La pura mezcla

Por: | 10 de agosto de 2007

En vez de decir “ahora” dicen “ahoritinga” y a las jóvenes no les dicen chicas sino “peladingas”. En un periódico de un día cualquiera de julio, en la sección dedicada a actos sociales se felicitan los cumpleaños de Onitza, Carol, Katherine, Wilmer, Brishelly, Rashid, Vianca, Said Alexander, Yoselin y Carlitos, entre otros. Esto es Santa Cruz de la Sierra y es la pura mezcla. En 1904, vivían aquí 25.000 habitantes. En 1958 eran 50.000. En los datos que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) como proyecciones para el 2006, son 2.367.440 las personas que viven en el departamento y 1.397.000 las que lo hacen en la capital. Pero ahoritinga seguro que esas cifras caducaron ya, que son muchos más. Y el 72% de todos ellos votaron, en el referéndum de julio de 2006, a favor de la autonomía departamental.

Img_8498 Durante la colonia, Santa Cruz fue sólo un pueblo de frontera que debía poner freno al avance de los bandeirantes que venían desde Brasil. “A comienzos del siglo XX, no era nada más que una aldea”, dice Germán Antelo, ex presidente del Comité Cívico de esta ciudad. Explica que en la década de los veinte se encontró petróleo, que luego en los treinta fue la guerra del Chaco y que poco antes, en 1931, ya se había pedido una reforma descentralizadora que Salamanca, el entonces presidente, vetó. “Cuando se decidió repartir los beneficios del petróleo entre los nueve departamentos (11% para cada uno), empezó la lucha para que esos fondos los administráramos nosotros, y poder así conseguir lo que nos faltaba: agua, luz, pavimento”.

Carlos Dabdoub, secretario departamental de Autonomía, Descentralización y Desarrollo Democrático sintoniza con Antelo. Ambos quieren subrayar que la batalla por la autonomía no es algo reciente, que viene de lejos y que es el resultado del aislamiento en el que ha vivido Santa Cruz. “El Comité Cívico se fundó en 1950”, cuenta. Hacia 1959 se aceptó que las regalías del petróleo las administraran los departamentos y empezaron a llegar a mediados de los sesenta. “En 1964 se colocó la primera loseta hexagonal, un símbolo de que podíamos empezar a construir nuestra propia ciudad”.

Dabdoub reconoce que crecen las tendencias separatistas en determinados sectores. Antelo insiste en que la autonomía nada tiene que ver con la independencia: "Las autonomías son las que garantizan la unidad de Bolivia; el centralismo es el que puede terminar rompiendo el país en dos partes". “Aunque nos traten de regionalistas y racistas, aquí viven 120.000 cochabambinos, 100.000 paceños y unos 90.000 chuquisaqueños y el sentimiento de bolivianidad está garantizado. No somos, eso sí, ni acomplejados ni resentidos. Esta ciudad es un crisol de culturas diferentes y es una sociedad abierta”, dice Dabdoub, pero seguro que lo hubiera dicho también Antelo.

Branko Marinkovic, el actual presidente del Comité pro Santa Cruz y al que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) ha anulado “los obrados de las concesiones Yasminka y Laguna Corazón” de su familia, es muy crítico con el gobierno. “El MAS se aferra al centralismo”. “La Asamblea Constituyente es un caos que ha terminado afectando a la economía y que va a pagar la población”. “Las demandas de autonomía indígenas pueden derivar en el peor de los racismos”.

En lo que está pensando Marinkovic es en uno de los textos del borrador de la Constituyente que dice: “Cada entidad indígena, originaria y campesina definirá en sus estatutos los mecanismos de participación de la población no indígena, originaria y campesina”. A los cruceños, desde el otro lado, se los ha atacado por haber reclamado en su borrador de estatuto de autonomía atribuciones para regular la migración de campesinos occidentales a Oriente. En uno y en otro sentido, son signos preocupantes. Ahí tienen origen las tensiones tan graves que agitan al país. Unos y otros debían ir pensando en que la igualdad jurídica de los ciudadanos ante la ley es un concepto intocable.

Hay 16 Comentarios

Siento haber transcrito mal las expresiones cruceñas. Las escuché en una conversación y, por lo que veo, las transcribí mal. Mil disculpas. Sobre el libro del general Rojo: no está aún disponible en Bolivia. En cuando a quienes critican la parcialidad del texto, en éste se recogen las opiniones de gente que defiende la autonomía de Santa Cruz. Forma parte de una serie, en la que se defienden también otras posturas.

con todo respeto,esperava algo mas,le sugiero leer Pueblo Enfermo,de don Acides Arguedas,claro,si tiene un tiempingo.

este reportaje es solo una descripcion de las versiones del Comite Civico de Santa Cruz , sin analisis,un escolar con una grabadora en mano habria hecho mejor su " tarea", leerlo es una perdida de tiempo.

Jose: Juntos pero no revueltos, Bolivia es grande y tenemos muchos indios, los Quechuas no son Bolivia, son una parte de el, no obstante donde vas en Europa o cualquier otro pais la imagen que se vende es un Tiahuanacu, un Indio con pollera y una chola vendiendo limones.
Eso no es Bolivia, es una parte de ella y no nos cansaremos de pelear por que el Bolivia del que se habla cubra a todos no a los de gobierno de turno.
Comunismo?? Socialismo?? vamos hombre que pobres ignorantes no se dan cuenta que desde que el hombre tiende a superarse no es capaz de vivir en un mundo de bien comun, aprendan de la union Sovietica, si quieren un sistema socialista de ejemplo como los suecos y los paises nordicos primero tenemos que llegar al nivel de civilizacion que tienen ellos donde cuando se pone un puente se pasa por el y se paga peaje no se busca atajos y se corta caminos para no pagar y despues quejarse por que se cayo pues no quedaron recursos con que mantenerlo.
El problema de Bolivia al igual que todo el mundo latino es MENTALIDAD.
Civilicemosnos, estudiemos, ganemos cultura y sobre todo tolerancia, como dijo el sabio Gandhi: "La intolerancia en si es un acto de violencia"
Aprendamos a tolerarnos entre paisanos de otra forma viviremos como el medio oriente , en el cual si no pelean con el vecino pelean entre ellos.

he leido su articulo y me parece muy poco como producto de un viaje tan largo, es poco costructuctivo no informar del atropello A las libertades ciudadanas realizada por el grupo de poder actualmente en funcion de gobierno bajo un constante acoso e intimidacion mediante los organos represores del gobierno, el cual trata de imponer su criterio atropellando todas las normas legalmente constituidas, siguiendo las recetas propias de las tiranias obsoletas del siglo pasado ya derrotadas por el PENSAMIENTO LIBRE
BOLIVIA "MULTICULTURAL MULTIETNICA TUMBA DE TIRANOS Y AVENTUREROS"
SANTA CRUZ "CRISOL DE LA LIBERTAD"

me parece interesante su artículo aunque breve, por si acaso acá decimos "ahoringa" y no entiendo la razón del título de su artículo.

como estudiante de periodismo me esperaba al fin un trabajo serio y profundo de alguien que tiene la oportunidad de trabajar en el exterior y tiene contacto con verdaderos periodistas, lamento ver que este no es el caso.

Sr. Rojo:

Primero que nada, quisiera hacerle una pequeña corrección, en Santa Cruz, así como en toda la región de los LLanos Orientales que está conformada por los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando, no se utiliza como diminutivo de ahora la palabra "ahuritinga", sino que decimos "ahuringa" y de la misma manera a las jóvenes o adolescentes se les dice "peladas", "peladingas" es una palabra utilizada para describir a una niña o jóven infantil.

Por otro lado me parece que ha plasmado de forma objetiva la lucha de mi pueblo por su autonomía; sin embargo, me parece que podría ser un tema para un trabajo más extenso y de esta manera informar mejor a la comunidad internacional; que sólo tiene una versión, que en la mayoría de los casos coincide con aquella que se maneja en los "canales oficiales" de información.

Asimismo, quisiera saber dónde puedo conseguir su trabajo acerca del General Rojo de quien según tengo entendido decienden los Rojo en Bolivia y a cuya rama asentada en Santa Cruz de la sierra, pertenece la familia de mi abuela materna, cuyo apellido es rojo

"Ahuringa"acabo de ver esta nota del comite,me imagino que seguira entrevistando a muchisimos mas sectores sosiales.

Un articulo interesante el suyo, lamentablemente algo tan simple de entender como la necesidad de respetar esa igualdad entre los miembros de una sociedad es lo que se cuestiona por quienes obtuvieron una mayoría aplastante en las últimas elecciones. En verdad Santa Cruz y los otros departametos de lo que se considera la "media luna" son el último reducto de lo que Bolivia es o fue en esencia: un país democrático y libre.

la igualdad jurídica de los ciudadanos ante la ley es un concepto intocable.
completamente de acuerdo a este texto que tu escribes
el motivo de regular la migración de campesinos occidentales a Oriente. es que se realizan en grandes masas y los dineros de coparticipacion que entrega el estado a cada region por el numero de habitantes se queda en sus lugares de origen. entonses ellos llegan a santa cruz y el estado no traspasa estos recursos a Santa Cruz y lo que sucede es que cada vez el departamento tiene pocas pocibilidades de atenfder las nesecidades de los recien llegados. entonses de eso se trata el regular la migracion poniendo en participacion al estado con las transferencias de estos recursos

Acabo de leer tu ensayo. Despues me di una vuelta por los otros. Son muy interesantes. Sin embargo, parece faltarles algo. Como si guardaras el final del texto. Quizas es porque estan escritos para el publico europeo que no conoce mucho de la historia boliviana y prefiere un cuadro pintoresco (aunque incompleto). Saludos desde EEUU.

Mi nombre es Javier Morales, soy Boliviano radicando en Mexico. Me gusto el articulo puesto que es la realidad vista desde otro punto de vista, muy interesante por cierto, por lo que tengo entendido usted hizo un trabajo un poco mas profundo acerca de la realidad Boliviana, y mas proximo a la realidad creceña, estaré entrando a ver si esta el trabajo completo, muchas gracias de antemano
Atentamente
Javier Morales R.

Hola. Le escribo desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Coordino para un periódico de mi estado natal, "El Heraldo de Chiapas", una sección donde se reseñan y comentan páginas de internet. Hace algunos meses revisé la página donde su blog se alberga, ElPaís.com, y me interesó lo suficiente para considerarle un texto llamado "El distraído en su rincón", y que se publicó en el impreso de circulación local y en la página Web del mismo medio, en la siguiente referencia:
http://www.oem.com.mx/elheraldodechiapas/notas/n376156.htm, esperando sea tan amable de revisarla, al menos, y enviarme sus comentarios a mi correo electrónico (rivera45@gmail.com). Espero me recuerde todavía: tuve la indecencia de mandarle en archivo PDF una breve compilación de relatos escritos por jóvenes de mi estado, con un correo adjunto del cual nunca tuve respuesta. Probablemente, y lo entiendo, esté ud. ocupado en los menesteres propios de un escritor profesional, y sobre todo, con una misión ardua, hispanoamericana, tanto que no tomar en cuenta a una región como la nuestra no representa ningún problema, porque al fin y al cabo, a estas alturas del partido, cualquier comentario "cuesta", y pedir una colaboración estará siempre demás.
No teniendo otro motivo para dirigirme a ud., me despido, no sin antes extenderle la invitación para que colabore conmigo, al menos, siendo lector de la humilde reseña que anteriormente refiero.

Interezante su articulo, el problema es como hacer entender a esa maza que se desplaza sin tener un norte definido y que se mueve porque un tinterillo mal informado la mueve.

No es "ahoritinga", es "ahuringa".

Slds.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e39825bf4e8833

Listed below are links to weblogs that reference La pura mezcla:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal