Los rostros infinitos de Don Juan

Por: | 20 de septiembre de 2007

Ese tarambana, ese calavera, ese seductor. El tipo que iba de mujer en mujer y al que luego el comendador arrastró a la muerte. La vieja historia de Don Juan. Viene ahora de nuevo, con sus múltiples significados –ambiguos, contradictorios, siempre incompletos y provisionales–, en el nuevo ensayo de Lourdes Ortiz. Cuentan que un mito es esa historia que protagoniza un personaje un tanto excesivo y que tiene lugar en un ámbito memorable. Se habla de mitos sobre todo cuando se piensa en la antigüedad, pero resulta que Don Juan y su historia adquieren esa categoría. Sus peripecias se han contado cientos de veces y ahora Lourdes Ortiz las recupera en su Don Juan, el deseo y las mujeres (Fundación José Manuel Lara), que hoy se presenta en Madrid.

Todo empieza en el libro de Tirso de Molina que se editó en 1630: El burlador de Sevilla. Ahí aparece ese tipo un poco chulesco que engaña a las damas para hacerlas suyas y que va de un lado a otro y que se carga en un duelo al padre de una de sus víctimas. Será éste, el comendador, el que vuelva como estatua de piedra a castigarlo, y de la mano lo arrastré al infierno.

Hay mucha sabiduría en el ensayo de Lourdes Ortiz, y una prosa que se mueve como el aire arrastrando Foto_lourdes_ortiz_05155742_3 y haciendo bailar las tantísimas versiones de la historia y sus interpretaciones. Es verdad que se centra en Tirso, Molière, Da Ponte / Mozart, Byron y Zorilla, en sus maneras de contar al personaje y de ofrecer los episodios de sus aventuras amorosas, pero por todas partes resuenan otras miradas, otros acercamientos, otras hipótesis. Y recorren el libro también Jean Baudrillard, Soren Kirkegaard, Eugenio Trías, Jean Rousset y tantos otros. Además, Lourdes Ortiz reclama a Don Juan y lo coloca en el presente. El seductor, el burlador, el hombre que celebra la vida, el apasionado, el cruel y sádico, el homosexual, el descreído: los muchos Don Juan que habitan en Don Juan se miden pues con este tiempo que nos toca vivir ahora.

Una gran sabiduría. El ensayo se centra en Don Juan, pero lo que hace Lourdes Ortiz es llenarlo con las resonancias de los tantos tiempos que el personaje habitó. Valga, para ilustrar lo que quiero decir, la reconstrucción que hace la escritora del Siglo de Oro español cuando trata de Tirso y su burlador. Surge ahí una época llena de luces y sombras, obsesionada por la fugacidad de las cosas (“el reloj de arena, la calavera, el espejo borroso”), sometida al imperio de la acción y a un ritmo vertiginoso y aplicada a “poner cadenas y mordazas, porque ya nada es seguro”.

“Es fascinante el Siglo de Oro de nuestra literatura y de nuestra gran pintura”, escribe Lourdes Ortiz. “Y es fascinante porque enseña ese mundo dinámico que tiene un lado sombrío y al mismo tiempo el desparpajo, la vitalidad de unas gentes y un pueblo que saben hacer de la calamidad virtud y que tiene ganas de gozar…”. Qué cercano parece a ratos ese tiempo tan lejano y qué próximo resulta también este Don Juan de Lourdes Ortiz.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ef6fa028834

Listed below are links to weblogs that reference Los rostros infinitos de Don Juan:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal