Francisco Peregil

Siente un periodista a su mesa

Por: | 30 de septiembre de 2013

 

La presidenta de Argentina no concedía una entrevista desde mayo de 2009, si es que aquella ristra de preguntas complacientes  -¿"Cómo es ese genio de Cristina Fernández"?- a cargo de la actriz Soledad Silveyra puede catalogarse como entrevista. (Asómense aunque sea un minuto a la supuesta entrevista de hace cuatro años, pinchen ahí). Hace tres semanas, sin embargo, desde el sábado 14 de septiembre, Fernández comenzó a recibir periodistas, no actores. De a uno y cada dos semanas. Los periodistas, por supuesto, los escoge ella. Y los cámaras, los realizadores, los iluminadores, los editores, también. Es el equipo presidencial quien edita la entrevista, quien decide en qué canal, a qué franja horaria, qué días y en cuántas entregas se difunde la entrevista.

Cristina Fernández no ha explicado a qué se debe este arrebato de apertura democrática. Es muy probable que no tenga nada que ver con el hecho de que el oficialismo sufriera en las primarias del 11 de agosto su mayor descalabro electoral en una década. Tampoco habrá influido el hecho de que las encuestas auguren peores resultados aún para las legislativas del 27 de octubre. El caso es que la presidenta ha decidido repartir entrevistas bien troceadas y hay que agradecerlo, no sea que pasen otros cuatro años sin que se le pueda plantear preguntas a un presidente argentino. Lo único es que, tal como está concebido el asunto, suena un poco a limosna, a siente un pobre a su mesa por Navidad o un periodista por elecciones.

En la primera ocasión, el periodista agraciado fue Hernán Brienza. La televisión pública destacó estas palabras suyas después de la entrevista:

Lo mejor que tiene la presidenta es cuando sonríe (…) Me parece que conmigo tuvo una relación más personal, que de entrevistador a entrevistada.

Y estas otras:

Si me das media hora más de entrevista terminamos como dos viejos amigos que hace tiempo que no se ven.

La última pregunta –minuto 32 del vídeo que encabeza este blog-- fue:

-¿Qué cree que le diría a usted esa piba de 20 años [Cristina Fernández] que corría en zapatillas por los bosques de Ezeiza?

-Aayhhhs! ¿Qué me diría?

De pronto empieza a sonar una musiquilla, la cámara enfoca un micrófono tipo El Loco de la Colina y se lee: "…Próximo sábado". Y así nos enteramos de que la entrevista iba troceadita, en porciones. Hubo que soportar una semana entera con la insufrible desazón hasta que el sábado 26 de septiembre se emitió en la televisión pública la segunda parte de la entrevista. Y la respuesta:

 

 

 

¡Aayhhhs! ¿Qué me diría? Bueno: lo hiciste, finalmente.

Las preguntas que siguieron fueron de este jaez:

 -¿Nunca se pregunta cómo llegué hasta acá?

O bien, en el minuto 16 del vídeo:

-Usted dijo alguna vez que su preferido era [Manuel] Belgrano [1770-1820].

-Sí, lo amo. Yo hubiera sido su mujer, hubiera tratado de seducirlo… [risas] en aquella época…

-Igual Belgrano era…

-Era muy mujeriego, sí, ya sé.

-Y las dejaba rápido.

-No sé si me hubiera dejado a mí.

-¿Por qué Belgrano?

-No sé si me hubiera dejado a mí, no sé si me hubiera dejado a mí.

-¿Usted tiene fé?

-Una fe bárbara.

En la siguiente entrevista, la del sábado pasado, el agraciado fue el periodista de temas del espectáculo y del corazón Jorge Rial.

 

Durante la primera pildora de media hora con que la presidenta tuvo a bien obsequiar a los argentinos se habló de sus calzas, de cómo fue la última noche de Néstor Kirchner, de cómo el papá de Fernández no tragaba a Néstor Kircher, de como Néstor Kirchner la protegía a ella, de quién la protege ahora, del cepo cambiario, que por supuesto no existe (según Fernández), del conflicto con el campo en 2008, de que Néstor Kirchner se dormía con el control remoto de la tele en la mano...  La cosa se iba pareciendo  a esos libros de memorias que los jefes de Estados escriben cuando ya se han ido y no hay manera de venderlos.

Pero quién sabe; quizás un sábado de estos igual encontramos alguna pregunta que nos sorprenda. O una respuesta que nunca hayamos escuchado.

 

 

 

 

Hay 9 Comentarios

Acá en Agentina, nadie cree una palabra lo que dice esta mujer, y encima reporteada por este tipo de la TV basura

Es cierto, periodistas serios son los que trabajan en los medios del gobierno. Ellos sí que nos cuentan la posta de lo que pasa!

Todo lo que dice y hace la Presidente Fernández y su secu...quito, se encuadra en aquello que, en literatura, se denomina como realismo mágico. La Argentina vive en una ficción económica y política. Por consiguiente, un relato como el del Kisnerismo, necesita periodistas de ficción que cobran muy bien por su participación. Dios los cría y el viento los amontona.

Nelson Castro, Leuco, Magdalena Ruiz Guiñazú, Pepe Eliaschjev, María O´Donnell, serios?

prestigiosos periodistas ???Nelson Castro, Leuco, Magdalena Ruiz Guiñazú, Pepe Eliaschjev, María O´Donnell
No jodas periodistas del grupo clarin si !! claaro los de clarin miente !!

muy buena entrevista a la mejor presidenta que tuvo la argentina en su historia. nelson castro y compañia son cipayos de la basura de magnetto o videla es lo mismo

El escándalo mediático abierto en México por la conductora peruana Laura Bozzo, ahora estrella del monopolio Televisa, evidencia que los conflictos de la prensa y los medios tienen su origen en su mala calidad, partidarismo, instrumentalismo y su parcialidad y no en el autoritarismo e intolerancia de gobiernos como el de Venezuela, Bolivia, Argentina, Ecuador, etc, tal como se pretende

Maaaa....cuando se va....?

Bueno, demasiado caritativo decir que CFK sentó un periodista a su mesa, diría que sentó a un chimentero. Un periodista en serio REPREGUNTA y no se queda con el relato lleno de mentiras o verdades a medias. Por ese motivo no invita ni invitará a prestigiosos periodistas como Nelson Castro, Leuco, Magdalena Ruiz Guiñazú, Pepe Eliaschjev, María O´Donnell,

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal para Sudamérica de El PAÍS. Está radicado en Argentina y su área de trabajo incluye Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, y Paraguay.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal