Latidos de nuestro tiempo

Por: | 24 de enero de 2008

Dentro de un par de meses se va a publicar la segunda entrega de la autobiografía de Julián Rodríguez. Así que corro a leerme la primera parte, que quedó traspapelada en su momento entre tanto libro. Ahí está: Unas vacaciones baratas en la miseria de los demás (Caballo de Troya). De inmediato esa impresión tan grata que ya se conocía de otros textos suyos: la ligereza de la escritura. Las palabras fluyen, van sueltas, caminan por la página como si las hubieran soltado a dar un paseo y tuvieran urgencia por disfrutarlo. ¿Una autobiografía sin haber llegado a los cuarenta? Lo es, pero no responde estrictamente a lo que se supone que da, o promete, ese género. Es otra cosa.

Se entiende, en principio, que quien decide contar su propia vida lo que anda buscando es colocar cada cosa en su sitio, hacer balance, formular una hipótesis (y una interpretación) de lo que fue, lo que es, lo que viene siendo su propia historia. Nada tan ajeno a lo que hace Julián Rodríguez. En algún lugar de esta primera parte lo cuenta: que la idea le vino en un seminario de fotografía de la Menéndez Pelayo. Estaba tratando allí de imágenes, de lo que revelan y ocultan, de cómo funcionan, de lo que de ellas puede decirse, de cómo te sacuden, de sus posibilidades artísticas y políticas… y le entraron ganas de ponerse a contar lo que va pasando. Vaya principio.

Quizá hablo muy alegremente de autobiografía, y es que tampoco tiene tanto sentido etiquetar las cosas. Hay en este libro diez momentos y un prólogo, y todo cuanto se cuenta ha ocurrido en la vida real. No hay ficción. Aparecen el padre, la madre, los hermanos y algún sobrino de Julián, unas cuantas chicas (Acacia, Lucía, Joaquina, Pascale), y luego hay historias y un montón de páginas para tratar de fotografía (aparecen o se habla de Carl Sutton, Jacob Riis, Koto Bolofo o Kzrystof Gieraltowski, por citar al azar unos cuantos nombres) y también de arte.

Y luego está Extremadura. Cáceres, Las Hurdes, Ceclavín. Sobre todo la zona de la raya entre España y Portugal. Julián Rodríguez procede de una familia campesina y ha heredado su familiaridad con la naturaleza, con la materia de la tierra, con los abruptos cambios de tiempo, con el desamparo y las sutiles variaciones de color que marcan las horas. Conoce bien sus latidos, sabe oírlos. Tan bien, por lo menos, como sabe oír los latidos de nuestro tiempo en los afanes de sus artistas. Luego está todo lo que cuentan las fotos. Pero para eso hay que sumergirse en sus historias. Dejarse arrastrar por esa prosa tan suelta que celebra el afán de conocer, de expresar, de preguntarse, de provocar, de elaborar y corregir y meter la pata. Todo eso que hacen los artistas y también unos cuantos mortales.

Hay 4 Comentarios

Hola, José Andrés.
Me alegra enormemente que hayas leído esa maravilla de libro que nos regaló Julián. Yo espero, también ansioso, Cultivos.
De Unas vacaciones hablé en mi blog, el enlace es: http://vivirdelcuento.blogspot.com/2006/09/dottore-in-niente.html

que edad es pues la adecuada para escribir una autobiografia?

Hoy he leído el muy interesante artículo que salía en la edición impresa de EL PAÍS sobre este tema... Y cuál ha sido mi sorpresa al comprobar que estaba equivocada la firma!!!! Menos mal que los que te leemos habitualmente, sabemos tu estilo y referencias.

Qué buena noticia que salga ya la continuación de Unas vacaciones baratas. Nos gustó mucho ese libro, y desde que se anunció que abría un ciclo estamos entusiasmados. Te leemos siempre José Andrés, unos apuntes sutiles y parece que sin prisas y nos gusta lo que propones por lo habitual y el modo en que lees algunos libros y escuchas discos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e550062f1f8834

Listed below are links to weblogs that reference Latidos de nuestro tiempo:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal