólo se caracterizan por corruptos, por capacidad ninguno.

no entiendo la saña de los españoles en lo relacionado con argentina, ni la defensa a ultranza de los argentino en defender situaciones de sus gobernantes, esto no es un partido de futbol.

Savater decía algo así como que... El gran problema de los gobernantes es que se parecen demasiado a los pueblos que los eligen.

jajajajaja de terror!!!!!!!! Impresentables!!!

A mesma retorica dos governos manipulados pelo irmaos CASTROS...

¿Pero es que no tienen plasmas en Argentina?

lo que me jode respecto a este incidentito es que la periodista-economista griega ponga la inflacion como problema principal de la economia y que no lo sean el deficit, los ajustes, el desempleo, la pauperizacion progresiva de la poblacion de su pais y asi varios temas. y me jode que lorenzino no pueda decir, (en algun momento de la historia habra que decirlo), no flaca, mira, que la inflacion sea el centro de la economia lo dijo milton friedman y por hacerle caso asi nos fue. pero decir eso no se puede, ni siquiera en un off y menos a alguien tan cargado de ideologia.

No nos riamos demasiado porque aquí en España ocurrió algo parecido hace un añito con el dato del déficit público......no éramos capaces de precisarlo....

Todos los gobiernos del mundo tienen planes, manejan las cuentas nacionales con objetivos basados en planes para hacer lo que mejor consideran para sus poblaciones. En el "serio" Uruguay, toda la vida se quitan y sacan productos de la "canasta básica" para evitar el ajuste de las jubilaciones, por ejemplo. Ni que hablar de las cuentas de los EEUU, que como todos sabemos están completamente dibujadas.... Lo que sé es que en Argentina el PIB crece, la pobreza disminuye, y los precios son 4 veces menores que en Uruguay. Y a los que no estén de acuerdo con el actual gobierno, tienen muy pronto la oportunidad de sacarlos en las elecciones.

Cristina ha sido elegida democraticamente. Al igual que en Italia ganaba Berlusconi las elecciones años atrás, mi pregunta es..... ¿Si los Argentinos han decidio que Cristina es la mejor opción para Argentina, sin estar ella que pasaría?

Deberíamos explicarles a los argentinos el uso de las ruedas de prensa por televisor de plasma y las entrevistas sin preguntas... en eso Rajoy es un experto (aunque al final hace el ridículo igual)

escalofriante documento...

De España también nos queremos ir unos cuantos la pregunta es adonde.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!! OS JURO QUE ME HE ESTADO DESTORNILLANDO DE LA RISA POR DIEZ MINUTOS, BUENISIMO..

No llores por mi Argentina!

¿Y que esperabais...? Si cualquiera puede ser presidente...imaginaos ministro de economía...no se precisa título sino ser un ...

No sé cual es el problema: si se quiere ir, dejen que se vaya, que no se pierde mucho. Eso sí, que no vuelva

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal para Sudamérica de El PAÍS. Está radicado en Argentina y su área de trabajo incluye Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, y Paraguay.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal